Ir al contenido principal

LAS COSAS QUE SÍ NOS DIJIMOS



Quiero agradecer a las comunicaciones la magia que ha generado en mi vida. En un lado, mi intimidad, en el otro el no guardarme ninguna palabra en el cajón. La elección es difícil.
El tiempo pasa y con él una incontable lista de sucesos. Una familia tan grande como la mía no escapa a ninguno de ellos. Número 1, tomó muchas elecciones en su vida, algunas equivocadas, otras impuestas por las circunstancias. Envuelta en un ataque de amor se casó y engendró dos hijos, en otro ataque de amor, huyó con un hombre nuevo y parió un retoño más. Despareció durante años y apenas llegaron algunas noticias preocupantes a través de su madre, mi tía, sobre lo desencaminada que estaba su vida y la dureza de algunos hechos. Hace unas semanas recibí un mensaje suyo en Facebook, dispuesta a confesar la verdad, a pedir perdón y a reconciliarse con su familia. “Todo ha sido una guerra absurda de los adultos” me dijo, y entre las faltas de ortografía de sus letras, reencontré a una persona con muchas ganas de cariño y en mi lado, muchas ganas de darle la bienvenida.
Una noche de verano 19 me invitó a cenar con sus amigos: “Algo barato que la vida está muy mala”, así que fuimos a un chino, y cuando llegó el momento de pagar, empezaron las divisiones y las discusiones inútiles sobre quien había comido más. Los efectos de la crisis son devastadores. 6 personas y 3 en el paro. La chica rubia que tenía enfrente rompió a llorar, sólo quería pagar los 3 euros de su plato y yo con la finalidad de poner fin a las discusiones, asumí mi parte y un poco más. En Facebook nos hicimos amigas, y en alusión al tiempo pasado, me escribió un mensaje de disculpa, no porque yo lo esperara, porque no me había sentido ofendida, si no por su necesidad de explicar su reacción, y así las dos quedamos en paz, yo le ofrecí mi comprensión y ella su justificación, no hay nada más que hablar.
En mis maravillosas vacaciones conocí mucha gente, o más bien muchos tripulantes. Bailaba con la música del grupo que amenizaba cada noche, la luz se hizo, y el cantante me subió al escenario con la excusa de tararear una canción. Baje avergonzada. Más tarde el batería del mismo grupo se me acercó y me explicó que mi minuto de gloria se debía a que se había enamorado, luego me dedicó una canción. Dos días atrás su compañero saxofonista había querido bailar conmigo. Me reí a carcajadas, sé muy bien que esas historias son ficticias, ellos tienen una nueva oportunidad en cada viaje que se inicia, yo sólo una semana para creer que la vida es fácil y sencilla. Hablamos entre piropos y desconfianzas, y al final, manifesté el rechazo de no dar un paso más allá. De vuelta a casa, le escribí una carta, una pequeña misiva para darle todo mi agradecimiento, aunque probablemente para él no tiene ninguna relevancia, para mí alguien que te hace provisionalmente feliz se merece saberlo, así que le di: gracias por la música, gracias por subirme la autoestima, gracias por su simpatía, gracias por la compresión. Gracias y mucha suerte en la vida. Nunca contestó pero sé que llegaron mis palabras.
Existe un sitio que recopila cartas muertas, cartas que no han alcanzado su destino, palabras que se quedaron esperando ser leídas o palabras que nunca se escribieron y acabaron siendo las cosas que no nos dijimos. No quiero que nada en mi vida vaya a ese rincón, ahora la gente no se olvida, si no que permanece y se queda al alcance de un click. No hay excusas que frenen las palabras, ni personas que desaparezcan. Por ese motivo, he decidido que no habrá ninguna palabra que hubiera cambiado nuestra vida que no te diga.

Comentarios

  1. QUE GRAN HISTORIA
    Y ES CIERTO CON LA TECNOLOGÍA LAS PALABRAS NO SE BORRAN

    PERO MUCHAS VECES SIGO OPTANDO POR LÁPIZ Y PAPEL.
    UNA VEZ ESTUVE ENAMORADA DE ALGUIEN PROHIBIDO. LE ESCRIBÍA MARAVILLOSAS CARTAS DE AMOR QUE SE AUTODESTRUIRÍAN EN CINCO MINUTOS. UNA VEZ ME PROPUSO QUE LA DEJÁRAMOS EN UNA PLAZA PARA QUE EL QUE PASARA PUDIERA LEER TODO LO QUE LO AMABA. A VECES SI HAY COSAS QUE NO DIJIMOS

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. Pues tomo nota de tu compromiso y no olvidaré que todo lo que quisiste, me lo dijiste, solo tuve que darle al clic.
    Un texto precioso.

    ResponderEliminar
  3. A veces nos escudamos en el olvido para que no se abran viejas heridas y nos jsutificamos en ello para huir.Son formas de vida y pensamiento.

    Si se es sincero, las puertas se abren y no hay lugar a las justificaciones, porque alguien muy sabio me dijo una vez: jamás te justifiques, sino haz lo que creas que debes hacer.

    Bonita entrada :)

    ResponderEliminar
  4. Yo también leí el libro... "las palabras que no nos dijimos" es una frase que deja lugar a decirse esas palabras. O casi más bien, incluso las dice.

    Bonita entrada niña! y yo también estoy muy agradecida a los medios de comunicación y no me refiero a la tele o los periodistas.

    Salud!

    ResponderEliminar
  5. Bien dicen los sabios que a medida que pasa el tiempo te arrepientes de lo que NO hiciste, no de lo que hiciste. Creo que lo mismo ocurre con las palabras y hoy en día como tu bien has dicho con las nuevas tecnologías no hay excusa.

    Una bonita entrada, como siempre ;)

    ResponderEliminar
  6. Mucha razón en este texto... la familia que se une de nuevo, las explicaciones que se dan más fácilmente por Facebook que en medio de una situación embarazosa...
    la comunicación es poder! y siempre lo ha sido, pero hoy en día es algo vital!!

    P.D: he vuelto para quedarme ya definitivamente... jeje.

    ResponderEliminar
  7. Aquí tendría que haber un botón tipo facebook "Me gusta". Porque aunque no lo comparto al cien por cien (hay palabras que prefiero quedármelas sólo para mi), sí lo entiendo.

    Y me gusta que alguien sea tan audaz como para no dejar ni una palabra a la imaginación.

    Un besazo, bella!

    ResponderEliminar
  8. ESCRIBIR ES SEDUCIR claro, el lápiz y el papel son insustituibles, yo escribo mi diario cada noche, a penas unas líneas pero siempre con bolígrafo. Muy bonita tu historia y que pena que sí haya cosas que no se dicen.

    MERCEDESPINTO ja,ja ¡maravillosa tecnología! lo único que me apena un pelín es que a veces ni diciendo lo que deberías decir provocas la reacción del otro.

    PSICOALHANA el olvido también es necesario para seguir, aunque mejor sin dejar cosas en el tintero. Yo trato de hacer siempre lo que siento, aunque inevitablemente también a veces de ello me arrepiento, aunque bueno, mejor errar por haberlo intentado, hecho, vivido o lo que sea que por quedarse parado.

    PENSADORA el libro trata de reconciliaciones y de recuperar el pasado y supongo que sí, que de esto va lo de decirse las cosas. Insisto en que todavía me parece, que la tecnología es casi un milagro.

    BRITANNY pues sí...quien no quiero conocerte, hablarte, contarte... ya no tiene excusa, antes aún podían decirte: "lo siento, no he podido contactar conmigo" pero ahora todo el mundo está al alcance de un click.

    YOPOPOLIN dicen que estamos más solos que nunca y sin embargo nos comunicamos mucho más, será que la gente de antes no entiende esa conexión sin el contacto. Yo insisto en mis particulares milagros, la vida no hubiera sido igual sin estás pequeñas satisfacciones de las palabras rápidas. Y bueno, bienvenido otra vez.

    DARTHPITUFINA estar de acuerdo con Facebook al 100% es sumamente complicado, empezando por los supuestos amigos que figuran en la lista de cada uno, o la necesidad de algunas personas de comunicar hasta el más mínimos de sus actos, estados y los lugares donde se encuentra, pero por otro lado, tener a cualquiera pulsando un botón sigue siendo increíble. Tienes razón, hay palabras que mejor guardarlas, pero las que se deban decir que no se escondan.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo contigo...yo prefiero siempre decir las cosas antes que quedarme con el remordimiento :)

    ResponderEliminar
  10. Me parece una decisión absolutamente sabia.

    ResponderEliminar
  11. Ahora con las nuevas tecnologías ese rincón es cada vez más pequeñito. ¡Viva el poder de la palabra! ;D
    Preciosa entrada, Rebeca. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  12. Yo decidí hace tiempo eso mismo, que no se quedaría nada en el tintero, y lo que es peor, nada dentro de mí, carcomiéndome, alimentándose de mis entrañas…
    Al hacerlo fue curioso lo que sucedió… amigos o supuestos tales desaparecieron, la gente prefiere que solo digas cosas buenas, aunque las malas sean más numerosas en el marcador… pero sin embargo, quiero creer que todas mis relaciones desde entonces, de cualquier tipo, son más sanas, más sinceras y limpias.

    Y tus pinceladas cruceriles me dan ganas tremendas de hacer uno!!!! Jejejeje

    Kisses

    ResponderEliminar
  13. Hace quince años fui un mes a Inglaterra. Conocí a mucha gente y sé que algo cambió en mi. dejé atrás la timidez y me volví mucho más abierto, confiado en mí mismo, seguro...Poco a poco fuimos perdiendo contacto.
    El año pasado volvimos a encontrarnos, a fuerza de mails, redes sociales y móviles que unos adolescentes de hace quince años aún no llegaban ni a imaginar que serían el día a dia de su futuro...

    Asi que...si, la tecnología a veces odiosa tambien nos ha acercado un poco más...
    Y además he hecho que vuelva a interesarme escribir, a potenciar mi imaginación y a servir de escape para el día a día
    Abrazos tecnológicos

    ResponderEliminar
  14. VALKIRIA y sean las que sean las consecuencias.

    MARIA JESUS creo que durante un tiempo calle bastante y ahora no me importa que se vean mis sentimientos.

    SENOFRARI toda la vida pensando que el mundo era enorme y hoy en día verlo reducido a un montón de bytes me parece increíble.


    GATA ROMA no todo el mundo esta preparado para oír hablar de lo que sentimos, queremos, creemos...mi jefa dice que es cuestión de evolución. Y probablemente, hay personas a las que nos pueden los sentimientos y la necesidad de hacer bien las cosas aunque nos equivoquemos, creo que ahí estas tú, el resultado: perder algunos no amigos, así que viéndolo así no tiene nada de malo.

    YANDROS me suena que escribiste un post acerca de esto, tal vez me equivoco, me refiero al reencuentro. Es muy bonito volver a saber de aquellas personas que te tocaron el corazón, que cambiaron tu vida, que sabes que pueden seguir aportandote y que no debieron haberse quedado en el pasado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Las cosas que no nos dijimos lo único que consiguen es martirizarnos, por eso debemos decir siempre lo que el corazón nos pide pronunciar. Para no tener que lamentarnos nunca de habernos quedado en silencio.
    A veces las palabras que si se pronuncian, los sentimientos que si se pronuncian, nos salvan en los peores momentos.

    Un abrazo tocaya.

    ResponderEliminar
  16. Buena historia.
    Y que bueno que tomes a bien esa decisión de dejar pasar algo, por estar convencida que no valía la pena.
    Yo nunca tengo esas certezas. Y cada vez me preocupa más dejar pasar esos momentos.
    Mi decisión es , a partir de ahora, aferrarme a todas las posibilidades, para no lamentarme después con "¿Que hubiese pasado si?"
    Beso

    ResponderEliminar
  17. REBEKA ¡pues eso tocaya! no siempre funciona, pero por una que no quede, haya el otro con la información.

    GAMAR ¡cuánto tiempo sin leerte! con el tiempo he aprendido a olvidar ciertas cosas rápidamente, a otras me aferro demasiado, pero no guardar rencor o lamentaciones realmente facilita la vida.

    ResponderEliminar
  18. Un decisión valiente, seguro que no te arrepientes.

    Me encantan tus andanzas y más cuando son alegres.

    ResponderEliminar
  19. PILAR espero seguir tomando decisiones positivas, al menos trato de dejar la tristeza a un lado, aunque ya se sabe que todos tenemos nuestros ciclos y yo soy el resultado de mis circunstancias muchas veces.
    Por cierto, Catarsi teatre también soy yo, se me olvidó cambiar de cuenta después de actualizar el blog de mi compañía de teatro, uys..

    ResponderEliminar
  20. Que contraste!!!! a veces pareces hipermegapija, otras hipermegaromantica, luego hipermegahumana en fin...!!! Me tienes confundida, en cualquier caso ya sabes para mi eres encantadora ( y en mi caso de serpientes venenosas jajajaj) Con respecto a tu pregunta.... La pregunta del millón, sabias que si regreso a Venezuela allí también seré una extranjera????


    Besos!!

    ResponderEliminar
  21. LILA supongo que soy todo eso, para lo bueno y para lo malo, aunque serpientes venenosas encanto pocas más bien me encantan ellas a mí.
    Sobre tu regreso, me entristece, aunque sé que gracias a esto de todo lo que hablo en este post no desaparecerás, tu blog sigue existiendo en un espacio virtual independientemente de cual sea tu posición geográfica.
    Creo que hemos hablado otras veces de esto, es cierto que pasado un tiempo uno ya no pertenece tampoco a su origen, ha entrado la esencia de otras culturas en ella y se siente un poco de allá y un poco de allí, es difícil, Tico me habla muchas veces de lo diferente que es su vida en Paraguay en comparación a Europa y en como a veces la echa de menos, lo único bueno, supongo, es que tú sigues siendo tú ya sea en Bacelona o en Venezuela ¿Quién hubiera sido Lila sin pisar tierras catalanas?

    ResponderEliminar
  22. Me encanta tu reflexión final, es preciosa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. Ay! gracias Jenne, que por mi conciencia no quede, je,je

    ResponderEliminar
  24. Hoy por cuestiones de la vida he llegado a este blog. He de decir que hay varias cosas que me gustan, pero hay algo en este escrito que me gusta un monton y me ha traido otro pocoton de recuerdos...

    "Existe un sitio que recopila cartas muertas, cartas que no han alcanzado su destino, palabras que se quedaron esperando ser leídas o palabras que nunca se escribieron y acabaron siendo las cosas que no nos dijimos. No quiero que nada en mi vida vaya a ese rincón" <-- Esto lo lei y me encanto.
    Me gusto todo, Felicitaciones.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  25. Cuantas historias y enseñanzas.
    Que bonito lo de las palabras, hay que aprender y gracias al cielo por Internet un muy buen lugar para hacer catarsis y conocer gente linda ;)

    ResponderEliminar
  26. VICTORIA B muchas gracias por tu visita, la verdad es que ese sitio existe de verdad, lo saque del libro de Maria Pau Huguet, Cartas que siempre esperé, y me sorprendió la idea de que pueda haber un sitio donde van a parar palabras que nunca llegaran a su destino.

    NOELIA creo que Internet en particular está lleno de palabras que sí se han dicho.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …