Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

SORPRENDENTE BETTY

Me introduje en la bañera con la esperanza de darme una ducha de agua caliente que consiguiera sacar el frío de mi cuerpo, sin embargo, había un extraño sistema de ingeniería en ese grifo que me hizo golpearlo, zarandearlo y girarlo hacía todos los lados sin ningún éxito más que el agua cayendo por su salida natural y sin intención de caer del cielo de la ducha, así que me agache de cuclillas notando el frío en la espalda y empecé a lanzarme agua en la cara con las dos manos.
Si unos monos habían sido capaces de conseguir un plátano con un palo, cómo podía ser posible que yo no alcanzará a entender una bañera islandesa.
Según la psicología lo que nos diferencia de los animales es nuestro pensamiento lógico, la capacidad de razonar y de construir herramientas imaginándolas en nuestra mente, eso nos ha hecho dueños del Planeta, aunque la menda que posee un tanto por ciento irrisorio de está Tierra nunca supo cómo hacer brotar agua como si se tratara de una regadera. Y ahora resulta, que…

PARA EMPEZAR, PARA SEGUIR, PARA VIVIR Y MORIR

Citando a Albert Espinosa, o más bien el citado poema de Gabriel Celaya, la vida tiene 4 partes: “para empezar”, “para seguir”, “para vivir” y “morir”.
No cojas la cuchara con la mano izquierda No pongas los codos en la mesa. Dobla bien la servilleta. Eso, para empezar.
Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece. ¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes? Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero. Eso, para seguir.
¿Le parece a Ud. Correcto que un ingeniero haga versos? La cultura es un adorno y el negocio es el negocio. Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas. Eso, para vivir.
No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto. No bebas. No fumes. No tosas. No respires. ¡Ay sí, no respires! Dar el no a todos los “no” Y descansar: Morir.

Quizás yo no sea tan pesimista:
Para empezar aprende a aprender, Aprender a caminar, a llorar, a reír, A andar, a soñar y a volar.
Para seguir hereda la cultura, la historia y entiende la física, Persigue lo que soñaste, derrúmbate y ava…

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

SOLO SILENCIO

Las enormes tundras me han recordado que puede que esto sea el fin del mundo y la explicación a muchas cosas, si no por qué Julio Verne se aventuraría a buscar, precisamente aquí, el centro de la Tierra.
Avanzamos por una carretera por la que no discurre nadie, sólo extraños líquenes enganchados a la roca volcánica nos acompañan a los lados, como tendiendo una alfombra mullida que invita a avanzar.
Reina el silencio, un silencio que nadie se esfuerza en romper, un silencio que ha dejado de ser incomodo e incluso necesario, gracias a la costumbre. Ahora miro el pasado y entiendo perfectamente porque hemos llegado aquí.
Mire donde mire sólo veo Arco Iris por el efecto de la lluvia tímida que se cruza con los rallos de sol. Y sin quererlo me pongo nostálgica y pienso  en cómo avanza la vida, igual que nosotros por esta carretera en el fin del mundo, y me reconcilio conmigo gracias a la naturaleza, y miro a Mito y sólo puedo sentir en el pecho que le quiero y que sigo pensando que me salvó…