Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

REFRESCOS

Limón y naranja, helado y hielo, vestido de flores y sandalias, las uñas rojas y los labios brillantes, la cara limpia y el color café pegándose a la piel, las tres de la tarde y la calle desierta, una silla en el portal mientras el viento cálido te da una bofetada, ensaladas con pasta de colores y un mordisco a la sandía, horchata en una terraza, días que se alargan y vacaciones que se acercan, una playa para hundir los pies en la arena, el aleteo del mar y ese olor a piscina que anuncia el verano, el canto de la chicharra, el sudor de después de la ducha y  el pelo mojado para que lo seque el sol con sus destellos, la música que cambia de ritmo y la luz que lo llena todo, se abren los ojos, se desliza el tirante de mi hombro, el cielo se vuelve azul más cielo, nubes que desaparecen y la hierba que brilla de tanto verde. Leche merengada y cerezas rojas como sangre, mi padre saliendo al jardín con la manguera para refrescarlo todo, la hamaca paraguaya todavía colgada en lo alto del de…

ME GUSTA TODO DE TI PERO TÚ NO

Curiosas contradicciones que tiene la vida a las que añadimos una explicación inmerecida. Como me hace reír Serrat entre dientes,  mientras disecciono cada una de las palabras que se atan a recuerdos que vienen y van y que adquieren el  sentido, esta vez sí, merecido. Que razón tenía él al decir: “me gusta todo de ti pero tú no”. Café negro en el fondo de la taza y una mirada desesperada que me implora que le quiera, me dice: “¡No lo entiendo! Llevo la misma camisa, los mismos pantalones, el mismo cinturón que él y no te gusto”. 15 años son demasiados pocos para entenderlo, pero a veces sucede, hay quien resulta absolutamente perfecto y el corazón se muestra indiferente. Con 32 se invierten los papeles: “me gusta el lunar junto a tu nariz y tus dientes alineados, tu amor por otros mundos, otras vidas, otras gentes; me gusta la tranquilidad de tu sonrisa, el pelo negro como el carbón, como entonas las canciones, el amor por tu familia, la forma en que cocinas y la curva de tu cintura, …