Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

MARIA TIFOIDEA

Siempre he pensado que la obstinación es una de esas virtudes que te hacen llegar muy lejos, el creer en unos principios que son inviolables, intachables, inamovibles e inalterables, te ves empujado por una fuerza que te hará perseguir tu objetivo diga lo que diga el universo y sin un mísero espacio para el conformismo. El problema es cuando precisamente esos principios son equivocados y acaban convirtiéndose en un verdadero problema para los demás.Corría el 1909 y quizás en otra vida, ataviada con mi mejor vestido llenó de chorreras, cuello alto y puños cerrados, con mis botines y un abanico como signo de distinción había cedido a la proposición de mi último pretendiente, que preferiblemente mi imaginación piensa convertir en una especie de duque de buenos modales. Lord Maid, había emigrado a Estados Unidos trayendo consigo toda su fortuna, y haciendo gala de ella había iniciado su conquista. Nueva York había sido el marco perfecto para dar rienda al delirio. Hacía poco había contrat…

EN EL OJO DEL HURACÁN (BURNOUT)

Casi había olvidado lo infelices que somos por causas ajenas que escapan a nuestro control y nos siembran en un estado continúo de alerta.
Mi querida Tambor me ha dejado libre haciendo mis tareas que básicamente consisten en mucha educación, sobredosis de paciencia y la búsqueda de algo de lo que frecuentemente se carece: sentido común.
Me paseé removiendo alegremente el trasero pero con la prudencia de no querer molestar .
Ella estaba metida en una habitación, le pregunté si era la persona que buscaba y me hizo esperar de malas maneras en el exterior, sin embargo aún no era tiempo de perder la sonrisa y aún decidí emitir un complaciente “por supuesto”.
Desde lejos examiné sus maneras, un método poco fino y un rictus de hastío que no hubieran figurado en mi lista de cualidades de una buena enfermera.
Le pedí educadamente lo que necesitaba y sólo eso sirvió para desatar su furia, mi cara buena y confiable se convirtió en una temblorosa expresión de incomodidad.
Ella creía que la vida le…

AMAR DEMASIADO

Por un instante o como muchos otros, unos meses atrás me había ganado la desesperación, había caído por un pozo profundo y oscuro y de repente al notar el agua fría y el olor a podredumbre mi mente empezó a reaccionar, si en lugar de agua hubiera chocado contra el suelo duro el dolor me hubiera dejado quieta, pero había agua, y ella me sacó a flote.
En breve corrí a la librería más cercana con la intención de encontrar buenos consejos, Tambor influenciada por la superación de su propia crisis existencial me había recomendado varios títulos.
Al principio los leí con atención, en todos ellos aparecían mujeres vulnerables, tristes, con una incapacidad alarmante para ser felices y una capacidad desmesurada para convertir su vida en una desgracia. En mi búsqueda de los por qués quería ser igual que ellas, justificar todo lo que me pasaba basándome en una mala relación con mi padre y la intención de cambiar a las personas, luchando contra imposibles porqué quien no quiere ser diferente jamás l…

¿TÚ QUE ERES?

Volvió septiembre y con el las buenas voluntades, los grandes proyectos y la acumulación del trabajo y una vez más la ilusión de todo un año sobre el escenario.
Dicen que en la vida es difícil ser neutral, uno siempre tiene que posicionarse: eliges entre el color rojo o el verde, si te gusta más la coca cola normal, la zero o la light, la ciudad o el campo, subir o bajar, protestar o quedarse callado, decidir perdonar o guardarse el rencor, eliges tu profesión, tus amigos, tus aficiones, a tu pareja...
El caso es que la elección forma parte de la identidad, y eso es lo que me ha recordado esta vieja pregunta lanzada al aire por un autor eterno: ¿tú que eres Monteagudo o Capuleto?
Maalouf
escribió un libro llamado Identidades Asesinas, nada más cierto, hay identidades que matan al arrastrarnos a luchas injustificadas que acaban con las cosas importantes y siembran el sin sentido.
Pues aquí esta, una vez más la historia de amor siempre contada pero poco conocida, la de Romeo y Julieta, en l…