Ir al contenido principal

EL ERIZO QUE DESCUBRIÓ QUE TENÍA ALAS

Un angel que soñaba volar al sol, Gildardo Zambrano Pantoja

Era un 31 de julio y el sol apretaba con todo el peso del verano. A los lados, Barcelona se abría y se cerraba con carteles publicitarios que auguraban una despedida. A las doce de la mañana ese momento llegó.
Pepo había estado anunciando durante meses que prefería el abrazo frío de las tierras de Suecia, la crisis económica probablemente influiría en su futuro laboral y por tanto era su obligación buscar una formación mejor, aunque no sabía muy bien si era más atractivo el sueco o las suecas. A sus 24 años aún le queda mucho camino por recorrer hacía la madurez.
Mi madre, resentida en lo más hondo pensando que tal vez algo ha hecho mal para provocar esa huida, se armó de entereza y de muchos sacrificios para poderle costear a su hijo esa estancia de tres meses, en un país que tal vez sería suyo para siempre.
Aún la miro y veo que se le ha partido el alma, al fin y al cabo, él es el pequeño, el que tiene la elegancia del erizo, el que no cuenta nada, el que va de duro pero es excesivamente blando, el que aún desconoce del todo el funcionamiento del mundo.
Mi madre pensó que lo podrían confundir con un mendigo cuando llegará a Estocolmo, que acabaría en la cárcel, que su pobre Pepo seria un hijo perdido. Tuve que bajarla de su exageración y recordarle que en la vida todos estamos hechos para seguir nuestro camino.
En la despedida estuvimos mi madre, mi padre y yo. A mi padre que se había informado de todo lo que sucedía en Suecia le estrecho la mano, a mi madre dos besos pero ni siquiera subiendo las escaleras se giró para comprobar lo que dejaba a sus espaldas, y a mí otros dos besos con la amargura de llevarnos bien pero desconocernos mucho.
Lo dije, la crisis me lo quita todo, mi hermano se ha marchado, y yo vuelvo a mirar anhelante hacía otro país mientras voy dibujando crucecitas en un mapa del mundo, en cada ciudad un corazón latiendo, ligado a un segundo que se encuentra a miles de kilómetros. Definitivamente la distancia no es ninguna barrera dependiendo de cómo hayamos invertido el tiempo compartido.
Pero lo peor es darme cuenta que todo lo que ha hecho mi madre, todo su esfuerzo, su amor incondicional, su voluntad, su tenacidad, su capacidad de perdón, sus regalos… en realidad son sólo un pacto provisional, con los años, nos crecen las alas, partimos y abandonamos a los que nos cuidaron a cambio de nada y aunque nosotros nos sentimos más libres, capaces, sin necesidad de nadie, los que se quedan sorprendentemente tienen que volver a enfrentarse a la soledad, reaprender lo que olvidaron después de tantos años, empezar una vida que durante demasiado tiempo habían dejado olvidada.
Mamá sin nosotros vuelve a ser ella, se acabaron las excusas para no enfrentarse a sus problemas. Le deseo suerte a mi hermano, a mis padres y celebro el eterno círculo de la vida, donde como siempre, sólo las mujeres son capaces de amar de esa manera.

Comentarios

Tequila Limon y Sal ha dicho que…
Yo ya soy madre y ahora entiendo todo lo que mi madre (y mi padre) han hecho por mis hermanos y por mí. Todo sacrificio sin más a cambio que el amor.
Rebeca ha dicho que…
Pues sí, cuesta darse cuenta de esas cosas hasta que uno crece, y entonces le entran a uno ganas de cuidar a quienes le cuidaron.
Carla Mendez ha dicho que…
Hola
Me llamo Carla y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy guapos de leer y compartir, te felicito y éxitos!. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
Si estás de acuerdo házmelo saber.
PD: mi email es: mendezcarla90@gmail.com
Carla.
Marilyn Recio ha dicho que…
Que linda entrada. Me he quedado cn ganas de leer más sobre el tema. Asi es la vida, cuando maduramos es que nos damos cuenta de lo que nuestros padres hicieron por nosotros solo por amor.

Un abraXo!
Rebeca ha dicho que…
MARILYN seguro que encuentras una historia a la medida, tus cuentos están llenso de enseñanzas y esto es la vida misma, el ciclo que nunca acaba, cuidar para que te cuiden sin ninguna garantía.
mariajesusparadela ha dicho que…
La familia siempre está. Y eso nos ayuda a seguir y progresar.
Son las raíces las que mantienen a los árboles en pie.
Rebeca ha dicho que…
MARIA JESUS, cuando peor están las cosas y más solo te sientes, ellos siempre están ahí, y encima pueden tener todos los defectos que quieran, que el amor por ellos sigue inalterable.
Camaleona ha dicho que…
No hay mayor alegría para mí que celebrar con mis hijos cada paso que dan hacia la independencia, a pesar de ese inevitable instinto de protección.
Seguro que tu madre también tiene esos sentimientos encontrados.
Le deseo suerte a tu hermano en ese viaje en busca de un futuro laboral.
Y sobretodo deseo suerte a tu madre en ese viaje para encontrarse con la mujer en la que se ha convertido después de todos los años en los que se ha dedicado a "criaros
Rebeca ha dicho que…
Como me recuerda a ti este post, con eso de seguir siendo mujer y sobrevivir. Yo también les deseo suerte, a mi hermano que no está acostumbrado a enfrentarse al mundo y a mí madre que se hizo mujer de costumbres que ahora están cambiando.
Aldabra ha dicho que…
ay, cuanta tristeza en el corazón de tu madre, y en el tuyo también.

biquiños,
Rebeca ha dicho que…
TITANIC gracias y ALDABRA bueno son cositas de la vida, no hay más remedio que afrontarlo, y dejar que cada uno extienda sus alas, esa es la ley, aunque nos ponga un poquito tontuñas.
Amanda Cervera ha dicho que…
Desde que vive sola, mi madre ha encontrado a una mujer nueva,. Ella misma, pero con 25 años mas que cuando dejo de estar sola, de cuando pasó de casa de su madre a la de su marido y ahora a su casa. Propia, sola y feliz. Yo quiero ser una madre como ella.
Rebeca ha dicho que…
AMANDA pues sí, en los roles que nos va atribuyendo en la vida a veces olvidamos quienes somos, el ejemplo de tu madre es una forma de tenerlo siempre presente, la mía ha sido independiente para muchas cosas pero en otras perdió totalmente su identidad, lo bueno, que lo hizo voluntariamente, y lo más bueno, que ahora puede reencontrarse.
La gata Roma ha dicho que…
La vida es eso, volar, caer, levantarse… Mi hermano pequeño hace tiempo que se fue; está más cerca que Pepo, no salió de España pero a mi madre se le antoja tan lejos como si se tratara de Dinamarca…
Pero bueno, la cosa es saber convivir a distancia, yo ahora me llevo mejor con mi hermano, de hecho ya las vacaciones que pasamos juntos en gran parte me están resultando demasiado laaaargas…

Kisses desde Santander
Rebeca ha dicho que…
Eso es algo que también me han dicho, que a veces en la distancia, te empiezas a comunicar mucho más y cómo son las madres, preocupadas hasta el infinito. Disfruta en Santander y que no se te haga tan laaaaaaarga la convivencia,je,je
Neuriwoman. ha dicho que…
Hola, llego desde el blog de Asun despues de leer tu comentario y ver el post que escribiste sobre el tema. Como madre y de momento llevo estas separaciones bastante bien. Lo considero imprescindible para la felicidad de mis hijos, que vuelen libres sin sentirse culpables. Que sepan valerse por si solos.

El cariño se mantiene en la distancia y su felicidad construye también la mía.

Ahora que mi esposo si sufre un poco más ese síndrome del nido vació, pero para aliviarlo ya le digo que me tiene a mi y yo le tengo a él.

En fin, espero que tu madre se adapte pronto y comience a disfrutar del lado positivo que tienen todas las situaciones.

Un abrazo.
BettieMiau ha dicho que…
Seguramente tu madre esté pasando por la fase del "nido vacio" y lo pasan muy mal aunque tal como dices, es ley de vida, hay que ser maduro y salir del nido y salir al mundo.

Quien sabe que cosas buenas te trae a ti este hecho, pienso que algo, aunque sea pequeño, te va a aportar.

Confía en estas señales del destino, si tu hermano se ha ido es por alguna razón y seguro, que positiva.

Besos con mojito!
Rebeca ha dicho que…
NEURIWOMAN supongo que saber que ellos están bien es suficiente, a mi madre lo que le pasa es la falta de costumbre, yo ya soy más mayor y hace seis años que abandoné el nido, pero mi hermano siempre ha estado entre algodoncitos, pensando que se come el mundo pero con falta de práctica en las cosas de verdad, y mi madre que ha extendido su protección en exceso no puede abandonar su preocupación.
Yo creo como tú, que a los hijos hay que darles la libertad, y que uno no deja de ser menos por no tenerlos, mi madre también tiene a mi padre, tal vez esta sea una segunda oportunidad.
Gracias por tu comentario.
Rebeca ha dicho que…
BETTIE MIAU, claro que me aporta! ahora tengo una excusa para irme de viaje a Suecia, ja,ja. En serio, no sé, a veces pienso que tengo que trabajar más el apego, aunque me considero muy independiente y tampoco suele depender de nadie, pero claro, las personas más significativas para mí siguen a miles de kilómetros, pero paciencia.
Yandros ha dicho que…
Estocolmo es precioso. De los sitios para elegir destino hoy día, sin dudarlo eligiría los paises nórdicos o algún centroeuropeo, o las islas británicas. Nos llama la atención lo exótico, lo distinto pero como sociedad, las sociedades nórdicas nos llevan bastante ventaja.
Mi madre comenzó a trabajar de nuevo cuando mis hermanos y yo dejamos de ser una preocupación constante. Yo siempre he visto a mi madre feliz. Feliz cuando nos cuidaba, feliz cuando comenzó a trabajar, feliz ahora, feliz siempre. Ahora la veo más joven, es extraño. Quizás le hemos quitado preocupaciones y la hemos dejado ser ella misma.
Como todos, a veces tendrá sus momentos de nostalgia. Pero yo a mi madre siempre la recuerdo feliz. Es el mejor regalo que me ha hecho.
Rebeca ha dicho que…
YANDROS ¡Qué bonito Yandros! ¡con lo tonta que estoy últimamente! y que bueno siempre reencontrarte aunque pase el tiempo. La verdad es que no se puede esperar otra cosa que al menos ellos sean felices, tanto y más como nos han hecho a nosotros a lo largo de los años, espero que a mi madre se le quiten pronto las preocupaciones y empiece a ver que Pepo se ha hecho mayor y ella es libre.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …