Ir al contenido principal

SEGUIR



A veces te quedas detenido, un instante, dos, sin reaccionar a pesar de que sabías que iba a llegar, que era el único desenlace posible, y tiemblas y lloras y te entra una congoja no sabes bien a qué atribuible (ya van dos días de lagrimas pero esta vez sí son justificadas).
Mi tío el de la ranchera Renault se ha ido, el confort proporcionado por el cloruro mórfico del último momento le hizo caer en un sueño profundo del que no iba a despertar. Le llaman pauta de agonía, aunque es un intervalo lastimoso, en que igualmente mucha gente agoniza.
Prefería no verlo en ese estado, he visto a mucha gente así y te deja como paralizado, con un miedo en el cuerpo que sabe de ese momento extraño en que la muerte cierra el día de la vida.
Y entonces, siempre lo mismo, uno es incapaz de enfrentarse a lo que ha sucedido, se niega y traga saliva hasta que los ojos cada vez más vidriosos se deciden a dar el paso de la incredulidad a tanta pena contenida. Que curiosa nuestra cultura en cuanto a la expresión de sentimientos.
Una vez me preguntaron sin qué sería incapaz de vivir y dije que sin mi familia, a lo largo del tiempo cada uno de los momentos felices y las despedidas como ésta nos han unido más que nunca.
Conmigo se vuelven a quedar todos los recuerdos, pero no pienso en él si no en los que permanecen y en los que tienen que aprender a empezar de cero sin muchas de las cosas a las que les había llevado la costumbre y la monotonía. Para ellos estoy para ayudarles a redefinir, seguir, cambiar, recordar y sobretodo a vivir, porqué la vida sigue siendo puro teatro y obliga a subirse cada día al escenario.

Comentarios

  1. Hacia tiempo ya...
    Primennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

    ResponderEliminar
  2. Lo siento mucho Rebe.
    Pero piensa que puede que esté en otro ciclo de la vida,que sólo sea un paso más.
    Un besito...y muy gordo,que estás tristona últimamente

    ResponderEliminar
  3. De vez en cuando, Rebe, la realidad más cruda nos golpea con fuerza para recordarnos que existen cosas ineludibles y que el resto de problemas de la vida diaria son simples contratiempos superfluos.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  4. Mira, otro ciclo, S. y yo en los primeros comentarios

    ResponderEliminar
  5. Te acompaño en el sentimiento. Es así, la vida sigue y hay que seguir, pero los recuerdos de la persona querida siempre nos acompañaran.
    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  6. YANDROS pues sí hacía mucho tiempo, esto de que vuelvas a ser el primero con lo que te ha hechado de menos S. A veces la realidad es cruda, dura, inflexible y tremenda, pero hay que seguir y casi siempre en estos momentos te das cuenta de lo insignificante de todo. Gracias por el abrazo.

    S. pues sí, como dice la canciones al final unos vienen y otros van y la vida sigue igual. Tienes razón a ver si me ánimo un poquito, pero es que últimamente las cosas no acaban de enderezarse.

    CLAIRE gracias, desde luego nunca olvidaré esa ranchera, aunque se vayan siempre dejan trazos en nosotros.

    ResponderEliminar
  7. El hombre a veces olvida que su existencia no es tan diferente a las flores del campo, nacen, crecen, tienen su momento de apogeo y poco a poco se van apagando hasta que desaparecen. A nosotros sólo nos queda que alguien nos guarde en su recuerdo cual pintor inmortaliza un campo lleno de amapolas. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. El hombre a veces olvida que su existencia no es tan diferente a las flores del campo, nacen, crecen, tienen su momento de apogeo y poco a poco se van apagando hasta que desaparecen. A nosotros sólo nos queda que alguien nos guarde en su recuerdo cual pintor inmortaliza un campo lleno de amapolas. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Mucho ánimo, que el último escalón de una racha mala es el primero de una buena.

    Un abrazo gordo.

    ResponderEliminar
  10. Es una pena y una crueldad tener que despedirnos de aquellos que nos acompañaron y nos enseñaron como debía de ser la vida.
    Sus enseñanzas y buenos consejos deben ser el mejor legado para nosotros y de esta manera, disfrutando todos los días viviendo tú vida como tú quieras, para ellos será una satisfacción y la mejor manera de honrarlos.
    Mi más sentido pesame Rebeca

    ResponderEliminar
  11. RALPH jo que poético te ha quedado! pero sí, así es la vida, seguimos para no pensar demasiado que un día se agota.

    DARTHPITUFINA ahora mismo hay un poco de todo, a ver si puedo empujar un poquito la balanza y llegan más cositas buenas que de estas tan tristes.

    Gracias SOPHIA, la verdad es que todo el que se cruza contigo de una forma u otra te marca, mi tío no iba a ser la excepción, yo hubiera sido una mujer totalmente diferente si no me hubiera dado recuerdos tan bonitos en mi infancia.

    ResponderEliminar
  12. Querida Rebb, también te siento tristonga (acoto alo de S), pero si esto implica sufrir las penas, valen, para despues poder salir a flote.

    Lamento mucho, cuando la realidad nos muestra lo que a veces olvidamos con lo cotidiano. Nos sentimos pequeños.

    Yo te doy mi hombro invisible, y respire ondo...y dejeee que las lagrimas nos muestren como somos. Humanos.

    Besos muchos

    ResponderEliminar
  13. Yo también sería completamente incapaz de vivir sin mi familia... Lo siento mucho =(

    ResponderEliminar
  14. En estos casos nunca sé que decir...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. PIANTADA muchas gracias, prometo emmendarme en breve, pero ahora me toca llorar un poquito.

    BOLEYN pues sí, al final te das cuenta que es una de esas cosas importantes e imprescindibles de la vida.

    LILA el abrazo vale más que mil palabras. Mua!

    ResponderEliminar
  16. la vida sigue siendo un renglón

    pendiente.









    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. INQUIETO la vida sigue teniendo un único destino.

    ResponderEliminar
  18. vaya...la vida es un sinfin de sinsabores, pero hay que seguir, como tu bien dices, espero que estes bien.

    ResponderEliminar
  19. Amiga,siento mucho la perdida de tu tío.Se lo que se siente perder a un ser querido,uno se siente culpable si sigue adelante,da la sensación de que nos olvidamos de ellos.Pero no es así,los momentos vividos al lado de ellos no dejan que los olvidemos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  20. ARKANGEL gracias, ya estoy un poquito mejor.

    TOMMY RUIZ hay veces en que cuesta elegir el momento en que se debe seguir pero tienes razón seguir no es el equivalente de olvidar.

    ResponderEliminar
  21. Despedirse es doloroso, por los que nos quedamos atrás y por lo que ya no compartiremos con quien se marcha.

    Pero como bien dices la vida sigue, y aunque a veces sea preciso representar un papel, no deja de ser un modo de seguir caminando.

    ResponderEliminar
  22. Y lo siento...

    Pero ya sabes, el show debe continuar!

    ResponderEliminar
  23. PILAR pues eso, las despedidas son inevitables en la vida pero la función se sigue representando falte quien falte.

    JO T. gracias, y sí show must go on! Qué grande este Mercury!

    ResponderEliminar
  24. pues si, a seguir, a vivir, que el recuerdo siempre lo tendras...

    un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  25. Haces bien en pensar en los que han quedado y que necesitan de tus recuerdos para seguir.

    ResponderEliminar
  26. Como dicen la pena es para los que se quedan, gracias CAMALEONA.

    ResponderEliminar
  27. Siento lo de tu tío, pero como tu bien dices el mundo sigue girando y hay que aprender a vivir de nuevo sin el ser que se nos ha ido.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  28. Lamentable el mundo no nos otorga ni un sólo segundo.

    ResponderEliminar
  29. Lo siento muchísimo Rebe...
    Me llevó muchísimo tiempo enteder que la muerte es parte de la vida, es una lástima que lo tengamos que vivir a la fuerza... pero es parte de la vida y no podemos hacer más que aferrarnos a la felicidad que nos dieron y no blandirnos ante el temor del olvido.
    Un besote y un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. El final siempre llega y la vida siempre sigue, no hay más. Gracias Noelia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …