Ir al contenido principal

ARISTOCRATA





"Hasta ahora he escrito solamente sobre príncipes, condes, ministros, senadores y sus hijos y me temo que en los sucesivo no va a haber otros personajes en mis historias.



Puede ser que esto no esté bien y que no guste al público; puede ser que para ellos sean más interesantes e instructivas las historias de campesinos, comerciantes y seminaristas, pero mi deseo no es en absoluto tener muchos lectores a cualquier precio, y no puedo satisfacerles por muchas razones:



La primera porque los recuerdos históricos de aquella época sobre los que yo escribo solo permanecen en la correspondencia y los escritos de la gente de clase alta alfabetizada; incluso hasta los relatos interesantes he inteligentes que he podido escuchar, solo los he oído a la gente de esta clase.



La segunda porque la vida de los comerciantes, de los cocheros, de los seminaristas, de los presidiarios y de los campesinos me resulta monótona, aburrida, y todas las acciones de esas gentes se me antojan resultado en gran medida de los mismos resortes: la envidia hacia las castas más afortunadas, la avaricia y las pasiones materiales. Y si todas las acciones de esta gente se originan por estos resortes, entonces sus acciones quedan tan dominadas por estos impulsos, que resulta difícil entenderlas, y, por tanto, describirlas.



La tercera porque la vida de estas gentes (de clase baja) lleva consigo en menor medida la huella del tiempo.



La cuarta porque la vida de estas gentes no es hermosa.



La quinta porque nunca podré comprender qué es lo que piensa el centinela en la garita, qué piensa y qué siente el tendero pregonando que compren tirantes y corbatas, qué es lo que piensa el seminarista cuando por centésima vez le llevan a azotar, etcétera, etcétera. No puedo entender esto, igual que no puedo comprender qué es lo que piensa una vaca cuando la ordeñan y qué piensa un caballo cuando acarrea un tonel.



La sexta porque en resumen (y esta, lo sé, es la mejor causa) yo mismo pertenezco a la clase alta, a la alta sociedad y la adoro.



No soy un pequeño burgués, como decía Pushkin con orgullo, yo digo sin miedo que soy un aristócrata, de nacimiento , por costumbre y por posición. Soy un aristócrata porque recordar a mis antepasados, a mis padres, mis abuelos, mis bisabuelos, no solamente no me avergüenza sino que me alegra extraordinariamente. Soy un aristócrata porque me educaron desde la niñez en el amor y el respeto a la elegancia, no solo hacia lo expresado por Homero, Bach y Rafael sino también hacia las pequeñas cosas de la vida: el amor a las manos limpias, a la belleza de un vestido, a la elegancia de la mesa o de un carruaje. Soy aristócrata porque tuve la suerte de que ni yo, ni mi padre, ni mi abuelo conociéramos la pobreza y la lucha por la necesidad y la conciencia, nunca necesitamos ni envidiar ni suplicar a nadie, no conocimos la necesidad de educarnos para conseguir dinero o una posición en la alta sociedad y otras pruebas similares a las que se exponen los pobres. Me percato de que esto es una gran suerte y por ello doy gracias a Dios, pero aunque esta felicidad no pertenezca a todos no veo en ello causa para renegar de ella y no aprovecharla.



Soy un aristócrata porque no puedo creer en la elevada inteligencia, en el gusto refinado y la gran honestidad del que se hurga la nariz y hala con Dios.



Todo esto es muy tonto, puede que hasta criminal e impertinente, pero así es. Y en lo sucesivo aviso al lector del tipo de persona que soy y qué es lo que puede esperar de mí. Todavía está a tiempo de cerrar el libro y acusarme de idiota, retrógrado y de ser un Askóchenski, por quien, aprovechando esta oportunidad, me apresuro a expresar mi sincera, profunda y firme admiración."



LEV TOLSTÓI, Guerra y Paz





¿Y ahora? ¿Sigo leyendo?


Comentarios

Petite papillon ha dicho que…
Siempre ha intentado reflejar la realidad social en sus obras. Era otra época, afortunadamente los tiempos han cambiado ^ ^
Jenn ha dicho que…
Buff, pues no sabría qué decirte la verdad. Especialmente nunca me ha llamado la atención, pues tengo un gusto literario algo singular. De todas formas creo que, ya que te has puesto, deberías continuar con la lectura. Siempre sirve de algo, aunque sea para criticar al autor y tildarlo de clasista...

Muchas veces de las que leo algo con lo que no estoy de acuerdo e incluso me parece deplorable, sigo leyendo, a pesar de tener que parar un momento para morderme el labio y apretar el puño con gesto amenazante ;)
Pilar ha dicho que…
Sin duda.

Lo que buscas es la obra no al autor, de hecho, creo que sería fenomenal no saber nada de ell@s porque te condiciona.

Un beso
S. ha dicho que…
Nooooooooo
Qué tostón
Rebeca ha dicho que…
PETITE PAPILLON ese quiero pensar, pero el verano pasado paseando por la Cote Azur, me di cuenta que las cosas en realidad no son tan distintas a antes.

JENN creo que soy de las tuyas, ya que estoy...quien sabe, seguro que aprendo algo, de otra manera no podría ser considerada una gran obra literaria por tanta gente.

PILAR sí, mejor hubiera leído la introducción al final sin ninguna idea preconcebida.

S. ja,ja, no seas mala, es un regalo de mi hermano Pepo, así que me toca leerlo, aunque sea sólo por cumplir.
La gata Roma ha dicho que…
¡Estamos conectadas! Yo también me lo estoy leyendo, lo que pasa que con los exámenes lo tengo muy apartado, acaba de llegar el príncipe Andrés a su casa del campo para dejar a su mujer e irse a la guerra.
Ahora bien, esto es una provocación y una verdad a medias. Buscaré la biografía de León, pero siempre oí que para que él pudiera escribir en su casa sacrificaban todo lujo, de manera que llegó el momento en que las enaguas de su mujer no podían remendarse más, pues no quedaba un trozo de tela para poder coser.
Además, hace poco terminé Ana Karenina y hace referencia a la nobleza rural, a los campesinos, y realmente parece una crítica sarcástica a las clases altas que no muestran comprensión por los campesinos…
Además, Tolstoi está muy influenciado por Dickens, quien renegaba un poco de sus orígenes humildes, pero que los retrataba en todas sus novelas… continúa lyendo, yo lo intento en ratos libres…
Kisses
Rebeca ha dicho que…
Gracias x tus apuntes Gata, la verdad es q la nota del autor m ha djdo un poco fria, pero siempre he sido de las que dan el beneficio de la duda asi que ahi sigo, yo solo he llegado a la pagina 130 asi que veremos como van los acontecimientos.
Noia,estamos compenetradas!
eL aRTe De SeNTiR ha dicho que…
Guerra y paz tostón? :O Dios que me da un ataque al corazón. Arriba Crepúsculo no te jode :P

Rebeca por supuesto que tienes que leerlo, pero entiende que lo que vas a encontrar son las descripciones de esas sociedades. A mi me encantó la historia, y cuando termines vete pensando en Anna Karerina jeje
Rebeca ha dicho que…
El arte de sentir, mujer espera a q pueda digerir esto para irme con karenina, x cierto q conste q crepusculo, aunq no diga mucho d mi, tb ha estado en mi literatura!
La gata Roma ha dicho que…
Bueno, e investigado un poquito más sobre el amigo León, soldado bohemio, escritor adinerado y anarquista cristiano… Fue de todo, en sus últimos años de vida renunció a su riqueza, se hizo vegetariano y trabajaba de zapatero… Lo dicho, ese prefacio es para situarte en la sociedad pero no es su verdadero pensamiento como tal…
Por cierto, aunque a veces me cuesta admitirlo, yo también leí Crepúsculo aunque evidentemente no diría que es una obra cumbre de la literatura, pero si diría que su autora estudió literatura inglesa, lo que me hace pensar que tiene ciertas formas influenciadas por esta literatura…

Yo me leí Ana Karenina antes que este, y desde luego te lo recomiendo, de hecho debo admitir que me enganchó más, aunque eso no quiere decir que Guerra y Paz no me guste.

Kisses
Rebeca ha dicho que…
GATA qué manera de ilustrarme! a esto se le llama periódismo de investigación, ja, ja, sí señor! bueno, pues ya me quedo más reconfortada y menos enfadada con Tolstoi, sigo avanzando que es lo que toca una vez hemos empezado, a Karanina la dejaré para más adelante, porqué depués de estas 1000 página voy a necesitar algo simple como por ejemplo Perdona si te llamo amor.
Creo que todos los libros tienen algo bueno, se trate o no de una literatura desbordante, pero sólo por el esfuerzo del autor y por la capacidad de plasmar algo que nos iempre resulta tan simple, para mí, cualquier obra merece ser leída.
RAMPY ha dicho que…
Hola, Rebeca, yo he intentado un par de veces leerme Guerra y Paz, pero siempre me viene muy largo, y eso que me gusta leer más que a un niño un caramelo.
Un beso.
Lila ha dicho que…
Claro... Sigue.... En la amplitud y la diversidad de criterios, está la sabiduría, y para eso es necesario conocer posturas distintas (aunque a mí, me daría pereza seguir...ajajajja)
PENSADORA ha dicho que…
Yo seguiría leyendo, aunque sólo fuera por poder envidiar algo.
Rebeca ha dicho que…
RAMPY bueno yo voy avanzando, poco a poco, pero algo es algo.

LILA tú siempre tan contradictoria, ja,ja, pues nada sigo.

PENSADORA o sentirme afortunada, quien sabe.
Maribel ha dicho que…
Hola Rebeca,
yo, como muchos que te escriben, también seguiría leyendo, me ha gustado mucho la definión que hace de como él es aristócrata también. Muy bonito.
Besos violetas,
Maribel
Escribir es seducir ha dicho que…
Sí, ¿por qué no? cada uno escribe de lo que le parece. Por suerte nos encontramos con amplia variedad de escritores. No hay que detenerse en lo que son o eran como personas sino en lo que son o fueron en sus creaciones

saludos
Rebeca ha dicho que…
MARIBEL, ays...pues yo es justo lo que le critico, que agradezca su condición pero desprecia la del resto, sin darse cuenta, precisamente él, como gran escritor, que a todos nos mueven las mismas pasiones.

ESCRIBIR ES SEDUCIR como bien han dicho más arriba, a veces valdria más la pena, no saber nada de la mano que empuñó la pluma y quedarse sólo con el resultado.
La que vive al lado ha dicho que…
Seguí leyendo y pensá que mira la realidad desde un mirador diferente al tuyo.

Igual, yo entré para decirte que me encanta la mariposa que aparece al costado de tu blog.

Besos!
Rebeca ha dicho que…
LA QUE VIVE AL LADO, ahí seguimos, aunque de momento no siento ninguna emoción. Y la mariposa...bueno, creí que estaba reinventándome o más bien reencontrándome.
Sedonosed ha dicho que…
Supongo que a estas altura ya o lo has leído o lo dejaste, pero eso poco importa. Solo quería hacer constar la genialidad de esa nota de autor. No digo que comparta lo que dice, sino más bien como lo dice... Es frío, descarado y brusco. No se hasta que punto sincero o irónico, pero a fin de cuentas eso que mas dá. A mi como un chiste verde o el humor negro a pesar de su brusquedad o bestialidad me provoca una sonrisa, maléfica, pero sonrisa, y es que, ante todo hay que tener sentido del humor... Y es que como pasa en estos casos, a pesar de su simplicidad o precisamente gracias a ello, la media verdad en que consiste dicha generalidad burda es justo lo que le confiere la gracia. Un ejemplo seria un chiste de esteriotipos, en el que aunque la intención sea o no ofender, y aunque sea una generalidad que no refleja una realidad más compleja, el hecho de q esa simplicidad sea tremenda, aunque parcialmente, cierta es lo que le confiere gracia y por ende mi admiración.
Perdón por la parrafada... Xd
Rebeca ha dicho que…
SEDONOSED al final lo leí, y me cautivó, pensé que si Toltstoi era capaz de demostrar esa sinceridad de entrada valía la pena continuar. La verdad es que aprendí muchas cosas en Guerra y Paz, y a posteriori tuve la ocasión de viajar a San Petesburgo, allí encontré capítulos enteros de esta obra y acabé de entender porque Lev es un grande de la literatura.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …