Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017

ADRENALINA

Mi defecto profesional sólo puede pensar en Adrenalina en términos de parada cardíaca, sin embargo, siempre me ha sorprendido ese tipo de personas que arriesgan su vida para conseguirla de forma más natural.
Mito y yo estuvimos en Niagara en octubre, no son las cascadas más altas del mundo, pero sí de las más caudalosas, como si millones de bañeras estuvieran volcando su agua a la vez.  Mientras yo pensaba en la película de Marilyn Monroe, en la que ella planea asesinar a su marido con la ayuda de su amante justo en aquel lugar, la lluvia torrencial y el cielo gris hacían que las cascadas aún fueran más impresionantes, diría que sentía cierto pavor. Por eso me sorprendía que durante tanto tiempo, gente diversa hubiera intentado batir records lanzándose por aquel camino de agua, que impactaba con fuerza sobre la superficie y levantaba espuma embravecida que parecía engullir y no dejaba ver el fondo. Algunos había tenido éxito, como una profesora viuda metida en un barril que había sali…

COMO NO SER FELIZ EN ALASKA (CAMBIESE POR ANDORRA)

Eran las 7 de la mañana cuando salimos camino de Andorra, Mito se había pasado dos semanas maldiciendo mi idea de llevarlo a esquiar y yo me había sentido altamente decepcionada por lo incapaz que es de disimular cuando algo le desagrada, la sinceridad está altamente valorada, lo ha dicho Wilde y cualquiera con un poco de sentido común, mentimos, mentimos continuamente, mis pacientes mienten, confirmo la teoría del Dr.House, así que no entiendo porque Mito insiste en ser sincero cuando le preguntó sobre cosas en las que quiero que mienta.
Mi amiga Angustias también se sumó a la aventura, decía que tenía pendiente ese sueño en su lista de cosas por hacer, el año pasado fue montar en bicicleta y ahora le quedará aprender a nadar, tiene pánico porque se cayó con 4 años en una piscina y casi se ahoga.
Salimos tarde, Angustias llegó tarde y todo pareció precipitarse desde ese momento, el GPS nos llevó a un lugar que no era, cuando conseguimos encontrar la pista de esquí, que creíamos que e…

HYGGE Y NUNCA COMPRES POR UNA PÁGINA DE INTERNET SIN TOMARTE MEDIDAS

Perdonadme que sea patética por unos instantes pero anoche  me di cuenta que a veces el pequeño chip gafe que todos tenemos instalado en nuestro cerebro decide poner el piloto por cuenta propia y toma el control, así por las buenas sin que puedas hacer nada.
Este año la filosofía hygge (comodidad, bienestar, relax…) importada de los daneses,  me ha llevado a intentar organizar las Navidad con la mayor tranquilidad posible con momentos en los que los más importante era: un tocadiscos haciendo sonar toda una colección de discos que a mi padre le regalaron por sorpresa, una infusión de canela y jengibre, la chimenea de bietanol haciéndome creer que estaba en una cabaña, y un libro, el que fuera, pero que alimentara mi mente.  Algo así como la búsqueda del bienestar, disfrutar del momento en soledad o en su versión compartida en petit comité, con una cena agradable y una conversación aún más reconfortante. Sí, visto así, el hygge mola, por eso los escandinavos son los más felices del mund…

NO ME LLAMES DOLORES LLÁMAME LOLA, O SIMPLEMENTE NO ME LLAMES NADA

Vamos a estrenar año, se me hace raro que esto haya arrancado ya, en medio de cientos de comilonas, kilos que se acumulan y propósitos que se repiten incesantemente para acabar en el mismo rincón de la falta de voluntad. Realmente somos altamente predecibles.
Antes de que acabara el año una de las chicas apareció por el pasillo con un traje de luces gritando para felicitarme la Navidad, me pareció que era muy feliz, aunque las ideas que nos hacemos de las cosas puedan estar altamente equivocadas.
Unos días después vino a la consulta a explicarme una pequeña historia de enfados y de etiquetas, no sabéis cuánto rechazo las etiquetas, sin embargo las necesitamos para justificarnos y dar una explicación aceptable a lo que somos. Había discutido con su pareja por algo tan estúpido como quedarse dormido mientras veían una de sus películas favoritas, le parecía muy injusto que él hubiera sido capaz de romper de esa manera “tan desastrosa” un momento tan especial: los dos bajo la manta, compar…