Ir al contenido principal

LA HISTORIA DE LA MARIPOSA



A veces me pregunto hasta que punto llegan nuestras fantasías y la necesidad de que todo encaje. Nuestros intentos por escapar de la realidad nos llevan a soñar de forma constante esperando que la vida de un giro de 180º. La mayoría plantamos los pies en el suelo, somos realistas, agradecemos y nos conformamos con lo que tenemos, otros en cambio a penas pueden vivir con su fantasía y necesitan que se vuelva real.


Bernard Bouriscout era un francés que en 1964 viajó hasta Pekín para trabajar de contable, en busca de aventura y todo aquello que le sacaria del terrible aburrimiento. China se pintaba como un país sumamente exótico ante sus ojos, pero tras unos pocos meses sus expectativas no se vieron satisfechas. La mayoría de reuniones a las que acudía eran aburridas y los extranjeros no acostumbraban a mezclarse con los orientales.


Sin embargo, una noche, en una de esas incontables aburridas reuniones conoció a Pei Pu, un actor famoso de la ópera china que por vez primera le ofrecía algo de lo que andaba buscando. Pei Pu hablaba perfectamente francés al tiempo que contaba maravillosas historias que conseguían encandilar a cualquiera, era atractivo, esbelto y de alguna manera femenino. Bernard y él pronto congeniaron, y Pei se convirtió en un guía y en un amigo.


Una noche Bernard escuchó a Pei contar la historia de la mariposa, una bella historia en la que una chica soñaba ser actriz de ópera y ante la prohibición de la China imperial se disfrazó de hombre y consiguió acceder a la escuela. Entonces un compañero se enamoró de ella, movida por los mismos sentimientos se atrevió a confesar su veradera condición y entonces el final adquirió el esperado desenlace fatal.


En una noche de luna pálida Pei le recordó a Bernard la historia de la mariposa, le dijo que esa era su historia, que su madre había tenido dos hijas y si el tercero volvía a ser una chica su padre se tendría que casar con otra mujer. Nació una niña (Pei Pu) pero ante el miedo de su madre a decir la verdad y tras un acuerdo con la comadrona, ésta fue criada como un niño y jamás confeso la verdad. Impactado por tal confesión y reconociendo que ya habían anidado ciertos sentimientos en él, inmediatamente Bernard convirtió a Pei en su amante.

Pasó el tiempo, Bouriscout volvió a Francia, antes de partir ella le dijo que esperaba un hijo suyo. En la distancia la obsesión del francés continuo centrada en Pei y al final decidió volver a Pekín. Encontró a Pei que le contó que había enviado al bebé a una región aislada de Rusia porqué se parecía a él y los extranjeros estaban mal visto en la China de su época. Seducido por las ideas de la revolución cultural Bouriscout decidió convertirse en espía para el comunismo.

Con ello consiguió recuperar al niño y luego luchó por llevarse a su recién constituida familia a Francia.

Cuando lo consiguió empezó a levantar las sospechas del gobierno francés, que veía con malos ojos el hecho de que Bernard conviviera con un hombre (Pei no había dejado de vestir al modo masculino). La investigación desveló sus actividades, y cuando se le acusó de homosexual, Bernard explicó toda la historia y repitió una vez tras otra que Pei era una mujer, a pesar de que sus acusadores aseguraran todo lo contario.

Sólo cuando Bouriscout fue encerrado en la misma celda que Pei y éste último le mostró su miembro (una evidencia totalmente incontestable), no tuvo más remedio, y a pesar de su incredulidad, que aceptar la realidad.

Queremos creer. Y en ocasiones, lamentablemente sólo necesitamos que alguien alimente nuestros sueños.

Comentarios

  1. Pei Pu lo compró por un poco de dinero para seguir haciendo creíble la fantasía del francés.
    . Lo que fue de él no lo sé.

    ResponderEliminar
  2. Mmm a ver si me he enterado, porque algo no me cuadra... Si supuestamente tuvo un bebé (aunque en realidad lo comprara), tuvo que haber revolcón, como mínimo. Me quieres decir que le vio "el miembro viril" (qué fisna me pongo, juas) en la celda, y nunca antes vio que allí había algo que no cuadraba? Amos, hombre!! Pues si que andaba despistao...
    La historia es bonita, eso si. Y que es cierto que gran parte de las veces las personas creemos lo que queremos creer, también. Pero no.
    Abrazote!

    ResponderEliminar
  3. CMQ es una historia real, según decía bernard, Pei le hacía el amor "con la cabeza" (sí no me preguntes como es eso), y en realidad, siempre había sido un homosexual reprimido, de hecho en su juventud tuvo experiéncias con hombres, pero siempre se lo nego a su mismo. Pei fue la forma de cumplir sus verdaderos sueños autoengáñandose a sí mismo para que cuadrara con lo que su yo podía aceptar.

    ResponderEliminar
  4. Pues vaya historia! Madre mía...

    Aunque a mí, a parte de lo que cuentas de los sueños, esta historia también tiene doble moral =).

    En fin, qué voy a decir yo, que soy una soñadora nata...

    ResponderEliminar
  5. La película M. Butterfly de 1993, protagonizada por Jeremy Irons cuenta esta historia. Te la recomiendo si no la has visto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. La realidad es una mezcla de lo real y la forma en que nosotros la interpretamos, la prueba es como el mismo paisaje despierta sentimientos encontrados según nuestro estado de ánimo. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. VALKIRIA sí también está eso de no haberse aceptado a uno mismo en toda la vida. Son malos tiempos para los soñadores, excepto por los que se dejan llevar por su propia fantasía.

    PILAR no he visto la película, pero me la apunto, lo leí en un libro títulado el arte de la seducción, que es una especie de recopilación de todos los seductores que ha habido a lo largo de la historia y sus tácticas. Esta historia me impacto de forma especial por la dimensión que adquirió la fantasía, el llegar a creer algo sólo por engar una realidad, aunque Pei Pu fue también habilidoso en el engaño.

    RALPH por el mismo motivo también los estados de ánimo dependen de nosotros y no de las circunstancias, de la interpretación que le damos a los hechos.

    S. tú tienes más mérito que me haces reír!

    ResponderEliminar
  8. No hay mejor inocente que el que quiere creer algo. Bonita historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Bonita historia sí.

    Lo que me gusta es ese guiño hacia lo capaces que somos de engañarnos a nosotros mismos con tal de perseguir un sueño. No sé hasta dónde esto es sano.

    El otro día pensaba sobre estas cosas y llegué a la conclusión de que resulta liberador dejar de soñar, dejar de plantearse las cosas, dejar de querer.... sin perder la ilusión claro. Convirtiéndola en esa especie de liberación de que todo es posible.

    En fin. Que desbarro!

    ResponderEliminar
  10. "¿Pretende usted que creamos que en una relación de 20 años no llegó a darse cuenta de nada?", preguntó, incrédulo, el presidente de la sala. "Déjeme que le explique", pidió el procesado, Bernard Boursicot. "Nuestros amores eran clandestinos, rodeados de una atmósfera de misterio. Nos veíamos de noche, en lo oscuro, deprisa y corriendo"

    Bueno, muchas luces para iluminar la situación no tenía, eso esta claro.
    Gracias por la historia. Sino te importa me gustaría incluirte en mi lista de blogs. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. JAUROLES ¡Y qué lo digas! con lo feliz que yo sería creyéndome ciertas cosas...

    PENSADORA lo importante es que la ilusión no nos impida disfrutar lo que tenemos, por lo demás, soñar es gratis, y creer que se puede todo lo más! a mí me hace sonreír de forma constante.

    RORSCHACH ni velas para iluminar la habitación al parecer, pues sí, tal y como lo explicó el francés, todo era exótico, mágico, ilusorio y decidió creerse su fantasia.
    Por supuesto, no hay ningún problema porqué me pongas en la lista, al revés, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  12. Pero a ver la mariposa era un hombre al final o una mujer? Es bonita la historia solo que yo estoy un poco limitadita...

    ResponderEliminar
  13. Un hombre! mujer, me tenías preocupada, menos mal que leo en tu blog y parece que las cosas siguen bien!

    ResponderEliminar
  14. En esta historia franco-china huelo mucho a opio... XD
    No, no... es broma. Está genial, Rebeca. Hacía tiempo que no me pasaba... :) y he recordado que me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  15. VIK ummm, seguro que fue un factor importante en el desarrollo de esta trépidante história, je,je, eso y un transtorno mental más que manifestado por ambos. Lo único bonito es pensar que mientras duró ambos fueron felices con su fantasia.

    ResponderEliminar
  16. Leí en un dominical de hace mil años esta historia… me pareció increíble, y me vuelves a pegar sin querer un tirón de orejas.
    Ando rara estos días, y mi fantasía, mi sueño o mi ilusión parecen elementos ahora mismo más consistentes que mi realidad… Pensaba eso mientras comenzaba a leer, pero al final me he quedado KO…
    Imagino que nunca llegaré a ese extremo, por suerte o desgracia tengo un lado realista que pesa muchísimo, aunque en estos días parezca sepultado…

    Kiss

    ResponderEliminar
  17. Da un poco de miedo la historia en el sentido de que no hay que confundir lo que soñamos con la realidad. No podemos dejar de soñar pero siempre hay que mantener los pies en el suelo. Muy buena la historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Muy linda historia y muy bueno el blog... vamos a leerlo todo!!! Saludos del staff de bla bla bla!!

    ResponderEliminar
  19. Y el Pei éste tuvo que esperar a estar en la cárcel pa soltarle la bomba?
    Amos anda que la gente tiene unas cosas...

    ResponderEliminar
  20. GATA ROMA será cosa del nuevo año porquè yo ando un poco igual (rara) pasando por aquí de puntillas y pensando en fantasías, en nuestro caso, sin embargo, pesa más la realidad, supongo que yo pienso en el sentimiento del francés cuando todo lo que él había creído se vino abajo.

    CLAIRE los que tocamos con los pies en el suelo no llegamos a esos extremos, el francés tenía también sus propios problemas, pero mientras tanto fue taaaaaan feliz.

    Gracias STAFF pero si eres capaz de leer todo esto estás loc@, ja,ja!

    ResponderEliminar
  21. YANDROS que no, que los dos tenían relaciones (supongo que a oscuras...), pero tan obcecado estaba el otro en que era una mujer y que los demás estaban equivocados, que una vez en la misma celda, Pei le confesó que sí era un hombre y le enseñó el miembro con toda luz posible y como prueba absolutamente contundente. Y juro que esto es real.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …