Ir al contenido principal

VERONIKA Y LA LÍNEA DEL HORIZONTE


Abrí los ojos, pero ¿qué hubiera pasado si no se hubieran vuelto abrir? Supongo que nada. Mis amigos lo habrían sentido pero pronto habrían vuelto a sus vidas. Me hubiera odiado por hacer sufrir a mi madre, la veía desconsolada tratando de paliar el dolor que provoca la perdida de una hija, un dolor que se quedaría con ella el resto de su vida. Toto acabaría reaccionando sabiendo que tenía que seguir y pronto encontraría otro amor, otra persona a quien decirle que le encantaba su sonrisa. En el trabajo pronto habría otra enfermera en el mismo horario que yo, haciendo las mismas cosas y también ellos olvidarían que yo había ocupado ese hueco, con el tiempo, incluso pueden que pensaran que simplemente había cambiado de empleo, que había decidido dedicarme a otras cosas o que la huella estuviera borrada. No era un descubrimiento nuevo saber lo prescindibles que somos. El nuevo descubrimiento consistía en saber que era lo que podría hacerme elegir, como a la Veronika de Coelho, atiborrarme de pastillas. Y resultó que podían ser los mismos motivos, el querer dejar de sobrevivir (tendencia natural del ser humano) y haber caído en el tedio y el aburrimiento, por no haber encontrado aquello que realmente quería.
Un piso bien amueblado, un buen trabajo, una buena familia y un novio que poco a poco me iba entregando pedacitos de su corazón esquivo, pero en el fondo nada, una mirada al horizonte y seguía siendo lejano, por mucho que corriera jamás atraparía la línea que separa el mar del cielo.
Tecleo esta última palabra y mi mirada observa el teclado, y otra vez Coelho me entrega su respuesta. Mi madre me pagó clases de mecanografía. Un verano entero me dediqué a repetir una y otra vez la palabra qwerty, dibujaba conejitos, flores con cada una de las teclas de la máquina de escribir, pero, y esto es la más pura verdad, jamás me paré a pensar porqué las letras no estaban en orden, ni porqué era necesario que aprendiera cada una de las posiciones para ir más rápida. Resultó que cuando se inventó el teclado y las letras seguían el abecedario la gente corría demasiado y las teclas se atascaban, así que apareció qwerty, se popularizó y pronto la gente olvidó su origen, porqué las cosas son así, porqué siempre lo han sido, porqué a nadie se le ocurre que puedan ser diferentes.Abrí los ojos sin parpadear a pesar de los rayos que ya se filtraban, Veronika no meditó suficiente si quería morir o no, yo no quería morir. Instalada en la comodidad de los días normales pensé en volverme un poco loca, en buscar ese mundo a mi medida que me haría diferente, pero luego recordé que cada uno en esa huida de “lo normal” ya se ha vuelto un poco loco, pero para que nadie se dé cuenta fingimos como todos los demás, actuamos como los demás, seguimos los mismos patrones día tras día sin pensar, y en esa fragilidad de esos dos mundos algunos se dan de bruces con la amargura, teniendo en cuenta la fealdad de ese sustantivo y sintiendo el sabor agrio que va dejando a su paso, decidí volverme más loca que nunca.

Comentarios

Superpatata ha dicho que…
Menuda entrada... me ha dejado con una sensación extraña.
En mi opinión, no somos tan prescindibles, siempre hay al menos una persona para la que no lo somos, estoy segura de ello.
Un abrazo.
bche ha dicho que…
no es k seamos prescindibles, es k el tiempo va en contra de nuestra memoria y por eso lo cura todo.
¿Sabes? a mí suelen llamarme loca O_O a pesar de considero k los imito muy bien xDDD
en fin... sólo kería k supieras k ni Verónika ni tú, sois las únicas :)
un beso!
RMC ha dicho que…
Excelente texto compartes,
un placer pasar por tu blog
que tengas una feliz semana
un abrazo.
Noelia ha dicho que…
Wow!
Nunca lo había visto desde esta perpectiva.
A veces la amargura me invade y pienso en todas las posibilidades, incluso la de Verónica... Cuando se me pasa veo todo con otros ojos y Verónica se va... Pero en el fondo todos creo que alguna vez nos sentimos de esa forma...
El tiempo lo cura todo es verdad... a veces pienso si alguien me recordará si dejo de existir, como la respuesta no está en mis manos... la dejo colgando ahí...
Gracias por pasarte y comentar mi blog, es un placer inmenso e impensable para mí...
Un beso enorme...
PENSADORA ha dicho que…
Jo Rebe! vaya planteamiento!

Bonito el libro de Coelho, yo lo leí hace poco. Ahora le he recomendado a una amiga que también está despechada "Once Minutos", si no lo las leído, te lo recomiendo, deja bastante mejor sabor, más positivo.

Buena entrada, sí señora... te vas superando eh!

Besicos!
Claire ha dicho que…
Vale que nadie es imprescindible, pero realmente... ¿tanta amargura hay?... Casualmente ayer me compré la revista MENTE SANA de Coelho, y y leí un artículo sobre la felicidad en lo cotidiano... no sé... vivimos en la sociedad del bienestar, lo tenemos prácticamente todo... y buscamos la felicidad.... ¿que necesitamos para ser felices? ... somos raros raros raros :-) :-)
Un escrito estupendo, y de los que hacen reflexionar...
Besitos y buena semana.
S. ha dicho que…
Mañana me pasoooo un besitooo
mariajesusparadela ha dicho que…
Pues no estás sola. Yo también estoy absolutamente loca y no me importa nada.
Claire ha dicho que…
Perdón... que la revista que te comento no es de Coelho, es de Jorge Bucay... I`m Sorry...
Bona nit.
Ralph ha dicho que…
Quiza el olvido es el mejor mecanismo de la mente para alejarnos del sufrimiento. Por otro lado el ser humano esta acostumbrado por naturaleza a que todo a su alrededor cambie por eso se adapta rapidamente a dichos cambios. Saludos.
Rebeca ha dicho que…
SUPERPATATA es cierto que siempre hay alguien preocupándose de nosotros, pero una vez desaparecemos, aunque estén los recuerdos la vida continúa, precisamente a eso me refería.

BCHE es era la idea, el tiempo nos condena al olvido, pero estoy encantada de que en el fondo todos seamos un poco locos, y que sólo finjamos la mayor parte ser un poco normales ¿en realidad que es ser normal? tal vez no sea más que comportarse como un loco.

RMC gracias por pasarte por aquí y por tus palabras.

NOELIA nada de honores, me gusta pasar por tu casa, es acogedora y preciosa. Es difícil reconocer que a veces se nos pasa por la cabeza tirar la toalla, pero así es lo que pasa que al final, en la mayoría de nosotros siempre gana el instinto de supervivencia.

PENSADORA "Once minutos" ¡'me lo apunto! y que conste que el final de Veronika decidí morir es la mar de feliz, aunque le asalten a una un montón de dudas sobre la existencia.

CLAIRE, Bucay suele ser mucho más optimista que Coelho con todos esos cuentas y esos colores de las portadas de sus libros, probablemente estoy equivocado, y probablemente gran parte de la culpa sea por el trabajo que tengo, pero muchas veces me da la impresión de que domina la amargura a la alegría.

S. ¡ya te veo chica ocupada! ¡tomátelo con calma! ¡sigo mandándote muchos ánimos! ¡tú puedes con todo!

MARIA JESÚS las locas tenemos un encanto, aunque en el fondo creo que lo raro sería ser cuerdo.

RALPH claro, el olvido es tan necesario como el recuerdo, el recuerdo para aprender y el olvido para sobrevivir.
S Boleyn Ayres ha dicho que…
No he leído ese libro, Coelho no me agrada mucho, pero tu post me gusto y me dejo pensando muchas cosas... A veces me siento demasiado prescindible, y a veces me siento demasiado loca... Creo que seguiré pensando tu post un largo rato

Besos =)
Rebeca ha dicho que…
S BOLEY AYRES que curioso que con el paso del tiempoa mí Coelho me va gustando menos, quizás porqué a veces quiere ser tan profundo, que parece que me lie con las palabras y no acabo entendiendo nada. Pero de todas maneras, le tengo que agredecer que muchas veces me ha dejado pensando.

Los seres humanos siempre andamos con nuestra subidas y bajadas, así que es fácil sentirse a veces insignificantes y otras la loca más feliz del mundo.
Palmoba ha dicho que…
Prescindibles. En exceso. es una cosa más de la vida que no queremos escuchar.
Que seas cotidiana o normal o simple.
Ahi difiero, puedes ser muchas cosas que yo no conozca, pero a traves de tus lñetras ninguna de esas. Sin necesidad de locura.

Abrazos Rebeca.
S. ha dicho que…
ahora vengooooooooooooooooooooooooo
Camaleona ha dicho que…
En estos casos siempre pienso lo mismo... tenemos toda la eternidad para estar muertos, y sólo un ratito para vivir, así que... qué más da que seamos prescindibles o que nuestra vida carezca de sentido en comparación con el universo o que después de morir nadie nos recuerde, la vida es para nosotros, no para los demás, vivamos y disfrutemos, ya tendremos el resto del tiempo para estar muertos...
aperador ha dicho que…
uf, a mí también me impactó el libro de Veronika decida morir, para mí fue una liberación descubrir que una puede decidir morir cuando y cómo quiera. Y aunque lo pienso constantemente, aún no he sido capaz.
Realmente, el pensar que somos prescindibles no nos ayuda, porque realmente lo somos. La vida sigue y cada uno se agarra a lo que tiene más cerca, y si tú no estás, ya habrá otro apoyo sobre el que sostenerse, es duro, pero es así.
Hoy,más que nunca me siento así.
Yo no tengo ni casa, ni novio, ni trabajo en condiciones, ni siquiera una familia que esté cerca de mí, y el horizonte también se me queda lejos. Tú por lo menos, en tu presente estás acompañada.
S. ha dicho que…
Ahora Sí.
Todos tenemos pensamientos de esos alguna vez,yo por lo menos los he tenido.Qué sería el mundo sin mi?pues nada,daría sufrimiento al principio pero luego cada uno seguiría con su vida.Somos prescindibles.
Lo que hay que pensar,es que la muerte siempre está ahí,y si la vida es muy corta para qué acortarla más?
Un besito gordo,que te veo más negativa que una pila.
Javi ha dicho que…
Yo creo que el mundo va en ese rumbo, de las cosas desechables, de las amistades prescindibles como tú dices, es lamentable :-( Pero una realidad.

Espero que tú puedas cuidar a tus amigos, porque solamente depende de nosotros que los amigos estén siempre ahí ;-D

Un abrazo para ti, mi querida amiga.
Rebeca ha dicho que…
PALMOBA no me importa ser prescindible, sé que es una realidad y que en parte es necesario que así sea para que el resto podamos continuar.

CAMALEONA es cierto que más vale que nos preocupemos de los que hacemos en vida, aunque en este caso lo que trataba de explicar que a veces nos dejamos amargar porqué hacemos de nuestra vida pura rutina renunciando a lo que verdad soñábamos en ese mundo nuestro particular que sería.

APERADOR que triste que alguien se sienta así, lo mío es momentáneo, pero seguro que si rebuscas tienes más cosas de las que piensas en tu vida, y si no es así, recupera tus sueños y ve a por ellos.

S. que no, que no estoy nada negativa, sólo que a veces leo cosas que me llevan a pensar en mis altos y bajos, pero no me tiene nada preocupada ser prescindible para el mundo.

JAVI la verdad es que en ese sentido creo que soy de las afortunadas que sigue conservando a su lado los amigos de toda la vida.
GABI ha dicho que…
Rebeca, creo que todos hemos llegado a pensar eso en algún momento. Y la vida seguirá, nos pase lo que nos pase. El sentimiento de supervivencia es muy fuerte, y tarde o temprano nos terminamos reponiendo de los seres queridos que vamos perdiendo.

Hay que ver lo que me haces pensar siempre con tus entradas. Yo de pequeña me obsesionaba con qué había más allá de la muerte, pero siempre pensé que no había nada. Que el mundo seguiría girando pero que yo ya no estaría. No me imaginaba en ningún lugar. Y me angustiaba mucho, tanto que dejé de pensar en ese momento porque al fin y al cabo llegará y yo no puedo hacer nada. Si hay o no hay algo lo sabré cuando llegue, así que me aplico lo del probervio chino:

"Si un problema tiene solución, ¿para qué te preocupas?. Si un problema no tiene solución, ¿para qué te preocupas?" Así que paso de preocuparme.

Uf, creo que me he liado y me he ido por los Cerros de Úbeda.

En fin, que con todo ello sólo te quería decir que te entiendo perfectamente. Ya se que no estás negativa, simplemente, a veces, uno piensa en ciertos temas que no son la alegría de la huerta.

Besitos!
Rebeca ha dicho que…
Que listos son estos chinos GABI se lo toman todo con calma. Yo también soy de las que ha pensado que no hay nada al otro lado y que como morirse era como caer en la inconsciencia me iba a dar igual asi qprocuro no preocuparme x eso demasiado ¡A ver si actualizas más, que te echamos de menos!
Yandros ha dicho que…
Se me habia pasado esta entrada!!
Menos mal que Gabi me la ha recordado en su blog.
Por cierto siento salir con mi repelencia pero odio ese preverbio chino porque generalmente la preocupación no viene de si tiene solución o no, sino de la incertidumbre de si la tiene y cual es la forma de llevarla a cabo
Respecto a que somos prescindibles, qué decirte, es un problema que el ser humano tiene porque tenemos muy profundo el sentido individual. Las hormigas no echarán de menos tanto su individualidad porque se sienten parte de un colectivo mayor. Nosotros estamos desarraigados de nuestra propia especie, y al morir quizças caigamos en la cuenta de que la colectividad nos haría sentir mas prescindibles aún, pero no por ello peor.
Vamos como siempre, me he liado
Un abrazo
Rebeca ha dicho que…
cierto YANDROS que el sufrimiento viene de la incertidumbre y que dejar de preocuparse es casi imposible para el ser humano, pero me quedo con el intento del proverbio.

Sobre la prescindibilidad es sólo un hecho no una preocupación. Lo cierto es que esto lo saque una vez de un reportaje que les hacían a los protagonistas de Viven, uno de los supervivientes, un tipo que actualmente es productor y anda en mil negocios más en Uruguay, gracias a su inestimable apego a la vida, a las cosas que no piensa dejar atrás, etc, etc. cuando se vio en medio de los Andes dijo que pensó precisamente eso, la constancia de quedar relegado a un recuerdo, a una foto sobre la repisa de la chimenea a la que todo el mundo miraría con pena pero nada más. Ese hombre me impactó con sus palabras, porqué tenía razón, pero por otro lado es necesario que olvidemos pronto para poder seguir con nuestras vidas.
Más que todo eso lo que quería dejar claro en este post era que a veces necesitamos estar un poco locos para no caer en la amargura de la monotonia y que de vez en cuando es necesario recuperar lo que de verdad soñamos algún día, que en el fondo todos somos locos en un mundo que trata de ser cuerdo.

¡ay Yandros me recuerdas tanto al Juego de Ender con eso de la mentalidad colectiva! aunque en el fondo yo estoy a favor del romanticismo de la individualidad.
Yandros ha dicho que…
Yo no estoy a favor de la pérdida total de la individualidad, entonces seríamos como otras colonias cualquiera. Creo que el ser humano puede aspirar a más; a poder vivir en el equilibrio entre el yo individual y el colectivo, a poder elegir, a eliminar lo superfluo de lo individual y aumentar la diversidad genética que nos brinda esa misma individualidad. La genialidad, el arte, los nuevos avances, las ideas brillantes salen de individuos que se salen de lo cotidiano. El trabajo para desarrollarlo se hace mejor en conjunto.
Equilibrio, siempre equilibrio. Por ahora la balanza está pero que muy inclinada hacia un lado.
Rebeca ha dicho que…
Para encontrar ese equilibrio creo que tenemos que agudizar mucho más los sentidos, me parece que hoy por hoy están aletargados y no pueden sentir a los demás como si formaramos parte de una colectividad.

No acabo de entender a que te refieres con lo de aumentar la diversidad genética gracias a la individualidad ¡suena a libre albedrio! y a la necesidad de que la procreación sea fruto de la interculturalidad.

Por otro lado, tu sueño de encontrar un equilibrio entre lo individual y lo colectivo es bonito, pero difícil (como bien dices la balanza está muy inclinada) en una sociedad en que cada uno se preocupa de lo suyo, y la soledad es una constante que se parece palpar en todas partes, y cuando actuamos de forma colectiva, parece que el individuo, con toda esa riqueza que esconde, deje de pensar (psicologia de las masas).
Yandros ha dicho que…
Vaya debate que llevamos jajajaj
Lo de la diversidad genética no iba por ahí, aunque estoy a favor del mestizaje porque creo que fortalece al ser humano genéticamente. No hay nada más que ver a los perros; por mucho que la gente quiera razas puras los perros mestizos son más listos y más fuertes. Quizás menos elegantes, menos bellos pero más avispados.
A lo que realmente me refería es que la individualidad nos otorga rasgos muy diferentes de un individuo a otro, y eso hace que la cantidad de combinaciones genéticas sea mucho más rica; es un círculo cerrado como los del Capitán; a mayor cantidad de rasgos diferentes, mayor probabilidad de combinación. Imagina que finalmente la capa de ozono se convierte en un verdadero problema y la radiación solar empieza a afectarnos. Hay razas más preparadas que otras y por lo tanto el ser humano está mas preparado para sobrevivir como especie. En ese sentido entiendo que un ser colectivo homogéneo está menos preparado para los cambios en su entorno que un ser colectivo heterogéneo, formado por individuos con características diferentes.
No sé si me he explicado, a veces ni yo mismo me entiendo
Un saludo genético!
Rebeca ha dicho que…
En todo caso en ese caso se aplicaría la teoría de Darwin y sólo sobrevivirían los mejores o más bien los más preparados, y eso me lleva a pensar que el ser humano es la única especie que no acaba de cumplir con sus teoría, ya que como especie individual, y más allá de lo que diga psicología y la biología, no siempre son las mejores características las que nos llevan a elegir pareja y a perpetuar la especie, al menos a nivel colectivo, ya que buscamos la diferencia.
Trasto ha dicho que…
Todos tenemos un punto de locura (unos mas que otros)solo que creo que hay gente que lo disimula mas que otra...
Anónimo ha dicho que…
Me encanta Coelho...
Rebeca ha dicho que…
TRASTO realmente algunos son mucho mejores actores que otros.

ANÓNIMO cuando no se lía, dice muchas cosas ciertas.
LUCÍA ha dicho que…
GUAU!
Qué maravilla de texto, llega muy adentro..
No pienses, sonríe bella flor :)
Rebeca ha dicho que…
Gracias LUCÍA trato de hacerlo, lo de no pensar.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …