Ir al contenido principal

MI PUEBLO




Los últimos días antes de las vacaciones se están haciendo sumamente largos, como si alguien hubiera puesto dos gomas en sus puntas y no parara de tirar y tirar para que se extendieran y así los minutos ya no duraran sesenta segundos, ni las horas sesenta minutos.

Siento que necesito huir, un poco del mundo y un poco de mí misma, darme una pequeña tregua y decidirme a hablar seriamente, no porqué las cosas estén mal, no, todo lo contrario, después de tantos años, creo que he aprendido grandes lecciones y que de esta manera evitaré que lo indeseable se repita una y otra vez.

Cuando quiero volver a mí misma no me queda más remedio que retornar al origen, con los míos, con lo que tanto conozco, con lo que me ha dado el empuje y la estabilidad de toda una vida. Mi propia rutina ha convertido a mi persona.

Tengo que referirme nuevamente a Jack Johnson, aunque la referencia no está directamente relaciona con la relevancia que ocupa en mi vida, si no con esos extraños momentos que compartimos por casualidad y que se evocan en la mente de forma repentina, cualquier otro podría haber hecho el comentario, pero fue Jack.

Recuerdo salir de casa y oír como sus palabras despreciaban mi pueblo simplemente por no ser de ciudad. Mire al cielo, quise sorprenderme pero él no podía entenderlo de otra manera, él tenía su rutina y yo la mía, y así entré en el círculo de las justificaciones.

Casi nunca hablo de mi pueblo, siempre de Barcelona, de mi querida, única y exclusiva Barcelona, pero no vivo en ella sólo la disfruto, como si fuéramos amantes que sólo pueden verse a escondidas durante los fines de semana.

Sé que mucha gente no entiende mis preferencias, sólo yo sé lo que significa haber vivido 27 años en un mismo rincón y como se entrelazan en cada espacio cada uno de mis recuerdos.

Pensé mucho en Jack y en su comentario. Me senté en mi sofá rojo dejando entrar la luz de la ventana, mi vecino volvía a ensayar jazz, la misma canción nota tras nota, ni un solo cambio. En mi repisa la foto de dos bailarines de tango en el Caminito. Y yo encerrada en ese mundo tan mío. A lo lejos el campanario de la iglesia empezó a acompañar al saxo a un ritmo más lento. El gallo que kirikea, los olores que suben cada uno en su justa medida, cada uno como si fuera pan recién salido del horno que me recuerda lo que es un hogar. Camino de puntillas por debajo de las cintas de colores que han colgado en todas las calles porqué muy pronto será fiesta, mariposas que revolotean hechas de papel mache y antenas de alambre. Vuelvo a mirar al cielo, un diente de león me persigue y yo pego un pequeño saltito antes de pedir un nuevo deseo, el de siempre: ser feliz, feliz, muy feliz.

Mi vecina octogenaria me saluda con la mano, se pasa los días igual que los lagartos, al sol, observando el devenir de la vida como si ahora no le tocara más que ser un mero espectador.

Respiro, Jack Johnson no lo entiende, si yo no hubiera visto, tocado y olido cada uno de estos rincones ya no sería la misma, sin estas mariposas ondeando sobre mi cabeza, sin esos saludos, sin ese sonido que me abrazan cada mañana. No puede haber dicho lo que dijo, porqué no es cierto, cada cosa tiene su justa belleza, aunque a él no le guste ni esa belleza, ni yo tampoco.

Que curioso, me he notado calor en el corazón, creo que lo llaman emoción, hasta el más mínimo detalle tiene un sentido en la obra de mi vida. Y en relación a mis ganas de probarlo todo, yo no podía ser ni de campo ni de ciudad. Adoro mi pueblo, adoro Barcelona, la suma de los dos soy yo misma.

Comentarios

PENSADORA ha dicho que…
Bonita entrada Rebeca.

Realmente son esos pequeños lugares los que nos traen a nosotras mismas, olores, colores... todo lo que nos despierta el sentido...

En fin, yo también cuento los días para las vacaciones.

Abracicos!
Darthpitufina ha dicho que…
Muy buena tu entrada. Desde fuera, dan ganas de meterse corriendo en tu burbujita de dos más dos.

Un besote, linda!
Petite papillon ha dicho que…
Siempre me ha hecho gracia esas personas que te miran raruno por ser de "pueblo". Resulta irónico pensar que todos venimos de la santa natura, lo artificial es la ciudad y todo el mundo debería desconectar un poco de ella y dejarse llevar por la afable y calmada vida de "pueblo" aunque solo sea unos días.
^ ^
Rebeca ha dicho que…
PENSADORA ¡Qué seríamos sin esas pequeñas coas!¿verdad?, bueno, hoy no me quejo de los días que faltan porqué es fin de semana, pero ays, todavía una semana más.

DARTHPITUFINA gracias.Creo que por esas cosas que digo me da tanta pereza a veces salir de mi burbuja.

PETITE PAPILLON ni siquiera es un pueblo perdido en medio de una montaña, es un pueblo con las mismas cosas que la ciudad pero sin el ruido, el caos y el aceleramiento de los días. Por eso no entiendo que a los de "ciudad" les parezca tan raro y complicado que alguien pueda vivir en un pueblo.
mariajesusparadela ha dicho que…
La verdad es tuya.
Ese pobre tonto ni siquiera ha rozado la esencia de las cosas: un espacio nunca es importante por el número de casas que tiene (ciudad o pueblo), sino por lo que hace latir nuestro corazón. De otra forma, un ciudadano de Barcelona sería una mierda al lado de uno de Nueva York...
Le faltarán años, o cabeza.
Tu tienes las dos cosas, disfrútalas.
Rebeca ha dicho que…
MARIA JESUS gracias, a veces me sorprendo que haya gente a la que no le late el corazón, pero bueno, dejemos que pasen sus años, la vida ya le hará sabio, o no.
La gata Roma ha dicho que…
¡Yo quiero un pueblo! Toda mi vida he querido decir “Si, pues yo me voy a mi pueblo”. La familia paterna de mi madre es de un pueblo sevillano, pero mi madre nació y se educó en Sevilla, luego en Barcelona y finalmente vivió algunos años allí, no más de cuatro, de forma que aunque yo conozco el pueblo y voy muy de tarde en tarde, tampoco lo puedo sentir mío… También una de mis mejores amigas es de pueblo, donde he pasado muchos y buenos momentos, pero sigo sin tener pueblo, y es un rollo, todo el mundo tiene. De hecho, en mi clase muy pocos somos de Sevilla capital, la mayoría son de pueblos de Córdoba, Huelva o Extremadura y lo peor es que no sé porqué clase de acomplejamiento absurdo, muchas parecen renegar de su lugar de origen… ¡y yo deseando tener un pueblo! Ains, lo dijo Mafalda y Felipe se enfadó: Dios le da pan a quien no tiene dientes…

Kisses y disfruta de tu pueblo, tú que puedes.
Rebeca ha dicho que…
GATA ROMA no es ese tipo de pueblo, de hecho yo tampoco tengo pueblo, mis padres son de Grandada, mi padre de Alhama de Granada y mi madre de Huescar, pero nunca en la vida hemos ido de vacaciones a sus pueblos en plan "vamos al pueblo", porqué no tienen casa, ni familia ya allí, así que yo también echo de menos esa sensación de que llegue el verano y vuelva al origen.
En mi caso, donde vivo, donde me he criado, es un pueblo muy, muy cerca de Barcelona, con lo cual casi se puede entender como una extensión de la misma, lo curioso es que dando unos pasos el modo de vida cambia totalmente.
Quiero a mi pueblo porqué esa es mi vida y si hubiera crecido en la ciudad la adoraria de la misma manera intensa.
No sé si me he explicado muy bien, lo que queria decir que no tengo un pueblo al que añorar cuando me veo obligada a vivir en otro sitio. Mi pueblo es siempre mi pueblo, los 365 dias del año.
Pilar ha dicho que…
Enhorabuena, por tu pueblo, por tu ciudad, por tu manera de aprender que todo es parte de todo, y que quien no lo entiende, simplemente se lo pierde y el objetivo en esta vida es sumar nunca restar, crecer no menguar, disfrutar no sufrir y si para entrar en los zapatos que te ofrece tienes que amputarte los dedos, simplemente no son los tuyos.

Un beso
La gata Roma ha dicho que…
Sí, te entiendo, pero sigo sin comprender a Jack,, en fin, el sabrá. Cuando mi madre vivió en Barcelona, lo hacía en Mont Bau, y a ella le parecía lejos. El otro día lo miró en Google map y se sorprendió de lo bien situado que le parecía estar ahora. Las ciudades crecen y es una gozada tener a pocos kilómetros de la capital un sitio tan tuyo como tu pueblo.
Por cierto, yo si conozco Huéscar, jejejej. Una amiga mía fue maestra allí un año, y teníamos que preparar una ponencia, así que pasé allí una semana con ella organizándolo todo. Además, este Fin de Año, que ha sido de los mejores de mi vida, lo pasé muy cerca de allí, en un pueblo llamado Galera, en unas casas cueva con unos amigos. Es muy recomendable la verdad, no porque sea el pueblo de tu madre, pues entiendo que tampoco sientes un arraigo grande, pero es otra Andalucía, con montañas, y verde, y restos arqueológicos muy interesantes y desconocidos, y lo de las cuevas es una pasada…

P.S. No sé si sabes que los patrones de Huéscar son San Nonilón y Santa Alodia, cosa que me impactó… Os llega a caer a tu hermano o a ti un nombre de esos y el chiste habría sido estupendo…. Ejjeje
Rebeca ha dicho que…
PILAR me ha encantado tu frase final! tener que amputarse los dedos para caber en unos zapatos ¡ni hablar! antes muerta que sencilla pero con mis dedos, sí ya sé, eso no tiene nada que ver con lo otro, con el zapato de Jack y mi pie de hobbit de princesa que no encaja, pero me has recordado la cantidad de sacrificios que a veces llego a soportar, a costa de mis pies, para estar divina. Las mujeres libramos guerras muy serias con nosotras mismas.

GATA ROMA, Jack simplemente es alguien que cree entender muy bien el mundo y sin embargo no se da cuenta de lo poco que comprende sus propias palabras porque le ciega el egoismo, supongo que los dos nos dimos cuenta la primera vez que quedamos que no encajabamos, en todo caso, le vuelvo agradecer lo que me ha enseñado en nuestro breve tiempo compartido y le deseo la misma buena suerte que a los demás.
Sobre Huescar lo visite de pequeña, de Alhama me acuerdo un poco más porqué es más turístico, me acuerdo de los baños arabes y de las calles,y de lo feliz que se sentía mi padre, que no abandonó su hogar hasta los doce años.
Curiosamente mi madre tiene una historia más tragica a sus espaldas porqué eran 9 hermanos para compartir y vivían en una de esas cuevas que tú dices, siempre con la temperatura adecuada. Ni a mi hermano ni a mí nos cayó la desgracia del santo patrón, pero es que mi bisabuela era la que se llamaba Nonilona, no heredaré su nombre, ni sus bisnietos tampoco,pero sí la posibilidad de tener gemelos si alguna tengo hijos. Además ahora me acabas de abrir los ojos a porqué tenía la mujer un nombre tan curioso.
Me llenas de sabiduría, miles de gracias.
Yandros ha dicho que…
Tus padres son de Granada???Jajaja que me parto
He vivido 15 años en Granada. Hasta este mes de Febrero para ser exactos.
Ahora vivo en Madrid (veremos hasta cuando) y curiosamente también cojo vacaciones y me voy al pueblo!
Me recrearé en los olores y sensaciones, como siempre hago. Reiré con mis amigos de toda la vida, a los que conozco de hace 27 años, los que nunca me han fallado porque nuestras historias están tan entrelazadas que sería traicionarse a sí mismos...
Un abrazo Rebe!
La gata Roma ha dicho que…
Jojojojo que bueno, me he sentido como “Oráculo habla”
Fíjate, hoy día vamos a las cuevas por placer y turismo…
En Alama si que no he estado pero fijo que algún día caerá…
Rebeca ha dicho que…
Yandros, q se t echa de menos! Pues di son los dos de granada, pero al unico q le tiran las raices del pueblo es a mi padre. Cierto, es imposible desenlazar ciertas vida.

Gata roma mas que vidente a medida que te leia mas,me reia
Q envidia me das, tu en las cuevas y yo... Ays
Ralph ha dicho que…
El ser de pueblo deja una impronta en nuestra personalidad no cabe duda pero también a la vez te hace sentir atracción por algo más grande pero a la vez más impersonal como son las grandes urbes donde pasas desapercibida en el continuo vaivén de seres humanos obsesionados por el tic tac del reloj.
MoN ha dicho que…
Ay, en estos momentos que me voy en el tren para volver a coruña leo esto y se me mueve la patata, me pasa como a ti, en este caso a mi coruña no me gusta. Me quedaria en ferrol toda la vida incluyendo todas las veces que me quejo y todas las veces que me dicen: ferrol es una mierda.
Pero a mi me gusta que sea siempre lo de siempre: la entrada por los astilleros, el centro....
Entre eso y burgos hicieron lo que soy ahora. Solo te digo presume de donde eres porque es la esencia de tu perfume
Maribel ha dicho que…
Bonito homenaje Rebeca a tu pueblo, todo tiene su belleza, no hagas caso de los comentarios de la gente que no entiende lo que puede darte tu querido pueblo.
Un beso violeta,
Maribel
Rebeca ha dicho que…
RALPH puede ser que me atraiga, mucho, adoro Barcelona de hecho y muchas veces me siento cosmopolita, pero por otro lado no sé si realmente estaría dispuesta a renunciar al hogar de toda mi vida.

MON me ha gustado tu frase final, así que la esencia de tu perfume. No sé como puede decir alguien que Ferrol es una mierda, a mí me suena a cosa bonita, que apetece, a tierras que están tan cerca pero a la vez tan lejos. Nada de lo que se pueda renunciar.

MARIBEL depende de donde vienen ciertos comentarios mejor no tenerlos en cuenta, uno siempre tiene que sentir orgullo por aquello a lo que pertenece.
S. ha dicho que…
A mi me encantó tu lugar Rebe.
Tengo ganas de volver,pero eso sí,cuando haga más fresquito.
Te mando besosssssssssssss
Rebeca ha dicho que…
S. ¡si no hace calor! ¡y además hay playa!
Jenn ha dicho que…
Jo, que bonito, me has dado ganas de tener pueblo... Y es que yo nunca he tenido ese sentimiento de hogar, tradición, costumbres y amigos de la infancia de un pueblo, y a veces lo "añoro"...
A Jack, que le den yogures caducados, el mundo está plagado de gente que piensa que su verdad es la verdad absoluta, la ignorancia es así...
Rebeca ha dicho que…
JENN, ¡Tienes Valladolid! ¡qué más quieres! no te puedes quejar para nada, en realidad mi pueblo es mi Valladolid de toda la vida de alguna manera. Donde crecemos es nuestro pueblo, llamese pueblo o ciudad o provincia o país.
Yogures caducados...sí...creo que esa es la definición exacta, gente que se cree con la verdad absoluta.
Jenn ha dicho que…
Una aclaración, es que tengo el día espesito... ¿Eres de Valladolid...? Una duda que me ha creado tu respuesta a mi comentario, jajaja. Aunque ya sé que no vives aquí.
Rebeca ha dicho que…
Ja, ja, no ,no soy de valladolid, soy catalana. Estaba intentando hacer un simul acerca de q todos, sea como sea nuestra ciudad la adoramos y la queremos solo x ser nuestro origen.
Jenn ha dicho que…
jajajaja, ok, perdona, estoy de lunes con eso del puente, y no me llega el reigo correctamente, jajaja. Ya decía yo que serían demasiadas coincidencias ya, jajajaja.
Lila ha dicho que…
...Evocador... Precioso...
Rebeca ha dicho que…
LILA, ja,ja, olvidaba que te emocinan los pueblos pequeños más que las grandes ciudades.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …