Ir al contenido principal

CEREBRO DE MONO


El ser humano sigue buscando incansable el origen que hizo despertar la conciencia en él, y en ese discurso que le da sentido a la realidad se entremezclan muchas cosas.
Luis Racionero me cae bien, es un tipo simpático, culto y soltero empedernido, que en los momentos de soledad siempre recurre al bien sabido: “mejor solo que mal acompañado”, y es que después de 6 relaciones infructuosas él repite: “¿A ver quién te gustaría que estuviera aquí? ¿fulanita? ¿menganita? Y la respuesta es siempre: “no”, y lo dicho que mejor se queda uno solito, disfrutando de su tiempo y de su vida.
Luis Racionero escribe libros, dice que a un ritmo lento porqué ya no tiene edad de ir corriendo de una punta a otra por toda Roma como Dan Brown.
Los libros son historias que también rebuscan en la Historia que seguimos tratando de componer a base de piezas que aparecen y suposiciones que nos parecen.
Dice Luis que un antropólogo hace años, quizás con la intención de multiplicar las ventas, publicó un libro en el que exponía que nuestra supuesta conciencia, y ahora me estoy remitiendo al principio, provenía del hecho de que los monos, impulsados por los efectos afrodisíacos de dicho acto, se comían los cerebros de los otros monos, y así iban adquiriendo mayor inteligencia, y fruto de eso aparecieron los hombres (en apariencia) más inteligentes que el resto de animales.
Siguiendo está teoría de contagio, aparecieron sectas que se comían el cerebro de personas distinguidas para hacerse más sabios. Por suerte hoy en día, sólo en algunas zonas del sureste de Asia se sigue consumiendo el seso de mono para su fin inicial (el de aumentar la libido).
Esa teoría está incluida en la última publicación de Luis: El cráneo de Akenhatón, que era un faraón egipcio, de aspecto andrógino (cintura marcada, miembros anchos y barriga abultada), cuyo mayor mérito es ser el posible inventor del monoteísmo gracias a su obsesión por el culto a Atón.El problema hoy en día, como bien dice Luis, es que ahora tenemos 3 religiones principales en las que se adora lo mismo con distinto nombre: Jehová, Alá y Dios. Y aunque parezca increíble, por ese motivo seguimos enfrascados en las luchas más absurdas. Parece ser que lo de comer cerebros realmente no ha tenido el efecto que buscabamos.

Comentarios

  1. Siempre habia oido esa teoria de los come-cerebros, como inicio de nuestra peculiar conciencia humana, pero nunca le he dado mucho crédito. Ahora Luis tiene que ser la leche!! Me encanta su frase:
    "escribe libros, dice que a un ritmo lento porqué ya no tiene edad de ir corriendo de una punta a otra por toda Roma como Dan Brown." jajaja

    un besito!

    ResponderEliminar
  2. Pues algunos con la cabeza que tienen pueden resultar indigestos jajaja
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. No, ahora (y perdóname el chiste) está más de moda "comerse el coco"

    ResponderEliminar
  4. YOPOPOLIN por frases como esas creo que me he enamorado de ese hombre de edad avanzada, ji,ji!!

    YANDROS desde luego! comerse según que cerebros tiene que ser muy arriesgado!!

    MARIA JESÚS ja,ja!! desde luego estamos fatal! me has recordado a los chistecillos malos de mi hermano.

    ResponderEliminar
  5. es nuestra condición seguir buscando.

    (siempre. siempre.)





    biquiños

    ResponderEliminar
  6. MUY BUEN POST

    FELICITACIONES!!!!!!!!!!!!!!

    DEBEN ESTAR BUENOS LOS LIBROS DE LUIS
    HABLA BASTANTE DE LA CONDUCTA HUMANA POR LO QUE VEO

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  7. aaa no, no y no me niego completa y absolutamente a comer sesos de alguien, sea cual sea su beneficio ... espero q a nadie le interese poseer mi sabiduría y cual zombie me venga a quitar el mío ...

    saludos

    ResponderEliminar
  8. Si es que vamos para atras..yo no se si el cerebro..pero si nos comemos los unos a los otros, emocionalmente, profesionalmente y en todos los demás aspectos..

    ResponderEliminar
  9. Pero como ha habido gente (o la hay) que se coma esoo??? Yo ni por la libido, ni por nada de nada! Ni que me paguen vamos... Mejor quedemonos como estamos...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Si nos ponemos en plan erudito evolutivo, se sabe que los carnívoros siempre escogen su presa entre los más débiles si llevamos esto al campo del conocimiento se podría traducir como que los que caían en garras de los comecerebros al igual no eran los más dotados intelectualmente. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. La religión siempre limitando...
    Algunos hay por ahí comiendo cerebros desde luego
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. CLARO tienes toda la razón, mientras dure la existencia seguiremos preguntándonos que sentido tiene.

    LULUZIÑA pues al parecer recoge teorías sobretodo, incluidas las absurdas y descabelladas, quien sabe quizás el mes que viene me regale el cráneo de Akhenatón.

    FAFFY por suerte esas sectas ya no existen, en todo caso, no creo que tuviera mucho beneficio comerse el cerebro de según quien.

    ARKANGEL ese tipo de canibalismo me parece mucho más preocupante.

    TRASTO bueno mi madre también me hacía comerme el hígado, que me resultaba asqueroso y repugnante, pero bueno, ella siempre decía que era necesario y rico en hierro.

    RALPH oye que yo de erudita nada de nada!! el caso es que eran personas las que se comían el cerebro de las eminencias, así que no es exactamente la misma teoría.

    S. lo dicho por MARIA JESÚS ¡por ahí andan comiendonos el coco!

    ResponderEliminar
  13. La conciencia humana, el comportamiento humano... es todo de lo más apasionante...
    Yo también utilizo con frecuencia la frase "más vale solo que mal acompañado" porque es una gran verdad.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  14. y si me como el cerebro de una modelo. quedaria con hambre?.


    chistes faciles (?).


    besos jajaj

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón, parece mentira que la misma cosa llamada de distinta forma provoque todavía hoy en día conflictos bélicos.

    Es increíble!!

    ResponderEliminar
  16. CLAIRE interesante y misterioso, supongo que nunca tendremos la clave de todos los por qués y sólo nos quedara filosofar. Esa frase no puede ser más cierta, y eso que a veces mal acompañados nos negamos a estar solos.


    PIANTADA yo más que en una modelo estaba pensando en el Trolololo o el cerebro de algunos politiquillos que andan por ahí.

    GABI que mona eres, la única que no se ha dejado impactar por el consumo de cerebro humano! nunca he entendido las guerras santas por ser hasta en el nombre contradictorias ¿puede ser una guerra santa?

    ResponderEliminar
  17. Ya había oído hablar yo de esto.

    Humanos... ¡es lo que tenemos!

    En fin...

    ResponderEliminar
  18. ¿Qué me iba a decir mi querida PENSADORA! ¡A ver confiesa! ¿de dónde viene tu intelecto?

    ResponderEliminar
  19. Mi madre nos daba criadillas, y por suerte nunca me salieron testículos...

    ResponderEliminar
  20. En nombre de Jehova Ala o Dios, han existido las mollores cruzdas, las muertes mas grandes y duras..

    Como se les puede idolatrar??

    ResponderEliminar
  21. No lo sé, yo pensaba que vendían amor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …