Ir al contenido principal

INTRODUCCIÓN



Ha pasado un mes desde la última vez que escribí en el blog y demasiados acontecimientos, la mayoría positivos seguidos de demasiado poco tiempo para ponerme a hacer ejercicios mentales sobre lo de qué va esto de la vida.
2012 se ha escapado como si hubiera estado comprimido durante doce meses, sumando hechos, uno tras otros, revolucionando el corazón, luego parando y de repente estallando y expandiéndose y anunciando que se acabó.
Y es que como dice Coelho más vale poner el pie en el nuevo año cerrando puertas y añado, y ventilando habitaciones.
Sin embargo, no ha sido mi vida personal plagada de tantos acontecimiento que cambiaron el rumbo que ahora soy incapaz de recopilarlos, la que ha tenido mi atención eclipsada, si no el movimiento económico, el movimiento político y por primera vez la certeza, de que si bien, durante mucho tiempo lo he ignorado, se quiera o no se quiera no todos somos iguales, ni iguales ante la justicia, ni iguales ante la sociedad, ni iguales ante nada.
Y la desigualdad la noto en ese horroroso eco prolongado que argumenta que nuestra situación económica no es más que el fruto del intento de vivir por encima de nuestras posibilidades, y yo me planteó ¿qué significado tiene eso? ¿Es que el pobre no puede pensar en las posibilidades del rico? ¿Es qué acaso no nos han repetido que la posibilidades son infinitas y uno debe usar todas las que tiene a su alcance?¿ Es que no nos dijeron que todos éramos semejantes  e iguales? y en medio de una conferencia, constato que todos somos iguales cuando me imagino a todo el auditorio sentado en la taza del váter, aunque teniendo en cuenta la necesidad fisiológica de la que habló me doy cuenta que la igualdad vale para las necesidades básicas para todo lo demás como diría ese anuncio tildado de tanto hipocresía desde mi humilde corazón, Master Card.
Arranca 2013 con la esperanza de que sea un año mejor, aunque con el pesimismo de haberme hecho mayor y darme cuenta que el comunismo fracasó por el egoísmo que nos invade como humanos, y que aunque siempre haya grandes filósofos dispuestos a hacer de la sociedad un lugar mejor, también habrá grandes políticos, empresarios, economistas dispuestos a que el mundo no cambie, porque al final el rico no sería feliz si no hubiera pobres. 

Comentarios

  1. Tienes razón en lo de los que están dispuestos a que el mundo no cambie no vaya a ser que los ricos no se hagan más ricos. Por lo demás, me alegro de que que tengas más acontecimientos positivos que negativos. Que el 2.013 sea aún mejor.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Quédate con lo positivo.

    Recuerda esa estrella que compartimos, y piensa que al menos en tus sueños, habrá un mundo mejor. Hay utopías con las que nunca debemos dejar de soñar. No importa la edad.

    Aunque sea soñar, y la realidad sea muy distinta. En nuestros sueños aún no gobiernan.

    Todos somos libres e iguales. Aunque la realidad sea otra. Todos nacemos, vivimos y acabamos muriendo.

    Venimos al mundo solos y nos vamos de él solos. Y no importa el dinero que hayamos tenido en nuestra cartera. Acabamos en el mismo sitio.

    Que nadie te impida soñar con ser quien quieras ser.

    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
  3. La ventaja de un año gris que se va es que se abre un nuevo año que nos presenta multitud de posibilidades para no caer en los mismos errores y lograr a base de esfuerzo que sea un buen año.

    ResponderEliminar
  4. Y una de las mejores fórmulas para que el mundo no cambie es acabar con la educación y con la sanidad.
    (Analfabetos y enfermos somos más débiles, ¿no?)

    ResponderEliminar
  5. Uf! cuanta razón tienes y qué difícil poder cambiar una sociedad en plena decadencia...

    Sólo deseo que podamos contar alguna vez que asistimos en primera persona a un hecho histórico sin igual.

    Te deseo mucha suerte para este año! y me alegro de que haya tanto de positivo en tu resumen del año ido.

    ¡Abrazos compañera!

    ResponderEliminar
  6. Pues sí; el mundo no va a cambiar y para que unos vivan tan escandalosamente bien, es necesario que haya pobres.
    Te deseo lo mejor para este 2013.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. JUAN CARLOS aunque con un poquito de retraso, yo también te deseo un 2013 bueno, o al menos que no perdamos nunca la esperanza.

    REBEKA que palabras más bonitas, es cierto, a pesar de que a una le desagrade como funciona el mundo, todavía hay gente con ganas de cambiar las cosas y que imagina un mundo mejor, y lo que está en la imaginación es posible.
    Yo no quiero ser rica, yo sólo quiero que no nos digan que no podemos, que no debemos...por nuestra condición social. Otro abrazo para ti.

    RALPH pues esperemos haber aprendido muchas cosas de este caótico 2012 y a estrenar el 2013 con muchas ganas.

    ResponderEliminar
  8. MARIA JESUS creo que tu visión se acerca a la mía, así es cuanto menos pensemos mejor, cuanto antes la salud nos impida tener fuerzas mejor, pero haremos caso a los otros bloggers y trataremos de no perder la esperanza, aunque cada día se me dibuja más claro el funcionamiento de todo esto y el porqué la economía ha decidido que la clase media y la clase pobre tiene que sufrir.

    PENSADORA me sumo a ese deseo de que nuestra generación acabe viviendo un gran cambio histórico, y por supuesto que sea para mejor. Mucha suerte a ti también ¡qué ya hemos arrancado!

    CLAIRE ¡y cómo puede ser si los pobres somos más! creo que a veces usamos esa frase como algo hecho, pero que aún no nos damos cuenta de que es así, que la gente que tiene poder se esfuerza enormemente por mantenerlo y que la vida humana si no es de su clase social le importa menos que nada. Feliz año para ti también, que sea muuuy feliz!

    ResponderEliminar
  9. Te has hecho mayor y eso duele, pero junto al conocimiento tienes las herramientas el cambio, y cambio es cada cosa que haces o no haces.

    Mis mejores deseos también para este 2013

    ResponderEliminar
  10. PILAR que rollo esto de hacerse mayor, será que hay un momento en que no sólo uno se da cuenta de algo tonto como que los Reyes son lo padres si no de cosas mucho más graves, pero tal vez, también el ser mayor te haga más poderoso para cambiar el mundo.

    Feliz 2013 linda!

    ResponderEliminar
  11. De todo lo que hablas he hablado tanto y tan frecuentemente que ya casi no lo hago porque siento que me repito…
    Solo añado que un sistema entero fomentó que se viviera por encima de las posibilidades… Conozco a muchas personas que teniendo un contrato de seis meses, que luego ni les renovaron, pudieron con su nómina comprar muchas cosas, coches incluidos, y dar la entrada de pisos que hoy día no son de nadie…
    Es terrible, este año de carrera está siendo frustrante porque es imposible que en mi futura profesión vivamos de espaldas a todo esto, y a veces siento como que no desconecto…
    ¿2013 será mejor? Ojalá, pero el optimismo se ha convertido en un lujo.

    Baci cara

    ResponderEliminar
  12. GATA ROMA te noto pesimista, aunque supongo que es lo que nos toca en esta epoca. Es verdad, que repitiendo el discurso uno acaba interiorizando lo mal que esta todo, lo horrible, y lo gris es gris multiplicado por diez.
    También es verdad que muchos de los que compraron no fueron precavidos al hacerlo, confiando en que las situaciones no fueran cambiantes, pero yo me quejo de otra cosa, de que unos poco decidan que todos no podemos tener exactamente lo mismo que los demás porque el sistema esta creado para que siempre haya diferencias.

    ResponderEliminar
  13. Si mo hubiera pobres
    el rico no seria feliz
    GENIAL
    Feliz que hayas vuelto
    tu mente me gusta lo mismo que tu manera de pensar

    ResponderEliminar
  14. RECOMENZAR creo que el post se podría resumir exactamente en eso, algo que todos sabemos pero de lo que no siempre somos conscientes.
    Gracias por la bienvenida.

    ResponderEliminar
  15. cuando mi hija (21 años) me dice algunas de las cosas que tú cuentas, siempre le contesto con un: "bienvenida al mundo real"

    es un mundo muy jodido, sí, no cabe ninguna duda... menos mal que aún nos queda el amor, la solidaridad, la tolerancia, la comprensión, la caridad...

    biquiños,

    ResponderEliminar
  16. ¡Feliz año guapa!
    Yo me he propuesto cuidarme mucho y tener salud. Espero que estés pasando por un buena etapa, por lo que te leo, la mereces.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  17. Qué será... todos queremos algo mejor día a día, pero no resulta, ¿estamos solamente ante el principio del final?

    ResponderEliminar
  18. Me apunté como seguidor de su blog; si acaso vienes un día al mío, me gustaría que hicieras lo mismo.

    ResponderEliminar
  19. ALDABRA que no son cosas nada despreciables si no las mejores cosas con las que contamos. Pues mírame a mí, con 33 años y todavía descubriendo como va el mundo real.

    BETTIE MIAU pues más o menos igual, mira que yo me he propuesto hacer más deporte y volver a perder peso, la vida sigue, más bien que mal, así que no nos quejaremos.

    Hola William gracias por pasarte por aquí, la verdad es que tengo la costumbre de devolver las visitas. Quien sabe si esto es un principio o tal sólo un final.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …