Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

LA INJUSTICIA DE DIOS

Cuando la vida es injusta uno siempre intenta darle una explicación mejor. Tambor tiene su versión propia, esa que se basa en el karma, sea de esta vida o de las anteriores, cree que todo nos sucede para que aprendamos una lección, incluso las grandes desgracias. Para ella las personas que se encuentran en estado vegetativo en realidad han abandonado hace rato su cuerpo y el envoltorio sigue allí presente para que esas familias trabajen distintos aspectos que les ayuden al crecimiento personal. Decir algo así sin pruebas es arriesgado, pero en todo caso prefiero esta versión  a la de ese Dios castigador que nos manda los eventos en respuesta a nuestros terribles pecados y que todo depende de esa extraña voluntad sobre la que el ser humano no encuentra explicación pero a la que nos dicen: “Hijo mío, los caminos del Señor son inescrutables”.La enfermera de la habitación tres me reclamó un momento para que le prestara ayuda, apenas hacía dos segundo un niño con cara avispada me había tir…