Ir al contenido principal

LA REVOLUCIÓN DE FACEBOOK Y LA CENA DE LA VERGÜENZA


Será que existe toda una generación perdida, que los valores no se transmitieron igual que a la anterior, será que me vuelvo vieja y empiezo a mirar todo con escepticismo, será que las mujeres nos volvemos más delicadas y sensibles con los años, aunque nadie pueda negar nuestra fuerza interior, será que las redes sociales están revolucionando los sentimientos o facilitando que desaparezcan esas barreras del cara a cara a decir lo que pensábamos.  

Cuando Facebook entró en la vida de mi madre y mis tías,  estaba convencida de que no entenderían nada ¡ilusa yo! Han aprendido a la velocidad del rayo como comunicarse y como mantener a toda la familia bien unida, aunque es verdad que en ocasiones tienen interpretaciones de la información que les llega un poco distorsionada y efectúan solicitudes de ayuda desesperada para acciones cuyo designación era totalmente desconocida hasta que empezó la revolución de la era de la información.

Mi madre fue capaz de decirme por escrito el día de mi cumpleaños (escasamente hace unas semanas) lo que nunca me había dicho y consiguió emocionarme. Cuando me quejé de lo mal que están las cosas en el trabajo, mi tía en un impulso de indignación me dejo bien escrito que no me rindiera jamás, que no dejará nunca que nadie se aprovechara de mí y lo más importante: que me quieren con locura.

Vistos los ejemplos me declaro en contra de todos aquellos que dijeron que las redes sociales harían que la gente se comunicara menos, que estuviera en su mundo virtual en lugar del real ¡ah, no! Lejos de todo eso creo que las redes sociales nos han ayudado a abrirnos, a acercarnos y a conocer más a las personas (siempre aplicando el sentido crítico a aquellos que pretenden vender una realidad no real que en todo caso suelen ser aquellos que no conocemos en profundidad aunque en esa red figuren con el nombre de amigos) y que las cosas que tan difíciles han sido decirnos, ahora fluyen sin más, y no importa que cuando estamos en el mismo espacio físico no seamos capaces de abrir la boca porque en el fondo sé donde están los sentimientos. Así que perdonarme, pero gracias: Facebook, Twitter y whatsapp.

Al hilo de la introducción y esa generación perdida, y esos sentimientos que ahora explotan en forma de bytes, hay algo que me quema en mi interior, sobre mi educación y la de mis primos y primas. Es esa manía de los que nos criaron de concedérnoslo todo, hasta el último deseo, y de no rechistar cuando nos volvemos egoístas. Digo generación perdida porque mi tía puso una lavadora, en ella se destiñeron dos camisas amarillas de mi prima, mi tía compungida contó el suceso a su hija, su hija se enfadó enormemente porque eran sus favoritas, mi tía se puso a llorar: “cuanto más das y más te esfuerzas menos recibes”, yo : “la confianza da asco” (todo esto fue en una cena en casa de mi madre, no me levanté a poner ni un solo plato). En la familia de mi madre con 8 hijos, la lavadora también la ponían ellas, y planchaban, y trabajaban y daban el dinero en casa y seguían siendo ellas las que desteñían las camisas, la diferencia: jamás se les hubiera ocurrido rechistarle a su madre.


Así que analizo las dos cosas, la revolución de Facebook y esa necesidad de decirnos lo mucho que nos quieren y necesitan, y lo poco que les reconocemos su esfuerzo, lo egoístas que nos hemos vuelto, mal criados y yo mujer hecha y derecha sin una pizca de decencia, me propongo no volver a dejar que sea mi madre la que siga cuidando de mí.

Comentarios

Ronini ha dicho que…
Hola bridget...
a mí me ha pasado algo parecido con mi madre y es que nunca nos hemos abierto tanto emocionalmente hablando como con el whatsapp,
por otro lado el facebook, estoy convencida no es más que puro exhibioionismo aunque con ello te ayude a comunicarte pues también a cotillear sobre el otro.
Finalmente creo que todos cuando hemos sido adolescentes nos hemos quejado si nos han mandado hacer algún recado o algo similar, todo lo que cuentas creo que te lo da la madurez, esa que te hace ver lo verdaderamente importante. Un beso
(pues si que te has hecho mayor)
Opiniones incorrectas ha dicho que…
¡Aprenden mogollón! Mi madre de 66 años tiene un arte para escribir, manejarlo y buscar gente, que estoy alucinada.
Yo también pensaba que no se iba a enterar de una.
PENSADORA ha dicho que…
En cuanto a las redes sociales, estoy totalmente de acuerdo contigo. Viva facebook, twiter, watsapp y por supuesto ¡viva los blogs!.

Salud!
Rebeca ha dicho que…
RONINI pues está claro que coincidimos en cuanto a redes sociales :). Sobre Facebook, ya aclaro, que a veces es un esfuerzo por vender una vida perfecta o dejar patente lo guay que eres aunque muchas veces tenga poco que ver con la verdadera realidad, pero en fin, ya sé sabe que a parte de egoístas, los seres humanos somos vanidosos.

Y sobre lo otro, bueno, me encantaría ser adolescente pero a mí ya me han caído 35, ja,ja, así que a la fuerza tengo que haberme hecho mayor y he perdido todo el derecho de queja, mi prima tiene 25, ummm...bueno, tal vez tengas razón, en la época que vivimos ella, tal vez, aún sea adolescente.
Rebeca ha dicho que…
OPINIONES INCORRECTAS será que siempre han sido más listos de los que pensamos ¡Hay que ver lo osados que somos los hijos! A mí sólo me hace falta que mi madre entienda que la gente no le envía expresamente las fotos a ella o a mí si no que las cuelga en su muro, y que mi tía si me hace comentarios íntimos van a ser visibles para todo el mundo a no ser que me envíe un mensaje privado.

PENSADORA pensé en añadir lo de los blogs, pero esa era una relación más especial, de otra familia. Mira que llevamos añitos en este mundo, no nos conocemos y sin embargo a veces uno se siente más respaldado en este espacio, o comprendido, que en su vida.
Ronini ha dicho que…
Rebeca coincidimos en edad y en que bridget se ha hecho mayor adoro tus cmentarios ah, tb soy psicologa besos guapa
mariajesusparadela ha dicho que…
Y comprendido y respaldado por gente de la edad de tu madre y de tus tías. De la edad de los que os recibimos a mantel puesto.
Quizá la diferencia es que yo siempre les hago ver que lo hago por cariño y no por obligación y ellos responden de la misma manera. Jamás (hasta el momento)ninguno de mis dieciseis pequeños me ha faltado al respeto, quiza porque no se lo hubiera consentido.
Y aprendemos de vosotros sobre nuevas tecnologías , pero es bueno que recordeis que a niveles de vida y entrega vosotros todavía teneis que mirar hacia nosotras...
Rebeca ha dicho que…
RONINI mira tú que casualidad, ja,ja! pero que conste que yo de psicología no tengo ni idea, no he ejercido en la vida. Eso sí, que te voy a contar que tú no sepas de las cosas de la vida ;).

MARIA JESUS que te voy a decir si tienes razón. Ahora sí, ellas tampoco lo han hecho nunca por obligación siempre por devoción, y por eso mi tía si sintió con tanta pena, y que conste que luego mi prima le pidió disculpas, pero cosas que pasan, el daño ya estaba hecho. Demasiado mantel puesto supongo.
Y sobre las redes sociales, de ti precisamente no lo dudaba, con la super mega bloggera que estás hecha, aunque tu dotes para aprender los has tenido siempre.
Pilar V ha dicho que…
Las redes sociales nos han permitido recuperar la palabra escrita, esa que se desgrana con cuidado, la que se repasa, se pule, se relee y se repiensa, y este regalo hay que reconocerlo y agradecerlo.
Sobre las madres, qué decir que sea nuevo, algo se te incrusta en el ADN cuando tienes tu primer hij@, quizás ese es el motivo porque se siguen poniendo lavadoras, pero no justifica que lo veamos como normal, habitual e incluso debido.
No es facil imponer límites cuando el mundo se empeña en que no existan, pero no olvides que ambos lados hacen la frontera.

Un abrazo y feliz cumpleaños.
Rebeca ha dicho que…
PILAR ays, sí, a veces damos por normal y exigible cosas que se hacen por amor, sin que por ello deba convertirse en obligación y olvidar el agradecimiento, pero bueno, como bien dice, cada parte ha de poner la frontera.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…