Ir al contenido principal

FELIZ 2014


Se acabó el año y no sé si con más pena que gloria porque acabar de enfadarme con Mito me incapacita para escribir, pero así van las cosas que  como bien dicen: “ tal y como se acaba se empieza”, y así debe ser cuando del minuto 23: 59 al 24:00 no hay mucha diferencia.
El 2013 ha sido un año de poca escritura pero de muchos cambios, algunos para mejor, otros fruto del momento político y económico que me han obligado a creer que esto va en serio.
Enero fue un mes de reencuentros, volvió provisionalmente mi hermano de Suecia, me visitó mi mejor amiga de Inglaterra y sentí que hay cosas, lazos, relaciones que son indisolubles, y que es verdad eso que dicen que cada uno elige su destino.
Mito empezó a darme argumentos de sobras de que esto iba en serio, así que dejé que me embargaran las ilusiones. Por otro lado, pedí que mi independencia fuera mejor demandando una bajada de alquiler, pero las propietarias se hicieron las sordas.
En Febrero mi madre fue la siguiente víctima de la crisis, pasaba a ser despedida y de nuevo contratada siendo degradada a una categoría inferior y cobrando escasamente 800 euros, mi padre ya se había prejubilado.
En marzo continuó mi guerra contra los kilos esta vez de mano de una dietista, el resultado no tuvo ningún éxito. También me enfrenté a algo que no había hecho nunca: dirigir una obra de teatro (Rebeca) y Mito me llevó a conocer Krakovia y el campo de concentración de Auschwitz, me sirvió para pensar en la degradación humana.
En mayo se incorporó con nosotras una nueva compañera de trabajo y eso empezó a hacerme sentir menos sola. Yo y mis amigas decidimos ir a visitar a mi hermano a Suecia, que nos hizo ruta turística por Linkoping. Después de que mis propietarias pusieran como condición permanecer en el piso por dos años más o indemnizarlas en el caso de irme antes para bajarme el alquiler, me armé de valor y decidí cambiar de domicilio.
Así en Junio empecé una nueva vida con Mito en mi amada Barcelona y paralelamente mi mejor amiga tuvo una segunda hija, así que me desplacé hasta Oxford.
En julio, por fin, después de 4 años, dejé mi trabajo como profesora. Pepo volvió y hasta ahora sigue buscando trabajo y decidiendo cuál será su próximo país.
En agosto descubrimos Vietnam.
En octubre tuve varios reencuentros con gente que aprecio.
En noviembre estrenamos Rebeca, mi obra, y contra todo pronóstico tuvo más éxito que fracaso, aunque reconozco que prefiero la comodidad de ser actriz. Acompañé a mi padre y traté de que empezara a preocuparse por su salud, está redibujando su vida después de la prejubilación.
En diciembre dejé que Mito me convenciera y he vuelto al gimnasio a pesar del fracaso de la dieta.                                                 
Y así estamos, un año más vieja, más sabia, un poco más pobre, con tres kilos más, pero acompañada, feliz y dejando que simplemente la vida sea.
Os deseo a todos un buen feliz 2014, espero que nos reencontremos pronto, por mi parte me es difícil abandonar del todo las letras, aunque no sea una gran escritora, será que en ellas puedo verme de verdad.
El mundo ha traído muchas cosas por las que preocuparse este año: más crisis económica, la supuesta necesidad de independencia de mi tierra, la muerte de algunos que trataron de cambiar el mundo, la creencia de que “sí se puede” y al final, saber que con dificultades o sin ellas, lo importante es tener siempre al lado gente que te quiera.



¡¡¡Ser muy felices!!!

Comentarios

Yopopolin ha dicho que…
Muy buen resumen del año! :) Ojalá esos problemas relacionados con la política y la economía desaparezcan pronto y se conviertan en un mal recuerdo...
Feliz 2014! ;)
mariajesusparadela ha dicho que…
Ojalá tengas un año feliz.
Juan Carlos ha dicho que…
Parece que tuviste un año compensadito. Ojalá el nevo te llene de felicidad (y de trabajo, y de dinero, y de...)
Rebeca ha dicho que…
YOPO esperemos que sí, creo que todo el país está deseando que la "crisis" pase.
MARIA JESUS esperemos, te deseo lo mismo, aunque seguro que sí, la felicidad está dentro de uno mismo.
JUAN CARLOS gracias, sí un poquito de todo no estaría mal, je,je. Lo mismo para ti.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …