Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

QUESO DE BOLA

A grandes esperanzas medidas desesperadas. R, a partir de ahora Sonrisitas, paseaba conmigo por el pasillo del hospital. Las casualidades de la vida habían hecho que después de despedirnos hace un año en el otro trabajo hubiéramos acabado en el mismo lugar.
Precisamente me estaba hablando de su sensación de soledad al llegar a un sitio nuevo, lo mismo que experimenté yo al principio y que se fue mitigando cuando conseguí ganarme mi espacio.
Sonrisitas no sólo es más racional que yo si no que también es más consecuente con lo que dice y con lo que siente, así que tras un parpadeo soltó lo triste pero evidente: “A mí me da igual, yono vengo a hacer aquí amigos, sólo a trabajar, ese no es mi objetivo por ahora...” Sonrisitas dejó ir una pausa que implicaba algo más, así que la miré desconcertada: “¡mi objetivo esconseguir un marido!” y me mostró otra vez su hilera de dientes perfectos mientras se ponía roja. No sé por qué me daba a mí que habíamos intercambiado los papeles, durante estos a…

ME ROBARON CARCASSONE

Qué se le puede ocurrir a una tremenda como yo un sábado por la noche a solas si se decide a acompañarse de su música favorita (exclusiva para masoquistas) y descorcharse una de esas botellas con tintes rojos que tan dispuesta me ponen a cualquier paso en falso.
Pues me decidí a confirmar la mentira, y sí lo sé, necesidad necesidad no tenía ninguna, a parte de hacer que mi corazón tuviera un nuevo respingo, pero ya se sabe que la curiosidad mató al gato. Y yo, no pude evitarlo convencida que con la perspectiva del tiempo, ya no me haría daño. Los peligros de la tecnología que te permiten tener a todo el mundo localizado y de paso, tal vez, saber cosas que no deberías.
David Summers hablaba justo de quedarse temblando cuando un clic me llevó a la foto de Toto, su sonrisa, esa que siempre me impresionaba estaba más grande que nunca, seguramente porqué la personita que había a su lado le inspiraba todo eso que yo no había logrado después de una año, la miré y la vi muy guapa, era morena co…

SEGUIR

A veces te quedas detenido, un instante, dos, sin reaccionar a pesar de que sabías que iba a llegar, que era el único desenlace posible, y tiemblas y lloras y te entra una congoja no sabes bien a qué atribuible (ya van dos días de lagrimas pero esta vez sí son justificadas).
Mi tío el de la ranchera Renault se ha ido, el confort proporcionado por el cloruro mórfico del último momento le hizo caer en un sueño profundo del que no iba a despertar. Le llaman pauta de agonía, aunque es un intervalo lastimoso, en que igualmente mucha gente agoniza.
Prefería no verlo en ese estado, he visto a mucha gente así y te deja como paralizado, con un miedo en el cuerpo que sabe de ese momento extraño en que la muerte cierra el día de la vida.
Y entonces, siempre lo mismo, uno es incapaz de enfrentarse a lo que ha sucedido, se niega y traga saliva hasta que los ojos cada vez más vidriosos se deciden a dar el paso de la incredulidad a tanta pena contenida. Que curiosa nuestra cultura en cuanto a la exp…

BILDERBERG

Tambor siguió con sus inefables aportaciones acerca del funcionamiento del mundo, y yo seguí con mi inestimable capacidad de escuchar y el deseo de comprobar las cosas por mí misma.
Evidentemente no me iba a convertir en el agente Mudler ni en Scully, el tema de los Reptilianos lo dejaba completamente zanjado, suficiente tenía con observar a esos seres extraños que pertenecen a la raza humana como para preocuparme de sí vivía rodeada de extraterrestres.
Esta vez el tema central del debate fue el poder y me hablo del club Bilderberg y del momento en que había dejado de ser una leyenda urbana. Después de unas cuantas averiguaciones y su anotación bibliográfica, cuando el calor más apretaba y el ruido del ventilador empezaba a ser molesto y ensordecedor, me decidí a ojear el libro que hablaba de ese tema aparentemente tabú.
Para resumir, el club está integrado por gente poderosa y rica, que a través de sus reuniones deciden cada momento y cada consecuencia histórica por la que pasamos. Una …

MAÑANA SERÁ OTRO DÍA

O CRÓNICA DEL DEBATE INEVITABLE

Si es que es inevitable desde ese España Paraguay mi cabeza no ha dejado de pensar en el fútbol y eso que viviendo en Cataluña a veces me he sentido rara por apoyar a la selección española. Pero es que desde que mi padre me llevaba a los partidos de la Fliselina yo me hice aficionada al deporte rey, al esfuerzo, al sudor, a las lagrimas y al sufrimiento de los noventa minutos.
Tico me retó con un mensaje: “cara de guerra para el partido del sábado”, y es que será una cosa tonta pero de repente las distancias otra vez se acortaron. Lastimosamente para él, nuestra roja eliminó a su equipo guaraní por mucho que se esforzaron.
Como en ese anuncio de cerveza mi madre me llama y me dice: “hija ¿con quién vas a ver elpartido?”, y yo que me he comprado una tele enorme para la ocasión, para ver a la Roja en mi sofá rojo, después de un año conformándome con las 14 pulgadas, decido que nada mejor que en casa, con los míos: con los comentarios de mi madre que no entie…

I AM AMSTERDAM

Pepo, el hombre de las ideas infranqueables apostó porqué mejor sólo ir una vez en la vida, para él era absolutamente suficiente dado que la belleza se comprimía en un ángulo cerrado que nada tenía que ver con el resto de Holanda, pero yo que soy de vivencias más pasionales podía emocionarme con cualquier cosa que emitiera un leve brillo sobre la superficie del agua.
Y así fue, de la mano de T, empecé a andar las calles de Ámsterdam. Me acordaba de Venecia y a pesar de haberla bautizado también por el nombre de sus canales, Ámsterdam me parecía un lugar totalmente diferente, aquí no había elegancia, enigma ni sensación de que algo se acababa, de que la ciudad se hundía, aquí había diversión, calor, luz, ruido y la intuición de estar sólo de paso.
Me imaginaba como hubiera sido mi vida viviendo en uno de esos barcos por siempre anclados en el canal. Al final la humedad invadiría mis huesos y el sentido romántico del principio, de ser una bohemia, habría acabado en un constante chirrido c…

REPTILIANOS

Es curioso ver lo rápido que se acostumbra uno a la buena vida. Con el verano mi trabajo se ha reducido a hacer unas cuantas gestiones en el ordenador y mirar por la ventana. Es pronto pero añoro muchas cosas y bastante poco otras.
Dicen que las mujeres somos las de la intuición y yo intuía que de alguna manera acabaría alejada de mis diez años de carrera.
La entrada ha sido un poco extraña. Tambor sabe mucho, y la llamo así porqué oír sus voz es como un repiqueteo constante. No tiene descanso. No para, no calla, pica y pica y supongo que ha encontrado el equilibrio perfecto en mí que siempre escucho, luego hablo un poco y luego pienso.
Tambor habla de su guerra particular, ha luchado mucho por estar donde está y eso ha hecho que me inspire cariño porqué las personas que son capaces de mover el mundo bajo su convencimiento, inspirados en la creencia de que pueden con todo son mi tipo de heroína favorito. Alguna vez soñé con ser así, pero de tambor he pasado a armónica y de ahí a guitarra