Ir al contenido principal

EL PUEBLO DE LOS GATOS



Haruki Murakami describió en 1Q84 un extraño pueblo llamado el pueblo de los gatos, allí la gente iba a perderse y nunca recuperarse. En la acción un muchacho subía en un tren y decidía bajar en una estación solitaria que pertenecía a un pueblo desierto. Recorría las calles y las casas abandonadas y con la llegada del anochecer el pueblo cambiaba. Manadas de gatos extraños ocupaban los espacios antes vacíos, adoptaban el comportamiento de personas y con ello le hacían recuperar al pueblo vida: gatos bebiendo cerveza, gatos tecleando en una máquina, gatos paseando, gatos leyendo el periódico…El muchacho se escondió en el campanario mientras observaba la curiosa actividad que duraba hasta el amanecer, después de eso los gatos desaparecían. Sabía que el tren pasaba por la mañana y por la tarde y se detenía en aquella estación, en cualquier caso podría volver cuando quisiera. Pero en la tercera noche los gatos detectaron su olor, y rebuscaron inquietos el aroma a humano, y aun estando a dos palmos de distancia y con el miedo metido en el cuerpo los gatos no vieron al muchacho,  temió haberse vuelto invisible, lo que le hizo tomar la decisión de que abandonaría el pueblo de forma inmediata. Lastimosamente después de aquel día el tren nunca se detuvo.
Mi pueblo me ha parecido todo agosto el pueblo de los gatos, el aire pesado entrando con excesiva temperatura en los pulmones, ligeras brisas que mueven plásticos de lo que se ha quedado a medias, no hay almas en las calles, negocios cerrados, las huellas de un visitante en casa, perdida y reencontrada, sinceramente deseaba que llegara septiembre, el extraño silencio y el movimiento del calor a cámara lenta me crean desasosiego.
Creo que Murakami trataba de decir que a veces son necesarios exilios voluntarios, pero que si uno se pierde  en exceso es posible que nunca vuelva.
Espero que nadie se haya quedado en el pueblo de los gatos después de las vacaciones y si lo hizo que fuera por un motivo bien distinto, como lo es encontrarse a sí mismo. 

Comentarios

mariajesusparadela ha dicho que…
Nuestro interior está lleno de gatos solitarios.
Juan Carlos ha dicho que…
María Jesús lo ha expresado mucho mejor que yo.
Salu2
La gata Roma ha dicho que…
Vaya, he tenido mi última semana vacacional en un pueblo ligado a mi infancia, la de mi madre y la de mi abuela, y me habría quedado allí por siempre y he tenido una extraña experiencia con un gato que espero postear pronto… A veces parece que el mundo gira sobre ejes muy parecidos.

Kisses
Pilar ha dicho que…
Poco a poco vamos volviendo, espero que un poco más reconciliados con nosotr@s mism@s.

Besos
Marilyn Recio ha dicho que…
Comparto la opinion de Maria Jesus. Me encantan los gatos. Me gusto mucho la foto!

un abraXo
Tequila Limón y Sal ha dicho que…
Yo estoy con Pilar... poco a poco, unos antes y otros después, todos volvemos.

Saludos!
yapagalaluz.blogspot.com
Darthpitufina ha dicho que…
Maria Jesús lo ha clavado, y coincido contigo al interpretar a Murakami; es posible que no haya salida después, si pasas demasiado tiempo en "el pueblo de los gatos"...

1Q84 me encantó ; su atmósfera, su trama, su escritura, todo adictivo!.

Besotes!
Rebeca ha dicho que…
MARIA JESUS lamentablemente sí y a veces hasta les da por manifestarse.

JUAN CARLOS saludos a ti también.

GATA ROMA jaja, parece que tú y yo tenemos una especie rara de sincronicidad, yo también estoy teniendo una extraña experiencia con un gato que por las noches entra en mi casa y me deja las huellas por todo el suelo y se come la comida que me he preparado para el día siguiente.

PILAR esperemos que así sea, los hay que rompen con la rutina y en lugar de vacaciones, acaban volviendo aún más estresados.

MARILYN RECIO a mí me gusta su indepencia y esa soltura suya para moverse por el mundo.

TEQUILA LIMON Y SAL bueno supongo que faltan los rezagados que hacen vacaciones en septiembre.

DARTHIPITUFINA ¿Y el final? a mí me dejo un poco a medias, pero luego leí por ahí que Murakami suele hacer estas coas.
La gata Roma ha dicho que…
No me lo puedo creer… eso mismo es lo que nos pasó!!! Espero poder colgar la entrada luego, que ayer no pude, pero ha sido increíble ya tu desenlace, tengo hasta la foto de las huellitas del gato cuando trepó hasta la sartén…


Rebeca ha dicho que…
GATA ROMA ¡qué fuerte! igualito! igualito! yo también tenía la huellitas por todo el mármol porqué el muy sinvergúenz metió la pata en la sarten donde había hecho unos filetes y luego me mordisqueó la carne y como no le gustó ahí me la dejo comida a medias.
Aldabra ha dicho que…
pues para mí este verano no me ha parecido verano, creo que porque fui muy poco a la playa... pronto llegará el invierno y me arrepetiré, y echaré de menos el sol.. pero así es la vida... un desear.

biquiños,
Rebeca ha dicho que…
ALDABRA yo también fui poquito y fue un verano largo y raro, pero con muchas cosas encima, y al final me encantó la vuelta de septiembre.
Camaleona ha dicho que…
Ahora mismo no me puedo permitir el lujo de perderme en mi interior ;)
Rebeca ha dicho que…
lo sé CAMALEONA, ahora mismo hay cosas demasiado importantes que reclaman tu atención, pero igual uno siempre ha de encontrar un rinconcito para pararse, verse a sí misma y tirar para adelante sabiendo que lo está haciendo bien.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …