Ir al contenido principal

PARA EMPEZAR, PARA SEGUIR, PARA VIVIR Y MORIR


Citando a Albert Espinosa, o más bien el citado poema de Gabriel Celaya, la vida tiene 4 partes: “para empezar”, “para seguir”, “para vivir” y “morir”.

No cojas la cuchara con la mano izquierda
No pongas los codos en la mesa.
Dobla bien la servilleta.
Eso, para empezar.

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?
Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.
Eso, para seguir.

¿Le parece a Ud. Correcto que un ingeniero haga versos?
La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas.
Eso, para vivir.

No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.
No bebas. No fumes. No tosas. No respires.
¡Ay sí, no respires! Dar el no a todos los “no”
Y descansar: Morir.


Quizás yo no sea tan pesimista:

Para empezar aprende a aprender,
Aprender a caminar, a llorar, a reír,
A andar, a soñar y a volar.

Para seguir hereda la cultura, la historia y entiende la física,
Persigue lo que soñaste, derrúmbate y avanza.

Enamórate y desenamórate,
Conócete y acéptate,
Haz lo que te gusta.
Eso, para vivir.

Recuerda, ama, siéntete satisfecho,
Despídete de los complejos,
Y muere feliz.
Eso para acabar: Morir.


Perdonar la falta de simetría y de rima, sólo ha sido un arrebato de optimismo. 

Comentarios

PENSADORA ha dicho que…
Sin métrica ni rima, el tuyo me gusta mucho más. He dicho.

Un abrazo.
Pilar V ha dicho que…
Me quedo con el tuyo, si no le pintamos una sonrisa a la vida, casi mejor lo dejamos.

un beso
Rebeca ha dicho que…
Gracias chicas, sí, mejor ser optimista, ver el vaso medio lleno y tratar de no dramatizar mucho con la vida.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …