Ir al contenido principal

ONSEN


En julio cruzamos medio mundo hasta Japón, supongo que tenía ganas de: sushi, zen, manga japonés y de confirmar que mis ideas preconcebidas eran ciertas.

En Japón es costumbre ir a los Onsen, son una especie de baños públicos que tienen una particularidad: el fin no es limpiarse si no relajarse. Te obligan a lavarte primero sentado en un tamborete echándote cubos de agua para luego sumergirte completamente desnudo en las aguas calientes. Dicen que lo de estar desnudo tiene que ver con favorecer la igualdad, despojado de todo, cada uno de nosotros acaba siendo igual al de al lado.

Confieso que entré emocionada en esos baños, hasta que vi diez cara orientales curiosas que observaban mis más que evidentes rasgos occidentales y agachaban la cabeza mostrándome la gran educación que profesan en todo momento.


Igualmente respiré profundamente y  tiré para adelante, encontrándome con toda la piscina para mí, fue un onsen a medias,  pero onsen al fin y al cabo.

El que no lo pasó tan bien fue Mito que se negó a quedarse a solas con una especie de luchador de sumo y lo encontré esperándome con la mandíbula apretada tras veinte minutos de sufrimiento en la antesala (los baños de hombres están separados de los de mujeres) mientras yo le ofrecía una sonrisa airada. 

Mira que lo quiero, pero a veces me hace pensar que le da demasiada importancia al cuerpo, ¡cómo casi todos! lejos de ser una cosa bella a veces parece el causante de nuestra vergüenza ¡y no! ¡no, no! A mí que me condenen pero este cuerpo serrano ¡bajo el prisma de veinte ojos rasgados o no! está firmemente dispuesto a creer que eso del onsen funciona y que bueno, lo del cuerpo, la piel, el color, mis ojos almendrados, es sólo  una cuestión secundaria. Creo que con tanto rechazar nuestro cuerpo dejamos de amarnos y yo para ser fiel a los no propósitos del año, he dicho que os voy a querer, que le voy a querer pero sobretodo que me voy a querer muy MUCHO . AMÉN.

Comentarios

PENSADORA ha dicho que…
¡¡Amén, niña, Amén!!
Marta Máster ha dicho que…
Hola: vi en la tele esa costumbre. Me encantaría experimentar esos baños. Seguro que saliste como nueva. Seguimos en contacto

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…