Ir al contenido principal

YO ANTE LOS OJOS DEL MUNDO



Me ha mirado a los ojos y me ha dicho ¿me guardas un secreto? Y me he reído pensando que no había nadie con quien compartirlo, aunque a veces dude de lo que soy capaz de contar.


Se ha plantado delante y como desatascando las palabras, ha apostado porque hay algo en mí que denota un cierto aire de tristeza, y yo que no quería contarle mucho porqué también tengo mis propios secretos le he dejado hacer.


Él sí que tiene un aire triste, pero claro, a penas lo conozco y quizás hubiera sido demasiado atrevido por mi parte girar la tortilla.


No me ha dicho nada que me sorprenda sólo esas cosas que a veces no me creo aunque las sepa: "la primera vez que te vi pensé que eras muy buena, es muy difícil encontrar gente
como tú", yo no quiero pensar que sea tan difícil, aunque Tambor dice que sólo un 1% de las personas valen la pena, yo creo que nos eso, el problema es que la mochila que llevamos cargada de piedras nos ha vuelto inmunes al mundo y no queremos experimentar dolor, y en ese intento, debemos ser muy egoístas.


Él ha seguido su discurso, para concluir que busca alguien como yo que le llene de la vida, y yo le he sonreído y alejando sus palabras le he asegurado que la encontrará pero que él también tiene que abandonar sus complejos.


Luego me he subido en el coche y he seguido mi camino, y he juntado muchas frases recibidas esta semana: "haga lo que haga jamás será suficiente para hacerte feliz" , "no es muy
difícil encontrar alguien mejor que yo teniendo en cuenta lo que ofrezco" "me pareces alguien muy tierno"…Y a pesar de la sobredosis de placer que ha tenido mi autoestima, me planteo si realmente exijo tanto y si realmente lo que más destaca en mí es ser buena.


Y recuerdo a Tico diciéndome que yo he estado insatisfecha toda la vida, vete tú a saber por qué, y a Toto diciéndome que era una "ternurita" y yo gritándole que no era ternura lo que esperaba que sintiera por mí.


Y ante los ojos del mundo, así soy yo, y me he acordado de Delibes que decía que al pasar por la vida lo único que quería era ser recordado como una buena persona. Yo en realidad quiero que no me olviden, aunque casi nunca recordemos a los buenos, y quizás ahí se encuentre mi supuesta insatisfacción.

Comentarios

  1. Pero al final, ¿el sentido del “discurso” ha sido una declaración de amor y necesidad, o una declaración de necesidad hacía tu persona? Es que no me ha quedado claro, o quizá si…xD
    Lo de ser “bueno” no esta de moda, da la sensación peyorativa de tonto, o sencillo. La solución a la nausea de la existencia es crear una nueva existencia, el triunvirato árbol-libro-hijo. Desgraciadamente estamos condenados a olvidarnos y que nos olviden, por lo tanto prefiero luchar contra lo primero que contra lo segundo. Así por lo menos administras la decepción a mi antojo.
    ¿Insatisfecha? ¿Es mi mente enferma o eso tiene connotaciones sexuales…? Tiene una solución mas sencilla y poco metafísica.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que me he puesto a vomitar y he llegado a un punto donde no quería, el sentido de este post es que doy la imagen de ser una persona buena y me preocupa que los buenos sean prescindibles en el mundo, y de rebote me he preguntado sí parte de ese caracter es el que me hace estar insatisfecha. Lo de la declaración de amor es lo de menos, al fin y al cabo no estaba interesada.
    Respecto a tus connotaciones, gracias a esas soluciones secillas y poco metafísicas diría que no estoy insatisfecha, o sí, o quien sabe...

    ResponderEliminar
  3. Las buenas personas creo que no son recordadas porque son prescindibles, como tú dices. Sin embargo las personas buenas, honestas, generosas, empáticas, esas personas que siempre están en todas partes para ofrecer algo a quien lo necesita... esas personas son recordadas durante muchas generaciones.

    ResponderEliminar
  4. No sé, te conozco muy poco para emitir un juicio, pero rara vez la visión del mundo comparte nuestra visión interna.
    Sinceramente, aunque muchos dicen que al igual que tú, exijo mucho, yo creo que no, simplemente no he encontrado algo que se ajuste a mí… tal vez no existe, no lo sé, pero sinceramente tras analizarlo mucho yo creo que no exijo… o como decía Lope por boca de Diana en El perro del hortelano, “la auténtica grandeza está en ajustarse el alma a lo que se desea” pero ese ajuste a veces es doloroso e inconveniente…
    En fin, que es domingo y divago con cualquier cosa…

    Kiss

    ResponderEliminar
  5. Lo que nos clava en el recuerdo ajeno no es ser bueno o malo, sino lo que nuestros actos aportan a la humanidad porque, por ejemplo, dudo que nadie olvide jamás al tito Hitler o al tito Gandhi... ¿me explico?
    Por otro lado, nadie es perfecto, y hablando en modesta cercanía social, si alguien es buena persona, es cuestión de tiempo que quienes terminan rodeándole también lo sean. No porque se conviertan, sino porque serán los que lleguen... y se queden.
    So, Stay in our club, honey!

    ResponderEliminar
  6. CAMALEONA Teresa de Calcuta, Gandhi vale, sí son recordados, pero es que ellos llevaron la bondad al extremo, y yo aunque quisiera no siempre soy tan buena.

    No creo que divages GATA ROMA al revés, yo estoy de acuerdo contigo, no creo que se trate de exigencia si no de encontrar lo que una quiera, aún a riesgo de que no exista.


    VIK visto así...tienes toda la razón, se trata de actos y no de el estilo de vida de una persona, tanto Gandhi como Hitler contribuyeron enormemente a la historia, cambiaron el mundo, imposible que alguien olvidara. De momento me quedo en el club, de todas maneras aunque intentara abandonarlo me temo que lo tendría difícil.

    Gracias CHICA QUE NADIE SACA A BAILAR, aunque esta vez tengo la impresión que he mezclado demasiados temas en un post.

    ResponderEliminar
  7. ayyy mi niña buena... Y además, estás muy buena jajaja.

    No, en serio, la insatisfacción está más relacionada contigo que con tu entorno. Esto te lo he repetido muchas veces, quizá con palabras distintas. Tú atraes o alejas, eres la que manda, cuándo lo decidas estaras satisfecha.

    Mil besitos mañaneros.

    ResponderEliminar
  8. Ay LILA que madrugadora! tienes toda la razón, me repito continúamente y eso que estoy en muy buen camino, tengo que dejarme de rollos, mirarme bien adentro y dejar de pensar que el mundo cambiará mientras yo espero. No me puedo quejar de la vida, y sobre lo de ser buena, será cosa de lo inevitable.

    ResponderEliminar
  9. De eso nada,al final todo el mundo le hace daño a las buenas personas,y es una situación horrible.
    Los buenos son prescindibles para el mundo,la gente te coge y te suelta cuando les da la gana y al final sufre la buena persona.
    Por eso Rebe,tenemos que ser mas malas,diábolas,maquiavélicas,porque yo me incluyo en ese rol de buena persona porque me lo dicen,y al final,soy prescindible.
    Un besito niña

    ResponderEliminar
  10. S. ¡muy mal! ¡tendremos que ser menos buenas y un pelín más malas! si es que, no sé tú, pero yo a veces de buena tonta...pero es que a veces no puedo, por mucho que quiera, ser de otra manera.

    ResponderEliminar
  11. La forma de ser es una cosa que aunque uno quiera lo más que puede hacer es disimularla pero sigue estando ahí. Es difícil de cambiar aunque alguna que otra vez te sorprendas haciendo algo diferente. Es como pretender huir de tu propia sombra.

    ResponderEliminar
  12. RALPH debe tener relación con el hecho de ser seres de costumbres, una vez aprendemos ciertas cosas nos es casi imposible modificarlo.

    ResponderEliminar
  13. un saludo espero que todo te vaya bien besos

    ResponderEliminar
  14. que no te olviden es una muy buena elección.

    Y sabes? a pesar de lo que me critiquen la frase, yo pienso que el dolor no es malo te hace aprender y a sobrevivir mas...

    ResponderEliminar
  15. Claro que no es malo, sólo es puto cuando uno lo tiene.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …