Ir al contenido principal

EL HOMBRE QUE CAMINA


Hay un hombre que camina. Es un hombre con gafas de culo de botella y sostiene entre los labios gordos un puro que apenas tiene fuerza para absorber. Siempre lleva un abrigo gordo y un bastón marrón y el cabello ralo al aire para notar más las brisas alegres que le acompañan. El hombre que camina casi no puede caminar, mantiene las piernas juntas, los pies bien pegados, luego deja que avance un poco el izquierdo y en seguida el derecho le atrapa, siempre sin levantarse del suelo, como un muñeco de cuerda perfecto en su mecánica. El hombre que camina da cada día de forma incansable la vuelta al edificio que ocupa dos manzanas, él tiene su propia idea del ritmo de las cosas y del pasar del tiempo. El hombre que camina no parece darse cuenta de sus dificultades, sonríe y no pierde la paciencia. No importa que el cielo haya roto a llorar o que el frío más helado te azote en la cara, el hombre que camina no puede dejar de caminar. El hombre que camina, sin saberlo, se ha convertido en mi pequeño héroe, dicen que los problemas nos marcan, pero a veces no recordamos que tenemos dos opciones, la de hacer de lo negativo algo positivo o la de hacer de eso negativo algo aún más negativo. El hombre que camina ha aprendido a aceptarse como es, a vivir con su enfermedad, a darle una importancia relativa, a darse cuenta que eso le permite conocer en profundidad el barrio, la gente, la vida. Cada día me saluda al volver del trabajo, y me maldigo por no valorar mi buena suerte,  por no ser una caminante que tampoco deja de caminar sea cual sea la dificultad. 

Comentarios

  1. me encanto
    cuantas cosas no apreciamos eh!

    besos

    ResponderEliminar
  2. Que reencuentro chica, la una por la otra y los blogs tendidos al sol, aunque el tuyo tenga algo más de vidilla que el mío por las lecturas atrasadas que he hecho...
    2013 no fué mi año, y creía que había caminado poco, era como tu hombre pero frustrada, sin poder darme cuenta de lo que habían logrado mis cortos pasos... 2014 se perfila mejor, tengo ganas de echar a correr, y tengo mucho miedo a la vez... Como tu dices, a veces hay que ser lo suficientemente inteligente como para valorar lo bueno que se tiene, lo que se ha logrado, lo que se podrá alcanzar...

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. PISCOPATA supongo que en el día a día nos abruman los problemas y nos olvidamos de lo importante.

    GATA ROMA mucha vidilla tampoco, no te creas, aproveché las vacaciones de diciembre para hacer algún esfuerzo para que esto no se pierda, pero a medida que pasan los días me cuesta más encontrar más tiempo y ganas para escribir, será que me hago mayor, no sé.
    Estoy convencida que cuando analices 2013 no lo verás tan malo, seguro que fue un año para aprender, esos días que pasaste en casa con la "pierna chula" habrán servido para parar, pensar...y para hacer todo eso que no hacemos de enfrentarnos con perspectiva a nuestra realidad. Me alegro de que empieces el año con ganas, seguro que llegarás donde quieres estar, acuérdate que siempre son más efectivos los pequeños pasos que los agigantados.

    ResponderEliminar
  4. Bien por el hombre que camina, bien por su constancia, por su lucha diaria, por su determinación y sobre todo por esa sonrisa que te regala cada día, seguro que la tuya es igual de hermosa.

    Un placer encontrarte "crecida".

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja lo de la pierna fué en primero de carrera, lo que pasa que le hago mucha alusión porque cuando pasó aquello no llevaba ni una semana de clase y me jodió el primer año, pensé que dejaría la universidad pero no, hice un esfuerzo, remonté, pasé a segundo y no he parado desde entonces. 2013 fué malo en lo personal, problemas con amigos y demás, pero bueno, también de eso he aprendido y con los pocos días que llevamos de año parece que el giro va a ser de los buenos así que... A ver si da para escribir más; será que yo también me hago mayor...

    ResponderEliminar
  6. PILAR que guapa estás en esa foto, pues sí, el título del blog creo que ya no tenía mucho sentido.

    GATA ROMA seguro que da para escribir muchísimo. Sobre lo malo del terreno personal, mi gran propuesta de este año es ser menos buena, o mejor definido, esperar menos de los demás, aunque bueno no sé si lo tuyo va en el mismo sentido, pero bueno, al mal tiempo buena cara y a seguir para adelante, seguro que todo se ha solucionado o se soluciona.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …