Ir al contenido principal

EL INFIERNO DE DANTE


Pensaba en Dante andando por las cornisas, intentando superar un nuevo círculo y atravesando el Infierno, ese mismo que él sacó de su cabeza, a base de versos y rimas que lo colocaron como el creador de una de las mejores obras de la humanidad: La divina comedia. Comedia porqué al final de tantas penurias y tantos desafíos en el horizonte había un final feliz, y una dichosa Beatriz que dejaba de ser platónica para reencontrarse con el poeta.
Tembló la tierra, sacudió con su furia una pequeña isla, y todo se volvió dantesco. Sin saberlo conocía a Dante más de lo que pensaba, aunque casi siempre para describir situaciones tristes, irreales, fatales, que se vuelven endemoniadas y que hacen que giremos la vista, porqué lo de Haití se ha convertido en un Infierno, sin círculos, sin almas de gente famosa que vaga condenada por sus pecados, sin forma de embudo, pero al fin y al cabo un Infierno.
Que curioso que siempre son los más pobres los que se ven afectados, los que caen más veces en desgracia, los que sobreviven sin parar y a los que pocas veces se recuerda todo su mérito. Miraba la tele y lloraba por la gente que de repente se había quedado sola en el mundo, aún a sabiendas, que mi estúpida conciencia tiene la capacidad de ignorar con el tiempo, de sentirse feliz si yo estoy feliz, y lo demás pues es lo demás.
La cajera preguntó discretamente a la pareja que iba delante al cerrar la cuenta tras leer el código de barras del último producto: “¿quiere contribuir con un euro a Haití?” “¡No!” la chica había respondido precipitadamente, supongo que aquí sólo pensamos que por todo nos piden dinero, y no se paró a pensar el significado de ese pequeño acto. Recogieron sus bolsas y se largaron, y yo sentí más sucia mi conciencia y al pagar la cuenta y soltar de nuevo la pregunta, un “sí quiero” brotó de mis labios. Pero caminando hacía el coche con mis bolsas, tratando de purificar uno de mis peores pecados, la avaricia, me repetía a mí misma: “Qué ridícula, un euro...” y sé que un grano más otro grano hace una montaña, pero también sabía que podía haber dado mucho más, no sólo a Haití, si no al mundo entero, al que casi siempre miro con los brazos cruzados, dejando que se sucedan las injusticias, porqué el mundo es así, porqué demasiado tengo con hacerme cargo de mí misma. Hoy hablaré con mi conciencia.

Comentarios

Ralph ha dicho que…
Es verdad que cuando uno ve una desgracia de esta magnitud se conmueve y piensa que tiene que hacer algo por solucionarlo, pero cuando te paras a pensarlo friamente te asalta la duda de si realmente ese dinero que estás aportando de manera altruista va a llegar a esa gente necesitada o se va a perder por el camino ¿Quién puede garantizarlo?
Trasto ha dicho que…
Estoy de acuerdo con Ralh. La verdad es que es una pena lo que está pasando en Haiti, pero la cajera del supermercado (en este caso) no nos garantiza que ese dinero vaya para eso... Aunque que mala conciencia tienen que tener si no es asi no??
Camaleona ha dicho que…
Te entiendo muy bien, porque siento a mi conciencia continuamente adormilada. Sin embargo también quiero decirte que no deberías martirizarte, que hay otras formas de ayudar sin necesidad de dar dinero a todo el que te lo pida, y sin necesidad de irre a Haití a quitar escombros... Busca esa otra forma de ayudar...
Noelia ha dicho que…
Nuestra conciencia humana a veces es egoísta... Como vos decís por hay un euro es poco, pero soy de las que piensa que el granito de arena ayuda... incluso si tenes fe una simple oración ayuda...
No queda otra más que intentar aunque sea poquito aportarle a este mundo todo nuestro esfuerzo...
S Boleyn Ayres ha dicho que…
Muchas veces tratamos de purificarnos, pero tenemos que entender que nunca lo lograremos por completo, aunque yo aún no logro entenderlo.

Y a pesar de eso, mi conciencia también es una tonta a veces.
Yandros ha dicho que…
Estoy de acuerdo con Ralph, Rebeca. Y con Camaleona, aunque mi conciencia también grita y se avergüenza.
Pero mayor vergüenza aún siento cuando caigo en la cuenta que hay muchos desastres silenciosos en el mundo y que somos sordos a ellos. Lo de Haití es una sociedad destrozada, muchas pequeñas historias dramáticas y de dolor que hacen que se despierten en nosotros el sentimiento de culpa por nuestras vidas apoltronadas y cómodas.
Pero quizás mientras pensamos en esto no sabemos quién es el pobre que tenemos en la esquina de al lado pidiendo dinero: ¿Que oscura historia le ha llevado hasta ahí?
Ayer escuché en la radio que se había abandonado la búsqueda de supervivientes.
Hoy me he despertado con un nuevo milagro; han encontrado a dos hermanos de 7 y 10 años bajo los escombros, después de 7 días. Los padres creían haber perdido a sus cinco hijos, y cuando todo parece perdido, de vez en cuando, sucede algo inesperado.
Es el azar. No siempre nos juega malas pasadas. Esos niños tendrían que haber muerto, los médicos no se explican cómo han sobrevivido.
Afortunadamente, no tenemos respuestas para todo.
Un abrazo
RAMPY ha dicho que…
Pues yo también estoy de acuerdo con Ralph y camaleona, y la verdad esta humanidad es a veces tan mezquina y egoista que me avergüenzo de mi condición de ser humano.
Somos capaces de lo peor y lo mejor.
Un rampybeso.
mariajesusparadela ha dicho que…
Tristemente, Haití y su miseria estaban ahí antes del terremoto. También están Somalia y Etiopía...y tantos olvidados y víctimas de la injusticia.
Si no hubiera una pobreza tan extrema, la mitad de las edificaciones resistirían, como resisten los barrios ricos...Japón, un país poderoso, está construído a prueba de seismos...
Hay que evitar, hay que corregir, para no tener que lamentar.
Los gobiernos del mundo, los poderosos, se reúnen y nunca les exigimos nada.
Ahora lloramos.
Ojalá fuese por última vez.
.Tommy Ruiz. ha dicho que…
Wow Amiga que hermoso y profundo post.
La verdad es que situaciones difíciles como las de Haití exponen Lo mejor de nosotros.

Yo por mi parte aportare mi granito de arena yendo a Haití mañana a ayudar como pueda.
Un abrazo!
GABI ha dicho que…
Lo de Haiti ha sido catastrófico. Es algo que nos ha helado el alma ha muchos y que provocan que se te salten las lágrimas cuando ves los informativos. Casi se ha perdido una generción en ese país, que no es poco.

A la misma vez estpoy de acuerdo con Yandros, desgraciadamente no es el único desastre que hay en el planeta. Habrá muchos que sean igual o más tristes lo que ocurre es que a la comunidad internacional igual no le da por hacerlos públicos.

No obstante, eso no quita que ayudemos lo que podamos y de lo que tengamos conocimiento. Es increíble como muchos en estos momentos sacan su lado más solidario.

Besitos!
LUCÍA ha dicho que…
Es difícil no plantearnos todo esto cuando NOS ENTERAMOS de que algo como el desastre al otro lado del charco sucede. Supongo que si podemos sacar algo de positivo de catástrofes como ésta, es el cómo responde la humanidad cuando ocurren cosas que realmente importan, porque todos sabemos que al final del día, da igual que pepito no te quiera como tu pensabas o que juanita no te haya tenido en cuenta.
Nos hace replantearnos el peso de las cosas, y cómo sí que podemos ayudar, pero no sólo cuando cosas "lejanas y publicitadas" pasan, sino como decía Yandros, con miles de personas que sufren día a día cerca de nosotros.
¿De verdad está suficientemente justificado el "ya bastante tengo con mis problemas" por el instinto (egoísta) de supervivencia?
Claire ha dicho que…
No sé, allá cada uno con su conciencia, pero cuando hago una donación, aunque dude de que llegue enterita su destino, pienso que solo con que llegue una parte, algo se hará, aunque sea dar de comer a un niño o llevar unos litros de leche o de agua potable que lo poquito que les llegue, para ellos lo es todo... Y allá la conciencia de los que se quedan parte de las donaciones, que yo en su lugar sí que estaría intranquila. Cuando veo la tele y veo el infierno que están viviendo en Haití, vuelvo a concienciarme de lo afortunada que soy de vivir aquí.
Un abrazo.
S. ha dicho que…
Y porqué no damos dinero a otros pobres que no tienen casa,que se mueren de hambre,que viven de la explotación sexual?Y porqué no dan dinero los que más tienen?Seguro que llegará mi dinero?No es suficiente el que se le manda de las ayudas de los distintos países?no será mejor emplearlo después para que este país deje de ser un país tan pobre?
Sin duda,ha sido una catástrofe,pero dónde se ha quedado el dinero recogido cuando atacó ese tsunami del 2004 que dejó tantísimos muertos?
¿Qué es de Tailandia e Indonesia ahora?
S. ha dicho que…
Me he ido toda transcendental y sin mandarte un besito.Muaca.
La terapia de Rafaela ha dicho que…
Mi querida amiga Rebeca: si cada uno de nosotros hiciera una "buena obra al día" pequeña, grande, teniendo en cuena que siempre nos fueramos a la cama con al menos "un acto de generosidad", muchos miles de euros saldrián y el mundo estaría muchiiiiiiiiiiisimo mejor.

besos
Faffy ha dicho que…
es verda que somos egoistas, a mi me pasa lo mismo, mientras veo televisión realmente sufro, pero luego salgo, me divierto y lo paso bien, sin siquiera recordar q hay tantas personas q estan viviendo un infierno, por otro lado no sé que tanto ayudará q yo sólo me ponga triste si no voy a poner manos a la obra ... bueno la vida esta hecha de altos y bajos y quien sabe si mañana nos tocará a nosotros vivir algo asi, mientras tan hay q agradecer el día a día

un abrazo
Rebeca ha dicho que…
RALPH es verdad nada nos garantiza que la ayuda llega de verás, pero por eso ¿hay que dejar de hacer algo?

TRASTO será por ingenua, pero yo soy de esas que no puede creer que nos engañen de esa manera, para llevarse un beneficio suculento abusando de la solidaridad de la gente, pero teneis razón, no todo el mundo tiene escrúpulos.

CAMALEONA lo sé, hay mucha gente por aquí que necesita mi ayuda, y no siempre es economica, pero cuando suceden este tipo de desgracias creo que mi conciencia se rebota con más fuerza.

NOELIA la fe mueve montañas, eso dicen, tal vez sea momento de confiar un poco en los granitos de arena.

S BOYLEN AIRES supongo que la purificación es sólo momentánea y que trata de compensar el montón de cosas que haces mal en nuestro día a día.

YANDROS sé que no hay que ir tan lejos, y que hay miles de cosas injustas que suceden sin que nos paremos a mirar, precisamente eso es lo que me critico, que sólo en momentos como este me digno a hacerle un poco de caso a mi conciencia.

Por otro lado, apuntas un tema más peliagudo: el de la casualidad o el destino, que hace que unos se salven y otros perezcan para siempre. ¡A saber quién moverá los hilos!

RAMPY me quedo con tu última frase, la de ser capaces de hacer todo lo peor y todo lo mejor, el ser humano sigue siendo un total desconocido para mí, yo muchas veces, soy una desconocida para mí misma.

MARIA JESÚS es verdad, sólo giramos la cara cuando lo malo ya ha sucedido, mientras lo vemos venir seguimos instalados en nuestra comodidad. Pero a la política sigue sin interesarle que las cosas cambien, pudiendo ser el mundo justo para todos, hay quien se encarga de impedirlo.

TOMMY RUIZ tú estás cerquita, y puedes hacerte una idea de ese infierno en primera persona. Para mí eres una de esas personas maravillosas que hacen de verdad todo lo que pueden, y que su granito llega a la playa de la arena. Todo mi apoyo.
Rebeca ha dicho que…
GABI pues sí, creo que nuestras dudas no justifican el que nos neguemos ayudar. No hace falta viajar Haití, pero lo dicho, cuando el mundo tiembla mi conciencia se despierta.

LUCÍA que razón tienes, estás cosas, el ver como sufren otras personas, nos lleva a notar que los "privilegiados" nos pasamos la vida entretenidos en tonterías que nos hacen sufrir inútilmente. Supongo que el egoísmo no está justificado, pero a veces no pudo evitar ser egoísta.

CLAIRE ¡pues allá cada uno con su conciencia! la mía necesitaba dar ese euro sin plantearse donde iría a parar, y como tú, volví a dar las gracias por lo afortunada que soy.

S. es que sólo nos acordamos de las cosas cuandos nos martillean con ellas, no tengo ninguna respuesta a tus preguntas pero te mando otro besito para ti.

RAFAELA el poder de los pequeños gestos, tan simples y que tanto olvidamos. No sé por qué estos efuerzos tan pequeños siempre nos cuestan tanto.

FAFFY la tristeza no cambia nada si no pasamos a los actos, pero bueno olvidar es bastante típico de las personas humanas, tampoco podemos pasarnos la vida sintiéndonos culpables por la desgracia de los demás porqué eso sería insano. Supongo que lo único que se puede hacer es poner un granito de arena y seguir dando las gracias por lo que tenemos y por conservarlo.
Palmoba ha dicho que…
es cierto, un grano mueve montañas, me quedo con eso...
Rebeca ha dicho que…
supongo que vaya donde vaya ese grano, lo importante es haberlo intentado.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…