Ir al contenido principal

EL SECRETO Y EL EFECTO PLACEBO



He leído muchas cosas estos días de fiesta, curiosamente sin salir de casa he ido a muchos sitios, eso me ha recordado lo que alguna vez dijo un erudito acerca de la suerte de nuestros días, sobre conocer el mundo entero sin necesidad de coger ni un solo avión, explorar costumbres, descubrir culturas, conocer eventos…y todo gracias a los libros. Tal y como anda el mundo, tal vez sea posible como me susurra esa canción de la Oreja de Van Gogh volver a ver San Sebastián en el siglo 26 desde mi nave espacial, si no es en el 26, al menos prometí firmemente en el monte Urgul, volver algún día, aunque si soy sincera conmigo misma, llevo haciendo la misma lista inacabable de cosas pendientes desde los 10 años y todavía no he conseguido cumplir ni el 10%, será cosa de la pereza y las excusas fáciles, aunque vale por ese 10% que sí cumplí, tampoco es cuestión de ser excesivamente exigente con uno mismo.


Entre las recomendaciones me he regalado la posibilidad de cambiar la perspectiva, el Secreto se llama, y a estas alturas más de uno habrá leído sobre su fama. La vida se basa en las leyes de la física y en emitir la frecuencia correcta. Si uno ama recibe amor, si uno piensa en positivo la vida se vuelve positiva, y lo mejor uno no puede olvidar nunca que se lo merece todo, todo y todo.


Te mereces una vida increíble, y a por ella voy, pensando que en realidad la tengo. Ahora me disculpara la autora por no creer en las falsas esperanzas, dice que la salud también es cuestión de desearlo, que así se producen los milagros y por eso funcionan los placebos, que en realidad si enfermamos es porqué transmitimos a nuestras células el miedo de padecerlo, ante estas teorías de la energía, me parece que se quedan al margen veinte siglos de trabajo científicos acerca de la causa, los efectos y el tratamiento de cualquier enfermedad ya sea contagiosa, hereditaria o idiopática. Si uno quiere estar sano sólo tiene que desearlo sin ninguna duda, pero es que mi mente critica no puede creerlo.


El otro secreto es que en realidad la comida no engorda, sólo nuestra percepción, la idea de que si comemos esto o lo otro acabaremos pesando diez kilos más. Lo que uno tiene que hacer si quiere estar delgada es imaginarse con el cuerpo perfecto y automáticamente sus células trabajaran para que su cuerpo se remodele y se quede pincelado como si lo hubiera esculpido el artista más perfeccionista. Otra vez el espíritu crítico y la guerra a 31 años de dietas ¡sí ya van 31!, de restricciones absurdas, de alimentos prohibidos, de fobia a las basculas y a los tops estrechos. Será que en realidad todo sí era cuestión de mis deseos.


Soy científica, lo soy, por mi profesión, por mis conocimientos, y sin embargo, muchas veces me atrevo a creer un poco, al fin y al cabo esto tiene un mucho de física cuántica, mente y cuerpo están relacionados eso no lo niego ¿pero de verdad si quiero ser delgada sólo tengo que imaginar que soy Claudia Shiffer? Ante esto ¿será que de verdad somos nosotros los que hemos escogido el enfoque equivocado? ¿el cristal, las gafas y los anteojos incorrectos?


De momento creo en la ciencia que me ha aportado pruebas, mañana tal vez confíe más en el placebo.

Comentarios

Camaleona ha dicho que…
Pues yo preferiría que los científicos os equivocarais y que los del libro tengan razón... por si las moscas, a partir de ahora me voy a imaginar hecha una sílfide... ya verás, ya... si ya noto a mis células quemando grasas, lo siento...
Pilar ha dicho que…
Leí ese libro hace un tiempo, me llamó su estética y bueno nada se pierde por leer algo que mucha gente devora, pero ¿sabes? me parece que en la vida las cosas hay que ganarselas y que el esfuerzo tiene un lugar importante en ello, pensar y desear sin duda ayudan, por el efecto placebo, porque te motivas, porque la magia también existe, pero trabajando.
Quizás me falta fé, también de este tipo.
PENSADORA ha dicho que…
¡UUUFFFF!! el librito famoso... prefiero no dar mi opinión sobre él, pero te daré mi opinión particular.

ACTITUD, para mí, todo es cuestión de actitud: bien se dice aquello que todo depende del punto de vista desde el que se mire y yo confío en esta máxima. La cuestión no es desear que las energías universales se alineen y nos manden ipso-facto un cuerpazo de escándalo o una salud de hierro. La cuestión es admitir las realidades desde un prisma objetivo, dando la importancia real a las cosas.

No es lo mismo mirar la vida desde el punto de vista del pesimismo que desde el optimismo. Lo que tenga que ocurrir ocurrirá igual, pero la manera que tengamos de enfrentarlo cambia y mucho. Lo sé por experiencia.

Saluditos!
Claire ha dicho que…
Para mí el secreto que quisiera que me revelarán es cómo CAMBIAR la manera de pensar. Cómo pasar de pensar negativamente a pensar positivamente. Cómo convertir al pesimista en optimista,porque no sé si por ser positivo se consiguen más y mejor las cosas, pero lo que sí sé es que el pesimista tiene muchísimas posibilidades de que aquello que teme, le ocurra, y me refiero también en temas de salud. Así que si el pesimista puede perjudicarse, el optimista se puede beneficiar en todos los aspectos ¿no?... pero lo más difícil es eso, cambiar al pesimista. Hacer que crea en él mismo y sus posibilidades.
Uf, que tema más apasionante. Me compraré el libro...
Besos.
ego ha dicho que…
pecado



y placebo.
Sophia ha dicho que…
EL tema del secreto es un tema que a veces pienso que funciona y otras me hace replantearme cuestiones.

A veces hace hasta que me acojone, porque que es lo que estaba pensando la familia que esperaba en el avenida meridiana en la mediana del medio el pasado domingo para que un coche los arrollara? La frase de todo en esta vida pasa por algo me crea desconcierto en estos casos, a caso se merecía ese infortunio esa familia?

Hay que tener una actitud positiva, pero a veces las cosas pasan por probabilidad o por simple mala suerte...

Besitos guapi, estamos en contacto
Lila ha dicho que…
jooooo... Cree un poco anda, yo voy a imaginarme la próxima dueña del gordo del 22, lo imaginaré con mucha fuerza, imaginalo tú también científica a ver si cae jejejje

Besos.
Rebeca ha dicho que…
CAMALEONA bueno yo científica de mente, pero en el fondo no me he parado de imaginar por ahí hecha una top model a ver si a mis celulas les daba por cambiar.

PILAR sí tal vez sea cuestión de motivación, yo pensé que que pasaba con los deseos enfrentados, a quién hacía caso el universo en esos casos?

PENSADORA evidentemene lo que nos hace sufrir son lo sentimientos que le atribuimos a los hechos no los hechos en sí.

CLAIRE en eso también he pensado yo, en como cuesta romper nuestros esquemas mentales, en como conseguir cambiar cuando nuestra tendencia es siempre ponerse en lo peor, y creo que es cuestión de entrenamiento.

EGO yo diría más bien creer o no creer.

SOPHIA bueno también está eso de las leyes de amar o no amar, y como te devuelve el destino las cosas, pero bueno, hablar sobre lo que desconocemos es tan difícil.
Rebeca ha dicho que…
LILA si lo imaginaré, el problema es que no he comprado ni un sólo décimo. Pero bueno, yo he imaginado más bien que un ricachón, guapo, inteligente y simpatico se enamora de mí y me retira por siempre de ser funcionaria. Si funciona te aviso.
Maribel ha dicho que…
Hola Rebeca,
el libro es muy bueno, pero piensa que dice que lo tienes que pensar cada día, y la verdad, no lo hacemos, no sé si será verdad o no lo que dice pero cuesta mucho cumplirlo.
Un beso violeta,
Maribel
Ralph ha dicho que…
Si bastase con desearlo tendríamos más de 40 millones de agraciados con el sorteo de la lotería del 22 ;)
Rebeca ha dicho que…
MARIBEL lo que cuesta es que no te entren las dudas mientras lo piensas, confiar plenamente es taaaan difícil!

RALPH lo que pasa que la mayoría no confíamos en que nos toque, por eso según el libro no funciona.
S. ha dicho que…
Jope,si yo me imaginara esas cosas sería la modelo esa de las tetonas gordas...ainsss no me acuerdo como se llama.
Pero una cosa te digo,ahora que he descubierto que soy intolerante a la lactosa,no veas lo bien y lo sano que como,no hay nada mejor que una obligación o una imposición (o lo haces o te duele a reventar la barriga)para hacer las cosas bien.
Un besazoooo
S. ha dicho que…
Aunque pensandolo bien,yo ya tengo las tetonas gordas...bueno me quedo con las piernas laaaaarrgassss que tiene.
Rebeca ha dicho que…
S. yo también tendrían que escarmentar, mira que no parao de zampar, las tetonas gordas yo tampoco las tengo, que me sobra y me basta con las mías, pero compró el culo prieto!!
Seikken ha dicho que…
"De momento creo en la ciencia que me ha aportado pruebas, mañana tal vez confíe más en el placebo."

La ciencia sólo ha podido aportarte pruebas aparentes. No puede afirmarse que la experiencia empírica sea sinónimo de verdad; en este sentido, la ciencia, como todo lo demás, se basa en un supuesto hipotético.

A mi entender, confiar en algo es contraproducente. La duda constante es un mejor camino hacia el conocimiento.

Buen blog, besos.
Rebeca ha dicho que…
Es verdad que la duda es la que nos hace buscar respeustas, o quizás este supuesto tampoco es verdad, quien sabe.
Me encantaría creer pero las dudas me peuden, creo que es inevitable y indesprendible de mi condición humana.
Seikken ha dicho que…
No pienso que forme parte necesariamente de la condición humana; ante la imposibilidad de encontrar una respuesta en la vida, la mayoría de la gente opta por la creencia (que es sinónimo de fe -véase Ciencia como Religión-) en elementos contingentes, muchos de ellos dispuestos con fines lucrativos por parte de terceros. Hay comodidad en la Caverna.

¿Dónde está pues la diferencia entre aquellos que se obstinan en permanecer dentro y aquellos que aceptan el sacrificio de emerger para caer inevitablemente en un abismo de inseguridad total? Pues... no lo sé.
Rebeca ha dicho que…
SEIKKEN es como en la película del Séptimo sello, la gente necesitamos de la fe y de creer en algo para darle un sentido a la existencia, sin embargo, creo que de la misma manera aquello que no tiene un verdadero sustento no escapa de la duda, aunque para mayor seguridad, como bien dices necesitemos creer. Digan lo que digan y a pesar de la modernidad del ateismo de estos tiempos el cristianismo a tenido una influéncia notable en nuestra sociedad.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …