Ir al contenido principal

REFRESCOS



Limón y naranja, helado y hielo, vestido de flores y sandalias, las uñas rojas y los labios brillantes, la cara limpia y el color café pegándose a la piel, las tres de la tarde y la calle desierta, una silla en el portal mientras el viento cálido te da una bofetada, ensaladas con pasta de colores y un mordisco a la sandía, horchata en una terraza, días que se alargan y vacaciones que se acercan, una playa para hundir los pies en la arena, el aleteo del mar y ese olor a piscina que anuncia el verano, el canto de la chicharra, el sudor de después de la ducha y  el pelo mojado para que lo seque el sol con sus destellos, la música que cambia de ritmo y la luz que lo llena todo, se abren los ojos, se desliza el tirante de mi hombro, el cielo se vuelve azul más cielo, nubes que desaparecen y la hierba que brilla de tanto verde. Leche merengada y cerezas rojas como sangre, mi padre saliendo al jardín con la manguera para refrescarlo todo, la hamaca paraguaya todavía colgada en lo alto del desván meciéndome al compás del ventilador. Sopa de coco y un brindis con fresas machacadas y mucho hielo picado. Se redescubre la piel tanto tiempo oculta, y camino con los pies descalzos, y cae la noche pero el día sigue, el cielo se ilumina con petardos y la gente ríe y muerdo un cubito de hielo que me deja la boca anestesiada, y busco: la sombra, el agua, el fresco, la tarde y el frío.
Hoy no cuento historias, hoy sólo junto palabras para que me refresquen. 

Comentarios

  1. Disfruta del verano y de lo que representan esas palabras que te refrescan!!!

    ResponderEliminar
  2. Por aquí, aun se aguanta, pero se agradece la frescura.

    ResponderEliminar
  3. Eso necesito yo, un montón de palabras refrescantes, que no puedo con esta barriga y taaaanto calor...

    ResponderEliminar
  4. A partir de los 35º ya no soy persona salvo que esté tirado a la orilla del mar o de un río, pero las cerezas... refrescan.
    Salu2

    ResponderEliminar
  5. ¡Y tanto que me has refrescado! de pronto me ha llegado una brisa mediterránea llena de sal, cariño y mucha fruta dulce.
    ¡Disfruta, ya es verano!

    ResponderEliminar
  6. TEGEME ¡Por supuesta! un día y estoy de ¡VACACIONES!

    MARIA JESUS suerte habéis tenido que la ola de calor ha tardado un poquito más en llegar ahí arriba.

    CAMALEONA ¡pobrecita!¡debes estar apuntito! tengo una amiga de ocho meses soportando también el calor.

    DARTHPITUFINA yo creo que más que el verano, adoro todo lo que conlleva, la gente está como más contenta.

    JUAN CARLOS ja,ja ¿Y Quién es persona a 35º? ayer mi coche marcaba 42, casi me derrito, por suerte siempre hay cositas como las cerezas.

    BETTIEMIAU ¡lo intentaremos! ¡y lo mismo te digo, ahora llega lo mejor!

    ResponderEliminar
  7. Eso de escribir solo con cosas que evocan para provocar sensaciones tenía un nombre, pero tengo el cerebro licuado de los exámenes y el calor hispalense y no recuerdo como se denominaba eso…
    Ains, que desaparecida estoy, es que me está pasando de todo, pero voy a dedicarle un ratito a leer como te va la vida.

    Un besazo

    Kisses

    ResponderEliminar
  8. ¡que buenas las nochecitas de verano!... todas esas sensaciones... la quietud... el refresco...

    ResponderEliminar
  9. GATA ROMA yo tampoco me acuerdo como se decía. Es que este calor mata, a mí tampoco me apetece otra cosa que quedarme tirada en el suelo que esta fresquito y esperar a que venga la ncohe para recorrer terracitas.

    PENSADORA ays sí, y definitivamente ya han empezado, dos meses por delante para que se relentice el mundo y a todos se nos ponga el humor en estado buen.

    ResponderEliminar
  10. amo el verano,l su inicio, sus uñas de colores...
    Unas amigas me dicen que el verano empieza el dia que me pongo "el vestido de verano" , asi que para nosotras el verano es un vestido muy corto de rayas y un hombro al aire!

    ResponderEliminar
  11. Refrescante sin duda!!!aqui ya es insoportable!!besitos cariño

    ResponderEliminar
  12. Amanda yo también, aunque luego me haga echar de menos el invierno. Yo el vestido lo elijo de flores.

    S. no me extraña por ahí tengo festejando a una amiga mía compatriata tuya. Si no fuera por todo lo bueno que tiene Sevilla, que sin en el calor ya no sería la misma.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …