Ir al contenido principal

AUTÉNTICAMENTE MEDITERRÁNEO




Pasifae se enamoró con locura del toro blanco que Poseidón había regalado, a su esposo Minos, el rey de Creta.
Para poder consumar su amor, se introdujo en el cuerpo de madera, diseñado por Dédalo, de una vaca, y así nació el Minotauro.
Y esta leyenda que nació en Creta y viajó por el Mediterráneo, y mojó las playas de otro país, es la que descubrí un día de diciembre, en un pueblo costero de Cataluña cuando el sol jugueteaba entre olas y nubes ,intentado decidir a cuál seguir, mediante la escultura enorme de un toro de bronce con una mujer en su interior, adivinó que Pasifae. Inscrito en su pedestal rezaba la unión que existe entre los pueblos mediterráneos y en especial de Vilanova i la Geltrú y Creta.
Y en estos días en que hay quien apuesta más por las desuniones que por las uniones, me preguntó que significa ser Mediterráneo, que nos hace diferentes y tan especiales, y me quedó con Serrat y esa canción melancólica que me reafirma que todos los que estamos a los pies del Mare Nostrum, del mar para mí en el punto justo, ni demasiado bravo ni excesivamente tranquilo, que acaricia la arena como él sólo sabe, que me persigue queriendo borrar mis huellas sobre la arena, que me pone el corazón contento y la sal en la punta de la lengua,  y me susurra en cada devenir de las olas, que  lo queramos o no lo queramos nos parecemos, nos identificamos, con un sentir que sólo conoce el auténticamente Mediterráneo.

No voy a entrar en consideraciones políticas, eso lo dejo para otro día, hoy me quedó con lo básico, con quitarme los zapatos para sentir mis pies descalzos en la tierra húmeda, mirar al horizonte, y darle la razón a lo que está ahí escrito: “La nostra ciutat banyada per la mateixa mar que banya Creta es reconeix en la civilització Mediterrania.” (Nuestra ciudad bañada por el mismo mar que baña Creta se reconoce en la civilización Mediterránea). 

http://youtu.be/JgdeWUJEPR4

Comentarios

  1. Mucho me temo que no es un toro: donde están las ubres (esos cuatro deditos que se ven), los toros tienen otra cosa.
    Lo cual no resta belleza al hecho de compartir Mediterraneo, belleza y cultura.

    ResponderEliminar
  2. Bonita leyenda y bonitas imágenes, como bien dices, olvidando esas luchas de unión o desunión, lo básico es que somos herederos de la cultura mediterránea y que tenemos ese tesoro que es el placer de pasear por la playa, el olor a sal y el calor del sol mediterráneo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Maria Jesus Pues diselo al autor, es un toro, aunque como lo que se trata de representar es el mito en el que ella se metio en una vaca de madera para poder hacer el amor con el toro, a lo mejor se le han puesto ubres para representar la fusion de los tres. El autor se llama Oscar Estruga.

    ResponderEliminar
  4. Asun ays, con tu comentario me han entrado ganas de que llegue el verano, jeje.

    ResponderEliminar
  5. Pues no conocía yo esa historia, ni el hermanamiento entre Creta y Vilanova i la Geltrú. Desde luego la escultura es una pasada!

    ResponderEliminar
  6. Mmmmm curiosamente, para ser de una ciudad muy marinera que paradójicamente no tiene mar, entiendo lo que dices, el Guadalquivir a su manera también vincula...
    De todas formas desde hace un tiempo tengo una visión algo particular de los nacionalismos y los regionalismos...

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Rebeca! Sinceramente no he estado por la labor del blog y eso me ha hecho sonreir al ver tus post desde noviembre a ahora. ¡Enhorabuena! Un cambio de 180 grados, amor a grandes dosis... una Bridget que se hace mayor y quizás, un poco más madura de lo que ya era.

    Yo siento que estoy en esa fase de buscar lo adecuado y no lo perfecto, de pasar dias grises de reflexión y al día siguiente ver que existe el sol y que no hay nada mejor que ser sincera con una misma y mirar, observar y quitarte de principes azules, de ideas y sueños que no van a ningun lugar.

    Estoy sola, me toca aprender sola sin compañero al lado y se hace duro. Y aunque dicen eso de mejor sola que mal acompañada, a veces el impulso de no sentir soledad me aterra y busco, como no, cosas que no pueden ni quiero que sean en realidad.

    Un besazo, te sigo leyendo!

    ResponderEliminar
  8. YOPO gana muchísimo más al natural.

    GATA ROMA ¡Y me lo dices a mí! mi casa está dividida por culpa de la maldita independencia, aunque ya hablaré de eso más adelante.

    BETTY te entiendo a la perfección, la soledad ha sido una constante durante mucho tiempo en mi vida, y como bien dices, por no ese deseo a sentirse menos así he estado a punto de aceptar cualquier cosa a cualquier precio, pero las mujeres fuertes como tú sobreviven, crecen, siguen, y a final siempre alcanzan sus sueños, así que muchos ánimos Betty Miau, al final estarás muchísimo mejor de lo que te esperabas y ni siquiera te creerás que un día no estuviste tan bien.

    ResponderEliminar
  9. Bueno,en mi tierra dice que estaba la atlantida...jajajjaja los mitos mitos son

    ResponderEliminar
  10. Muy buen texto lleno de valentia en las palabras de la poeta que lo escribe

    ResponderEliminar
  11. S. vaya yo pensaba que estaba en el medio del Atlántico, vete tú a saber, los mitos supongo que nacieron para poder explicar un poquito mejor nuestra realidad.

    RECOMENZAR gracias siempre, por tus amables palabras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …