Ir al contenido principal

EL PRINCIPIO DEL FINAL FELIZ PARA TODAS MIS COSAS


Tico me mintió, me dijo que no existían giros de 180 ºC, pero no es cierto. En una semana mi vida ha dado esa vuelta y ahora me encuentro con los pies arriba y la cabeza para abajo. Una mañana me levanté, y me dejaron una propuesta en el aire y ahora estoy aquí tratando de decidir si la opción tomada era la correcta.
Ya no soy enfermera, no de esas que se acercan a los pies de la cama y le tienden la mano al paciente, ya no controlo ese tipo de cosas, en lugar de eso me paseo arriba y abajo con mi carpeta, escuchando hablar y hablar, sin saber muy bien que pinto yo en todo esto. Pero tenía que probar. Las oportunidades se presentan tan sólo una vez y seguramente me hubiera recriminado a mí misma no haber sido un poco valiente y aceptar el ascenso.
Pongo en la balanza lo que importa de verdad y me digo que lo mejor es la calidad de vida, olvidarme de trabajar los festivos y los fines de semana y encima tener las tardes libres, y por otro lado, digo que lo voy a echar todo de menos, que no sé si podré aguantar, que me gustaba retarme a mí misma, que me gustaba poder cambiar una actitud con tan sólo una sonrisa.
También me decidí a dar un paso atrás sin pensármelo más veces y volví a abrir la puerta de par en par, y ahora resulta que tengo a alguien que me está queriendo con locura, que me da todo lo que me negó Toto, y que no me guarda rencor como Tico, y que me hace sentir extraña y al tiempo feliz, de saber que por fin puedo contar contigo.Y así, mi vida que me gustaba se ha convertido en otra vida, y abrumada por los acontecimientos trato de encontrarle el punto, pero me acabo de bajar de la noria y me siento mareada, 180º son muchos para digerirlos, y sin embargo por primera vez, siento que estoy escribiendo mis finales felices. Muchas gracias Hombre G por la biodramina, me la ha metido en el bolsillo, a escondidas, delante de todos mientras intercambiábamos esa miradita que oculta tantas cosas y da tantas pistas.

Comentarios

  1. Me gusta tu final feliz! la verdad es que te lo mereces; a veces la vida da vueltas y no sabes muy bien como has llegado a ese punto, pero la cuestión es avanzar e intentar cosas nuevas y buenas para nosotras. Me alegra saber que una nueva puerta se ha abierto en tu vida, espero que te traiga muchas alegrias!
    Besos
    Marta

    ResponderEliminar
  2. y no hay nada. absolutamente nada mejor. que sentirse mareada mi querida Rebeca.
    Y que aquello que creías negro, no era tan negro, si observas con los anteojos q ellos tiene.

    No esta malo sentir. Pues tenemos la puta costumbre de asociar. Este no es ni toto ni tico. este es otro y punto!.

    besos querida. yyyyy de esto se trata la vida?

    ResponderEliminar
  3. Espero que todos estos cambios sean para mejor (seguro que si! ya lo estan siendo!) y que te sientas mareada mucho tiempo :)

    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Pues a escribir finales felices se ha dicho!xD. Espero que el ascenso te de estabilidad emocional y economica... y que no eches de menos eso de estar a pie de cama...

    un besito!

    ResponderEliminar
  5. 180º, sobran los Centígrados o Celsius, amiga.
    Me alegro... El mío se está escribiendo lejos de Blogilandia.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena. Ya te tocaba. Disfrútalo a tope.

    ResponderEliminar
  7. Solo espero que tu giro no empiece por T
    Te da mala suerte jajajaja
    Abrazos circulares, levógiros y dextrógiros

    ResponderEliminar
  8. Rebeca: enhorabuena!!! por el ascenso, y por tu buena situación sentimental. Por cierto, tu misma lo dices: la vida ha dado un giro de 180º de un día para otro... y lo cierto es que otro día cualquiera volverá a darlo, disfruta este momento. besos

    ResponderEliminar
  9. Ainssss mi Rebe,cómo me gusta verte feliz!

    ResponderEliminar
  10. mentía cuando no te decía todo lo que significabas.

    (cuando callarse era
    un delito. )






    biquiños

    ResponderEliminar
  11. Aaaay mi Rebequita cuanto me alegro al leer tu post!! Si los 180º son para mejor bienvenidos sean!! a disfrutarlo y enhorabuena por el ascenso!!

    ResponderEliminar
  12. esos giros son lo mejor, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  13. Los valientes heredaran la tierra..asi me gusta Rebeca..valiente.

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Que bien que te sientas así de feliz!! ¡¡ Disfrúta mucho de tu nueva vida!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. jope rebeca!!!
    como me ha gustado tu entrada, y eso de la biodramina ;)
    toma mucho de eso que con los cambios rapidos hay mareos, pero que bien sientan algunos mareos!!!

    ResponderEliminar
  16. Que genial q todo esté bien, es cierto q cuando hay cambios muy rápidos y tan radicales cuesta un poco digerirlos, pero si esos cambios son para mejor vale la pena acostumbrarse, además acostumbrarse a que las cosas funcionen para mejor es algo muy agradable

    saludos!

    ResponderEliminar
  17. Ya que la vida se empeña en sorprenderte que lo haga positivamente. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. AIRA bueno la verdad es que más que un final es un principio, pero tengo fe en que las cosas salgan bien y últimamente no me falla mucho la intuición.

    PIANTADA sí supongo que de esto se trata la vida, es cierto que no es un nuevo Tico ni un Toto, pero muchas veces no puedo evitar volver la vista atrás pensando en lo que me importaba.

    SARA ¡no, xdios, podría vomitar en cualquier momento! acepto el mareillo pero que vuelva la calma y que pueda disfrutar de todo lo bueno que ha venido.

    YOPOPOLIN ja,ja! no sé si el ascenso tiene mucho que ver con la estabilidad emocional, me temo que eso no tiene mucho arreglo, y lo de la estabilidad economica teniendo en cuenta que el ascenso es sin subida de sueldo y nos van a quitar un 5% a los funcionarios pues la cosa está un pelín complicada.

    Este CAPITÁN esta perdido! Tienes toda la razón 180º, sin más, es que se me van las letras muchas veces.

    MARIA JESÚS esperemos, aunque ya sabes que mi pequeño lado pesimista siempre ve, de vez en cuando, algún pero.

    JAUROLES parece que sí, aunque yo había llegado a la conclusión de que no.

    Ja, ja, YANDROS, pues no empieza por T pero sí por la misma letra real del nombre de los otros dos, ahora me has dado yuyu ¡hay que ver!

    RAFAELA pues que sepas que me voy a agarrar a lo bueno con uñas y dientes.

    ResponderEliminar
  19. S. vendrá el pero, lo sé...

    INCIERTO ¿crees que me mentía a mí misma al decir que no me importaba el HOMBRE G?

    TRASTO para mejor, esperemos, confio y cruzo los dedos.

    JO T., muchas gracias, lástima que sean tan escasos ¿verdad?

    ARKANGEL ¡pero que dices! ¡si estoy a-co-jo-na-da!

    CLAIRE gracias, de momento más que disfrutar me estoy acomodando.

    MON ¡nada que no solucione una biodramina! ¿verdad?

    FAFFY como dicen acostumbrarse a lo bueno es fácil.

    RALPH pues sí, hay que ver como está últimamente de revolucionada la condenada!

    ResponderEliminar
  20. Espero que este final feliz sea la apertura de muchos e infinitos finales felices... porque como una vez escuche por ahí "el fin no es más que el comienzo".
    ¡Felicidades por el ascenso! ¡Felicidades por el giro de 180°!
    ¡Y felicidades porque te lo mereces!!!
    Perdón si estuve medio perdida...
    Un beso...
    Noelia

    ResponderEliminar
  21. Me alegro!! por todo lo que te ocurre... simplemente es una consecuencia de tu valentía.

    ResponderEliminar
  22. NOELIA la que está medio perdida soy yo con tantos cambios, pero prometo volver, pronto, en breve. Gracias por tus palabras.

    CAMALEONA gracias, gracias, quiero disfrutarlo y que durén lo que durén, aunque no creo que no soy ni la mitad de valiente de lo que quisiera.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …