Ir al contenido principal

LECCIÓN DE ECONOMÍA



Mi hermano volvió por las Navidades y se volvió a Suecia a penas comenzado el mes de febrero dejando el rastro de un sentimiento extraño en cada corazón. El enfrentarse a una cultura distinta le había vuelto aún más crítico con esa vida española plagada de matices desagradables, para un espíritu demasiado insatisfecho. Y es que sentado en el sofá de casa no tuvo ningún miramiento en decirle a mi madre que se sentía incómodo al haber vuelto al que se suponía su hogar, pero es que mi Pepo ha sido siempre un poco raro, con esa forma de pensar que no tiene en cuenta los sentimientos a los que afecta, no sé si se llama exactamente falta de inteligencia emocional, pero a veces diría que carece de la empatía y de las habilidades sociales necesarias, o tal vez no es más que la coraza de siempre. El caso es que me dejó preocupada hablando de una forma de sentir que tendía más a la tristeza que a la alegría, decidido a ser un solitario, a huir, a dejarse impregnar del pesimismo y de una cierta misoginia que no entendía, gracias a mi falsa modestia, de tener una hermana como yo.
El día de antes nos sentamos a la mesa, yo ya acompañada de Mito. Mi madre hizo tortilla de patatas, lo cual me pareció una curiosidad, teniendo en cuenta que Pepo en apenas unas horas volvería a las albóndigas de lata y a los menos catorce grados. Las noticias de fondo acompañaban la velada y como siempre enrarecieron el aire de ese desencanto de la vida, de la falsedad de los políticos y de nuestro duro recuento de moneditas para llegar a fin de mes.
Me sentía triste por los últimos escándalos: el caso Barcenas, Undargarín, la trama Gürtel, Oriol Pujol…Estaba decididamente harta del sistema capitalista, de que fuera genial que el presidente de la Generalitat hubiera conseguido que fabricaran aquí el último modelo de Toyota a cambio de que los trabajadores cobraran menos y dedicaran más horas, lo mismito que Tambor que considera que mi compromiso con el hospital no es suficiente porque no estoy dispuesta a sacrificar todas las horas de mi vida que me pidan.
“¡Maldita economía!”, Pepo futuro economista, me miró tratando de poner calma a la indignación: “te equivocas, la economía busca el bienestar de las personas, en realidad no tiene nada que ver con el dinero” ¿economía sin ir ligado a dinero? ¡eso era imposible! Pero como en todo supongo que tenía su razón de ser, Pepo aludió a ese mal nombre de “rojillo” que recibía, de utopista, de crédulo y dijo algo como que el sistema sólo debía garantizar que tuviéramos lo suficiente para cubrir necesidades básicas, lo demás no valía demasiado la pena,  la disciplina económica como la política había perdido aquello que la empujó a nacer.
Debería ser como en Bután, cuyo rey  Jigme Singye Wangchuck dijo: "La felicidad interior bruta es mucho más importante que el producto interior bruto", y ha arrastrado esta filosofía por todo su mandato, considerando que el progreso material debe ir ligado al progreso espiritual, y donde el crecimiento económico sólo funciona si realmente conduce a la felicidad.
Lo curioso es que en Bután la televisión no llegó hasta 1999, que no se trata de un país excesivamente desarrollado, casi no tiene carreteras, un aeropuerto internacional con una sola pista…pero su FIB (Felicidad interior bruta) se sitúa en octava posición, por detrás de países como Suecia, teniendo un PIB muy inferior a España (sí, nosotros parece ser que estamos muy por debajo de la octava posición en FIB), en Bután sólo un 3% de la población es infeliz.
Así que viendo los coletazos finales del capitalismo, la poca felicidad de lo material, el no bienestar equitativo para todos, quizás es hora de que los países se preocupen por su riqueza espiritual y no en hacer a sus ciudadanos cada vez más infelices.

Comentarios

mariajesusparadela ha dicho que…
Y si buscas en Google a Pepe Múgica, presidente de Uruguay y ves el vídeo de su discurso en Brasil, verás que no es solamente Bután el buscador de felicidad.
Él, como presidente de su país, renunció al palacio presidencial y al 82% de su sueldo en favor de los desfavorecidos.
Cultiva sus flores y gobierna sin ostentación.
Ojalá cundiera el ejemplo.
Rebeca ha dicho que…
sin duda lo buscaré, me parece muy interesante, y estoy contigo en eso de que debería ser el ejemplo para muchos.
Darthpitufina ha dicho que…
Mújica estuvo brillante en Río, pregunta en voz alta si la sociedad de consumo realmente es sostenible y si tenemos los recursos para que toda la población viva como la civilización "desarrollada". Me impactó la pregunta: ¿Si todos los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes, cuánto oxigeno nos quedaría para respirar?
Los mercados piden que consumamos para producir, es un círculo vicioso.
Por supuesto que lo deseable es que todos tuviéramos las necesidades básicas cubiertas, y que fuéramos felices. .
Sin embargo, el ser humano está diseñado para querer siempre más y acapararlo todo... Difícil conciliarlo.
Rebeca ha dicho que…
Supongo que viviendo al sur de Europa hay conceptos que se dan por sentado como producción y consumo, pero está claro, que hay otros ejemplos posibles de sociedad que funcionan, esos mismos indígenas que mencionas dudo que tengan las mismas ansias que nosotros de querer más y más, a pesar de estar hechos con el mismo diseño, aunque también es verdad, que la realidad que han vivido no es la nuestra, probablemente el patrón de comportamiento seria el mismo bajo una sociedad capitalista, igual, me quedo con la esperanza de que otra sociedad es posible.
Claire ha dicho que…
En nuestra sociedad a la gente le gusta comprar. Apenas estrenamos los productos adquiridos y ya estamos pensando en qué queremos ahora. Seguro que se puede vivir con otra filosofía de vida, pero cambiar el chip es difícil. Y eso que la situación actual de ESpaña no es para derrochar..
Besos.
Pilar V ha dicho que…
La felicidad como objetivo del estado, suena tan hermoso como lo escribieron en la constituición de Cádiz, pero me temo que andamos bien lejos de ese objetivo, sobre todo porque no reporta dividendos a quienes pilotan (?) la nave.

Un abrazo
Aldabra ha dicho que…
pues por aquí, por el momento, no vamos camino de buscar la riqueza espiritual, más bien todo lo contrario... estamos muy enrarecidos y embrutecidos buscando nuestro enriquecimiento personal y con un egoísmo generalizado.

es triste.

biquiños,
Rebeca ha dicho que…
CLAIRE supongo que estamos demasiado acostumbrados a pensar que la felicidad es "tener" y "tener" y resulta que eso es totalmente absurdo porqué las cosas que suelen hacernos felices no tienen precio.

PILAR sin embargo, el mundo ha conseguido cambiar en diferentes períodos de su historia, por qué no vamos a poder ahora cambiar de piloto y de paso de rumbo.

ALDABRA lamentablemente parece que lo normal sea ser corrupto y egoísta, pero sin embargo, a una escala más pequeña, a la de la gente normal, no me creo que sea tan así, os leo a todos vosotros y adivino personas más bien generosas detrás de las letras.
BettieMiau ha dicho que…
Será porque yo también estoy como tu Pepo, pero me parece que el presente y el futuro cercano es pesimista y triste.
Me cuesta ver a gente feliz, sin quejas, sin crítica a todo.
En lo laboral, sabiendo como somos las enfermeras ( y más tu, claro) se nos pide hacer horas, grupos, formaciones no pagadas, fichas con máxima puntualidad y luego no hay ni siquiera ni la mínima cordialidad.

Hay mucho individualismo, mucho malestar y la gente se está enfadando. Es normal, nos mediatizan con noticias que parecen el antiguo "caso" español.

También pienso y es mi deseo, que en vez de estar tanto en lo material, se pueda vivir en lo emocional y espiritual. Más felicidad menos consumismo.

Eso sería maravilloso.
Rebeca ha dicho que…
Lo sé, la cosa cada vez pinta más fea, es fácil caer en el pesimismo, en la sanidad la crispación es absoluta, pero por eso reclamo un cambio de mentalidad que nos devuelva un poco la esperanza.
PENSADORA ha dicho que…
¿Has oído hablar de un movimiento social que se llama "decrecimiento"?, parece ser que por ahí va la clave y se acerca mucho al ejemplo de Bután.

Soy de la opinión de que el cambio puede ser difícil de asimilar, pero quizá sería hora de empezar a calcular otros indicadores que no tengan nada que ver con el PIB y más con ese FIB butanés.

Un abrazo!
Rebeca ha dicho que…
PENSADORA, ¿movimiento decreciente? de verdad, que poquito ser, me apunto eso junto lo del presidente de Uruguay para buscar información.
Estoy contigo, quizás esta sea la oportunidad de empezar a cambiar las cosas y hacer el mundo un poquito mejor.
Lila ha dicho que…
Uyyy pepoooo cada vez más interesante.... Pero quien es Mito? Jolines! No se te puede dejar sola un ratito porque haces delas tuyas...
Rebeca ha dicho que…
Lila interesante y complicado, pero yo ya sé que te encanta lo raro. No te digo quien es Mito que ya lo has descubierto tú solita, je,je.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…