Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2012

LA INJUSTICIA DE DIOS

Cuando la vida es injusta uno siempre intenta darle una explicación mejor. Tambor tiene su versión propia, esa que se basa en el karma, sea de esta vida o de las anteriores, cree que todo nos sucede para que aprendamos una lección, incluso las grandes desgracias. Para ella las personas que se encuentran en estado vegetativo en realidad han abandonado hace rato su cuerpo y el envoltorio sigue allí presente para que esas familias trabajen distintos aspectos que les ayuden al crecimiento personal. Decir algo así sin pruebas es arriesgado, pero en todo caso prefiero esta versión  a la de ese Dios castigador que nos manda los eventos en respuesta a nuestros terribles pecados y que todo depende de esa extraña voluntad sobre la que el ser humano no encuentra explicación pero a la que nos dicen: “Hijo mío, los caminos del Señor son inescrutables”. La enfermera de la habitación tres me reclamó un momento para que le prestara ayuda, apenas hacía dos segundo un niño con cara avispada me había tir…

LAS CHISPAS DE LA VIDA

Apunto de acabarse el mundo según la profecía maya y con la sensación de que todo se precipita a un ritmo vertiginoso, sospecho que la historia dará un vuelvo de un momento a otro. El miércoles de la Huelga General fui a trabajar escudada por las razones económicas y no por las sentimentales, igualmente mi madre me esperó a las cuatro con una sonrisa en la puerta del hospital dispuesta a revindicar hasta el último de los injustos recortes. Vino acompañada de tres mujeres más que se habían armado de banderas y silbatos para poner la voz en grito y precipitarse por las calles de la misma Barcelona que había salido a las calles en Septiembre, las cuatro rondaban los 50 y sabían muy bien lo que era el sacrificio. Hasta ahora no me había dado cuenta de la firmeza de sus ideas. Recuerdo estar notando la hinchazón de mis piernas mientras ella se enzarzaba en alargadas discusiones políticas con cualquiera que quisiera escucharla, para ella sigue siendo no un momento de banderas si no de defend…

PRINCIPIO DE PETER, EL AVANCE DE LA MEDIOCRIDAD

Existe un principio en empresariales denominado el principio de Peter, según este axioma, todo empleado en una jerarquía tiende ascender hasta su máximo nivel de incompetencia, una vez allí hará todo lo posible para que nadie le quite el poder alcanzado, acallando en muchas ocasiones o dificultando el camino a los más competentes, lo cual hace que a niveles prácticos las empresas acaben siendo gestionadas por el principio de la mediocridad. La confidencialidad a la que me debo me impide poner sobre la mesa algunos ejemplos de esta mediocridad sobre la gestión sanitaria, sin embargo, mi reciente admiración por el periodista Jordi Evole y su osadía para soltar esas preguntas que todos queremos formular pero que el temor a la respuesta nos hace callarnos, me ha puesto en bandeja los ejemplos. Quizás el desencanto con la clase política se ha acrecentado en los últimos tiempos acompañado de esa sensación de que persiguen intereses muy diferentes a los de las personas que representan. Los d…

DIVISIONES

Se acerca el otoño haciéndose el perezoso mientras los días siguen pasando a un ritmo vertiginoso. El mundo parece estar cambiando demasiado rápido, se han multiplicado sentimientos que durante un tiempo estaban dormidos pero que ahora, creyendo que nos salvaremos unos pocos, resurgen con más fuerza, me refiero a esas ideas del Nacionalismo. Yo sigo sin poderme dividir, es difícil elegir a nivel de sentimientos cuando una sabe que no pertenece a ningún sitio y en realidad la componen demasiadas partes, y es fácil pensar que tal vez, no se divide ni se reparte con suficiente justicia. El 11 de septiembre yo estaba en Barcelona a las siete de la tarde. Bajaba la Rambla mientras la gente subía con banderas, feliz por haber pasado un día esplendido y en el cielo las nubes se rascaban la panza con la punta de los edificios, no se oían gritos, no había peleas, era un día de sentimientos pacíficos. Mi madre había dejado colgada la “senyera” en el balcón de nuestra casa como tributo personal …

CUANDO INTERPRETÉ A BERNARDA ALBA

Llegó el final de la obra y llovieron los aplausos. Creo que lo que más me emocionó fue ver los ojos llorosos de mi madre y luego como pasados los días repetía parte del guion, esas frases que la habían calado, porque a pesar de sus escasos estudios, había aprendido a emocionarse con las grandes historias de la vida. Yo también había ido desmenuzando ensayo tras ensayo a las extrañas mujeres de Lorca, alegre de haber nacido libre, sin necesidad de guardar apariencias, disfrutando de la pasión, deseando no desperdiciar ninguno de mis años. Pero al recordar que no había pasado tanto tiempo desde la oscuridad de la casa de Bernarda Alba, me recorría un extraña tristeza, y esa indignación que de vez en cuando me corroe, por las mujeres que hemos sacrificado tanto, siglos de historia pensando que nuestro destino era estar subyugadas, que los sentimientos están para guardarlos. Con mi pequeña compañía de teatro trataba de dar vida a Bernarda y en medio del escenario le repetía a una de mis …

PREDILECCIONES

Gorda, voluptuosa, enorme, grande, obesa despampanante, con los rizos a juego y los tobillos como jarrones, el trasero palmeando como un timbal, y el fino tacón de aguja convertido en la línea final de su inmensa robustez. Las mejillas dos redondeces resaltadas con colorete de tonalidad roja y los ojos vivarachos con una expresión que dice que la han sorprendido, bohemia, tranquila, bella. Una vez descubrí un tesoro en una pequeña capilla de Roma cerca de la plaza del Popolo, era el atardecer de un invierno demasiado largo, en el que me había cargado a cuestas un abrigo italiano de cuadros blancos y negros que no me resguardó del frío y nos empujó a buscar refugio en una de las miles de iglesias que pueblan la ciudad eterna. En el interior atesorados por la piedra cuatro cuadros de Caravaggio decoraban las paredes. Aún ahora cuando se trata sólo de una imagen apolillada en mi cabeza, se mueve algo en mi interior. Esa exposición casi clandestina me descubrió a este pintor que ahora fig…

SER ZEN Y MORIR EN EL INTENTO

Es más fácil la abstinencia que la moderación”San Agustín.
Creo que estoy viendo a San Agustín a mi lado tomando Mojitos, “¡nunca más, tío, te lo prometo, nunca!”, le paso la mano por el cuello y veo al señor Santo demasiado guapo,  lo cual demuestra la absoluta debilidad del ser humano ¿Por qué un poquito nunca basta?

EL PUEBLO DE LOS GATOS

Haruki Murakami describió en 1Q84 un extraño pueblo llamado el pueblo de los gatos, allí la gente iba a perderse y nunca recuperarse. En la acción un muchacho subía en un tren y decidía bajar en una estación solitaria que pertenecía a un pueblo desierto. Recorría las calles y las casas abandonadas y con la llegada del anochecer el pueblo cambiaba. Manadas de gatos extraños ocupaban los espacios antes vacíos, adoptaban el comportamiento de personas y con ello le hacían recuperar al pueblo vida: gatos bebiendo cerveza, gatos tecleando en una máquina, gatos paseando, gatos leyendo el periódico…El muchacho se escondió en el campanario mientras observaba la curiosa actividad que duraba hasta el amanecer, después de eso los gatos desaparecían. Sabía que el tren pasaba por la mañana y por la tarde y se detenía en aquella estación, en cualquier caso podría volver cuando quisiera. Pero en la tercera noche los gatos detectaron su olor, y rebuscaron inquietos el aroma a humano, y aun estando a d…

LAS DOS CARAS DE UNA MONEDA SON OPUESTAS Y LA VIDA ESTÁ LLENA DE CONTRADICCIONES

Porque digan lo que digan el olvido no existe y hoy estoy nostálgica por todos los que se fueron y sigo echando cada día de menos, porque a veces me apetece retorcerme en los recuerdos y creer que el pasado fue mejor, extendiendo las alas, rebobinando la película, deseando haberme ganado un cachito muy grande del corazón porqué yo me llevé países enteros. 



Y porque lo mejor siempre está en lo que tiene que venir y en las infinitas posibilidades y en esa verdad eterna que dice que siempre se SOBREVIVE, con heridas o sin ellas, con más o menos fuerza, pero la victoria es perpetuamente del tiempo, de la vida y de esa extraña tendencia existente en el ser humano que nos hace aferrarnos con uñas y dientes a seguir, nos digan lo que nos digan y a pesar de haber podido llegar al pozo más oscuro seguimos viendo la luz.

“Un oficial japonés fue capturado por los soviéticos y arrojado al fondo de un pozo, donde sólo podía esperar morir de frío y sed en la oscuridad. Dentro de su desesperación, s…

LA PARADOJA ENTRE LAS CAUSAS Y LAS CONSECUENCIAS

A pesar de que la llegada de Mc Donald’s a un pueblo tan tranquilo como el mío supuso una verdadera decepción para mi alma antivariación de las cosas que se merecen ser perpetuas, en aquel momento no adiviné que, de forma indirecta, nuestros destinos se encontraban entrelazados. Yo, desde hacía dos años una “apasionada” de la microbiología y ellos, Mc Donald’s, unos apasionados de la “calidad”. Después del famoso E.coli de los pepinos,  los bichos más resistentes de todos los tiempos pasaron a adquirir un protagonismo desmesurado,  aunque no se trataba de nada nuevo, junto a él habían otros mucho más sigilosos, siempre presentes para declarar la guerra a los antibióticos, y sobre los que la gente tenía escasa información. Dentro de esos terrorista ataca humanos, el Clostridium difficile tenía un papel protagonista,  acostumbrado a vivir entre nuestra flora intestinal en cuanto recibía un subidón de antibióticos podía llegarse a convertir en letal. El consumo desmesurado de hoy en día, …

SUBI DUBI DON

Que lejitos quedan esos días en que nos mandaban a la cama a tener felices sueños, a descansar y a despertarnos para enfrentar con fuerzas el nuevo día.
Desde que las cosas han cambiando a tonalidades oscuras no nos queda  más remedio que animarnos.  Rtve insiste cada noche en que nos esforcemos con la canción del optimismo, es como la guindita final después de las noticias, esa ironía que te dice: “no querías caldo pues toma dos tazas”, que la cosa está mu mal, pero tú sonríe, sonríe y sonríe. Maldita ironía que nos sueltan todo lo de la crisis y acto seguido a bailar el Dubi dubi Da. La verdad, no sé que pensar.

AMORES IRRECONCILIABLES

El beso, Edvard Munch
A los veinte años se ama con locura, sin restricciones y sin miedo a que la historia termine porque el amor se convierte en algo para siempre, en algo que nadie te puede arrebatar, aunque un día te lo arrebatan y se pierda la inocencia, las ganas, la pasión y la entrega. Pero estamos en los veinte y como almas todavía genuinas es tiempo de luchar contra viento y marea.
Entre desvaríos había conocido su primer amor, una niña de doce años que ya apuntaba a dotes de modelo, con la piel fina y esa belleza que se cree bien cogida e irrevocable. Tuvieron su particular historia ante las quejas de toda la gente que les rodeaba, ella era todavía demasiada niña para aprender a descubrir los intercambios de hombres y mujeres. Sin embargo, las prohibiciones no hacen más que alentar los hechos, y él empujado por los veinte siguió queriéndola amar y ella se dejo querer. Luego vino la primera ruptura y ese mal gusto del desamor que te deja tan defraudado porque el mundo es inju…

LA ESTRELLA ERRANTE

Tango, Daniel Víctor

Cuando menos creía en el amor va mi tía y decide que quiere volverse a casar, que 50 años son para celebrarlos, ¡y no se quiere casar con cualquiera!, ¡no señor!, se casa con el hombre con el que ha compartido toda la vida y 5 hijos, incluido el que vino de sorpresa.
Así que hubo movilización familiar y prisas por encontrar regalos adecuados, ilusión de reencontrarnos y mucho tiempo para el recuerdo.
El caso es que me levanté a mi vuelta de Colombia con la sensación de no ser nada especial, Toto (y soy consciente que llevo demasiado tiempo hablando de él, pero es que se me han juntado las cosas que decir y lastimosamente casi todas tienen relación) al no quererme en la justa medida me hizo sentir un poco inferior, empecé a creer que el único motivo por el que no me amaba es que no era suficiente para él: suficientemente guapa, suficientemente inteligente, suficientemente rica, suficientemente nada…la vida que llevaba Toto lo erigía como alguien superior a mí, y …

YO Y LAS CIRCUNSTANCIAS

Infidelidad, Angelika Dombrowski
“Mi mujer se fue con otro; entonces, yo la deje” Woody Allen.

Como siempre todo depende de la perspectiva, vale la elección fue obligada, pero lo importante es el resultado no el sujeto de la acción. Toto no quería estar conmigo entonces yo lo abandoné. Lloré por los rincones mi desdicha, Tambor me corrigió el vocabulario y me lo hizo notar: “no te equivoques, lo has dejado tú”, el motivo: la no aceptación de las condiciones, pero el hecho es el hecho. Como Woody Allen, qué más da como fueran las circunstancias, al final ninguno de los dos quería seguir estando.
Apuntes sobre como se suceden a veces los actos

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

EL ERIZO QUE DESCUBRIÓ QUE TENÍA ALAS

Un angel que soñaba volar al sol, Gildardo Zambrano Pantoja
Era un 31 de julio y el sol apretaba con todo el peso del verano. A los lados, Barcelona se abría y se cerraba con carteles publicitarios que auguraban una despedida. A las doce de la mañana ese momento llegó. Pepo había estado anunciando durante meses que prefería el abrazo frío de las tierras de Suecia, la crisis económica probablemente influiría en su futuro laboral y por tanto era su obligación buscar una formación mejor, aunque no sabía muy bien si era más atractivo el sueco o las suecas. A sus 24 años aún le queda mucho camino por recorrer hacía la madurez. Mi madre, resentida en lo más hondo pensando que tal vez algo ha hecho mal para provocar esa huida, se armó de entereza y de muchos sacrificios para poderle costear a su hijo esa estancia de tres meses, en un país que tal vez sería suyo para siempre. Aún la miro y veo que se le ha partido el alma, al fin y al cabo, él es el pequeño, el que tiene la elegancia del eriz…

LA BELLEZA QUE ME OCULTA

Mientras planeaba este viaje descubrí que existía otra forma de viajar. Un billete amañado para hacer un pacto con el Diablo. En lugar de vacaciones en busca de otra cultura podía pagar para ir a un centro de cirugía estética donde con gusto me harían todos los retoques. Al parecer Colombia tienen muchas modas al margen el café o la cocaína, sobre la cual debo decir, que si bien el país lo produce son muy pocos los consumidores, aquí más bien es el alcohol el que ocupa la primera posición como droga, ni siquiera el tabaco es una gran costumbre. Hacía poco había visto un documental sobre las mujeres, dispuesta aponerme en contra del feminismo radical, y sin embargo lo único que sentí es una terrible pena por ser mujer y por creerme menos valiosa ahora que, rastreando mi rostro, aparecían las primeras arrugas. En la televisión el triunfo casi siempre va asociado a la belleza en el caso del sexo, mal llamado, débil, y aunque las cosas han evolucionado el recuerdo no tan lejano de aquella…

LA DELGADA LÍNEA

Cárdenas Jansen. Delgada línea roja. 
Cuando lo grueso se adelgaza lo delgado muere”. Proverbio chino.  Sigo alimentándome de Sophie Calle.
Trato de averiguar el significado de esta frase aún sin un significado verdadero para mí. He perdido 15 kilos en el último año ¿se ha muerto algo de mí? Creo que sí, todavía no me reconozco en el espejo, o tal vez no quiero reconocerme.
Diario del viajero:  19 de julio de 2012, Bogotá, Colombia.  

REGRESO AL PASADO

No se puede ahogar una sonrisa o no se debería, está absolutamente prohíbido aquí cuando uno se despide del día a ritmo de chiva *. Toto dice que se encuentra fuera de lugar en su país aunque la posibilidad del nuevo trabajo sigue ganando, al parecer se ha transformado en alguien muy importante, pero lo quiera o no lo quiera los años en NuevaYork y nuestra extraña vida en Barcelona siguen pesando. ¿Qué le pasa a Colombia? ¿Por qué no todo ha sido bonito? Me he puesto guapa para la cena para salir a bailar, * vamos a recorrer la Cartagena de García Márquez pasados los tiempos del cólera, subidos en un autobús de colores, con música en directo y bebiendo ron con cola.   Como sólo somos dos nos ubican en una mesa de seis para compartir donde pronto instalan a una nueva pareja. Vienen de alguna región del interior, es su luna de miel, a penas una semana. Ella habla y habla sin parar, intencionadamente me ha dicho tres veces que su recién estrenado marido trabaja en un banco, ahora es el turn…

LAS COSAS QUE ME HACEN EQUIVOCARME

Winslow Homer, Summer Night
Escribo rápido para no olvidarme, para entenderlo, para recordarlo, recordarte, recordarnos. Me quedé dormida profundamente con la luz encendida, temblorosa. Noté que él se acercaba, apagaba la luz, me arropaba, pero yo fingí seguir durmiendo.Ni un solo día se marchó a trabajar sin despedirse, me acariciaba la cara, me besaba los labios y me susurraba en el odio que me fuera bien, que estuviera bien, y un abrazo fuerte que desearía que la fuerza de la costumbre no lo hiciera menos intenso.Y bailó conmigo y celebró mi vestido y me llevó a conocer el cálido Caribe y el café de Armenia. Y en mitad de la noche se abalanzó sobre mí lleno de deseo.Y sólo nos peleamos una vez cuando decidí quedarme esperando una hora frente a la iglesia de Usaquén por no llamarle porque me dijo que vendría y no vino y casi muero de frío y al volver a casa él estaba allí esperando a que quisiera hablar, preparado para darme calor, pedirme perdón, decirme que sí le hago feliz.Y le pus…

EL MOMENTO EFÍMERO

Edward Hopper. Luz de sol en una cafetería
Saboreo un café con leche, en el origen su gusto se vuelve más especial. Estoy sentada en otra de mis múltiples terrazas. Él tendrá unos 30 largos y claramente no tiene sangre indígena en sus venas. Como sigo en la zona alta de Bogotá, viste con el uniforme reglamentario: traje de marca conocida y corbata oprimiendo el cuello. Él sorbe un café frappé y me mira de perfil, como distraído, como si en realidad no mirara aunque los dos nos estamos mirando claramente. En la curiosidad de ese instante alargo el café, él se levanta un par de veces, la primera me clava los ojos y yo agacho la cabeza ignorando que alguien me ha penetrado con su visión, la segunda soy yo la que carga los ojos de intención y él levanta el mentón como si el mundo alrededor no existiera. Los dos vasos están vacíos, sigue la observación, la inquietud y quizás algo de deseo por la novedad. Miro al frente, reviso cada foto del viaje pensando en los pocos significados que refle…

LA SOLEDAD DEL VIAJERO

Sentada en esta región de los Andes marcada por la huella de los dinosaurios, empiezo a entender al cónsul británico Roger Casement. No por la tristeza del fin de sus días, donde la defensa incansable contra el opresor de las colonias acabó despertando en él un espíritu nacionalista irlandés que le condenaría a la muerte. Si no porqué a pesar de haber cumplido el sueño de los grandes exploradores surcando África (El Congo) y América (El Putumayo, Perú), llenándose de experiencias envidiables y de un ideal loable como la defensa de los derechos humanos, su homosexualidad lo condenó a la soledad. El vacío de su corazón fue a penas llenado por una colección de amantes de los cuales algunos ni siquiera tuvieron nombre. Y recorriendo las regiones caucheras, de amaneceres nítidos, de naturalezas desbordantes, de tierras cercanas al paraíso, lo único que sintió es no poder compartir su emoción y dolor con alguien. Evidentemente estoy lejos de ser Casement, no es un ideal loable el que me empu…

DOLOR EXQUISITO

El dolor tiene muchas versiones, es una de sus caras muestra una exquisitez que te hace paladear poco a poco el orgullo de haber sufrido. Las historias se vuelven bellas bajo el prisma del dramatismo y nos unen, rompiendo cualquier diferencia y haciendo a cualquier ser humano tan vulnerable como los demás. Pasear por el museo de Arte del Banco de la República me hizo sentir inmensamente cercana a Sophie Calle. Recorrer cada una de sus fotografías y componer poco a poco su historia despertó en mí el sentimiento de haberla conocido toda la vida, podríamos habernos sentado en un café, cada una con su rotura banal, sin olvidar que la banalidad deja de serlo cuando nos descompone el alma. Mi historia podía haber formado parte de las suyas y es que cada uno elige como curarse, y a medida que los ojos se me humedecían clavando los ojos en la foto del teléfono rojo y la cama sin deshacer, decidí que yo también había empezado mi cura.
Esta es la historia de Sophie:
“En 1984, el Ministerio de Re…

TAXI HISTORY

Bogotá descansa entre los Andes a 2574 metros de altura, lo cual me produce cierto mareo y esa sensación de estar pisando en falso. Hace tres meses Toto se marchó pensando que jamás aparecería el ansiado amor por mí, eso que imploran mis ojos a pesar de que el corazón se haya cargado de razones para poner los pies sobre la tierra. Sin embargo, hubo una última promesa, la que me convierte en un poco más tonta:  cruzar el océano una vez más para dejarme abrazar por Colombia, para conocerla y tal vez amarla. Una tierra en la que quizás he puesto demasiadas esperanzas. Llena de un espíritu aventurero que quiere demostrarme cosas a mí misma y armada de ese valor que en ciertas circunstancias todos disponemos me he dedicado a recorrer en soledad un país que en ocasiones me asusta y en otras me llena de libertad y emoción. En Bogotá el tráfico es inmenso, los atascos de nuestra hora punta aquí se llaman trancones y se producen a cualquier hora del día y a ello también se asocia un incremento …