Ir al contenido principal

LAS DOS CARAS DE UNA MONEDA SON OPUESTAS Y LA VIDA ESTÁ LLENA DE CONTRADICCIONES

Porque digan lo que digan el olvido no existe y hoy estoy nostálgica por todos los que se fueron y sigo echando cada día de menos, porque a veces me apetece retorcerme en los recuerdos y creer que el pasado fue mejor, extendiendo las alas, rebobinando la película, deseando haberme ganado un cachito muy grande del corazón porqué yo me llevé países enteros. 




Y porque lo mejor siempre está en lo que tiene que venir y en las infinitas posibilidades y en esa verdad eterna que dice que siempre se SOBREVIVE, con heridas o sin ellas, con más o menos fuerza, pero la victoria es perpetuamente del tiempo, de la vida y de esa extraña tendencia existente en el ser humano que nos hace aferrarnos con uñas y dientes a seguir, nos digan lo que nos digan y a pesar de haber podido llegar al pozo más oscuro seguimos viendo la luz.


“Un oficial japonés fue capturado por los soviéticos y arrojado al fondo de un pozo, donde sólo podía esperar morir de frío y sed en la oscuridad. Dentro de su desesperación, sin embargo, una vez al día sucedía algo maravilloso: cuando el sol se hallaba exactamente encima del pozo, la luz penetraba hasta el fondo por breves minutos, como una explosión de brillante esperanza.
Días más tarde fue rescatado por sus compañeros y salvó la vida contra todo pronóstico. Terminada la guerra, el oficial recordó aquel episodio durante toda su existencia casi con melancolía. Pese a haber rehecho su vida, aseguraba que jamás había vuelto a experimentar la felicidad de aquellos minutos radiantes en el fondo del pozo.”

Contado por Haruki Murakami en Crónica del pájaro que da cuerda al mundo sobre un episodio de la guerra de Manchuria del libro de Francesc Miralles, 365 ideas para cambiar tu vida, Hoy es un gran día.

Somos fuertes, somos valientes, somos dueños de nuestros años y aunque sigo echando de menos  siempre voy a SOBREVIVIR. 

Comentarios

mariajesusparadela ha dicho que…
La felicidad está en las cosas pequeñas.
En la vida cotidiana.
Y buscando dentro, no fuera.
Rebeca ha dicho que…
En eso sp staremos d acuerdo, la felicidad no se basa en grandes cosas si no en pequeños detalles
PENSADORA ha dicho que…
¡ahí te he visto acertada!

Sólo faltaría el vídeo de Mónica Naranjo ... jejeje!

Saludicos!
pero... existe la felicidad?
es un ser.. o un estar?
Camaleona ha dicho que…
Creo que no sería una superviviente, soy demasiado cobarde
Pilar ha dicho que…
No solo vas a sobrevivir, vas a vivir una vida plena, con sus risas y sus llantos, sus victorias y sus derrotas y porque no, también con sus recuerdos de aquello que solo tú entiendes porque es dulce en tu boca.


Besos
Rebeca ha dicho que…
PENSADORA jaja, ¡qué grande! ¡Monica Naranjo!

TITANIC un estar, y uno intenta que al menos, si uno no pueda "estar siempre" que se prolongue.

CAMALEONA no sé por qué hablas de ti de esa manera últimamente, tú eres la más valiente de todas y no me hagas que te ponga ejemplos.

PILAR creo que ya la estoy viviendo, sobrevivir es el día a día.
TEGEME ha dicho que…


Hoy esta entrada me viene al pelo, ha reaparecido alguien a quien ya daba por desterrado emocionalmente hablando y me he sorprendido a mí misma como es posible, que después de tanto tiempo sintiera cosas...
Las pequeñas cosas, son las que verdaderamente valen, pero es que si esas pequeñas cosas están impregnadas de la luz y el calor del Sol... Adoro al Sol...
Rebeca ha dicho que…
TEGEME curioso que cuando pensamos que hemos olvidado resulta que nuestro corazón aún guarda el recuerdo. En todo caso espero que eso no te tambaleara y el reencuentro emocional fuera para bien.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …