Ir al contenido principal

ME GUSTA TODO DE TI PERO TÚ NO



Curiosas contradicciones que tiene la vida a las que añadimos una explicación inmerecida. Como me hace reír Serrat entre dientes,  mientras disecciono cada una de las palabras que se atan a recuerdos que vienen y van y que adquieren el  sentido, esta vez sí, merecido. Que razón tenía él al decir: “me gusta todo de ti pero tú no”.
Café negro en el fondo de la taza y una mirada desesperada que me implora que le quiera, me dice: “¡No lo entiendo! Llevo la misma camisa, los mismos pantalones, el mismo cinturón que él y no te gusto”. 15 años son demasiados pocos para entenderlo, pero a veces sucede, hay quien resulta absolutamente perfecto y el corazón se muestra indiferente.
Con 32 se invierten los papeles: “me gusta el lunar junto a tu nariz y tus dientes alineados, tu amor por otros mundos, otras vidas, otras gentes; me gusta la tranquilidad de tu sonrisa, el pelo negro como el carbón, como entonas las canciones, el amor por tu familia, la forma en que cocinas y la curva de tu cintura, como cuidas las palabras y  que saques siempre algo que contar rebuscando en tu cartera,  pero si tuviera que elegir, me gusta todo de ti, pero tú no, pero tú no”.
Y aunque insista, y a pesar del esfuerzo al rescatar mi corazón de la basura, siempre será así: “Tú no, tú no”, y como el chico de 15 años, de aquella tarde de desamor, yo tampoco lo quiero oír.



Comentarios

  1. Da igual lo que te guste. Alfinal será lo que el corazón diga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni siquiera te puedo replicar esa sentencia, ays...

      Eliminar
  2. Me suena a la canción de "with or without you" porque es un tira-afloja de emocione sy sentimientos. ME gustas pero no me gustas...bonitas contradicciones y como joden a veces!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobretodo lo segundo, a veces pienso que lo de las pócimas mágicas de las brujas y lo de las flechas de Cupido sería una buena idea para hacer encajar piezas.

      Eliminar
  3. Ni contigo ni sin tí, eterno dilema entre lo que eres y lo que deseo que seas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. más bien quería decir que deseo todas esas piecitas pero que el conjunto no me gusta, eso pasa, "eres perfecto pero no te quiero".

      Eliminar
  4. Que viene a decir algo así como: Me encanta que estés en mi cama, pero nunca jamás en mi casa... Y eso, duele mucho, mucho...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese sería mi caso, el del quinceañero fue más bien ni en mi cama ni en mi casa ¡ Por Dios, que eran otras edades! y a mí lo que me pasaba es que me tenía enamorada su mejor amigo, a mi mejor amiga él, y a él yo, y al amigo ninguna.
      Pero del mal de nuestros días, sí duele mucho, creo que mi autoestima ha caído en picado por culpa de eso muchas veces y siempre buscando una explicación que me convenza para entenderlo que no acaba de llegar.

      Eliminar
    2. Sí, eso me pasa a mí muchas veces, pienso, ¿qué narices falla? ¿dónde está mi tara? Algunos encima te sueltan lo de, debería halagarte que los tíos se quieran acostar contigo y yo pienso que debo de estar hueca si es lo único que quieren de mí.
      Pero ayer, hablando con una amiga llegué a la conclusión, va a ser que somos demasiado listas y no nos llegan a la suela del zapato...
      Aquí el que no se consuela...jeje

      Eliminar
    3. ja,ja, sí hay que consolarse como sea, mira, Toto me dijo en un alarde mío de "para que veas lo que te pierdes" en el que yo estaba haciéndome la interesante: "aunque tú no te lo creas tengo un montón de admiradores" (antes muerta que sencilla, ya sabes), pues él en lugar de reírse me miro y me dijo: "estoy convencido, y cuando te conocen se deben quedar a cuadros y se deben dar cuenta que no están a tu altura y que no saben que hacer". Vale que él intentaba ser amable, pero yo me he hecho muy mío ese argumento, y ahora pienso eso Tere "que es que no están a nuestra altura, que somos demasiado para ellos y eso asusta" en cambio el sexo siempre es fácil, al menos para ellos,que tienen bien separada la razón del corazón (salvando las excepciones por supuesto).

      Eliminar
  5. P.D. A veces me da miedo leer lo que escribes, porque se me pasan historias similares por la cabeza y digo quiero escribirlo y luego pienso... No Tere!!! eso es plagio. jajajaj.

    ResponderEliminar
  6. Mira Tere que es que yo creo que somos toda una generación de mujeres que nos enfrentamos a lo mismo y que al final cuando más diferentes pensamos que son las personas más nos parecemos. Tú escribelo que de plagio nada, que tu toquecito personal es muy tuyo y a mí me gusta leer tus historias.

    ResponderEliminar
  7. No sé si se trata de suerte de encontrar a la persona adecuada o de tener el corazón abierto y disponible para detectarle cuando se acerque. O quizás las dos cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poquito de todo, yo reconozco que más bien me ha pasado lo segundo, que el corazón lo tenía cerrado bien aferradito al pasado. Pero bueno, no siempre pasan esas cosas, a veces también "me gusta todo de ti y tú también".

      Eliminar
  8. Somos pura contradicción y esa es la salsa de la vida, sino,¡qué aburrido sería todo si lo tuvieramos todo tan claro!
    Saludoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, son esas historias felices, complicadas, terribles, apasionadas...las que nos entretienen.

      Eliminar
  9. A si...y a muy a pesar de mi estado actual...como conozco esa canción...como la he vivido..
    Al final sera lo que el corazón te mande y ya.

    ResponderEliminar
  10. PALMOBA y sí, poco hay que hacer en eso, no soy yo la que tengo el control.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …