Ir al contenido principal

CONEJITA PLAYBOY



No sé puede tener más glamour que romperse una uña con una lentejuela, o al menos eso he pensado al ver mi dedo ensangrentado, en medio de un sentimiento contradictorio entre la aversión y la satisfacción de haber llegado al nivel de las grandes divas por haber sido una lentejuela redonda, brillante e impactante la causante de mi dolor.


He leído en algún blog que el glamour no es lo mismo que el carisma, con dos ejemplos sencillitos, Brad Pitt tendría Glamour y Quentin Tarantino lo siguiente, aunque en este último caso yo diría más bien que más que carisma tiene genialidad acompañada de una cara rara, el otro es simplemente guapo y con eso ya se tienen bastantes ventajas.


Glamour está mal definido porqué si se trata de elegancia y belleza a los ojos de los demás, no deja más que ser un concepto subjetivo.


Sin embargo, los aires de la primavera, como a muchas me han traído la locura de cambiar y de reformar todo lo que tengo atrasado, postpuesto y escondido en el fondo de mi armario hace meses. Y de transformar la actitud para convertirme en una glamourosa que no sólo se rompe uñas con lentejuelas si no que es capaz de lucir unos labios rojos impresionantes sin mancharse los dientes de carmín.


Total que después de 4 horas de peluquería contemplando mi dedo envuelto en una tirita, me he cortado mi larga melena negra, mucho, demasiado y he dejado el negro azabache para substituirlo por el anaranjado, y ahora me miro en el espejo y no me reconozco. No me extraña que Sanson perdiera toda su fuerza al desprenderse de su melena, quizás me he equivocado, pero el glamour te obliga a arriesgarte.


Y todo esto me ha llevado a rebuscar entre las definiciones de glamour, y me he encontrado que esto no es el fruto de una única persona, si no de un conjunto de profesionales que consiguen este resultado que "fascina" y con los que yo no cuento, y que glamour es la antítesis de "the girl to the next door", y éstas chicas de la puerta de al lado, son las que aparecían en la revista Playboy, y un esfuerzo por recordar lo que había olvidado me ha trasladado otra vez a esta época del año, al Carnaval, a mí vestida con un vestido fucsia de topos negros enormes, con un delantal, y la falda muy corta y las piernas muy largas como diría Sabina, y la frente muy alta y bien mofletuda, y a mí madre sonriente sin saber que hay muchas cosas que ella todavía no sabía de la vida, pero desde mis ojos de niña confiando en que ella todavía era perfecta y mirándola para preguntarle desde mi más profundo cariño: "¿pero mama de que voy disfrazada?" y ella satisfecha emitía su repuesta: "¡pues de chica del Playboy!".


No, definitivamente con este pasado oscuro me encuentro un poco lejos del glamour, si no fuera por esa lentejuela…y doy gracias, a que mi mami ,¡ qué a saber que imaginaria que eran las chicas del playboy! a parte de mujeres muy guapas con las que su hija (la niñita de sus ojos, la única e inigualable) podía ser perfectamente comparada, no descubrió que el uniforme oficial era el de Bridget: unas orejas largas, un rabito gracioso y un mallot enfundado dejando libre a la imaginación….a dónde hubiéramos llegado.

Comentarios

Rorschach ha dicho que…
Cometiendo el típico error de no comentar nada del post, te animo a mostrar tu glamour por Barcelona esta noche, romper muchos corazones, beber doscientos ochenta y tres mojitos en buena compañía y conseguir que te recuerde, al menos durante un par de meses, algún alma libidinosa que se cruce en tu camino.
Pasadlo bien.
Escribir es seducir ha dicho que…
QUE BUENA HISTORIA VIVA LA LENTEJUELA!!!!! BUEN CAMBIO DE LOOK

SALUDOS
Camaleona ha dicho que…
Sin duda el glamour es subjetivo, porque hay mujeres que aparecen como las más elegantes en las revistas especializadas y a mí me parece que siguen siendo vulgares monas (o monas vulgares) vestidas de seda.

Así que tu madre te disfrazó de chica plaboy pensando en lo preciosa que ibas a estar... :P

Por cierto, siento desilusionarte, pero llevar tiritas no es NADA glamouroso...
Rebeca ha dicho que…
ROSCHACH siguiendo tus sabios consejos salí a devorar Barcelona, aunque sin mojitos, ni almas libidinosas, eso sí no falto la buena compañia.

ESCRIBIR ES SEDUCIR pues sí que viva la lentejuela, los zapatos de tacón, los labios rojos...y todo lo que potencia la feminidad de la mujer!

CAMALEONA ¿y si la tirita es de florecitas tampoco? oooooooohhhh!! para la próxima lo recordaré ¡todo sea por el glamour!
Totalmente de acuerdo en los criterios para llamar glamourosas a algunas horteras.
Pilar ha dicho que…
No sé porqué pero te imagino más elegante que glamurosa, ¿no?

En todo caso, sirva el comentario para meter otro término.

Un beso y seguro que estás preciosa.
Darthpitufina ha dicho que…
Vaya, siento que tu uña se encontrara en el camino de la lentejuela segadora! Seguro que el cambio de look te favorece, todo necesita un periodo de adaptación, y además has hecho bastantes cambios...

Yo también me pregunto qué creería tu madre que eran las conejitas... sea lo que sea, te regaló una anécdota bien divertida!!
Un besote, linda!
Piantada ha dicho que…
Jajajajajaj...

Quien dijo que el glamour es doloroso...tenía razón (?)

Ultimamente me siento demasiado estancada, y no me refiero a que no estoy yendo al paso de lo que las tendencias dicen, sino en base a transformaciones y cambios. Me mal acostumbre ala rutina y a las obsecuencias que ellas conllevan...

Pero pense en cortarme el pelo, cortito cortito, tengo bastante largo y negro... pero no quiero cambiar de color, ya sería mucho para mi.

Nunca me he disfrazado de playboy... siempre del guazón, no se porqe... me atrae mas..

Y espero que me jore el dedito.

Besitos =)
Claire ha dicho que…
Es que las lentejuelas son de un glamour jejeje... la historia de tu madre disfrazándote inocentemente de conejita play boy es muy graciosa. ¿por qué muchas madres habrían desconocido lo que es una conejita de play boy? supongo que tiene que ver que no vivían en la era de las comunicaciones...
Besos glamurosos.
Lila ha dicho que…
Quiero fotosss!!!!! ajajaja

Feliz día de la mujer señorita Bridget.

Besos!!!
La gata Roma ha dicho que…
No te has equivocado, un riesgo nunca es equivocado… yo no estoy cambiando mucho, aunque cuando pase la Feria de Abríl espero cortar mi larguísima melena negra también. Lo de la fecha es síntoma del esclavismo de mi pelo, lo necesito en feria para el traje de flamenca, por eso me lo cortaré cuando eso termine…

Por cierto, yo tenía un amigo que hacía el siguiente símil: Audrey era elegante, Marilin tenía glamour…

Entre tanto, a falta de cortarme el pelo, esta tarde intentaré darle reflejos oro, a ver si me cambio un poco el aspecto…

Kiss
S. ha dicho que…
Tú eres guapa Rebe,por dento y por fuera,y con muchas lentejuelas!
Rebeca ha dicho que…
PILAR yo creo que no quede de lo uno ni de lo otro, ¡era un traje fucsia de topos del tamañano de un agujero negro!

DARTHPITUFINA los cambios siempre son una posibilidad, o al menos eso dicen, así que voy a aprovecharlos, pronto me acostumbraré al nuevo look, de hecho después de una semana ya me siento contenta.


PIANTADA el dedito ya está recuperado, me tuve que arrancar media uña ¡no puedo recordarlo! ¡qué dolor! ánimate, yo al final hasta estoy más contenta por el hecho de haber cambiado de look, en realidad, he visto tus fotos y mi pelo era igual de negro y largo que el tuyo, el pelo siempre crece, así que no es un remedio radical.

CLAIRE la era de las NO comunicaciones o la edad de la inocencia, con 24 años mi mami ya tenía a su primer retoño, o sea yo, el mundo y la experiencia que había tenido desde luego que no eran los míos que tengo 31 y todavía nos e me ocurre ser madre.

LILA ¡ni lo sueñes! esas fotos están escondidas y retescondidas, bajo peligro de arder en breve.

GATA ROMA pues nada, primero la feria de abril y luego ya vendrán los cambios, un poquito de oro en el pelo desde luego que ya es un gran paso. Un símil perfecto el de tu amigo.
Jauroles ha dicho que…
Jejeje, me uno a la reclamación de fotos.

Besoos.
Maribel ha dicho que…
Hola Rebeca,

ay, que razón tienes con lo del pelo, yo cuando me lo corto también pierdo la fuerza, así que te entiendo, igualmente felicidades por hacer un cambio en ti aprovechando la primavera.
Sobre el disfraz, muy emotivo lo que explicas.

Un beso violeta,
Maribel
Rebeca ha dicho que…
MARIBEL, bueno, ahora ya estoy acostumbrada, me reconozco y no me veo tan mal, pero mi larga melena me sigue dando penita! pero bueno, ya sabes eso que dicen: ¡renovarse o morir!
Palmoba ha dicho que…
Pero bueno!! y con ese traje, porque no de ratita presumida, pizpireta y hacendosa??
Rebeca ha dicho que…
¡mujer, cosas de mi madre! seguro que pensó que una chica playboy tenía más glamour que la ratita presumida.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …