Ir al contenido principal

TONTA


“Tú eres tonta” la frase resonaba en mis oídos como si fuera el subtítulo de una película extranjera. Mi madre estaba sentada en la mesa de la cocina fumando un cigarrillo, la vista fija en el televisor, los años la habían dotado de pocos recursos para acercarse a sus hijos. La falta de comunicación se compensaba con un esfuerzo incondicional por complacer deseos básicos.

“Soy tonta” y sentí en mí el peso de la decepción por mi manía de seguir cometiendo errores. Por un instante odie a mi madre, mi cara desfigurada le había mostrado que algo no andaba bien en mi corazón, pero sus lecciones de vida acababan en aquella corta frase, como si ella lo hubiera hecho mejor. Eligió a mi padre que era un ser egoísta y la había dejado muchísimas veces sola ante las exigencias de la vida. Durante las comidas en que todos estábamos reunidos siempre imperaba el silencio porque ninguna sabíamos que decirnos. Y yo y Pepo habíamos llegado a la conclusión que eran un extraño matrimonio y de rebote nosotros una extraña familia.

Recuerdo haber oído a mi madre quejarse de lo poco que le contaba cuando todavía era una adolescente, ahora que me había convertido en mujer quería desvelarle mis secretos, pero mi madre no estaba preparada, era más fácil aludir a mis carencias, que a mis esperanzas de que la próxima vez lo haría mejor. Tal vez es verdad eso de que padres e hijos no pueden ser amigos.

Me quedé pensando más allá de la herida, que mi madre había aprendido a callarse las tristezas, a esconder sentimientos, a seguir la vida y fingir que todo esta bien, perfecto, y aunque a veces el amor la desbordaba no sabía transmitirlo. Tonta fue como decirme que sentía que las cosas me hubieran ido mal, debía apurar mejor mis decisiones, adornado ya no sonaba tan terrible.

Quise enseñarla a hacerlo mejor, quise hacerlo yo mucho mejor, pero los padres sólo lo hacen lo mejor que saben, que pueden, la suma de sus circunstancias y la suma de las mías nos ponían en bandos distintos. Aun así éramos dos mujeres unidas por nueve meses, gracias a ella había tenido diez mil oportunidades que ella jamás tuvo, gracias a ella aprendí a gritar los sentimientos, a sentirlos multiplicados por mil, a querer que mi existencia no fuera una simple rutina, quise huir de hombres egoístas como mi padre, pero en el fondo siempre acabamos pareciéndonos a nuestras madres.

Ninguna de las dos somos tontas, tal vez un poco frágiles y vamos construyendo corazas para que nadie nos dañe. Hay una barrera de comunicación parecida a un muro de Berlín entre nosotras, pero cuando a ella se le agotan las palabras, la sigo entendiendo, la sigo queriendo y la sigo perdonando. Me hubiera encantado enseñarle otra vida, pero eso es por ser hija boba porque ella nunca me dijo que no le gustara la suya. Y ante todas estas cosas aunque pase el tiempo, aunque cada vez esté más lejos, me sigo sorprendiendo.

Comentarios

mariajesusparadela ha dicho que…
Aas madres les ha tocado vivir una etapa oscura en la que había que esconder los sentimientos.
Hoy hemos aprendido a expresarnos y vivir de otra manera.
Pilar ha dicho que…
Duele el resonar del exabrupto, pero tú sabes todo lo que esconde. A veces entre madres e hijas el dialogo solo empieza cuando ya has cerrado la puerta, aunque curiosamente somos lo que somos gracias a ellas.

Un abrazo, lista.
BettieMiau ha dicho que…
MAdre mia! Nunca mejor dicho jeje!

Me encanta que te dejes sorprender por tu madre, son personas con mucha sabiduría. Y estoy con Mariajesusparadela en que vivieron una etapa oscura y de silencio.

Seguramente tu serás una madre lista, de eso que no te quepa duda!
Lila ha dicho que…
Qué decirte de madres e hijas Rebeca, yo llevo una larga retahíla de encuentros y desencuentros madre e hija... Nada, quererlas, entenderlas, y en mi caso muchas, muchas veces sufrirla.

Besitos!
La gata Roma ha dicho que…
A nuestras madres no las educaron para elegir, ni para quejarse, ni para demostrar lo que valían, valen mucho, pero lo dicho, no las educaron para presumir de ello.
Incluso hay un curioso fenómeno, tengo una amiga que actualmente no se habla con su madre por un tema de su vida sentimental que para su madre es intolerable. Su madre trabaja, lleva pantalones ajustados, botas altas, lee buenos libros, ve muchas películas, sale con sus compañeras de trabajo… una apariencia moderna para una persona que en el fondo no deja de ser esa mujer de un pequeño pueblo Sevillano a la que educaron para que despreciara a las mujeres “frescas”, que es lo que considera hoy día que es su hija, que no ha hecho otra cosa que equivocarse en busca de su felicidad.
Me gustaría pensar que todo este entrenamiento en hablidades sociales, en inteligencia emocional, en empatizar, en analizar y comprender hará que el día de mañana no es que seamos mejores madres que las nuestras, pero si algo diferentes…
Debo decir que por suerte, tal vez por los últimos diez años que ha vivido, mi madre hace esfuerzos titánicos por ser cada vez más comprensiva, por más que vaya contra esa educación fría del tiempo que le tocó vivir….
Palmoba ha dicho que…
ohh que post bonito Rebeca!! es que las madres nos quieren tanto que a veces son nuestras peores criticas..como son personas a veces piensan en lo que habrian hecho ellas con nuestra oportunidad..sin mirar en el resto de nestras propias circunstancias....
Dime que Tiene que ser así!! si no tnedre que montar en colera cada vez que vea a mi madre por las cosas que a veces me dice!!!
Rebeca ha dicho que…
MARIA JESUS sí, mi madre como muchas otras vio en el matrimonio la forma de empezar a ser ella misma por primera vez.

PILAR claro, si ella no fuera así conmigo yo no habría adquirido este resultado. Cuanto más crece uno más cuenta se da de las cosas y más ganas tiene de remediarlas.

BETTIEMIAU lo cierto es que son toda una generación con una historia a sus espaldas que no tiene mucho que ver con la nuestra, los sentimientos no tenían mucha cabida porque las cosas se hacían porque así debía ser, por eso entiendo a la mía, sólo son esos los recursos de los que dispone.

LILA la mía no da guerra porque luego tiene muchos detalles pero lo de la barrera comunicacional me duele un pelín,pero que le vamos a hacer si no lo sabe hacer mejor ni yo tampoco.

GATA ROMA la madre de tu amiga parece la mía, ella también va con botas altas y tejanos ajustados, parece moderna pero en su mente se acumulan las viejas ideas de como debe ser el mundo, sobre las relaciones casi no entiende nada de la falta de compromiso que existe hoy en día. Felicito a tu madre por hacer esos esfuerzos, a la mía creo que ya no la cambiaremos pero la quiero igual.

PALMOBA tiene que ser así, personalmente yo no puedo dejar de quererla por sus criticas, es mi madre.
Noelia ha dicho que…
Siempre que pienso en mi mamá pienso algo parecido, que no tuvo las oportunidades que hubiera deseado y se encargo de que sus hijos viéramos eso, y que luchemos por lo que deseamos. Para mi, mi mamá fue un pilar cuando no tenía voz ni fe en mi misma y a pesar de que no se la hice fácil nunca tuve un reproche de sus labios, tan sólo aliento y esperanza que no lograba encontrar. La extraño todos los días pero trato de honrarla y hacerla sentir orgullosa.
Mercedes Pinto ha dicho que…
Querida Rebeca, el muro que hay entre una generación y la siguiente es muy difícil de saltar, a cada una le toca vivir momentos y sucesos sociales muy distintos, es normal que haya diferencias, pero lo importante es comprenderse, quererse, a pesar de todo. Solo el cariño es capaz de saltar los muros más altos.
Un abrazo y hasta dentro de dos semanas.
Rebeca ha dicho que…
NOELIA allá donde está seguro que está orgullosísima. Has dicho una cosa que es verdad, ellas a veces no tienen recursos pero nosotras tampoco lo ponemos fácil.

MERCEDES diferente pero insalvable, eh. Es cierto vivimos momentos historicos tan diferentes que el resultado también son mentalidades distintas, pero el amor siempre lo puede todo.
PAZ ha dicho que…
Mi madre ya no está, era una mujer inteligente...se le extraña y es verdad lo que dices, los hijos (as) copiamos o caemos en las mismas contradicciones que nuestras madres.
Me gustó tu escrito y no eres tonta, por el contrario al escribir expresas, sentimientos, preguntas, y sabiduría...no te preocupes ya serás cercana a tu madre y develarás todo lo que te inquieta
Abrazo
Paz
Rebeca ha dicho que…
PAZ supongo que debo agradecer el que siga conmigo, y por otro lado, a pesar de ese "tonta" carente de mal intenciones, a medida que pasan los años, creo que entiendo más a mi madre.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…