Ir al contenido principal

LAS PRUEBAS DEL DESTINO


Cuando menos te lo esperas las cosas se precipitan, cuando menos lo querías sucede, es una ley estúpida, pero las cosas aparecen cuando no estás preparada para saborearlas.
Hablaba de casualidades en el anterior post y en que no existen, sigo insistiendo. Estos días, me ha sucedido algo que me hace pensar que alguien /algo quiere que haga algo pero no sé exactamente que es.
¿nunca habéis estado en medio de una historia pensando que ya lo habías vivido? Eso me pasa a mí, es como si alguien le hubiera dado al repeat para que escuchara las mismas canciones. Y no son las del disco de Rocio Durcal, que me ponen hecha una romántica, son las canciones del Chiquilicuatro, que con una vez tengo más que suficiente, mejor haber rayado el disco.
El primer paso fue exactamente igual al que yo recordaba, una excusa tonta para hablar contigo y una propuesta arriesgada. Tengo que decir, en este sentido, que admiro a los valientes, a aquellos que no temen que les resuene un “no” enorme en la cara, y también soy del parecer que negando oportunidades es posible que cierres precisamente la puerta que esperabas.
El caso es que un chico de sonrisa franca se ha acercado a mí, pero a medida que ha hablado, me ha explicado de su vida, me he dado cuenta que es exactamente igual a lo que yo conocía: la misma profesión, la misma procedencia, la misma ocupación de su familia, los mismos anhelos, el mismo tipo de encuentro, el mismo espacio que compartimos...Y entonces toda la emoción que te producen las nuevas historias se ha ido diluyendo, poco a poco, como un espejismo, con una sensación de mejor haber cerrado la puerta. Y no por qué el pasado no me gustara, si no porqué en el presente siempre se apuesta por lo nuevo. Y miro su desesperación, y sus ganas de enamorarse, y miro mi corazón y siento que no late, que no hay espacio para dos historias iguales, y me alejo con palabras bien estudiadas, y él habla de cuatro posibilidades: que yo me enamore, que tú te enamores, que no nos enamoremos, que nos enamoremos, y cree que la última es la que se cumple, pero yo, que ya he pasado por la vida y empiezo a entender mis deseos, aún no sabiendo mucho de estadística, sé muy bien como se distribuyen los tantos por cientos.
Lo bueno de todo esto, es que ya no me preocupa, no encontrar nunca lo que buscaba. Y creo que esta vez lo que me pide el destino es que no deje iniciarse el circulo. No hay dos personas iguales, no pueden ser las mismas historias, pero cuando encuentras tantos parecidos, de verdad que asusta.

Comentarios

  1. Desde luego es curioso el capricho del latir del corazón.

    Parece que ante determinados "perfiles" deberíamos desbocarnos, y sin embargo, no producen nada, o casi nada, o un interés que no va más allá de eso, de una curiosidad...

    Supongo que lo que hace removernos son cosas nuevas, diferentes a lo que somos y por lo tanto conocemos...

    gracias por tu post!

    ResponderEliminar
  2. Es por instinto, si la historia anterior no salió bien, y la nueva empieza siendo igual que la anterior, es como revivir la primera, ya sabes por donde van a ir los tiros, creo que lo mejor es una retirada a tiempo.
    Supongo que lo mejor es esperar a que tu corazón lata fuerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. CAMINANDO DESPACIO tal cual, determinados perfiles, esos que saben que te harán la vida fácil, pero terriblemente infeliz por no sentir esa emoción interior, se quedan en la curiosidad. Sigo pensando que Cúpido es un alumno brillante de Maquiavelo.

    BÁRBARA sí tal vez sea instinto, la sensación de que lo mismo no puede tener otro final, supongo que tendré que armarme de valor y retirarme a tiempo.

    ResponderEliminar
  4. No entiendo por qué: no hay dos personas iguales y es difícil que tu cometas los mismos errores.

    ResponderEliminar
  5. Pues tal vez sea tu percepción, pero creo que dos historias nunca pueden ser iguales. Quizas eres tu, la que por cierta inseguridad creada por tus acontecimientos recientes, piensas en esa asociación y tu subsconsciente te hace rechazarla..como tu has dicho: "admiro a los valientes, a aquellos que no temen que les resuene un “no” enorme en la cara"..deberias ser valiente, aunque para ello, hay que saber lo que se quiere, en el momento que cada uno vive (los momentos son cambiantes). En definitiva tienes que reflexionar sobre lo que quieres o te interesa en este momento de tu vida y decidir..pero no pensar en asociaciones que son creadas, seguramente, por nuestras mentes miedosas.

    ResponderEliminar
  6. Y no por qué el pasado no me gustara, si no porqué en el presente siempre se apuesta por lo nuevo.

    Wow amiga,ya con esto has hecho mi dia.
    Tenia mucho sin leerte, pero ya me pongo al dia!
    Saludos,

    ResponderEliminar
  7. Qué tal un relájate y disfruta...

    ResponderEliminar
  8. Una no elige de quien se enamora y creo que cuando conoces a alguien, por mucho que te recuerde a alguien del pasado, si te atrae, el corazoncito se agita y no se cierra la puerta con tanta facilidad, porque sientes que deseas estar con esa persona. Si no has sentido ese deseo, has echo bien en no iniciar nada. Esa es mi opinión.
    Besitos y lo que tenga que ser, será.

    ResponderEliminar
  9. descubrí donde menos lo esperaba; buscaba palabras altisonantes que me conmovieran, y encontré sus silencios.

    (y los míos. )





    biquiños

    ResponderEliminar
  10. A veces lo más indicado no es lo que queremos.

    Bss.

    ResponderEliminar
  11. No me gustan las historias repetidas...no quisiera tropezar en la misma piedra dos veces.
    A ver que pasa no?

    ResponderEliminar
  12. Hola:
    Buscando y buscando me topé con tu blog.

    El tema que sacas a la palestra en tu último post, me toca la fibra más sensible de mi corazón y mente.

    Tengo una nueva relación maravillosa, pero se ve opacada por los malos momentos que viví en mi relación anterior, de la cual tengo un hijo.

    Veo muchas similitudes en mi nuevo novio, el tema es que inconcientemente buscamos o nos fijamos en personas que se encasillan en nuestros estereotipos de personas que nos atraen, creo que por ahí va el tema...

    No culpes a alguien por temas del pasado, si las coincidencias son tantas y te sientes bien con eso, honestamente te digo "dale no más"... si no te sientes cómoda, ni lo intentes... soldado que arranca...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. MARIA JESUS eso creía yo, pero no lo tengo tan claro, ya sé sabe, que el hombre siempre tropieza dos veces en la misma piedra.

    ARKANGEL, supongo que la base está en no saber lo que se quiere o saber muy bien lo que se quiere, no sé...

    Hola TOMMY, es que a mí me parece que lo pasado ya no causa la misma emoción al repetirse.

    CAMALEONA lo intento, pero la inseguridad me puede, quizás sólo sea cuestión de sentimientos: o se siente o no se siente.

    CLAIRE tienes toda la razón, tal vez sólo ando buscando excusas y en realidad es porqué no se me ha agitado el corazón.

    DESORIENTE cierto buscaba conmoción y encontré silencio, o más bien calma.

    SARA ays! supongo que esa es la eterna historia.

    S. a ver...supongo que hay que tomárselo con calma, pero en el camino he perdido un pelín de ilusión.

    DEEP BLUE sí, mi mente debe haber creado una especie de estereotipo, bien moldeado, y pensaba que me sentiría a gusto al encontrar otra vez lo mismo, pero lastimosamente no, más bien todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  14. sólo diré k me ha parecido sensato y acertado tu texto :)

    cuanto tiempo sin pasarme por akí!! :)
    Todo bien?? ^^

    un beso!! :D

    ResponderEliminar
  15. BCHE ante la evidencia no queda más que rendirse. Yo también estoy perdida, os tengo taaaaaaaan abandonados. A ver si saco tiempo de donde sea y me pongo las pilas.

    ResponderEliminar
  16. Hols guapa, antes que nada te cuento que ya siento mi tardanza en darte señales de vida, pero he pasado por una mala racha que me ha mantenido muy alejada de este mundo y ahora he vuelto más fuerte que nunca.

    Espero que no me hayas olvidado y que cuando leas mi comentario sepas quien soy.

    Sobre tu entrada tengo que decirte que esto que te pasa a tí es algo que me pasa a mí muchas veces a lo largo de mi vida, pero yo siempre he mantenido la teoría de que gracías a ese "repeat" que nombras, he logrado evitar caer más de una vez en la misma piedra y aunque yo también opino que el destino es demasiado caprichoso con quien menos se lo espera, también pienso que el destino es demasiado inteligente para saber muy bien con que personas puede o tiene que actuar de forma caprichosa y lo bueno que tiene es que muchas veces le sacamos cosas buenas a dicho capricho.

    Miles de besitos y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  17. Si el corazón te dice que no y la razón también poco sitio hay para comenzar una relación. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. umm...tu corazon?si te acercaste a él sería xq algo se movió... aún no te pedido casaros,ni hijos,ni nada... y quizá si se parezca a una relación anterior (tendemos a tropezar...ya sabes..)pero si no lo intentas nunca sabrás si realmente es diferente a lo que pensabas.
    además!!mas vale arrepentirte de lo intentado....que de lo que no.
    suerte!!encantada de encontrar un blog como el tuyo.1bsot

    ResponderEliminar
  19. mmmmmmm. pero resulta tan emosionante conocer alguien nuevo y sentir la adrenalina...

    A veces, considero que los años no nos hacen mas experimentados. Simplemente, mas aburridos.

    Evitar el dolor. evitar el dolor.


    No son iguales... pero si parecidos!.

    Biquiños

    ResponderEliminar
  20. LA CHICA DE CRISTAL ¡cómo no voy a saber quien eres, mujer! vaya, siento lo de tu mala racha, pero me alegra leer que ya estás bien y más fuerte que nunca.

    A lo mejor es verdad y el destino saber porqué tiene ciertos caprichos y "repeats", tal vez no debería asustarme antes de tiempo.

    RALPH claro, pocas veces se ponen de acuerdo, así que cuando lo hacen más vale hacerles caso.

    ANÓNIMO creo que lo uqe pasa es que me he agobiado antes de tiempo, es verdad, el pobre ni me ha pedido casarme, ni tener hijos, ni nada...pero yo misma me he bloqueada y no me gustaría hacerle perder a nadie el tiempo, quizás sólo sea cuestión de relajarse.

    PIANTADA con los años nos arriesgamos menos porqué nos da la impresión de que tenemos mucho más que perder.

    ResponderEliminar
  21. No será un clon? ;)

    No sé hay cositas que sí se analizan mucho es porque no mueven las maripositas, no hacen tilín, tilín... Así qué indistintamente de los parecidos lo mejor es no forzar nuestro instinto que por básico es lo más fiable que tenemos.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Bueno, como a algunos que he leido aquí, no creo que existan dos historias iguales, simplemente porque no hay dos personas iguales.

    ¿Debesintentarlo? Pues no se. Depende de cada uno. yo lo intentaría, pero claro está, si te dice algo. si lo vas conociendo y ves que no, pues entonces, a lo mejor, es sólo un proyecto de amigo, que tampoco está mal.

    Yo tras mis últimos acontecimientos, animo a la gente a dar oportunidades. Yo estuve mucho tiempo con la puerta cerrada, y aqunque ahora soy muy feliz, siempre me quedaré con la sensación si podría haberlo sido mucho antes.

    Muchos besos guapa!

    ResponderEliminar
  23. ANÓNIMO el problema es que empiezo a no fiarme tampoco de mi instinto, pero bueno, todo se andará, al final las cosas suceden movidas por la propia inercia.

    GABI me alegra mucho que estés feliz, eso es lo que pienso yo, cerrando la puerta me niego oportunidades y tal vez al hacerlo estoy siendo injusta conmigo mismo.

    ResponderEliminar
  24. para vivir un cambio auténtico es desde uno mismo... por eso repetimos: encuentros, situaciones no??

    besos

    ResponderEliminar
  25. RAFAELA ¡ayns! ¿entonces esto quiere decir que todavía no he cambiado?

    ResponderEliminar
  26. Puede existir dos historias iguales, definitivamente... pero dos personas iguales no... cada una es única... no lo olvides...

    Eso marca la diferencia en nosotros, porque al ser "único" nos permite no equivocarnos dos veces.. no tropezar con la misma piedra...

    Cuidate y echale ganas!

    ResponderEliminar
  27. DMDG tienes razón, pero de entrada me asustaron tantas coincidencias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …