Ir al contenido principal

HECHOS INCONEXOS


La noticia no es de hoy, si no del principio de la semana, pero me ha resultado cuanto menos curiosa.

No la conocía o tal vez sí, al fin y al cabo, intercambiamos el mismo espacio físico y el mismo aire al respirar, aunque ella ni siquiera se diera cuenta de mi presencia y yo no pudiera evitar mirar las fotos horripilantes de sus carteles con niños deformados y me dijera a mí misma cómo una gallega había podido acabar en aquella parte del mundo, resignada a librar una batalla silenciosa como Gandhi, con poco efecto, pero con una presencia que removía conciencias.  Seguramente su gorro contra rayos electromagnéticos la hacía inmune a todo. Al menos, a todas las conspiraciones que pudieran venir desde la Casa Blanca,  conspiraciones que su mente había ido dibujando y sospechando durante años, igual que cuando le quitaron la custodia de su hija.

Y de repente ya no está, Conchita Picciotto un buen día dejó de estar parada delante de la casa presidencial vendiendo piedras de la paz y agitando carteles contra el “no a la guerra”. Yo en aquellos años también tenía una mente turbulenta, Washington se había convertido en el último sueño de una mujer que pretendía ser romántica, probablemente también ya más cerca de la paranoia y del insano juicio que nos provoca la falta de experiencia. Paseando junto alguien con el cual existía ya más distancia que otra cosa, pero agarrada a la esperanza de que él dejara que la historia empezará de nuevo, tan perfecta como yo quería que fuera. Y sabéis qué, que como Conchita tampoco está, ni tampoco estaba, las dos vivíamos en un sueño poco real, las dos habíamos decidido que la intemperie nos fuera marcando la cara, de formas distintas, ella más físicamente, y yo más mental, pero ahí estábamos intentando provocar un cambio, el cumplimiento de un deseo, el suyo por si no ha quedado claro, primero fue recuperar a su hija, luego que pararan las guerras. El mío abandonó esa lucha hace tiempo, entendiendo que hay causas más importantes y respetando que a ella le diera todo el sentido a su vida.

He intentado recuperar aquel momento, aquella foto que le hice a Conchita desde la distancia, intrigada por sus diminutas formas y la santa paciencia, y lo extraño, es que han desaparecido los recuerdos de aquel viaje, de aquel desencuentro que me hizo abrir tanto los ojos. No recuerdo si borré las fotografías, sólo que la desaparición de Conchita me ha recordado, que desde aquel día, jamás he vuelto a perder el tiempo, y que ahora si llueve me pongo a cobijo.

A veces hechos inconexos provocan estallidos en tu mente.


Comentarios

Pilar V ha dicho que…
Son curiosas las vinculaciones que establece nuestra mente, mezclando recuerdos en principio dispares, creo que sin contar con nosotros avanza la síntesis de lo que con suerte, más adelante seremos capaces de ver.
Un saludo
Rebeca ha dicho que…
Sí, algo así, como pequeñas señales que te marcan caminos que no acabas de ver hasta que no pasa el tiempo.
Palmoba ha dicho que…
oh Rebeca!! para mi son SIEMPRE!! los hechos inconexos los que dan los estallidos a mi mente, los que como un relampago de en medio de la nada me hacen saltar en contra direción hacia una claridad que no discernia...que voy hacer soy asi..
Rebeca ha dicho que…
Me parece genial PALMOBA porque esos estallidos, a mí, me hacen pensar, que existe la magia, que hay leyes no escritas, que desconocemos, pero intuimos, que nos enseñan como funciona todo.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…