Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

EL DÍA QUE YO GIRÉ A LA IZQUIERDA Y TÚ A LA DERECHA

Uno de los errores que cometemos es pensar que las personas no cambian, yo me he esculpido tantas veces que en ocasiones olvido quién soy y quién fui. La psicología dice que existen tendencias pero que los valores y nuestra personalidad son flexibles y se pueden moldear a lo largo de la vida, por eso no resulta nada sencillo predecir el comportamiento. Tal vez ese es el motivo por el que siempre tuve fe en ciertas personas aunque me demostraran una y mil veces que era injustificada.Caminaba con mi carpeta por los pasillos del hospital cuando de repente una cara conocida se cruzó en mi campo de visión. A pesar de haber pasado muchos años, él seguía teniendo el mismo aspecto, tal vez un poco más grueso, un pelín desaliñado, el pelo todo enredado y una profesión a las espaldas que le había quitado vitalidad. Pero sin duda aquel hombre era el mismo compañero de escuela con el que había compartido muchas risas y más canciones y que luego se había enamorado con locura de la hermana de mi …

SEÑORAS

Los vientos volvieron a cambiar durante el fin de semana, miles de hojas formando remolinos que me acompañaron al portal mientras yo corría a toda prisa no fuera caso que los idus de marzo tuvieran algo que ver.
A veces uno se para esperando que tras la calma algo suceda, intentando adivinar señales hasta en la sombra de los charcos, tan escasos últimamente. Así recorría mi pueblo, con la esperanza de que pronto o temprano pero no tarde, aparecería lo inesperado.
Al otro lado de la calle, ella estaba en su silla plegable con el jersey de lana tejido a mano y unos pantalones elásticos que le marcaban la inevitabilidad del tejido adiposo dispuesto a quedarse alojado en el principio del ombligo, cuando las hormonas han desaparecido y empiezan a gastar bromas pesadas. Tenía unos 70 años pero la vitalidad de los 20.
Por un momento intercambiamos miradas, entre sus arrugas y sus ojos profundos me llegó claro que las señoras lo son para toda la vida y que ella había dejado de esperar para dis…

HACIA RUTAS SALVAJES

A veces me gustaría ser una idealista y salir huyendo hacía rutas salvajes, sin necesidad de dinero, de familia, de amigos, haciendo de cada día una aventura aún más increíble, descubriendo paisajes que jamás soñaron mis ojos y con el placer de mi soledad a mis espaldas. Ayer supe que alguien se marchaba a Sudáfrica dos años por amor, que una antigua amiga estaba embarazada, que mi hermano se marcha diez meses a Suecia, que hay gente que se quiere pero no puede estar junta, que hay corazones enormes y que alguien por conocerme me pidió que me casara con él en medio de un baile. Cristhopher McCandless o mejor Alexander Supertramp un buen día se levantó, canceló sus cuentas bancarias, renunció a su plaza en la universidad y sin previo aviso se apartó de su familia con una mochila al hombro recorriendo un camino que le llevó a la Alaska salvaje en un intento de apartarse del capitalismo y descubrir el verdadero sentido de la vida. Lo increíble es que tras sus largas reflexiones descubri…