Ir al contenido principal

EL DÍA QUE PEPO ENCONTRÓ SU DESTINO


En un día de sol pero de frío que cala los huesos, con olor a hierba fresca y a barro húmedo, Pepo corría de un lado a otro. El sudor le caía por la frente pero ni durante un instante pensó en rendirse.
En una fila perfecta, le había visto llevarse la mano al pecho, bajar la cabeza y ponerse a cantar Els Segadors mientras la cámara de la cadena autonómica enfocaba el movimiento imperceptible de la boca tratando de articular la letra.
Acurrucada en mi asiento, empecé a sentir un ligero interés por un deporte que desconocía, y el pesado y agradable orgullo al saber que alguien que quiero, está haciendo algo importante.
Recuerdo que me reí de él el día anterior al leer las indicaciones del entrenador, parecidas a aquel poema que articulaba Mandela, y es que la victoria siempre está más cerca cuando uno tiene fe en ella. Pepo me recriminó: “lo que para ti es una tontería es importante para mí”. ¡Claro, que no era una tontería para mí! pero las hermanas mayores de vez en cuando tienen que seguir tomando el pelo.
Catalunya perdió contra Suecia, perdimos después de 80 minutos de empujones, carreras interrumpidas, algún ojo morado y músculos impresionantes que ejercían una fuerza bien dirigida. Pepo se limpió con su camiseta de la selección dejando la desilusión en la tela y sin darse cuenta de lo orgullosos que nos había hecho sentir: a mis padres, a mis tíos, a mis primos. Lo importante no era la victoria o la derrota, lo importante había sido el compromiso que había adquirido después de tantos años de no tomarse en serio la mayoría de las cosas. Lo importante es que viendo a mi hermano me di cuenta que había encontrado parte de su destino.
Aquello que genera compromiso en nosotros, aquello por lo que luchamos, aquello que nos hace movernos, es justamente lo que guía nuestros pasos. Da igual la importancia que tenga para los demás si uno es feliz con ello. Pepo ha aprendido muchas cosas con el rugby, y no sólo me refiero a las reglas del juego, le envidio y a la vez le agradezco la ilusión. Miro ese día de sol pero de frío que calaba los huesos y deseo que jamás abandone sus sueños.

Comentarios

  1. Ni Pepo ni nadie... ¡nunca abandonar un sueño!.

    Besitos hermosa!

    ResponderEliminar
  2. Preciosa forma de ver un deporte: la importancia de los sueños, del equipo, de la lucha, del respeto a las normas.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que personalmente el rugby no me gusta nada de nada, pero me gusta que ese deporte sea tan importante para una persona, porque cualquier deporte enseña muchísimos valores que muchos no tienen, sacrificio, valor, compañerismo....

    ResponderEliminar
  4. Yo que no soy nada deportista admiro a las personas entregadas a algún deporte, y que se entregan a él, siendo así felices. ¡Que no abandone su sueño!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. El rugby aunque a muchos les parezca un deporte de brutos y descerebrados, es un deporte de caballeros. No hay deporte que teniendo tanto roce se peleen menos. Todo queda en el campo, no hay mala idea y a poco que veas el juego te das cuenta que la estrategia es muy complicada. Olvidaos del Futbol americano, que solo dan el pasecito hacia adelante. En rugby, el pase solo vale hacia atrás a no ser que sea con el pie. Eso genera una dificultad asombrosa que solo se salva con una férrea estrategia. Todos a una, todos compenetrados.
    A mi particularmente me gusta el Torneo 6 naciones
    Asi que bien por Pepo!

    ResponderEliminar
  6. Hola,aqui ando conociendo nuevos lugares,paseando por tu sitio me gusto mucho,tienes un muy buen blog,yo seguire pasando y te espero de visita por Peregrino de Sabiduria o por Cuentos y Orquideas,mucha luz y hasta pronto...

    ResponderEliminar
  7. Pues que grande Pepe... aprendió a valorar los deseos.

    Y sí, la idea de pensar en que algo es posible..se trata de luchar hasta el fin por ello.

    Por lo menos saber que por dentro uno dejo hasta las ultimas gotas de esfuerzo.

    BEsos...

    p/d: dile a tu Pepe, que mire algun video de LOS PUMAS cuando cantan el himno nacional argentino. Lloran, ver a esas enormidades llorar por la patria, es increible.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. la importancia de todo lo soñable.

    (la nimiedad de lo imposible)





    biquiños

    ResponderEliminar
  9. Nadie debe abandonar nunca sus sueños.Por cierto, qué sueño tengo Rebe,no he dormido nada esta noche.
    Un besito y nos vemos a la vuelta

    ResponderEliminar
  10. Tiene que ser genial ver que alguien a quien quieres tiene ese tipo de sueño y ver como lo está consiguiendo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Muchas veces, en ocasiones como estas que te sientes un poco obligado a ir es cuando te llevas sorpresas acerca de algo que quiza no te atraiga pero que te deja buena impresión al vivirlo. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Yo no hablo español, pero le gustaría invitar.
    Quiero que venga a ver a mi manera.
    Mi manera de pensar.
    Utilice la herramienta de traducción
    Véase lo que siento
    Vea cómo este hombre común se siente
    Este lugar aparte.

    Hug: Jefhcardoso de http://jefhcardoso.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. PENSADORA, tienes toda la razón y creo que alguna vez abandoné alguno.

    MARIA JESÚS siempre he creído que el deporte es mucho más que deporte.

    EL ARTE DE SENTIR hay quien se queda sólo en lo superficial, pero rascando un poquito me doy cuenta de la cantidad de valores que te enseña cualquier deporte, Pepo me dijo: "lo importante no es los lugares que visitas, ganar o perder, que lo hagas mejor o peor (con el tiempo siempre se mejora) si no a los amigos que acabas conociendo"


    CLAIRE bueno, a mí me revuelven un poco la conciencia y me plantean que el lunes debería empezar a hacer deporte (y claro, nunca empiezo).

    YANDROS lo sé, como dijimos el fútbol es un deporte de caballeros jugado por brutos pero el rugby es un deporte de brutos jugado por caballeros. Tal cual, se acaba el partido, se dan la mano, se aplaude al equipo vencedor y luego todos a comer juntos.

    LELY VEHUEL bienvenido, seguro que me pasaré, me encanta viajar a otros lugares.

    PIANTADA ¡me lo apunto! LOS PUMAS, aunque seguro que los conoce, se pasa el día viendo vídeos de partidos de todas partes, incluso engaña a mi padre asegurándoel que en la tele sólo hacen rugby para hacerse con el mando.

    ERRANTE me quedo con la segunda frase, la nimiedad de lo imposible, no hay nada imposible si uno cree que puede hacerlo ¿verdad?

    S. ¡anda fiestera! ¡disfruta de tus merecidas vacaciones!

    TRASTO genial, da la impresión de que tú también hayas trabajado por el sueño.

    RALPH es verdad, mi padre es de esos obligados, y lo cierto, es que ahora se siente orgullosísimo de su hijo.

    ResponderEliminar
  14. LUCHAR POR LOS SUEÑOS ES LO MAS LINDO QUE PODEMOS HACER EN LA VIDA

    MUCHAS VECES LOS HERMANOS MENORES NOS ENSEÑAN QUE LAS COSAS SON DE OTRA MANERA Y ESO ESTA BUENO

    MUY LINDO RELATO

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  15. El Rugby es un deporte durísimo y lo que yo destacaría de el, es la nobleza con la que luchan los jugadores.
    Hay que tener un par, aparte de ser un bicho fisicamnete, para practicarlo.

    ResponderEliminar
  16. ESCRIBIR ES SEDUCIR supongo que quien menos esperas siempre te enseña algo

    ARKANGEL te puedes imaginar el tipo de bicho que es mi hermano, ji,ji

    ResponderEliminar
  17. uyyy pepito sudao!!!

    Ya pareces una hermana muy mayor jejeje

    Por los sueños tenemos que luchar siempre aunque en ello se nos agote la vida.

    ResponderEliminar
  18. ESPERANZA no me digas eso! ¿en serio parezco una hermana tan mayor? uff! claro, son sólo 8 añitos de diferencia, sí, a veces hablo como si ya se hubiera agotado mi vida, xdios!

    Nunca HAY QUE ABANDONAR UN SUEÑO, voy a aplicarme el cuento de hermana mayor.

    ResponderEliminar
  19. Pues no, nunca hay que abandonar los sueños porque son el motor que hacen que una quiera vivir la vida.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  20. GABI por eso me afano yo tanto en encontrar los míos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …