Ir al contenido principal

AMAR DEMASIADO


Por un instante o como muchos otros, unos meses atrás me había ganado la desesperación, había caído por un pozo profundo y oscuro y de repente al notar el agua fría y el olor a podredumbre mi mente empezó a reaccionar, si en lugar de agua hubiera chocado contra el suelo duro el dolor me hubiera dejado quieta, pero había agua, y ella me sacó a flote.
En breve corrí a la librería más cercana con la intención de encontrar buenos consejos, Tambor influenciada por la superación de su propia crisis existencial me había recomendado varios títulos.
Al principio los leí con atención, en todos ellos aparecían mujeres vulnerables, tristes, con una incapacidad alarmante para ser felices y una capacidad desmesurada para convertir su vida en una desgracia.
En mi búsqueda de los por qués quería ser igual que ellas, justificar todo lo que me pasaba basándome en una mala relación con mi padre y la intención de cambiar a las personas, luchando contra imposibles porqué quien no quiere ser diferente jamás lo será.
Al finalizar, me sentí aliviada y un poco egoísta por estar satisfecha por no ser tan desgraciada, y orgullosa al darme cuenta que los problemas grandes los creamos si no sabemos huir a tiempo.
Las mujeres dibujadas con cada frase sabían que “amaban demasiado” a hombres que no las merecían, pero su propia necesidad, la forma de relacionarse desde su infancia las hacía sentir la imposibilidad de huir, y sorprendentemente cuando alguna de ellas había obtenido lo que anhelaba de repente la desilusión había hecho su mella y ya no podía seguir amando.
Estudiar psicología me dio una visión de las personas y los sistemas que las rodeaban, ciertas actitudes o ciertos patrones se mantenían gracias al rol desarrollado por cada uno de los individuos en el intercambio de relaciones.
Así un alcohólico era un enfermo, pero también aquella mujer abnegada que mantenía la esperanza de cambiar al adicto y que necesitaba ser necesitada y que no podía entender ni disfrutar un amor sano.
Puede que parezca exagerado pero como enfermera en la planta de hepatología había podido ver muchos casos de cirrosis alcohólica rodeados de problemáticas sociales y había sido testigo de abusos y faltas de respeto a mujeres coalcoholicas que no pestañeaban ante ningún desprecio si no que con más fuerza se manifestaba su devoción por aquel enfermo a quien decían que tanto amaban.
Cualquiera diría que es injusto decir que la culpa también es de quien acompaña, una mujer no elige ser maltratada, pero es que no se trata de culpa, si no de amar demasiado, hay mujeres, muchas, que olvidamos que amar en el buen sentido es estar comprometido con alguien, compartir valores, intereses, objetivos respetando las diferencias de cada uno. La confianza y el respeto mutuos son básicos. La relación nos hace crecer y en ella encontramos: serenidad, seguridad, devoción, comprensión, compañerismo, apoyo mutuo y bienestar.
Puede que las canciones nos hayan enseñado a considerar romántico sacrificarnos por alguien pero en realidad las mujeres que aman demasiado, y digo mujeres porqué somos las que centramos nuestras necesidades en las relaciones, nos obsesionamos tanto que no funcionamos como personas.
Y a pesar de todo ¿alguien puede decir que no haya amado al menos una vez en la vida demasiado?

Comentarios

mmm pues demasiado no, tal vez a la persona equivocada...
mariajesusparadela ha dicho que…
Todos hemos cometido errores de ese tipo; hemos pensado que seríamos capaces de cambiar, por amor, a un hombre que no tenía ninguna gana de hacerlo. La abnegación hay que guardarla para las enfermedades no buscadas, para la gente mayor (siempre que nos respeten), para los hijos, cuando nos necesiten. Pero la pareja es una carretera de doble dirección: es dar y recibir. Lo demás es abuso y fantasía.
Rebeca ha dicho que…
TITANIC me refería a esas mujeres que siempre encuentran ese tipo de parejas destructivas que las destruye también a ellas. El amor sano evidentemente que nunca es demasiado.

MARIA JESUS como dice mi madre, a mi marido lo encontré en la calle pero a mis hijos...lo mismo se aplica para el resto de familiares en que el amor es incondicional. En la pareja sólo cuando es equilibrado y sano no se ama demasiado, no en el sentido que yo digo.
Jauroles ha dicho que…
Hablo por mí, y creo que nunca amé en exceso,... pero entiendo lo que quieres expresar.

Besos.
Rebeca ha dicho que…
JAUROLES normalmente son las mujeres las que "aman demasiado de forma patologica", por eso es fácil que nunca te haya pasado, será nuestra forma distinta de sentir, pero si te fijas es el sexo femenino el que tiende a estas obsesiones.
ego ha dicho que…
esa vez.



y no lo bastante. no.
Rebeca ha dicho que…
EGO sin embargo esperemos que no se vuelva a repetir.
La terapia de Rafaela ha dicho que…
Yo diría, mi querida rebeca, que por suerte yo también he amado demasiado, alguna vez.
Además tropezamos con la misma piedra, y si escarbaras un poco más verías que además de con los hombres, también tenemos ese tipo de relaciones con otras personas (por ej un jefe) en fin.
Tiene que ver con el autoconcepto, la autoestima y demás.
Uff no es tan fácil para el que lo vive lo que planteas, te entiendo...
Arkangel ha dicho que…
Yo no creo que haya amado demasiado...soy igual de tocapelotas amando mucho que poco...
Pury de CB ha dicho que…
El problema no yace en el exceso de amor sino en la calidad del amor, lo bueno es calidad y cantidad ese es el equilibrio aparte del de dar y recibir, todos sabemos que por diferentes formas de ser parece que uno pone más que el otro en la pareja, pero creo que debe ser así cuando hablamos de calidad al amar.
El resto son obsesiones, apegos, dependencias emocionales que yo reconozco haber sentido en alguna ocasión pero de ellas también aprendí.
besos preciosa
Pury de CB ha dicho que…
El problema no yace en el exceso de amor sino en la calidad del amor, lo bueno es calidad y cantidad ese es el equilibrio aparte del de dar y recibir, todos sabemos que por diferentes formas de ser parece que uno pone más que el otro en la pareja, pero creo que debe ser así cuando hablamos de calidad al amar.
El resto son obsesiones, apegos, dependencias emocionales que yo reconozco haber sentido en alguna ocasión pero de ellas también aprendí.
besos preciosa
Pury de CB ha dicho que…
El problema no yace en el exceso de amor sino en la calidad del amor, lo bueno es calidad y cantidad ese es el equilibrio aparte del de dar y recibir, todos sabemos que por diferentes formas de ser parece que uno pone más que el otro en la pareja, pero creo que debe ser así cuando hablamos de calidad al amar.
El resto son obsesiones, apegos, dependencias emocionales que yo reconozco haber sentido en alguna ocasión pero de ellas también aprendí.
besos preciosa
Pilar ha dicho que…
Creo que ese libro te ha impresionado, recuerdo su impacto en mí misma, probablemente quien me lo recomendó sabía que aceptaría leer sobre algo que no admitiría que me dijeran.

Creo que muchas, alguna vez hemos amado demasiado, lo importante es entender porqué y enderezar el rumbo.

Tú eres el barco, el timón y el viento.
Piantada ha dicho que…
y si no se ama hasta el ultimo suspiro de nuestra alma...

puedes considerar eso amor?.

llamalo querer, afecto cariño costumbre.

creo que si no amaramos demasiado, entonces no estariamos amando.


Estaba medio lunatica, bajo el agua tivia que adormecia mis sentidos, cuando desperte y estaba el esperandome con la toalla en la mano.

Se que el agua tivia me calma, pero prefiero salir y acompañarme con el.

Besos Rebb
Duncan de Gross ha dicho que…
Uff, la historia que comenmtas la veo a diario en mi vida, en el trabajo, entre los amigos y en la calle... Lo malo no es amar demasiado como dice Titanic, lo malo es amar a la persona equivocada... Micho I de Gato te manda un largo Meeooww!!
la rateta ha dicho que…
Sí, creo que somos muy responsables de que tipo de amor escogemos. No es fácil pero de todo se aprende y aprender suele tener premio.
Saludos.
Rebeca ha dicho que…
RAFAELA sí aquí me he centrado un poquito en las relaciones amorosas pero es ciertos, nuestros patrones de comportamiento se extienden a todas las relaciones y muchas veces provienen de nuestros propios miedos y necesidades.

ARKANGEL es curioso seguís siendos los hombres los que negaís haber hecho algo así.
¿Toca pelotas? ¡con lo bueno que yo te veo!

PURY y encima esas obsesiones nada sanas muchas veces se confunden con un amor como nunca habíamos sentido. Lo importante, por supuesto, encontrar el equilibrio.


PILAR a veces uno necesita mirar las cosas hacía fuera para reconocerse un poco ¿verdad? yo intentaba averigüar porqué a veces las mujeres mantenemos relaciones que nos hacen año y creo que la he encontrado.

PIANTADA mejor haber dicho amar en exceso, de forma insana, desmesurada, desproporcionada...evidentemente uno tiene que amar si quiere ser un poco feliz, yo critico a quién no es capaz que más que amar está sufriendo.

Así que esperándote con la toalla, ja,ja...eso sí es amar demasiado!

DUNCAN desde luego no hace falta irse muy lejos para descubrir este tipo de historias que no son ficticias si no que lamentablemente se dan a menudo, y si te fijas, se ama a la persona equivocada y a la vez se ama de forma desmesurada.
Sé que tengo delito, tengo tan poquito tiempo que tengo tu casa olvidada, echo de menos a Micho!

RATETA lástima del que no aprende por mucho que tropieza.
La gata Roma ha dicho que…
La vida te pone ejemplos vivos en tu camino… Siempre pensé que había tenido muchso de estos, y que por ello yo no sería de esas que como dices, aman demasiado, o más bien me creí tan lista, que pensé que no me ocurriría lo que te comentan por ahí, no es demasiado, si a la persona equivocada… Total, que nada, que me pasé de lista, que como todas alguna vez, amé demasiado y a quien no lo merecía, y lo peor es que no sólo fue a alguna pareja o chico que pasó por mi vida, hasta con amigos me ha pasado…
Hoy, andaba comentando con una amiga la última decepción, y cuando repasaba lo que haría en el futuro, y ella se reafirmaba en que también haría tal y cual, me he callado, y le he dicho: Sé que me la van a jugar de aquí a poco de la misma manera que ahora…
Mi amiga se ha reido y y yo con ella, pero vamos… casi seguro que me pasa, es ley de vida..

Kisses
Arkangel ha dicho que…
¿Yo bueno?...solo soy un pobre mortal, con sus defectos, miserias, debilidades y con sus pocas virtudes...aunque me gusta tu mirada.
PENSADORA ha dicho que…
Leí el libro hace años. También por recomendación de una amiga.

Hola, me llamo Pensadora y "soy una mujer que amó demasiado".
Rebeca ha dicho que…
Al menos para nosotras hay una esperanza: nos damos cuenta de que amamos demasiado, sin embargo, las mujeres que trato de describir no son para nada conscientes de ello.
Es cierto, no sólo sucede con las relaciones de pareja si no a veces con amistades amamos demasiado y al no recibir lo mismo nos sentimos decepcionados, pero quizás en este caso sean cosas distintas.
Me identifico contigo, me digo a mí misma que no volveré a caer, que ya he aprendido, pero caigo.


¡Qué modesto mi ARKANGEL! puede que no te guste pero estoy convencida de que eres bueno, y yo ... mi gran desventaja (o ventaja según se mire) es que tengo una cara (incluida mirada) buena y confiable (a mí tampoco me gusta ser tan buena).

PENSADORA bienvenida, ahora cuéntanos un poco tu historia, je,je. Puede que no seamos al 100% lo que dice ese libro pero ver historias que mantienen ciertas semejanzas con las actitudes que alguna vez llevamos a cabo ayuda, mira ya lo hemos reconocido: "a veces amamos demasiado".
aperador ha dicho que…
joooo, Rebeca, no sé si yo he amado así alguna vez, imagino que si lo he hecho ha sido sin ser conscicente, pero visto así, prefiero no amar más.
Claire ha dicho que…
A ver si puedo comentar que me da error... decía que es complejo el tema. Por desgracia muchas mujeres tienen demasiado miedo a la soledad, y aguantan y aguantan al hombre equivocado. Hay casos y casos, pero la mayoría de las veces, más que "amar demasiado", necesitan demasiado. Y por eso se cuelgan una y otra vez de hombres de los que saben que no las aman. Lo más importante es amarse a una misma y ser exigente con lo que se quiere en una pareja. Si el hombre no te quiere del todo o no te quiere bien, hay que pasar página y armarse de paciencia hasta que llegue´el hombre que sí.
Besos.
Rebeca ha dicho que…
APERADOR mujer tampoco digas eso, que amar también es saludable si es equilibrado.

CLAIRE el problema es que estás mujers no suelen ser conscientes de estar amando demasiado, ni siquiera de sus propias necesidades.
La gata Roma ha dicho que…
De todas formas, al hilo de lo que cuentas, una vez, un psicólogo del Instituto de la Mujer me dijo que cuando alguien le preguntaba un posible perfil de mujer maltratada el respondía: Mujeres. La gente siempre se extrañaba, pero el repetía, mujeres. Según decía, cualquier mujer, en el momento bajo, encontrándose con el hombre inadecuado, de cualquier clase social o cultural, es el perfil…


Quizás por eso, aunque amemos demasiado y todas estas cosas, no debamos de dejar de ser conscientes de esto, para no entrar nunca en el peligroso límite que este hombre contaba.
Rebeca ha dicho que…
Me has dejado pensando, así es, sólo las mujeres saben lo que es amar demasiado, sólo hay que ver el comentario de los chicos que se han acertado hasta aquí, todos niegan que les haya sucedido alguna vez, dicen que ellos se centran en cosas más materiales: el trabajo, la ambición, etc cuando se sienten infelices o tienen alguna carencía, nosotras no podemos evitar amar, estamos dispuestas para ello.
Noelia ha dicho que…
tienes un premio en mi blog
Camaleona ha dicho que…
Intenté estudiar el amor y terminé en el armario del chocolate.
Yo también sé lo que es amar demasiado, y quizás ahora lo siga haciendo, pero la suerte es que ahora no tengo a mi lado nadie que se aproveche de ello.
Yandros ha dicho que…
Yo creo Rebeca, sin irse por las ramas, que uno ama demasiado cuando el amor se vuelve unidireccional.
El amor es un concepto complicado. Tendemos a pensar en él como un sentimiento desbordante que sale de nosotros y se proyecta en otra persona. Pero creo que erramos en el concepto. Pensamos en el amor como algo que le pasa a uno mismo, cuando el amor debe ser biunívoco.
Tu dirás que se puede amar sin ser correspondido, un amor incondicional. Yo creo que ese es un error que tenemos inculcada en nuestra psique. El amor debe ser algo en dos direcciones, de complicidad total.
Cuando sólo uno tira de la cuerda, entonces no es que sea amar demasiado. Es que no se debería llamar Amor.
No sé si me explico, como siempre
Rebeca ha dicho que…
NOELIA me voy para allá!

CAMALEONA creo que ninguna nos libramos de ello, otra cosa es amar demasiado de forma consentida, consciente y sin que nos haga daño.

YANDROS te explicas a la perfección, ese era el sentido del post, que a veces tenemos en nuestra mente que debemos amar de forma incondicional, sin que nos correspondan, malgastando energía y haciéndonos daño porqué pretendemos que alguien que no seamos nosotros mismos, cubra nuestra necesidades. El amor bien dices debe ser un equilibrio, bidireccional.
Sophia ha dicho que…
Ay Rebe... a su manera todo el mundo ama demasiado y no solo a una pareja... a los padres , a las amistades...parece que siempre estamos en deuda con todo y con todos.
Yo creo que a veces cualquier amor insano nos sirve para centrarnos en algo con tal de distraer nuestra atención y no centrarnos en las cosas que realmente valen la pena, pero que normalmente son las que nos cuesta enfrentarnos ya que ahi dentro se encierran nuestros miedos.
Besitos guapa!
Rebeca ha dicho que…
SOPHIA claro el amor se extiende a todas partes, y es cierto, a veces sirve de distracción para no mirarnos a nosotras mismas.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…