Ir al contenido principal

MI ESTRELLA DE CINCO PUNTAS



Son tiempos difíciles para los soñadores y para los realistas, para los trabajadores y los parados, para los ganadores de toda la vida y los que han empezado a perder toda a esperanza, para los morenos y para los rubios, para los gordos y para los flacos, para los feos y para los guapos, para los hombres, para las mujeres, para las enfermeras y para los empresarios, para las farmacéuticas y para los hospitales, para mi madre, para mi padre, para mi hermano, para mí, tan independiente y tan dependiente al mismo tiempo.
Cuando uno ve las cosas desde lejos se siente poco involucrado, puede compadecerse ligeramente y luego olvidarse, pero cuando el día a día de la lucha se convierte en tu día, el olvido se escapa de entre los cajones.
Noviembre no sólo me ha obligado a abrigarme y a llevar el paraguas siempre a mi lado, ¡mi querido paraguas de corazones blancos! Noviembre me ha enseñado poquitas cifras en mi cuenta de ahorros y las peripecias que tiene que hacer una mujer soltera para no acabar muriendo de inanición y verse obligada a desandar sus pasos hacia la independencia.
Noviembre me ha recordado que mi madre me quiere, que si yo lucho, ella luchara el doble. Levanto el auricular tragándome ese orgullo al que me prometí que no renunciaría: “hola mama (te quiero mucho, aunque eso no lo digo), tengo que pedirte un favor… necesito comida”, mi madre se escandaliza porqué a mí se me ocurra pedir esas cosas: “¡hija, eso ni se pregunta!, cuelgo con el orgullo herido pero muy contenta. Es cierto: "te quiero mucho, mama."

Hace un mes, ahora ya casi dos, conocí a Mr. Soso, le llamo así con cariño porque él dice que ese debería ser su nombre en estas tristes historias, aunque yo sé muy bien que no es tan soso como él quiere dar a entender, de otra manera no hubiera conseguido arrancarme ninguna sonrisa.
Mr. Soso estaba en el paro, llevaba meses intentando sacarle alguna utilidad al aburrimiento, sin dinero y obligado a volver de forma provisional a casa de sus padres, el destino de muchos de mi generación. Tenía los ojos tristes, aunque como le cambian de color con la luz, lo disimulaba a ratos, dicen que a eso se le llama tener ojos de gato, yo creo que son ojos de circunstancias, saben seducirte según el momento y esconder las emociones si es necesario. Mr. Soso casi había perdido todas las esperanzas, siendo guapo se creía feo, siendo listo se creía tonto, siendo útil había decidido que era un inútil.
Cogí un trozo de papel y le garabatee una carita de manga japonés sonriente y debajo una estrella de cinco puntas: “¡Toma te la doy, te doy una de las puntas, forma parte de mi buena suerte pero creo que tú la necesitas más que yo, aunque luego me la tendrás que devolver.” Evidentemente él no creyó mis palabras, pero yo sí, estaba convencida que la crisis lo había convertido en un especialista en pesimismo y sólo necesitaba romper esa tonta persistencia en lo negativo para que cambiara su realidad.
Quizás lo que me pasó es que regale mi estrella y por eso noviembre se puso cuesta arriba, y por eso mis números dejaron de cuadrar y por eso casi me desespero, o quizás y esto es lo más probable, sólo soy una más de esas fichas que se caen tras el efecto domino y toda la culpa es de las circunstancias, de la crisis económica, de los recortes en sanidad… aunque el cambio de gobierno no me trae ninguna esperanza. Pero el milagro ocurrió y tras mi regalo Mr. Soso encontró trabajo, exactamente una semana después tras seis meses de espera.
Por si las moscas, le enseñé a Mr. Soso a pasear por Barcelona, vive allí y ni siquiera la conocía, la miraba con ojos sorprendidos cuando atravesábamos el Gótico, así que aproveche su sorpresa para decirle: “bueno ahora ya puedes devolverme la estrella, te la presté pero ahora ya tienes trabajo” “¿y eso cómo se hace? ¿Te la devuelvo y ya está?” “sí, sólo tienes que decirlo en voz alta”, y volví a tener mi estrella de cinco puntas.
Todavía no ha hecho su efecto, aunque tal vez él la necesitara más y ahora me siento un poco egoísta, porque recuerdo esa llamada a mi madre, y noto que aunque me atrapara la crisis jamás estaría sola para seguir sobreviviendo.
Así que, Mr. Soso ¡allá va! ¡te doy entera la estrella!

Sigo pensando que incluso cuando las circunstancias son malas las cosas buenas pueden seguir viniendo.

Comentarios

mariajesusparadela ha dicho que…
Puedo mandarte una estrella. También puedo, por ahora, darte comida. No tendrás que devolverme ni lo uno , ni lo otro. Tengo un correo en mi blog.
Pilar ha dicho que…
Me sumo al comentario de mariajesus, correos funciona, así que antes de comerte las puntas de la estrella, que los dentistas van carisimos recuerda que quien te quiere, te quiere.

Besos llenos de estrellas, que no es lo mismo que estrellados.
Mercedes Pinto ha dicho que…
Si yo tuviera una estrella de cinco puntas te la enviaría ahora mismo, pero como no la tengo, te mando desde aquí toda la luz y energía que puedas soportar.
Pasará, todo esto pasará, porque alguien que deja su estrella de la suerte a un amigo se merece toda la suerte del mundo. Mientras tanto, tienes a tu madre; verdaderamente tienes buena estrella.
Me encantó el texto.
Un fuerte abrazo.
S. ha dicho que…
Desgraciadamente hay mucho paro...
Yo te mando una estrella de cinco sonrisas!
Darthpitufina ha dicho que…
Mi niña, sé que estás bien arropada pero, cualquier cosa que necesites,
estoy aquí. Esta racha pasará, dale tiempo a tu estrella...

Te envío un abrazo fuerte y una sonrisa estelar.
Rebeka ha dicho que…
Te mando una estrella de cinco puntas imaginaria para que tu suerte regrese.
Siempre nos queda la familia, cuando todo se derrumba.
Es en estos momentos cuando nos damos cuenta de que la familia siempre está ahí, sin pedir nada a cambio.
Espero que la situación de la sanidad mejore y no vaya a peor. Y así mejore tu situación. De verdad, con todo mi corazón.

Un beso!
PsicoAlhana ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PsicoAlhana ha dicho que…
Me ha gustado mucho la entrada porque yo misma tb tengo mis objetos mágicos de buena suerte :)

Tengo dos muñecos, un frankstein y una novia de frankstein que cierto día cierta persona pensó que podiamos ser nosotros. Desde ese día van de la mano y si uno se cae, enseguida lo pongo al lado y asi una constante. Pienso que si no están cogidos, están triste y se separarán.

Qué bonito es soñar y tener fe y esperanza, que eso nunca te falte!

Una estrellita peque pero muy poderosa para ti! y de siete puntas!
Rebeca ha dicho que…
MARIA JESUS miles de gracias, cada día me doy cuenta de lo increíble que es el mundo blogger y la gente tan maravillosa que puedes llegar a encontrarte.

PILAR ja,ja, procuraré no comerme la punta de ninguna estrella, me han dicho que tienen muy pocas vitaminas. Gracias a ti también, cuento con quien me quiere y confio en que sólo será un mal mes.

MERCEDES PINTO al leerte me he dado cuenta que en realidad nunca perdí la estrella, quizás la quise prestar, pero de alguna manera, la luz de los que me quieren ha seguido conmigo. Gracias.


S. desgraciad y desesperadamente, y aún así no hay que perder la esperanza. ¡Me voy a hacer ricas con tantas estrellas, ja,ja!

DARTHPITUFINA gracias, yo también estoy convencida de que esto es sólo provisional. Nunca hay nada demasiado malo, ni que no se pueda remediar, a parte de la muerte como dice mi madre.

REBEKA incluso cuando renegamos de ellos es están ahí, incondicionales como tú dices.
Rebeca ha dicho que…
PSICOALHANA ¡Qué graciosos tus muñecas! yo también suelo darle vida a las cosas inanimadas. Pues sí, en algo hay que creer, yo creo que eso es lo que nos sostiene.
Yandros ha dicho que…
Siempre he pensado que tienes buen corazón.
No sabía que fuera un corazón con más puntas que ventrículos, pero si con más ilusión que desesperanza.
Puedes regalar estrellas, las que desees. Hay gente que las fabrica de serie y estoy seguro que los que te tienen a tu alrededor saben que eres una fabricadora en serie. Eso se nota.
Yo no te voy a regalar una estrella de cinco puntas, ya te han regalado muchas.
Yo te regalo un sol. Un sol no es más que una estrella vista de cerca
Un sol es una esfera. Una esfera no es más que una estrella de infinitas puntas.
Me encantan las matemáticas.
¿A que a tí ahora también?
Un abrazo estrellado
eL aRTe De SeNTiR ha dicho que…
Yo te mando todas las estrellas que puedas coger, eso si, creo que las mías solo brillan...Que tiempos tan difíciles
La gata Roma ha dicho que…
Paradójicamente con mi Nick, me cambian los ojos de color, incluso dependiendo de la época del año, van del marrón miel al verde más claro, este último aparece en primavera verano… y bueno, una rara gama de variaciones de esos tonos, una paranoia…
La verdad es que no me quiero quejar pero necesitaría una estrella. Lo mío no es tanto una crisis económica como personal a todos los niveles; pero lo dicho, no me quiero quejar, es que realmente nada me va mal mal, pero nada me va bien… ains, que vida esta.
Es estupendo compartir tu fortuna, parece que Mr Soso lo merecía, jejeje

Kisses
Rebeca ha dicho que…
YANDROS siempre me dices palabras muy bonito, la verdad es que me has regalado la mejor estrella, la que más brilla, el Sol, a mí no me apasionan las matemáticas como a ti, pero sé que sin ellas el mundo no existiría. Gracias, tú también tienes un gran corazón, se intuye por todos lados.

EL ARTE DE SENTIR ¡no me lo creo! seguro que tus estrellas también hacen su efecto y no sólo se dedican a brillar.

GATA ROMA así que compartes ojos con MR. SOSO, pues me parecen unos ojos de lo más originales porque se permiten cambiar según las circunstancias. Te entiendo cuando dices lo de la crisis a todos los niveles, a veces tenemos todo lo que se supone que debemos tener y sin embargo persiste el vacio en el corazón, lo malo, es que muchas veces las circunstancias no cambian, lo bueno, que el sentir de forma diferente depende sólo de uno mismo. Eres estúpenda y lo sabes, así que animate, por lo que te leo, me encantass, así que nada de crisis, a reírse, a vivir y a ser feliz ¡ y quejate todo lo que quieras!
La Tendera ha dicho que…
La verdad que hace tiempo que no paso por tu blog, y al leer esta entrada no he podido resistirme a dejarte un comentario. Me ha encantado esto de la estrella, refleja bastante el panorama actual. Solo te digo que aunq es duro vivir sin un duro, con las cuentas en rojo, y teniendo que ir pidiendo limosna. Son estos los momentos de union con los que mas te quieren el amor se intensifica, al menos sabes que te respaldan, yo vivo en crisis de siempre y te digo que soy muy afortunada porque lo que tengo no se paga con dinero, nuestra familia y amigos. Eso es lo que verdaderamente importa. Aun asi te mando mucha suerte para que diciembre reboses de felicidad y comida.. Un saludito
Noelia ha dicho que…
No hay mal que dure mil años, y mientras florezca esas ganas de dar a pesar de que no todo en nuestras vidas sea perfecto es buena señal de ello.
Te mando un abrazo, lleno de iluminación (siempre me aferro a la luz y pido por ello) y afecto.
Besos.
Noe
Raul Rentero ha dicho que…
yo deseo una estrella igual, bastará con desearla?
saludos!
Raúl
Rebeca ha dicho que…
TENDERA supongo que la crisis se hace más grande cuando no estás acostumbrado, pero es verdad, en momentos difíciles el amor crece de forma exponencial, y los que te quieren son siempre los que te sostienen.

NOELIA a la luz siempre! y sin mirar atrás! tristes ya son las circunstancias, así que mejor iluminarlas.

RAUL ¡por supuesto! ni te imaginas la potencia de nuestros deseos.
RECOMENZAR ha dicho que…
Magnífica tu entrada de palabras con letras,sonidos y respiros emociones y sueños convertidos en letras
Hugs
Palmoba ha dicho que…
Las cosas buenas en realidad nunca dejan de suceder..otra cosa es que en eso momento las captemos.

Yo no se cuantas puntas tendra mi estrella..prefiero seguir pensando que soy mujer de buena estrella y no saber cuantas puntas me quedan aun por regalar!!
Rebeca ha dicho que…
RECOMENZAR lo único que puedo decirte siempre es que muchas gracias, los sueños adoptan formas muy raras.

PALMOBA tú eres mujer de buena estrella por todos lados, porque cuando los otros no se dan cuenta tú sigues viendo lo bueno. Que placer tenerte por aquí, me encantan siempre tus regresos.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …