Ir al contenido principal

MARIA TIFOIDEA


Siempre he pensado que la obstinación es una de esas virtudes que te hacen llegar muy lejos, el creer en unos principios que son inviolables, intachables, inamovibles e inalterables, te ves empujado por una fuerza que te hará perseguir tu objetivo diga lo que diga el universo y sin un mísero espacio para el conformismo. El problema es cuando precisamente esos principios son equivocados y acaban convirtiéndose en un verdadero problema para los demás.

Corría el 1909 y quizás en otra vida, ataviada con mi mejor vestido llenó de chorreras, cuello alto y puños cerrados, con mis botines y un abanico como signo de distinción había cedido a la proposición de mi último pretendiente, que preferiblemente mi imaginación piensa convertir en una especie de duque de buenos modales. Lord Maid, había emigrado a Estados Unidos trayendo consigo toda su fortuna, y haciendo gala de ella había iniciado su conquista. Nueva York había sido el marco perfecto para dar rienda al delirio.

Hacía poco había contratado a Mary Mallon, una mujer dicharachera que presumía de su gran arte culinario. Aquella primera noche nos sirvió unos huevos revueltos, que convirtieron aquel encuentro en el último, Lord Maid cayó enfermo y pronto me vi afectada por los mismos síntomas.

Al poco pude leer en un periódico que Mary había sido identificada como una portadora sana de la fiebre tifoidea, pero que tal era su obstinación al negar la evidencia, que había rehusado una y otra vez dejar de trabajar de cocinera o entrar en cuarentena, cuando a ella se le suponían 22 casos de personas infectadas. Cada vez que entraba en contacto con una nueva familia, las personas enfermaban al poco tiempo y Mary se veía obligada a trasladar sus servicios a otros clientes, extendiendo al mismo tiempo la enfermedad. De ahí se ganó el nombre de María Tifoidea, y aunque siempre se negó a proporcionar las muestras que la identificaran como portadora a las autoridades, éstas consiguieron imponerle una cuarentena de tres años de la que se liberó a condición de que no volviera a trabajar con comida.

Luego emigró a Irlanda, y allí cambió su nombre por el de Mary Brown, infectó a 25 personas más y causó 2 muertes.

Lo cierto es que nunca estuve en 1900, pero Mary sí existió, su obstinación puso en riesgo la vida de muchas personas, lo cual denota su terrible inconsciencia y la posibilidad de que las mentes rígidas sean inflexibles a sus principios.

Por otro lado, el mundo evoluciona, crece, cambia, madura con la experiencia y el único consuelo es que hoy sería imposible negarse a facilitar las muestras cuando alguien se convierte en una amenaza para la salud pública.

El mundo esta lleno de inconscientes: gente que bebe al volante, gente que excede los limites de velocidad, gente que desconoce el respecto, gente que pone en riesgo su vida sin tener ninguna necesidad… inconscientes que amenazan la mía y esto me lleva a la frase tantas veces dicha acerca de la libertad porqué no todos sabemos que la mía acaba precisamente donde empieza la de los demás.

Comentarios

Pilar ha dicho que…
Imagina a alguien intentando explicarle a Mary lo de los bichitos que no se ven pero mira...
o quizás en el fondo, tomaba vengaza.

Curiosa historia
Confused ha dicho que…
...."gente inconsciente". Y egoista.... o sin empatía?? en cualquier caso, gente que hace la vida un poco más difícil a los demás....

Me ha encantado tu frase sobre la libertad.

Un saludo!
mariajesusparadela ha dicho que…
Lo triste es que matan, pero no mueren.
Ralph ha dicho que…
Es lo que pasa, todos hacen lo que les da la gana sin pensar en que igual lo que hacen está coartando la libertad del otro. Saludos.
lastima que no se diera cuenta el capitan del barco en el que viajó a irlanda... si lo llega a hacer, en aquellos tiempos... puede que hubiera ido al mar... cosas de las leyes de navegación marítima...
Yopopolin ha dicho que…
es muy triste ver como interpretan algunas personas la palabra libertad...
Sophia ha dicho que…
No pienso dejar nunca que cocines para mi Rebe... por si acaso, que ya sabes que en las reencarnaciones yo creo mucho! XD
un peto me ha encantado tu historia!
Arkangel ha dicho que…
La obstinación ante algo evidente, claro que es sinónimo de egoismo, de persona peligrosa para la sociedad. Pero ser obstinado en tu manera de pensar y no dejar que los demás la tergiversen o intenten cambiarla, creo que es lo que se tiene que hacer, cada uno con sus valores y maneras, si se asocian bien con tu entorno cojonudo y si no, pues nada, por que si las cambias en función de alguien, en un futuro igual te toca volver a cambiarlas y te conviertes en un pelele...como hay muchos, por cierto.
Rebeca ha dicho que…
PILAR seguramente Mary pensaría que todos andaban equivocados, si pudiéramos ver por un microscopico todo lo que ocultan nuestras manos aparentemente limpias nos moríriamos del susto.

CONFUSED ni siquiera egoístas o faltos de empatías porqué los inconscientes no alcanzan nunca a conocer el daño que provocan en los demás.

MARIA JESUS bueno Mary al final se murió de pneumonía tras ser descubierta en Irlanda, pero nunca sufrió de fiebre tifoidea.

RALPH si hago un poco de lavado de conciéncia creo que yo tamibén a veces he abusado de esa supuesta libertad.

TITANIC no sabemos si en realidad cayó terriblemente enfermo y no tuvo tiempo de darse cuenta de nada, si es que para colmo Mary siempre fue lista.

YOPOPOLIN muchas veces olvidamos la segunda parte de la frase acerca de los demás.

SOPHIA ¡mujer si yo me lavo mucho las manos! me pasó el día entre bichos eso sí, tanto microscopicos como de otro tamaño, tú ya me entiendes...

ARKANGEL como siempre todas las cosas tienen su parte positiva y su parte negativa, lo importante es seguir al pie de la letra las instrucciones de uso para no caer en los extremos.
Duncan de Gross ha dicho que…
Muy buena historia, y lo peor es que como resumes al final, sucede todos los días...Un maullido de parte de Micho!!
Piantada ha dicho que…
Maria Tifoidea jajajjaja. interesante relato.
Me late que tenia alma de maledeta (?) ja

Bueno. Creo que la gente como una misma tiene que tener con ciencia e ir al doctor.

Ya me paso de la enfermedad y no soportar la cuarentena... pero era necesaria asi q luche contra mis impulsos y me quede. ja

=) espero que nos e cruce con ninguna cocinera loca :P
Claire ha dicho que…
Las imprudencias se pagan, y también pagamos las imprudencias de los demás...
Besos.
La gata Roma ha dicho que…
Cuando era adolescente tuve una enfermedad rara y una fiebre que no se iba. Total, que me hicieron las pruebas de mil cosas, fiebres tifoideas entre otras. Y no niego que me gustó, sonaba tan del XIX tener esa enfermedad… aunque no habría molado claro, soy algo surreal pero no idiota del todo…
En fin, a veces me da miedo mi cabezonería, aunque no creo que me llevara tan lejos como esta mujer cocinera de la muerte…

Kisses
La terapia de Rafaela ha dicho que…
La ignorancia y la falta de responsabilidad, 2 ingredientes muy peligrosos, feliz finde

besos
Rebeca ha dicho que…
DUNCAN ¡lastimosamente el mundo está lleno de incompetentes!

PIANTADA con los tiempos nuevos, por suerte, las cocineras locas están en serio peligro de extinción.

CLAIRE lo peor, como siempre, las consecuencias, el culpable la paga, pero el que no tenía culpa la sufre.

GATA ROMA ya sabes que la cabezonería que nos mueve y nos lleva a donde queríamos siempre es positiva. El sufrimiento es siempre tan romántico...

RAFAELA ¡qué cambio de look! ¡te veo divina! lo peor de estos dos ingredientes es que resulta muy dificil erradicarlos.
MarAT ha dicho que…
Hola! después de un buen rato he regresado por aquí a saludar, y también a leer por primera vez lo que me he perdido desde hace algún tiempo....me encanta!!
Me gustó mucho tu reflexión en este post...y me parece interesante que toques ese tema, pues aquello de ser obstinado a veces pega en la nuca sin aviso y te hace actuar de manera automática...pero gracias a Dios que la consciencia al fin y al cabo toma las riendas y no nos deja trastabillar (al menos la mayoría de las veces)...
También me encantó la historia de María tifoidea...que a decir verdad me hizo hecharme una carcajada pues me hizo recordar que a una señora de por aquí (que por cierto vende comida) le llaman Doña Tifo, por aquello de la falta de higiene...
Te envio un saludo y espero regresar pronto!
Rebeca ha dicho que…
Jolines! Què mal rollo me has dado con lo de la señora Tifo!

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …