Ir al contenido principal

PEQUEÑOS DESENCANTOS DE "LO QUE TENGO QUE"



Muchas veces, estando en otros países me he sentado admirando aquello que me dicen que tengo que admirar. Pepo y yo discutimos abiertamente de los conceptos que tenemos acerca de ciertas ciudades: “es bonita” “es horrible”. Y cada vez que me ve haciendo una maleta y rebuscando en la estantería, de nuestra pequeña biblioteca familiar, una guía de viajes, no puede evitar criticarme: “¿para qué necesitas una guía de viajes?”.
Supongo que esto tenía una lectura un poco más profunda, aunque no había sido capaz de hacerla hasta que me vi sentada en la cocina junto a Pepo y mi padre viendo uno de esos documentales tan de moda acerca de viajar por el mundo.
Igualito que la felicidad, entre letras, rutas, recomendaciones de comidas y advertencias para extranjeros, en el papel de turista, el protagonista del documental, se plantaba delante de aquello que indicaban que era tan maravilloso de ver y al no corresponderse exactamente su expectativa experimentaba una pequeña sensación de hastío y desencanto: “¿y ahora que se supone que tengo que hacer? ¿Qué dice la guía?” Recuerdo haberme sentido así en el Iguazú, la foto no encajaba con la admiración, el desmayo bajo la belleza como Stendhal y mi falta de palabras por la obra de la naturaleza que yo tenía que experimentar, no, recuerdo sentirme muy cansada, intentando luchar por el insoportable calor y los innumerables bichos que no dejaban de picotearme, y pensando es “bonito, muy bonito, es preciosos pero ¿Por qué no estoy emocionada?”.
Tal vez, o más bien, muy probablemente, a los lugares, en aquellos días fugaces, sólo los conocemos de forma muy parcial: “¿Qué visitará un turista en Barcelona? ¿Y qué visitaré yo día tras día?”. Seguramente se llevará, al final, una idea equivocada.
Miré la tele, el viajero desencantado estaba en Amsterdam, sin embargo a toda prisa huía de la ciudad, tiraba su guía de viajes y se dirigía a un polígono industrial equipado como si fuera a hacer espeleología. El abandono había cubierto el lugar, y cada nave parecía un viejo bunker lleno de secretos. Enfocó su linterna contra las paredes, miles de palabras escritas con pintura, algunas componiendo frases trascendentales. Se iniciaba así un turismo del que nadie hablaba, el conocer una forma de arte subterráneo. Me quedé con dos ideas, una: es posible conocer otro tipo de ciudades y dos, también es posible conocer otro tipo de arte. Y curiosamente ninguno de los dos había sido recomendado, aconsejado y fuertemente indicado, y así, hacia lo diferente, el turista tenía la opción de sentir lo que quisiera.

Comentarios

Escribir es seducir ha dicho que…
SIEMPRE ES BUENO SENTIR LO QUE UNO QUIERE Y TAL VEZ DEJAR DE LADO LAS GUÍAS !!!!!!!! EN TODO SENTIDO

SALUDOS
Pilar ha dicho que…
Tras la mirada de otro podemos descubrir un rincón mágico, pero corremos el riesgo de perder la frescura de quien mira sin prejuicios.

En cualquier caso, al menos una brújula ;)
Darthpitufina ha dicho que…
Las guías son sólo sugerencias, lo importante es vivir la ciudad.
Los mejores viajes son los que no están planificados. Cada cual recordará una ciudad según sus vivencias, y eso es lo que hace especial cada salida; lo bonito no es ser turista, sino ser viajero.

Un besote enorme!
Jenn ha dicho que…
Qué bueno es descubrir cosas por uno mismo! No a todo el mundo le interesa lo que aparece en las guías, siempre hay más allá, y quien se atreva a explorar, saldrá ganando.

Besos.
La que vive al lado ha dicho que…
Hola, América!
En mis viajes soy el dolor de cabeza de los guías: suelo escaparme y hablar con la gente del lugar (ohhh).
Lo que vos decís es totalmente cierto, las guías son sólo para mirarlas... el resto va de la mano de nuestra intuición y olfato.
Ahora, lo bueno sería aprender a mirar nuestras ciudades con ojos de turistas ¿no?
Besos!
Lila ha dicho que…
Nuestras reacciones al conocer algo nuevo es tan íntimo como los orgasmos, no tienes por que emocionarte donde los demás lo hacen, a mi los pueblos pequeños me conmueven mucho y la naturaleza virgen. Las ciudades pocas veces me emocionan.

Pasa unas vacaciones agradables, disfrutate... Besos.
Mariocopinol ha dicho que…
Concuerdo que todos tenemos derecho a pensar lo q nos plazca respecto de los lugares q visitamos.

Curiosamente el lunes escribía en un blog de realidad nacional salvadoreña en el q participo q mi país no tiene buena imagen internacional. Incluso citaba el Institutos de Estudios Turísticos de España pues tu país es el 2do a nivel mundial en visitas extranjeras (Primero Francia y 3ro los US of A)

En mi caso,no colaboran los artículos escritos en base a números reales pero sacados de contexto. mi país mide poco mas 21.000 kms cuadrados y tiene 5.7 millones de habitantes, de ahí el escandaloso promedio.

Islandia, por poner un ejemplo, ostentaba el PIB per cápita más alto del mundo en 2005, ahora están en bancarrota, pero no veo artículos en los q digan q es un lugar con inseguridad financiera. Al final supongo q todo es relativo.

Saludos desde El Salvador !
S. ha dicho que…
Lo mejor,no esperar nada.
Besitos rebe,pásalo bien!
Yandros ha dicho que…
Como todo en la vida, la virtud está en el medio. Las guias vienen bien para elegir, pero no encorsetarse en ellas.
A mi lo que mas me gusta de una ciudad es respirar su historia. Sentirla, paseando por los distintos barrios. Los recovecos de Alfama en Lisboa, el Trastevere de Roma, el barrio de los pintores de París, el puerto de Oslo, los molinos de Mykonos, la ciudad amurallada de Rodas, las callejuelas laberínticas del barrio judío veneciano, los restos de metralla en Dubrovnik, los pasadizos subterráneos de Edinburgo, la Milla de Oro de Copenhague, la Torre de Londres, los puentes sobre el río con tiendas encima de Florencia o la calle Huertas de Madrid...Todo huele a historia, a luchas, a éxitos, a pensamiento humano desdibujado por el paso de los siglos...
El turista sólo tiene tiempo de oler rápidamente lo principal, de saborear someramente, rozar levemente, observar fugazmente y sentir a grandes rasgos...es difícil palpar la esencia.
Pero que bonito es viajar...
Rebeca ha dicho que…
ESCRIBIR ES SEDUCI sí supongo que esto debería aplicarse al resto de la vida.

PILAR las ideas preconcebidas nos hacen menos neutrales, aunque hoy en día es más difícil, con internet, no tener una idea previa de algo y perder esas frescura que dices.

DARTHPITUFINA por supuesto, el Taj mahal visitado en diferentes contextos, compañías, etc...puede tener toques muy distintos.

JENN lástima que yo sea una cagueta! sniff

LA QUE VIVE AL LADO ¡qué graciosa! me gusta la información que proporcionan los guías pero te limitan el aprendizaje. Curiosamente, a lo mejor por no vivir realmente en ella, yo siempre miro a Barcelona con ojos de turista, me da la impresión de que cada día tengo cosas por descubrir.

LILA ja,ja, pues esperemos vivir siempre grandes orgasmos descubramos lo que descubramos.

MARIO todo es tan relativo como la forma de atribuir la relevancia a los articulos dels Journal Medical, se basa en referencias y citaciones no en contenido, supongo que esto, aunque alejado un tema de otro, es algo parecido. Por eso mejor descubrir la realidad sin distorsiones previas.

S. y que venga lo que venga...

YANDROS viajar es lo mejor del mundo, aunque al final sólo nos dé tiempo a captar esencias.
La gata Roma ha dicho que…
Creo que por algo así he tardado taaaaaaaaaaaaanto en publicar mi entrada belga… bueno y por pereza, pero está unido. Me daba pereza contarlo todo, lo típico, lo tópico y la mezcla de eso con mis impresiones… resultado, tras una semana tengo una entrada hiperlarga publicada que no se va a leer ni el Tato…
A mí lo que más me gustó de mi viaje a Amsterdam después del museo del loco del pelo rojo, fue la visita a un par de pueblecitos que me parecían más Holanda que la capital en sí, y de hecho, más interesantes.
Recuerdo especialmente este peculiar rincón. que no venía en ningúna guía, o al menos en la mía…

En fin, viajar, como vivir, es un proceso de conocer, interaccionar, aprender…

Kisses
Rebeca ha dicho que…
GATA ROMA supongo que cuando uno viaja lo mejor esta por descubrir. Yo al final tome la opción de explicar pequeñas historias que me sucedían en los viajes más que describir el viaje en sí, porqué al fin y al cabo, si lo pensaba bien el contexto resultaba secundario y era yo la que le daba la emoción.
No te preocupes, seguro que tu entrada esta genial, yo por lo menos sí voy a leerla.
J. G. ha dicho que…
lo haré con mucho gusto si quieres, bello texto
Rebeca ha dicho que…
JG supongo que te refieres a sentir lo que te apetezca en cada sitio.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…