Ir al contenido principal

NINI

Cada generación tiene sus especiales características, dicen que cada cinco años resultamos totalmente diferentes a nuestros coetáneos. Quizás así sea, porqué realmente a veces mis primas me hacen sentir vieja, como si en lugar de 6 años les sacara 20 y me hubiera vuelto una marisabidilla movida por inquietudes demasiado abstractas para ser alcanzadas, que no tienen que ver con esa actitud de "aquí no pasa y no pasará nada" que tienen ellas. Supongo que las envidio, aunque no lo reconozco, se me pone cara de abuelita mientras las recrimino y les digo "es que mi generación lo ve todo diferente". ¿Será que me estoy escandalizando antes de tiempo?




El encuentro de mi padre con el paro, le está dando muchas oportunidades consigo mismo, entre ellas descubrir la realidad de su familia, la que ignoraba, la que le gusta y le disgusta a partes iguales, aunque supongo que todo eso es bueno. Removíamos a un lado y otro la comida del domingo, Pepo, estaba a mi lado, tan serio y pasota como siempre, si hablo de la generación de mis primas, qué no decir de él, con el que me llevo ocho años. Una tarde en su habitación me había contado que se sentía raro, que no tenía nada en común con la gente de su alrededor, que tal vez había nacido fuera de época, y en ese momento, pensé que tenía razón, y que podía entenderlo, siempre le miro con buenos ojos, aunque luego su comportamiento es tan nini como el del resto.


Pepo va a la universidad, estudia económicas pero no le gusta, es su forma particular de poder criticar el mundo y darse aires de importancia, pero como tantos otros no sabe a dónde enfocar su vida. Pepo no acaba de centrarse, no trabaja, y no siempre estudia. Mi padre le mira serio, y le dice que ya está bien de perder el tiempo, una semana en casa y no le ha visto ni un solo día ir a clases, la generación de hace 56 años siente que le toman el pelo, supongo que el esfuerzo dedicado durante tantos años de trabajo espera cierto reconocimiento materializado en la actitud de sus hijos.


Yo hago de hermana mayor y le quito hierro al asunto, hablando de la no necesidad de ir a todas las clases si existen los apuntes. Pepo murmura un "gracias" por debajo de la mesa. Y todo eso me hace pensar en su actitud Nini, y su falta de compromiso con las responsabilidades, sería muy injusto de mi parte decir que no se compromete con nada, no es cierto, y no es verdad, aunque no se compromete lo suficiente y siempre alarga la mano para que lluevan los billetes desde el bolsillo de mi madre, y él es un tío listo y sabe lo que son los esfuerzos, entonces ¿qué es lo que le pasa?


En la tele un hijo le grita a su madre, y la madre impertérrita aguanta el maltrato, justificando que quizás hizo mal las cosas hace años y merece cargar con semejante energúmeno. Nini es un concepto demasiado amplio, que no sólo afecta a hijos, si no a padres, y a maneras de educar.


Mi amiga Marina confirma que sus hijos que leen libros son extraños para los demás, y que los padres buscan los problemas en los profesores en lugar de en los niños. Todo ilustrado con el chiste, en el que el padre pega al hijo por sus malas notas y en el siglo XXI el mismo padre carga contra el profesor por propiciar malas calificaciones. De toda la frase quitaría el maltrato, pero no el concepto de cómo cambian las cosas, y en lo mal que enfocamos las causas.


NINI me da miedo, aunque es fruto de la herencia, nuestro mundo centrado en el trabajo, el suyo centrado en el consumo, pero entre medias, y sin querer ser catastrofista, se han perdido valores importantes, valores en los que creíamos aquellos que nos hemos dedicado a criar a los NINIS, entonces ¿qué es lo que no aprendimos?¿y en dónde pecamos? ¿Qué NINI es el nuestro? ¿Ni prohibe ni castiga?

Comentarios

  1. Que dificil dar alguna respuesta, cada día trato de averiguar qué es lo que nos hace tan diferentes, es como si el gusto por alcanzar un objetivo a pesar o quizás por ello, de la dificultad.

    Malos padres, quizás, pero hay algo más, algo que se respira en el ambiente, y no es sólo por excusarme.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. A mi tampoco me gusta.Mala educación,mala integración,leyes injustas como la ley del menor...
    Me dan miedo los NInis

    ResponderEliminar
  3. pppppffffff no sé ni que decirte querida Bridget, solo que me alegro que el paro esté haciendo que tu padre se reencuentre con su familia, al final todo sucede por algo.

    Cada generación tiene que adaptarse a sus formas, en realidad yo creo que todo radica en el amor, unso por exceso y otros por carencia.

    A ver si nos vemos con un mojito que ya tengo ganas...

    MUA!

    ResponderEliminar
  4. PILAR supongo que debe ser algo que se respira en el ambiente como tú dices porqué no se trata de algo particular, si no que afecta de igual manera a padres y a hijos, llamale cambio de actitud, de valor, de objetivos...no sé.

    S a mí me aterran, pienso en que renovarán las generaciones y no sé cuál será su herencia.

    SOPHIA de todo se saca algo bueno, siempre. Yo también pienso que se trata de amor, al final, todo se resume de la misma manera.
    El mojito cuando quieras, ya sabes que siempre estoy dispuesta para los atentados contra mi hígado.

    ResponderEliminar
  5. Ó quizá antes ya existían los nini pero no existía la globalización general que existe ahora.. De todo se habla, de todo sale por la tele, de todo te informas en internet.. Yo en mi época de estudiante y posterior búsqueda de empleo recuerdo a gente muy pasota y también recuerdo faltas gigantes de respeto a los profesores.. han pasado unos quince años y el mundo ha cambiado, pero a muchos de los actuales nini los identificaría yo en el pasado...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. CLAIRE ¿quieres decir que se trata sólo de un exceso de información pero que son los problemas de siempre? entonces ¿por qué me siento tan diferente a esos jovenes? ¿la condena de todas las generaciones respecto a las que le siguen?

    ResponderEliminar
  7. El problema es que hemos visto con cierta mezcla de agrado y de envidia como ellos han tenido muchas cosas que nosotros hubiesemos querido tener y algunas de las cuales hemos conseguido al tiempo con esfuerzo. El tener todo hecho y pensar que siempre va a ser así les ha hecho ser como son, desgraciadamente para ellos el mundo ha cambiado y ellos van a tener que cambiar con él y terminarán pareciéndose más a nosotros.

    ResponderEliminar
  8. RALPH confio en que así sea, y sólo sea cuestión de tener que enfrentarse a ciertas dificultades para ver que en la vida también hay que invertir cierto esfuerzo.

    ResponderEliminar
  9. Qué extraño se han borrado todos los comentarios...um... recuerdo haber estado de acuerdo en lo del ambiente, algo que va más allá de la educación y que incunbe a toda la sociedad.

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo con tu amiga Marina. Mi padre es un profesor recién jubilado, al que siempre le ha encantado su profesión pero que en los últimos años acababa cansado de los cambios de valores de la sociedad. Mi hermana es profesora. Uno de mis mejores es profesor de instituto, agredido por un alumno.
    Creo que gran parte de la culpa de la generación Nini es de la generación intermedia entre nuestros padres y nosotros, incluyendonos a nosotros. Somos hijos de la democracia y como tal nos creemos con derecho a todo. Se valora el triunfo por encima del esfuerzo, el escaqueo por encima del trabajo, el conformismo por encima de la ambición...Se quiere ser jefe sin experiencia, mandar sin carisma, ganar mucho dinero de forma rápida sin pasar por la senda intermedia de la formación, aprendizaje y madurez.
    Vienen tiempos difíciles en los que seguramente se deberá cambiar el modus vivendis de la sociedad. Tendremos que dejar de ser tan exquisitos y arremangarnos para caminar en el lodo.
    Y de paso, yo también soy hermano mayor, y entiendo esa tendencia tuya a arropar a tu hermano pequeño. Pero lamentablemente, yo estoy con tu padre, creo que es necesario tomar medidas cuando hay oportunidad de mejora. Quien de niño llora, lo hará de mayor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. YANDROS entonces nadie mejor que tú para saber de lo que se habla con tanta gente directamente implicada a tu alrededor.
    El error es compartido sin duda y lo peor es que todavía no somos conscientes.
    Sobre mi hermano sé que mi padre tiene razón, me anima que él sabe también que mi padre tiene razón.

    ResponderEliminar
  12. Pobrecita, me apena lo de tus comentarios, quiero colaborar a esa recuperación pero como presa del sentimiento ni-ni copio sin rubor el comentario de mi blog, que algo de relación tiene...xD Un saludo.

    A veces me da la impresión de que todos los blogueros estamos un poco tarados. Todos metidos en sus pequeñas depresiones, obsesiones, frustraciones, sueños y vórtices de locura trascendente. Todo es muy matizable, y también depende del ánimo terapéutico al escribir o si solo se trata de ocio bien compartimentado. Quizá consigamos al escribir sacar nuestros pequeños demonios personales y enfrentarlos. O simplemente la normalidad no existe y aquí, desde el anonimato, nos permitimos no disimular.

    Lo de la generación ni-ni…tengo sentimientos encontrados. Porque por mucho que digamos tener un trabajo basura tampoco te dignifica, ni te hace mejor persona. Entiendo y comprendo que te refieres a la inacción, al hecho de desaprovechar el talento natural de cada uno y perder la oportunidad de desarrollarte como persona; la curiosidad de ponerte metas, de buscar, de equivocarte, de vivir. Si nada te mueve, si te falta la ilusión tu vida carece de sentido y simplemente sobrevives.
    A nivel psicológico entiendo la crítica. Pero realmente creo que la falta de oportunidades también crea personas así. En trabajos basura, en estudios que no sirven de nada, en situaciones familiares o económicas que te atan al banco de por vida, a la falta de tiempo para vivir. Al final también sobrevives. Y no son visionarios por entender que entre una situación y otra muchas veces lo único que media es la suerte o una mala decisión.
    No defiendo la indolencia, pero entiendo el desanimo. Sino fuéramos tan cobardes emigraríamos. Pobres madres.

    Gracias enfermera...¿psicóloga también? Joder, así a priori me pareces la mujer ideal, y encima catalana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. RORSCHACH gracias por contribuir a evitar mi suicidio blogero, realmente que estabamos todos un poco "tarados" no lo duda, al fin y al cabo, para escribir se precisa cierta dosis de frustración.

    Sobre los NINIS una casualidad que hicieras una referencia a la critica de esa generación por parte de otras personas en tu blog después de haber escrito este post, aunque el sentido que le doy sigue siendo el mismo, no es un NINI el que se encuentra por su mala suerte o la falta de oportunidades en un punto que no le gusta, si no el que carece de interes, el ejemplo de mi hermano, teniendolo fácil, decide no esforzarse sin ningún tipo de remordimiento, que te voy a contar a ti que eres tan listo.

    Y sobre lo de ser la mujer ideal, yo diría más bien todo lo contrario, enfermera y psicologa, dos profesiones para salvar al mundo porqué soy incapaz de salvarme a mí misma, o sea totalmente contraindicada, ja,ja

    ResponderEliminar
  14. Pd: Todos estamos en proceso de construcción, salvación o como quieras llamarlo, no hay que ser demasiado exigentes solo ser felices con sabiduría –es decir, aprender a valorar nuestra esencia sin rencor. La posición de un hombre sería: una mujer que cuida mi cuerpo y mi mente y que sabe como pasarlo bien un sábado por la noche…¡mujer ideal! Argumento irrebatible, por mucho que te coformes…xD
    Venga, un saludo.

    ResponderEliminar
  15. RORSCHACH lo que tú digas, ja,ja. Asumo que la evolución es un proceso continúo, sólo nos falta ponerle la parte positiva que comentas. Que sepas que va un mojito a tu salud!

    ResponderEliminar
  16. Quizás hayas dado con la clave, puede que cada generación sea esclava del legado que le dejaron las anteriores.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Querida Rebe en mi blog hay algo para usted.Besitos

    ResponderEliminar
  18. Por cierto,yo he dejado un comentario aqui,pero me ha estado fallando blogger...mi opinión era parecida a la de Yandros.
    Joooo que lata me da esto de que no funcione bien blogger!

    ResponderEliminar
  19. JAUROLES todo se graba hasta los 6 años, cosas de la psicologia, así que imagina la reponsabilidad que tenemos entre manos con los que nos vienen detrás.

    S. ¡blogger está imposible! el otro día desapareció todo y yo tampoco podia escribir, quizás sería cuestión de una manifestación de bloggers ¡a saber que andarán haciendo! me voy a ver esa cosilla que tienes para mí.

    ResponderEliminar
  20. La verdad que yo sobretodo aluncino cuando veo en la tele por ejemplo programas como "El hermano mayor" de cuatro, que ves que los hijos les llega a afaltar muchisimo el respeto a los padres... que alucino pepinillos... habria que ver porque tienen tanta mania a los padres (a parte de que creo que algun caso les falta un tornillo) pero vamos... que sí que han cambiado mucho las cosas a como estaban antes...

    Y por otro lado, lo que yo creo que le pasa a Pepo es que está haciendo algo que no le acaba de gustar ni de llenar, y al no tener interés pues falta a clase (logico)

    Muchos Besos!

    ResponderEliminar
  21. Tanto tiempo sin saber de pepo, ya me hago muy mayor para ese chico, a ver cuando me lo presentas...

    ResponderEliminar
  22. LILA cuando quieras, yo creo que ahora están muy de moda las parejas catalano - américanas, dígase: Colombia, Venezuela... y con diferencia de edad. Ahora, con tu negro tú te arreglas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …