Ir al contenido principal

LA ESTRELLA ERRANTE



Tango, Daniel Víctor


Cuando menos creía en el amor va mi tía y decide que quiere volverse a casar, que 50 años son para celebrarlos, ¡y no se quiere casar con cualquiera!, ¡no señor!, se casa con el hombre con el que ha compartido toda la vida y 5 hijos, incluido el que vino de sorpresa.

Así que hubo movilización familiar y prisas por encontrar regalos adecuados, ilusión de reencontrarnos y mucho tiempo para el recuerdo.

El caso es que me levanté a mi vuelta de Colombia con la sensación de no ser nada especial, Toto (y soy consciente que llevo demasiado tiempo hablando de él, pero es que se me han juntado las cosas que decir y lastimosamente casi todas tienen relación) al no quererme en la justa medida me hizo sentir un poco inferior, empecé a creer que el único motivo por el que no me amaba es que no era suficiente para él: suficientemente guapa, suficientemente inteligente, suficientemente rica, suficientemente nada…la vida que llevaba Toto lo erigía como alguien superior a mí, y luego empecé a experimentar una extraña envidia por sus recorridos a lo largo del mundo, yo siempre me había quedado estancada, aunque esa historia del estancamiento empezó hace mucho tiempo, aunque si soy sincera, yo nunca quise moverme, abrazada por una extraña comodidad y un conformismo por una vida que me gustaba. De hecho ante la oportunidad decidí quedarme aquí y gracias a eso ahora tengo lo que tengo, a los 20 años mi mejor amiga se marchó a Inglaterra con un trabajo seguro de enfermera, yo hice la solicitud pero el día de la entrevista no me presenté. Que Tico me hiciera decidir entre Paraguay y España fue una terrible dicotomía, siempre supe que no me movería, él también. A estos sentimientos se debe el desenlace. Pero entonces, esa experiencia despertó en mí el sentimiento de querer huir, tal vez más por lo perdido que por un deseo real y ya nada de lo que tenía a mí alrededor parecía suficiente para llenar el vacío de los que se habían ido. Así que Toto empezó a representar el ideal errante al que yo aspiraba. Sin embargo, hechas las cuentas, me dije a mí misma que no podía suscitar ningún interés al contar una vida que no tenía demasiada trascendencia y así todavía me vi más empequeñecida por la sombra de Toto.

Envuelta de ese sentimiento irracional, me senté con mi madre y tres de mis tías en un sofá de color azul, las persianas medio bajadas, dejando entrar el calor justo para confundir lágrimas y sudor. Mi tía Pili había recompuesto trozos de la historia de esta familia a modo de regalo para su hermana mayor. 50 años se desplegaron ante mis ojos en un vídeo plagado de músicas inolvidables y de personas que ya no están y de personas que acaban de venir, primero en blanco y negro, luego con la modernidad, se llenaron de color. Se me nublaron los ojos, yo que otra vez no quería llorar y mi tía se giró y me dijo: “No te me vayas a poner tonta”, pero es que de las cuatro casi ninguna podía hablar y las 4 competíamos por ser la más tonta. Allí estaban todos, mis abuelos, mis tíos, mis primos, los nietos que también llegaron y muchos eventos que sólo el que los ha vivido puede descubrirlos entre esas fotos que aprisionan un instante y que ocultan el resultado de muchos otros.

Sentí un extraño orgullo, calor, rubor, no necesitaba ser una estrella errante para ser feliz, lo mejor lo tenía allí, en 50 años de una familia que sin moverse por el mundo ha vivido muchísimo. Me condeno por ser a veces tan tonta.

Comentarios

mariajesusparadela ha dicho que…
El mayor problema que teemos las personas es que siempre buscamos fuera y a lo grande. Y la felicidad esta dentro y en lo pequeño.
Me alegro de que te hayas dado cuenta.
Rebeca ha dicho que…
Qué razón tienes MARIA JESUS no tengo que irme tan lejos como pensaba para encontrar lo que buscaba.
PENSADORA ha dicho que…
AAAAIIIINSSSS!!! TONTORRONA!

Pero que sensación tan emocionande darte cuenta así, de repente, que no estás tan perdida, que sí tienes lo que quieres y que lo más sencillo y lo más cercano es lo que menos valoramos... así somos. ¡aaaay humanitos!.

¿Recuerdas esta entrada mía?: http://quejevissomos.blogspot.com.es/2009/05/antes-sencilla-que-muerta.html

No hace falta ser una estrella errante para vivir plenamente.

Saluditos guapa!
Rebeca ha dicho que…
PENSADORA sí, sólo que a veces a una le seducen ciertos cantos de sirena y se piensa que por lo que piense el otro, eso es lo que tiene que ser y una es menos, pero no, hay nómadas que se sienten muy solos y otros que a no nos movemos y conseguimos hacer lazos eternos, aunque veces se nos olvide, aunque a veces haga falta un vídeo tonto y estar rodeada de tus tías para darte cuenta.
Por supuesto que me acuerdo de tu entrada, niña.
La gata Roma ha dicho que…
Casi lloro yo leyéndolo así que el vídeo debe ser tremendo… Pero tienes razón, nos han vendido el ideal del aventurero, la persona cosmopolita e hipermoderna, el ciudadano del mundo que hace del planeta su hogar… y eso está genial, además la situación que vivimos nos obliga a pensar en reducir las fronteras… yo misma intento mentalizarme de que puede haber muchas oportunidades fuera y ya casi es algo que me atrae… pero no nos engañemos, daría lo que fuera por un buen trabajo dentro de mi profesión y en mi querida Sevilla, por la casa de mis sueños que ya comenté en un post, por quedarme aquí, con los míos y recorrer el mundo por el simple y puro placer de hacerlo.

Kisses
BettieMiau ha dicho que…
Te entiendo cuando hablas de sentirte pequeñita al lado de una persona a la que amas. Es dificil serenarse y plantarse, decir que no va a volver a pasar y llenarte de autoengaño de autoestima y decirte que serás una super-mujer a su lado. No funciona, al menos a mi no, me sigo sintiendo pequeña por eso mismo que dices: hay más guapas, lindas, cultas, listas, mujeres mejores que yo ¿que pinto yo aqui?

Pero tu te has dado cuenta de que lo mejor de ti lo tienes dentro, tu corazón,tu alma, tu misma, tus sentimientos, tus emociones y eso, es algo muy grande sin competir con Toto, cada uno es como es y tu eres muuuuy grande, leete y reelete tu entrada porque es muy sano lo que escribes, a mi me ha servido tb para darme cuenta de que lo mejor de una misma, está dentro, en un pequeño lugar llamado corazón lleno de cosas grandiosas.

Besos desde Bcn!
Rebeca ha dicho que…
GATA ROMA estoy contigo, parece que el movimiento a desbancado a la estabilidad y a la posibilidad de hacer lazos, cuando uno cambia continúamente no se compromete al cien por cien con nada. Parece que tener vidas simples, con un mismo trabajo durante años, sea lo peor que puede hacer un ser humano y que es una obligación acumular experiéncias y experiéncias sin descanso, y no hablo, de lo que vivimos día a día,a pesar de que los aprendizajes suelen salir de las cosas más simples que se repiten, si no de esas clasificadas como grandes y que valen la pena, que hay que disfrutar, y no digo que no este bien vivirlas, pero una no es menos merecedora o menos interesante por el hecho de no haberse desplegado por el mundo, igual a veces siento una punzada de envidía, pero cuando visito a mi mejor amiga por ejemplo, me doy cuenta que su vida es tan normal como la mía sólo que en lugar de vivir en el contexto España, vive en Inglaterra. Sobre Toto siempre he pensado que huye de algo, que lo hará toda su vida, hasta que se pare a mirarse, y que por mucho que diga que me quiere, que reza a Dios por mí (sí esas cursiladas dice) su incapacidad para hacer lazos y su obsesión por buscar retos en el trabajo hace que me pregunte muchas veces si algún día será feliz, y yo piense que soy tonta, que hay que quererse más, compararse menos, recordar lo que uno tiene, adorarlo y conservarlo, cuando vuelvo con los míos me doy cuenta que estoy demasiado a gusto porque ellos te quieren simplemente por ser tú, sin tener que ganartelos ni demostrarles nada, sólo porqué compartimos genes. Ojalá no tengas que salir corriendo y encuentres trabajo de lo tuyo, en todo caso, errantes por el mundo, no nos queda más remedio que ganar otro tipo de experiéncia, y sabiendo como tú eres a través de todos los escritos, esté donde esté tu destino sé que triunfaras.
Rebeca ha dicho que…
BETTIE MIAU uno busca una explicación cuando no es correspondida y casi siempre optamos por la peor opción, pensar que somos inferiores al otro, en lugar de creer que el otro no es lo suficiente para nosotras. Toto es de esos tipos que cumple a la perfección el perfil de alto ejecutivo y de hombre soltero que disfruta de su vida, su mundo y el mío son demasiado distintos, así que el corazón se me ha carcomido de tantos intentos y la autoestima ha desaparecido, ahora que estamos separados, y tratando de sacarme la rabia a través de los escritos, sólo hasta que pueda olvidar un poquito y notar que duele un poco menos, siempre que él no vuelva a reaparecer, como suele hacer al cabo del tiempo, me doy cuenta que cuando mi desesperación me lleva a compararme, a querer, a ser algo que no soy por estar al lado de alguien que deseo, me olvido de lo más importante, de lo que tengo alrededor, de lo que siempre ha estado, de lo que de verdad quiero, de mis verdaderos anhelos, me olvido de mí y eso no debe pasar jamás, el impacto del vídeo de mi maravillosa familia ha sido sólo un recordatorio de que soy muy afortunada y que siempre habrá alguien que me querrá de forma desmesurada e incondicional a pesar de mis defectos, y que hay cosas que son mucho más perdurables y trascendentales y que a ellas pertenezco.
Espero que tú también estés bien, darse cuenta, como bien dices, es lo más importante.
Y aprovechando que estamos en Barcelona a ver si nos vemos algún día por la ciudad ;), je,je!
Aldabra ha dicho que…
yo soy de las que no se ha movido, vivo en el mismo barrio donde me crié, en él crié a mi hija, mi trabajo está muy cerca y he viajado muy poquito... nunca he sentido esa necesidad porque sé que tengo limitaciones y una de ellas es que para estar bien, necesito sentirme segura entre lo que me es familiar, mis padres (no tengo hermanos), mi hogar... mi mundo pequeño que puedo abarcar con mis manos.

no todos tenemos el corazón errante.

biquiños,
Rebeca ha dicho que…
ALADABRA así era yo, el corazón lo tenía bien sujeto, como dices la comodidad y la seguridad de mi vida me era suficiente para no buscar otros estimulos, de hecho, llevo des de los cinco años viviendo en el mismo pueblo (ya acumulo 33 ¡cumplí hace dos semanas!), y he trabajado diez años en un hospital de tercer nivel y ahora llevo tres años en otro, he viajado pero lo justo para quedarme sólo con la parte bonita y encantadora de cada país, conocer a personas trotamundos es lo que me ha hecho pensar que quizás lo mío no valía la pena, lo cierto, es que he estado muy equivocada. Es más fácil y más cercano, como dices al final, lo que se puede abarcar con las manos.
Marilyn Recio ha dicho que…
Se puede recorrer el mundo desde el corazon. No tienes que trasladarte fisicamente. Hermosa vivencia!

un abraXo!
Rebeca ha dicho que…
Pues entonces creo que ya llevo kilómetros recorridos y a cuestas!
La gata Roma ha dicho que…
Jajajaja jops, con el final del comentario me has puesto colorada… Yo creo que puedo vivir grandes experiencias en mi propia ciudad; por ejemplo, todo el mundo considera que en la carrera es importante irse fuera, y yo no digo que no lo sea, pero en lugar de eso el curso que viene me he propuesto ser alumna interna en un departamento que lleva una asignatura muy compleja de la carrera. Tal vez esa experiencia también me enriquezca, me de curriculum y todas esas cosas que ayudan a tener contactos para todo lo que viene después de la universidad.
Me ha encantado el comentario subterráneo sobre las cursiladas de Toto. Seguramente su carácter es ese, trotamundo, lo habría sido de cualquier manera, y tal vez el encuentra la felicidad en eso, en desmontar su vida a cada poco y plantarla en otro sitio…
Pero tu no eres menos por no tener ese estilo de vida, tu has conseguido muchas cosas que no son nada fáciles, menos aún en los tiempos que corren así que siéntete orgullosa, como cuando ese tiparraco criticó tu pueblo y tu sentiste que él no tenía ni puñetera idea de lo que hablaba…

Kisses
Rebeca ha dicho que…
GATA ROMA no te me pongas colorada que una dice lo que siente, y ya te digo yo que leyéndote se te ve la mar de preparada. También me parece una buena opción seguir enriqueciendo el curriculum, a pesar de que todos insistan en que hoy en día hay que marcharse para buscarse la vida ¡mira a nuestros dos hermanos! pero la conclusión es lo que bien dices, que no hace falta moverse kilómetros y kilómetros para tener grandes experiencias, al final, la vida es lo mismo en todos sitios.
Neuriwoman. ha dicho que…
Lo que nos cuentas debio ser un momento mágico y lleno de emociones. La capacidad de ser felices esta en nuestro interior, tan al margen de lo que nos rodea. Que no hace falta ni siquiera pestañear para sentirse a gusto con una misma y su experiencia vital.

Personalmente mi vida ha sido un ajetreo por razones del trabajo de mis padres. Cada cuatro meses una nueva ciudad, un nuevo colegio, nuevos amigos y algunos que han quedado por el camino.

Era feliz en aquellos tiempos y sigo siendolo hoy a pesar de las limitaciones que impone mi enfermedad. A pesar de haber pasado casí dos años en una cama y de estar empezando a salir a la calle despues de otros cinco. Siempre me senti afortunada de lo que consigo no de lo que voy perdiendo.

Sobre la estabilidad emocional creo que no hay que moverse un palmo, sobre la estabilidad laboral en la actualidad nos imponen esta diaspora. No nos dejan margen para elegir.

Un caluroso abrazo.
Vicente Rubio ha dicho que…
Debe de ser el Calor, o que soy mayor pero no te he entendido mi vida.
Un beso muy fuerte y quizá a la próxima vez lo pueda hacer.
Rebeca ha dicho que…
NEUROIWOMAN bueno tienes un poquito de los dos: errante y estable, aunque como dices para los lazos emocionales yo también creo que no hay que moverse un palmo. Es verdad que la crisis nos está obligando a huir, en mi caso no tengo esa necesidad porque soy funcionaria, pero ya sabes tú que a los sanitarios se nos vienen otros problemas. Lo malo es que yo creí que las vidas que se extienden por el mundo eran mejores que la mía y la verdad es que estés donde estés quien hace de la vida algo grande es uno mismo. Te admiro porque después de leer tu comentario creo que tú eres de esas personas que saben buscar la felicidad independientemente del contexto.

VICENTE bueno...siento si no he sido muy clara, solo quería decir que lejos de lo que pensaba mi vida no es menos maravillosa o intensa por el hecho de no estar continuamente viajando por el mundo, como algunas personas que he conocido me han hecho creer, y que quien me ha abierto los ojos es la familia maravillosa que tengo.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …