Ir al contenido principal

MRS JONES


Cuando pienso en la señora Jones me imagino unas piernas infinitamente largas, un halo de misterio, gafas oscuras y un pañuelo para cubrir su sedoso cabello. Ella siempre está segura de sí misma, controla los detalles, sabe cuando dejar salir a su sonrisa y cuando debe ser más penetrante su mirada. Se sienta tranquilamente delante de su café, lo absorbe con lentitud y espera a que sea su enamorado el que dé el paso cogiéndole la mano a escondidas mientras huye de las posibles miradas curiosas, quiere que se deje acariciar por el ritmo que marcan los Dramatics como se deja llevar ella, mientras hacen planes que probablemente no se cumpliran.
Dubrovnik una ciudad amurallada con veinte mil encantos pero lejos de mi tierra y lejos de mi corazón. El sol aprieta y los sentimientos afloran uno a uno confirmando lo que uno ya sabe, que los lugares son más especiales cuando estás en la mejor compañía y que cuando no es así quedan un poco diluidos y la soledad es la cura a la melancolía del amor.
Una de las mejores puestas de sol sobre el Adriático, dos barcas meciéndose a lo lejos y yo con los pies sobre la tierra más que nunca, mirando al infinitivo, un infinito más cercano que me hace pensar en que me siento ligeramente feliz de disfrutar de la vida, de mi vida.
Cuando las estrellas empiezan su espectáculo me siento en una mesa con un margarita de sandía en la mano a escuchar al músico que ameniza la velada, me trae aires de España y yo recuerdo que uno se siente más que nunca de su tierra cuando más lejos está.
Al planificar este viaje me volví cobarde, no quería estar sola, no quería pasearme por Zagreb con la mirada triste y las manos en los bolsillos, rogando a otros turistas que me inmortalizaran en Split o en Zadar junto a un mar más azul que el mío y también más profundo.
El Hombre G selló un pacto conmigo y dijo que me acompañaría después de haber expuesto por decimoctava vez (o quizás sean más) las reglas del juego, aunque luego a la hora de la verdad, cada uno transforma las reglas a su antojo y bajo su propio interés, y yo sé lo que le duele muchas veces mi actitud.
Vuelvo atrás, a la noche de las estrellas y a mi margarita de sandía, con mi pelo engominado, mi vestido largo y negro y mis ojos grandes del color de la coca cola expectantes y ansiosos de devorar el momento. El Hombre G me tiende un regalo: “la primera mitad de mi regalo por tu cumpleaños” , lo miro incomoda y luego los discos, 3 discos del diario de Bridget Jones, de mi personaje escudo, de mi excusa por ser a veces como soy. El Hombre G vuelve a hablar: “ te los regalo para que te des cuenta que esto no es triste que es simplemente buena música para que la disfrutes y dejes de ser tan tonta a veces.”
1700 Km por Croacia y en el radio casset casi una única canción: “Me and Mrs Jones” en una versión mejorada de los Dramatics que me penetra de forma intensa. G cree que soy la señora Jones, yo sé que en realidad me pegaría más la canción de Gabrielle: “Out of reach” y el “Without you” de Nilsson, uno tiene que estar realmente deprimido para poder escribir una obra maestra como esa en una momento de desesperación.
La señora Jones controlaría su corazón, no daría ni un solo paso en falto, sabría frenar a tiempo, no tendría miedo a equivocarse y si se equivoca sería porqué así lo siente y no por miedo a que nadie la quiera. La señora Jones aguarda expectante que sean las 18:30 para encontrarse con su amante. Rebeca Jones, sin embargo, sigue buscando esa expectación.
P.S.: No he podido encontrar la versión de los Dramatics pero la de Billy Paul tampoco está mal.

Comentarios

  1. Creo k siempre preferiré a la Rebecca Jones, que con tanto esmero y dedicación se busca a sí misma :)
    la otra es demasiado aburrida... todo siempre bajo control: poca-fiestas!!! xDDD

    un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. haciendo honor a tu nombre en una entrada... si señira! jaja

    ResponderEliminar
  3. Yo, Durante muchos años escapaba de oír esta canción, no podía, acababa llorando. Pasados ciertos años resultó que era algo tipo los perros de Paulov, la oía, lloraba… Ya ni me acordaba bien porqué, ya no me dolía lo que en tiempos provocó los primeros llantos, pero estaba atrapada en mi estupidez…
    Los fantasmas igual que aparecen en rincones de ciudades que nunca pisaron, desaparecen un buen día, sólo hay que desearlo, y darle tiempo al tiempo, y a los nuevos fantasmas claro..

    Espero que a pesar de todo tu viaje fuera bien, yo estoy deseando conocer aquellas tierras…

    Kisses

    ResponderEliminar
  4. BCHE yo en cambio a veces preferiría ser más tajante con lo que siento y con lo que pienso.

    YOPOPOLIN en este caso más que señora toca MRS, ji, ji! Pues sí ese título de mi blog al fin y al cabo tiene una razón de ser.

    GATA ROMA el viaje fue bien, bonito a pesar del contenido sentimental, aunque en eso en cierta forma también fue bonito.
    Es extraño las asociaciones que hace nuestra mente, a veces creemos que es imposible romper la respuesta ante un estímulo, pero los recuerdos se reescriben, o se olvidan, o se modifican, ser fidedigno a lo que paso es un reto para nuestra mente que juega con sus propios valores, sentimientos y creencias. Yo sé que volveré a tener recuerdos, bonitos, grandes y que esta canción no me va a hacer daño, sólo plantará en mí una sonrisa cada vez que la escuche.

    ResponderEliminar
  5. Ayy Rebecca, qué haces tu en el Este con el Sr. G??
    Casi era mejor darle una oportunidad al universo, para experimentar una aventura.
    Yo también soy fan de Bridget Jones...

    besos

    ResponderEliminar
  6. Ya RAFAELA no fue buena idea, pero no fue mala del todo, tuvo sus frutos para los dos y me sentí menos sola que si hubiera recorrido por mi cuenta el país, pero ahora ya voy a por el universo.

    JAUROLES cada una tiene sus ventajas, de vez en cuando me gustaría tirar del saber hacer de Jones y de su mente y sentimientos claros.

    ResponderEliminar
  7. Creo, que siempre cuando vemos desde afuera, sabe mejor...

    Tambien creo que fue un dulce regalo, regalarte los cds de bridget... como amo esas peliculas...

    Y que encontrarse frente al infinito... es muy grato qe lo hagas siendo tu misma, y no alguien q sepa todo.

    Prefiero las dudas. Me ayudan a veces, me limitan otras. Es lo que soy





    Biquiños y espero q la hayas pasado regiooooo en el viaje =)

    ResponderEliminar
  8. la expectación esperará a la vuelta de todas las esquinas.




    besos

    ResponderEliminar
  9. Creo que al pobre Señor G, ya se le han dado todas la oportunidades y lástima, pero no.

    Srta. Jones, el mundo es enorme y la está esperando, no llegue tarde.

    besos

    ResponderEliminar
  10. PIANTADA pues a pesar de todo y de todas las circunstancias ha sido un regalo más que bonito, me gusta tu palabra para definir el viaje REGIO.

    EGO seguro que sí, en todas las esquinas, puertas, ventanas, días, horas, minutos y segundos.

    PILAR sí será mejor que ponga en hora mi reloj, no, no llego tarde, ya he movido fichas pero de verdad.

    ResponderEliminar
  11. Yo también me quedo con Rebeca, srita Jones!!!

    Besos! =) gracias por pasar a mi blog!!

    ResponderEliminar
  12. Así que te fuistes con el Hombre G de viaje, eh? Te entiendo. A mi me gusta viajar pero sola se me hace cuesta arriba. Me gusta ir de viaje pero para compartirlo con alguien.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  13. GABI pues sí, fui un pequeño intercambio de favores y la verdad es que fue bonito mientras duró.

    ResponderEliminar
  14. Ya cambié de rumbos ahora Mrs. Jones estoy con mi máscara, con la de Ameliè. Es increíble que aunque muy diferentes nuestras vidas nos podamos sentir tan cercanas a estos personajes... y si todas tenemos un poco de Briget, de Ameliè y de tantas otras... Pero al final de cuenta somos nosotras similares pero nosotras...y yo lo prefiero así... aunque no niego que me encantaría un Darcy o un Nino en mi vida...
    Mis respetos Mrs. Rebe Jones... ;)

    ResponderEliminar
  15. Realmente el cine nos ha dado grandes ejemplos de mujeres de las que robamos un poquito al querernos parecer, aunque al final, bien dices, lo que queda somos nosotras mismas, trabajadas a través de los años y de las experiéncias.
    Mi lado Jones sólo para momentos como este.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …