Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

LA EDAD EN QUE SE PIERDE LA INOCENCIA Y EL PERPETUO ESPEJISMO

Salí para perderme contigo pero siempre me pierdo a mí misma.


Hay veces que soy inmensamente feliz, como en ese lago de Lérida cuando miraba desafiante a las montañas y Toto me hacía una foto desde la distancia.
Ayer cerré la última página de la edad de la inocencia, me sentía a partes iguales un poco condesa Oleska un poco Newland. Y pensé en como la mayoría acabamos conformándonos y asumiendo que debemos hacer “lo correcto”, no porque haya una aristocracia newyorkina que decide cuales son las reglas del juego, sino porque simplemente así debe ser en todas las clases sociales.
Sentí que tarde o temprano me conformaría, dejaría de ir detrás de una condesa para quedarme con alguien como May, fácil, manejable, predecible y que me haría terriblemente infeliz porqué ni siquiera el tiempo es capaz de apaciguar ciertos sentimientos y yo sentía el corazón desbocado cada vez que me cruzaba con los ojos azabaches de Toto, estaba condenada a una vida entera de esos sentimientos y comprensiblement…

AMOR (IN)CONDICIONAL

A veces me sorprendo de lo intolerantes que somos las mujeres con las otras mujeres, quizás porque nuestra autorización para expresar sentimientos nos permite herir de forma libre.
Esta vez voy a poner un nombre, un nombre que no será el verdadero pero que le da la forma de mujer que tiene, una mujer que a pesar de su intención de comerse el mundo no se quiere y no se respeta, y como casi todas, traslada sus miedos e inseguridades a las otras personas. Beatriz. Y al escribirlo suena una extraña melodía separando cada una de las silabas.
La noche de fin de año cada uno vivió sus particulares historias, un hilo argumental que no sabemos hacía donde nos llevará. Beatriz no quiso salir con nosotras, se quedó en casa bebiendo demasiado y observando a su amor devorar con miradas de deseo a una de sus mejores amigas. Y amor, que en ocasiones no sabe reaccionar de la forma correcta, afirmó que Beatriz era menos atractiva que la amiga.
Miles de lágrimas y otra prueba de que nos seguimos midiendo …

NEUTRINO Y FOTÓN

Los neutrinos han conseguido ganar a la luz. No estoy muy puesta en las leyes de la física, pero parece ser que se había descartado que alguien o algo pudiera ir más rápido que la velocidad de la luz. Pero los neutrinos lo han hecho, se han marchado temporalmente a otra dimensión, han vuelto y con eso han ganado la carrera.
Si eres un ser simple como yo probablemente la competición no tenga mayor interés que el que podía despertar el cuento de la Liebre y la Tortuga, pero si eres un fanático de Star Trek estos dos deportistas de elite acaban de convertirse en superhéroes.
Ni siquiera tenía mucha idea de lo que era un neutrino, pero mi interés ha ido aumentando a medida de que el físico que trata de explicar la teoría de Cuerdas a la par que las autopistas que existen en el universo, ha hablado delos viajes al pasado.
Si el experimento se confirma y los neutrinos se quedan con la medalla de oro, existirá la posibilidad para la raza humana de viajar a tiempos anteriores.
Entonces es cuando …

EXPLORADORES DE CONSUMIDORES

Recuerdo, que cuando estaba en el colegio, alguien me dijo en una ocasión que si hay algo que puedes encontrar en cualquier parte del mundo, hasta en el pueblo más recóndito y perdido de la selva, es una lata de coca cola oxidada. Los tentáculos de las multinacionales conocen caminos aún desconocidos para los exploradores y que ni siquiera figuran en los mapas.
Y creo que aquella persona debía ser muy sabia porque con el paso del tiempo me he dado cuenta que así es.
Mi pueblo, aquel que Jack Johnson encontró ridículo, siempre ha sido un espacio de refugio para mí. Es como si nada le hubiera alterado con el paso de los años, y las historias no se produjeran más allá de sus fronteras, a cien pasos contados tengo la posibilidad de caminar entre trigales y ocultarme en la sombra de los pinos y de los hinojos salvajes que crecen en los caminos. Mi mejor amiga y yo correteábamos cada montaña, y hasta enterramos una lata llena de secretos en uno de sus recovecos, en realidad sólo eran unas fot…

PUNTOS INTERCONECTADOS

Después de que su vida acabará de forma trágica hace unos meses, o tal vez, no tan trágica teniendo en cuenta todo el aprendizaje que se extrae de sus palabras, en más de una ocasión he recordado partes del discurso de Steve Jobsante los recién graduados de la universidad de Standford.
Unir los puntos:
unir los puntos consiste en encontrar las conexiones, esas conexiones nunca pueden verse desde el momento presente, es necesario llegar al futuro para que uno sea capaz de encontrar la relación. El corazón es un poderoso aliado, aquello que te ordene hazlo, sus razones están ocultas pero seguro que son buenas razones.
Para los que no recuerden su historia, comenzaré diciendo que Steve Jobs fue a la universidad deReed pero decidió dejarla a los 6 meses, de manera que no se graduó en nada, sin embargo, se mantuvo en ella 18 meses más, acudiendo a aquellas clases que le parecían interesantes, como: formación en caligrafía. Realmente eso no suena nada interesante, pero cuando 10 años más tard…

COMO CONOCÍ A VUESTRO PADRE

Para los que no conozcan la serie Como conocí a vuestra madre este post no tendrá mucho sentido, pero puedo decir que soy una combinación de Ted y de Robin. De Ted porqué mi lado romántico me sigue impulsando a buscar una relación de compromiso y de Robin, porque en el fondo me gusta estar soltera y también práctico lo de “nada de lazos serios”, lo cual me lleva a vivir momentos apoteósicos.
La Noche de Fin de Año se supone que es una de esas grandes noches, aunque luego en la realidad no suele diferir demasiado del resto de noches del año, con la excepción de que se tiene la licencia para cantar y berrear hasta las tantas de la mañana y beber casi hasta el coma etílico.
Así que después de 4 tequilas a favor del nuevo año las cosas no podían ir demasiado bien.
Pero para entenderlo es mejor empezar por la noche previa a la noche de fin de año. Ese viernes en que yo estaba tumbada sobre mi cama, con un pijama horrendo y con el único amparo de las redes sociales. La noche en que Jack Johnso…