Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

DE GRIS A CARBÓN

“Peor que lo que creemos”, eso repetía incesantemente la persona que tenía delante envalentonada con el tema, tan de moda últimamente, por el hecho de que nos afectaba a todos: la cri-sis. Podrían haberme temblado las piernas teniendo en cuenta todas las consecuencias asociadas, pero sin embargo, me mantenía tranquila pensando en que más allá de la situación real los discursos contribuían a aumentar la sensación de desasosiego.
Tico me llamó para recordarme que de vez en cuando me recuerda, que yo le recuerdo, que nosrecordamos y nos enviamos montones de cariño a través del mundo, eso y porqué Paraguay perdió la Copa América pero llegó a la final (las circunstancias son lo de menos).
Después de mil rodeos provocados por la distancia que hace que ya no tengamos tanto de que hablar y por qué lo que realmente yo quiero preguntarle él no me lo quiere contar (¿has rehechotu vida? ¿me quieres? ¿volverías algún día? Sí, soy una niña adicta al pasado, “Rebeca, sabesque hay temas que yo no hablo…

MI PUEBLO

Los últimos días antes de las vacaciones se están haciendo sumamente largos, como si alguien hubiera puesto dos gomas en sus puntas y no parara de tirar y tirar para que se extendieran y así los minutos ya no duraran sesenta segundos, ni las horas sesenta minutos.

Siento que necesito huir, un poco del mundo y un poco de mí misma, darme una pequeña tregua y decidirme a hablar seriamente, no porqué las cosas estén mal, no, todo lo contrario, después de tantos años, creo que he aprendido grandes lecciones y que de esta manera evitaré que lo indeseable se repita una y otra vez.

Cuando quiero volver a mí misma no me queda más remedio que retornar al origen, con los míos, con lo que tanto conozco, con lo que me ha dado el empuje y la estabilidad de toda una vida. Mi propia rutina ha convertido a mi persona.

Tengo que referirme nuevamente a Jack Johnson, aunque la referencia no está directamente relaciona con la relevancia que ocupa en mi vida, si no con esos extraños momentos que compartimos p…