Ir al contenido principal

A 10 CM DE LA MUERTE



Tras meses de dieta obligada por Tambor volví a recuperar el peso de mis mejores momentos, aunque mi tendencia a los excesos siempre me devolvía a la extensión de mi cuerpo y a la suma de redondeces y no estaba muy segura de cuál sería la duración de esta nueva forma mía.
Igual me sentía satisfecha y contenta apostando porque el sacrificio valía la pena. No hay mayor emoción que volver a caber en aquellos pantalones ajustados.
Tumbada en la playa en un día nublado repasaba con un dedo la curvatura de mi cintura y me volvía la más dura crítica conmigo misma, las mujeres nos exigimos más allá de lo aceptable, y pocas veces aprendemos a estar satisfechas con lo que aparentamos, y digo aparentar, porque el ser no depende de la forma.
De repente mi amiga llamó mi atención. A lo lejos a penas una figura avanzaba arrastrando los pies como si fuera una pequeña presidaria con un grillete en el tobillo, cada pequeño esfuerzo resultaba doloroso hasta para los ojos. El sol apenas lucía pero ella se transparentaba. Sus rótulas y sus omoplatos sobresalían como si en realidad la Creación se hubiera olvidado de cubrirlos. Pómulos afilados, cuencas hundidas, una niña en un cuerpo de 60 años con una resignación pintada en la cara digna de los que avanzan hacia la muerte por decisión propia, en la que el sufrimiento se alarga esperando que sea la fuerza física la que se quede atrás. Se me nublaron los ojos ante la desesperación de no poder convencer a alguien de que sí vale la pena vivir, y que ningún problema puede ser suficientemente grande para masacrar nuestra armadura a base de purgantes, eméticos y huelgas de inanición.
Mi amiga también es enfermera. Las dos habíamos llegado a la misma conclusión. La muerte rondaba a esa chiquilla a una distancia de 10 cm, sólo un obligado internamiento a base de nutriciones enterales y parenterales, estricta vigilancia y charlas psicológicas, podría alargar un poco la agonía de un cerebro que había entrado en un fallo de sistema irreversible. Lloró mi corazón, lloró mi alma, lloró la curvatura de mi cintura por haberla despreciado de esa manera, y en mi mente no era sólo su imagen distorsionada si no la manifestación de una terrible tormenta de trastornos psicológicos que no habían encontrado una peor puerta de salida.
Ella siguió alejándose paralela a la orilla, quemando calorías, sin poder estarse quieta, dejando ondear un vestido largo que ya no podía ocultar una realidad terrible a pesar de sus anchuras, a su lado, lo que parecía una amiga, la que quizás aún podía aguantarla si desfallecía, pero la que lastimosamente también había adoptado la misma expresión de resignación. Y en cada huella sobre la arena la impotencia de no poder salvarnos de nosotros mismos.

Comentarios

Pilar ha dicho que…
Cuando nos convertimos en el carcelero de nuestra alma y castigamos nuestro ser, nada puede salvarnos que no venga de fuera.

¿cúanto dolor, cuanto miedo caben en un cuerpo convertido en mazmorra?

Impresionante narración.
Rebeca ha dicho que…
Incluso a veces la ayuda de fuera
Es inutil pq el carcelero es sordo y ciego. Es una terrible enfermedad, mas de lo q pueda parecer desde la distancia.
En mi experiencia he podido ver un esfuerzo casi vano para hacer q recuperaran un poco de peso, la vuelta a casa y el proximo reingreso, siempre esperando q no fuera demasiado tarde.
Britanny ha dicho que…
La mayoría de las personas lo consideran una enfermedad física o incluso un complejo. Sólo los que lo han padecido y los que han estado muy cerca de alguien que ha estado allí conocen el infierno que supone sobrevivir cada día a una misma. A la tortura de una mente que no te deja vivir, que te inunda de tristeza, que te entierra en vida... y lo triste es que sólo tú tienes la solución y no sabes ni que tienes un problema. Concibes el mundo tal y como lo sientes, como tu mente te hace creer que es. De las peores enfermedades, lo digo por experiencia, no hay nadie que te pueda hacer más daño que tú mismo.

Admiro tu compasión y tu empeño por ayudar, dicen que ningún bien es perdido ;)

Me ha gustado encontrarte por este cybermundillo!
Noelia ha dicho que…
Toda mi vida lidie con el peso, sigo lidiando. Unos días me gusto y otros no tanto.
A veces odio a nuestra i-realidad porque nos impone una "belleza" tan lejano a lo que realmente es, porque siendo sincera si nadie lo hubiera señalado jamás aún sería la niña sin vergüenza que hacía lo que quería y no se sentía intimidada por nada. Pero mi realidad es otra y a veces cuesta verlo.
¡Pero que locura! ¡Cómo se nos puede meter en la cabeza eso! ¡Cómo una simple imagen distorsionada puede acabar con tantas vidas hermosas!
Sin palabras, con más penas que otra cosa.
La aceptación y tender una mano de ayuda es lo único que nos quedan.
Espero que no sea demasiado tarde para mucha gente.
Pury ha dicho que…
Te felicito por esta entrada, independiente de lo bien redactada tiene su efecto de choque, me parece que muchas personas deberían leerla¿donde va a terminar esta sociedad superficial? es tan triste que hoy en día se emplee más en lo de fuera y la gente este tan hueca por dentro y chicas que sienten vacías por no tener una talla x y se dejen arrastrar por ese fantasma de la anorexia o bulimia de forma casi consciente, me entristece mucho.
un abrazo y gracias.
LA NOVIA ha dicho que…
Cuando uno se convierte en su propio verdugo, dificilmente entienda razones... Pasa con todas las enfermedades que se manifiestan a traves de las adicciones...
A veces niñas tan pequeñas caen prisioneras de esta enfermedad, que angustia muchísimo...

Gracias, tu post es un verdadero grito en medio de tanto sielncio sobre el tema...

Besos
mercedespinto ha dicho que…
Consternada estoy. Pienso en estas personas que no pueden salir de laberinto y, especialmente, en la gente que las quieren y no pueden guiarlas hacia la salida... y me estremezco.
He conocido de cerca un par de casos, es horrible.
Un saludo.
Yandros ha dicho que…
La virtud está en el medio, como siempre. Yo acabo de terminar una dieta que me ha quitado 11 kilos. Ahora me siento mejor, no por mi aspecto sino sobretodo porque al andar, subir escaleras o hacer deporte no me canso.
Pero no me considero obsesionado. Ayer hice unos macarrones al horno mmmmm que ricos!
Hay que disfrutar de la vida en la medida de lo posible. No sabemos si nos regalarán otra
Rebeca ha dicho que…
BRITANNY es muy difícil llegar a ponerse en la situación, de hecho hasta que por mi trabajo no lo viví de cerca no empecé a entender en que tipo de miseria puede llegar a estar hundido el ser humano. Una misma se puede convertir en la peor carcel. Para mí también ha sido un placer descubrite.

NOELIA esperemos realmente que no sea demasiado tarde para muchos. Yo también he tenido que luchar siempre con el peso aunque en mi caso la comida se convierte en un sistema donde descargar todas mis emociones ganando kilos, así que me es difícil no ser un yoyo que se infla y se desinfla. Igual me quedó con las frases de mis amigos: "te veía guapa con 10 kilos más y te veo guapa con 10 kilos menos", y a ti te digo los mismo.

PURY creo que has dado en el clavo, es la sensaciòn de vacio que nos persigue a todas horas. Últimamente me dedico a charlar con mucha gente y en algún punto todos muestran lo vulnerables que se sienten y como la desesperación y el vacio les ha tocado, algunos igual siguen sobreviviendo otros acaban somatizando. Quizás sea que no nos han enseñado a curar el alma sólo las heridas en el cuerpo cuando sangran.

LA NOVIA de hecho muchas anorexicas tienen otros transtornos de base sobretodo de tipo obsesivo compulsivo y la depresión, las adicciones son otro tipo de manifestación de lo mismo. Lo que alerta como bien dice es que cada vez sea a edades más tempranas y en niñas más fragiles, que reducen su felicidad a la apariencia física, una amiga mía siempre dice: "nunca había sido tan feliz independientemente de los kilos que tenga, mi peso no me ha privado de disfrutar nada", todos deberíamos adoptar esa actitud.

MERCEDES realmente sí, no sólo sufre la persona cuya perspectiva de la realidad está distorsianada, si no todo ese entorno que lucha de forma desesperada por salvar algo que quieren con todo su corazón, en los mejores casos llega la salvación, en otros tiene que ser terriblemente duro aceptar la rendición.

YANDROS sí claro, el equilibrio. Yo también me he quitado 10 kilos pensando en ambas partes: la salud y el aspecto. No hay que obsesionarse, el problema es que la anorexia es el signo de algo más que la lucha por tener la mejor imagen.
La gata Roma ha dicho que…
Puffff…. Después del desfase belga vengo de Santander ya al borde del suicidio dietístico… A esto le debo sumar un año muy sedentario por obligación, ya que mi siniestro motorístico me hizo permanecer en reposo demasiado tiempo. Total, que me he marcado ya para esta semana comer más moderadamente, hacer bici elíptica y dar algún paseo que otro… pero tu entrada me ha servido para recordar el límite de todo esto. Siento enormes remordimientos por los kilos que he puesto en estos meses, pero con tranquilidad sé que podré eliminarlos….

Kisses


P.S. Sobre la entrada anterior… bien por tu ética, aunque me temo tristemente que si él va de ese palo no eres la primera o la última… pero por ti que no quede…
MoN ha dicho que…
Somos demasiado exigentes muchas veces, con nosotros mismos, pero en estos problemas hay algo más profundo y oscuro.
Muchos factores estéticos.
Todos intentamos perder peso, la presión es demasiada, y igual, con un poco más de autoestima, mucha gente podría ganar esta batalla.

Somos todos demasiado criticos con nosotros pero también cuando pasamos de ser personas a sociedad, somos demasiado criticos con los demás.

Los límites son excesivamente finos.

Me dan mucha pena, esos chicos y chicas y me retuercen el alma.
Jenn ha dicho que…
Es triste ver como una realidad distorsionada, y una sociedad puede afectar tanto a una persona, hasta el punto de dejar de ser persona, y convertirse en ánima...

Casi todo el mundo ha hecho dieta alguna vez, más o menos estricta, con mejores o peores resultados, para perder más o menos, pero creo que siempre hay que saber cuál es la linea que no se debe cruzar, que no cuanto más delgad@ se esté más feliz se será, pues a la pruebas me remito, pues nunca he visto a una persona con problemas alimenticios de esta clase ser feliz.

Seguir una dieta por salud, por algo más de autoestima (con un control) está bien, pero hay que saber decir, y darse cuenta de lo fantásticos que estamos, a pesar de nuestros defectos.

Soy la primera a la que le gustaría tener un cuerpo más estilizado, pero me acepto como soy. ¡¡La curva es bella!!
Rebeca ha dicho que…
GATA ROMA las vacaciones están hechas para los excesos y septiembre para el arrepentimiento, yo también he añadido dos kilos a mi báscula con resignación, a veces me río por lo influenciables que somos estoy segura que las 3 Gracias jamás se plantearon ponerse a dieta, más bien todo lo contrario, aunque si hay que poner medidas que la premisa sea siempre por salud y si de rebote sube nuestra autoestima mejor, aunque antes es mejor cuidarla mucho y tenerla bien alta.
Sobre la postdata por supuesto que no seré la primera, me molesto que hasta los aparentemente buenos me engañaran.

MON juntamos la falta de seguridad, confianza, autoestima y tenemos un cócktel peligroso. Aunque aparentemente seamos seres sociales no es fácil sobrevvir en ella, ninguno esta excepto de padecer miedos infundados y exigencias para conseguir el amor de los demás porque en lugar de mirar para dentro, esperamos, que la autoestima suba a través de los ojos de los otros.

JENN ¡la curva y la arruga (que yo ya empiezo a cumplir años, ja,ja)! esta claro que ninguno nos libramos de los canones estéticos, aún así, es verdad, que eso no está ligado a la felicidad, siempre digo lo mismo, pero es que si todos tenemos el mismo problema por qué en la escuela, en filosofía por ejemplo, no nos enseñan a ser felices.
La gata Roma ha dicho que…
Yo he estado en la casa y el estudio de Rubens y te aseguro que nadie se preocupaba de sus lorzas, estaban de moda, de hecho una de las gracias era la mujer de Pedro Pablo. Incluso, en un trabajo sobre trastornos alimenticios que hicieron unos compañeros de clase aportaban el dato de que comenzaron a aparecer con mayor fuerza cuando la moda cambió, se eliminó el corsé y la ropa empezó a tapar menos el cuerpo femenino; aunque Sisí emperatriz por ejemplo era la excepción a esta teoría… Aunque la auténtica excepción puede que sean los hombres, a los que les ha importado siempre mucho menos que a nosotras su peso….

Kiss
mariajesusparadela ha dicho que…
Qué terrible. Lo he vivido de cerca y (el destino) la salvó un vídeo que le hice en la piscina: no podía creer lo que estaba viendo, no era eso lo qe le decía el espejo. De cerca, se pierde la perspectiva.
Piantada ha dicho que…
me gusto tu escrito. a veces no nos damos cuenta del daño... o solo queremos que se acaben los sufrimientos.


Besitos =)
Rebeca ha dicho que…
GATA ROMA el problema es que a los hombres siempre les ha importado poco su peso y mucho el nuestro, y que las mujeres, a penas empezamos a despegar hacia la igualdad y es ahora cuando no existe no necesidad de casarse para avanzar en la vida.

MARIA JESUS que horror le que cuentas, y que suerte haber estado a tiempo, que el vídeo no fuera el reflejo del espejo. Eso me hace ser menos pesimista.

PIANTADA supongo que esperan sin más, sin esperanza, pero resulta una larga y tensa espera que no hace más que acrecentar ese sufrimiento con el que se quiere acabar y la decisión es posible hacia el otro lado.
Escribir es seducir ha dicho que…
ES IMPRESIONANTE TU RELATO.
PRIMERO LITERARIAMENTE HALANDO. LAS DESCRIPCIONES, LAS PALABRAS UTILIZADAS EN SU MEDIDA JUSTA.
Y LUEGO A LA REALIDAD DE LA VIDA COTIDIANA Y ENCONTRARSE CON ESTOS CASOS QUE A UNO LO CONMUEVEN

SALUDOS
La que vive al lado ha dicho que…
América: Este tipo de post SON ABSOLUTAMENTE NECESARIOS (y te lo dice alguien que trabaja con adolescentes y que ya ha visto varios casos de chicas que quieren adelgazar hasta los huesos...)
Por mi parte, ya pesar de no haber llegado a tanto, confieso que en mi adolescencia llegué a estar tan flaca -vivía a caldo de zapallo- que daba lástima. De todas maneras no estaba perdida porque todo cambió cuando mis padres me mostraron una foto mía al lado de una compañera a la cual yo consideraba flaca. Desde ese día, me olvidé del zapallo ;).
Las mujeres por culpa de la publicidad, la economía y de un modelo andrógino postulado por los "diseñadores" de culto, entramos en a correr una carrera imposible, ya que mucho de lo que se nos muestra es imposible de conseguir.
Por eso este video me quedó grabado:

http://youtu.be/kl1HlwdgnZU

Besos,America!
Rebeca ha dicho que…
Escribir es seducir me halagas! Por otro lado hay realidades que no dejan indiferente a nadie

La que vive al lado, a veces me da la impresion q los nuevos adolescentes lo tienen mucho mas dificil q en la epoca q vivi yo, parece q a medida q avanzan las sociedades contradictorimente mayor es la presion d la estetica hacia ideales imposibles como comentas. Suerte q dejaste la sopa de zapallo y aprendiste a reconocer lo maravillosa q eres.
RECOMENZAR ha dicho que…
Que buen escrito Volveré
Rebeca ha dicho que…
RECOMENZAR muchas gracias, me voy a ver tu espacio!
RECOMENZAR ha dicho que…
Es un placer estar en tu blog y leerte
Darthpitufina ha dicho que…
Como dice Maria Jesús, perdemos la perspectiva de cerca, y más cerca que nosotras mismas, no hay nada.

Si estamos flacas , porque queremos engordar y no podemos y queremos mostrar algo en los momentos íntimos que no dé pena. Si estamos gordas, porque nos da vergüencita y queremos adelgazar y no podemos. Así nos obsesionamos con el peso...

Y el problema, no son los demás, como muchas veces he oido decir; somos nosotras mismas las más exigentes y críticas contra nuestra propia naturaleza.

Y aceptarse como se es, y cuidarse más o menos, de manera regular, es lo más difícil!!!!!

Besotes!
Ralph ha dicho que…
Es triste ver como las mujeres presumís de querer libertad y os haceis esclavas de las grandes cadenas de moda que reducen hasta la mínima expresión las tallas con tal de que mujeres de 30 parezcan niñas de 12 años si quieren entrar en sus modelitos. En vuestras manos está acabar con esa tiranía.
Rebeca ha dicho que…
DARTHPITUFINA supongo que todos estamos llenos de miedos que exteriorizamos de formas divrsas, ya que quererse a uno mismo es lo más difícil cuando debería ser lo principal para poder querer a los demás.

RALPH más que esclavas de la moda, muchas veces no te queda más remedio que seguir a las grandes cadenas para poder vestirte, de todas maneras lo de la esclavitud estúpida no creo que sea exclusivo de mujeres.
PsicoAlhana ha dicho que…
¡Hola! Casualmente he visto tu blog, coincidimos en que somos enfermeras y fijate, yo trabajo con personas con trastornos de la alimentación.

Realmente es duro ver amigas que ingresan por un problema asi y te hace ver las cosas de otra manera, ¿Qué ha podido pasar, qué es lo que ocurre cuando pierdes el norte?

En fin, me ha gustado tu entrada y prometo seguirte.

Petons!
Rebeca ha dicho que…
PSICOALHANA vaya, entonces tú sabes de que va en primera persona, yo sólo hice mis prácticas de psiquiatria en el Clínico donde todo estaba mezclado y en los dos hospitales de tercer nivel en los que he trabajado en alguna ocasion me ha tocado estar en psiquiatria y realmente me ha resultado desesperante, claro, que hay casos que se recuperan, se salvan y es sólo un episodio puntual, pero los casos crónicos, que vuelven, vuelven y vuelven y al final, después de mucho sufrimiento, tiran definitivamente la toalla me entristecen enormemente.
PsicoAlhana ha dicho que…
Rebeca creo que podemos conocernos ya que yo tb hice prácticas en el Clínico, ¡en salud mental!

Supongo que conoceras a las supervisoras y enfermeras, me las encontré en la residencia de SM que hice en el 2007, no han cambiado nada. no sé si te sonará Charo, ella fue mi tutora junto con Anna B.

Ufff, te paso mi mail y hablamos,puede ser muy interesante: shaska_veyl@hotmail.com
Rebeca ha dicho que…
Uff! Pues no me acuerdo mucho, la verdad es que solo estuve un mes y creo que eso fue en 1999¡ Xdios, q vieja soy, ja,ja! Pero igual hablamos x mail, no hay muchos hospitales grandes en barcelona! Hay q ver cada dia me convenzo mas de q el mundo es un pañuelo!

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …