Ir al contenido principal

GATA VIEJA


Hoy, si me lo permitís, voy a hablar de Fito y esa forma tan particular de no decidirse a contar hasta diez (lo sé Yandros, tú fuiste el primero).
El caso es que mientras conducía y aguzaba bien el oído perdiéndome en las letras, llegué a esa conclusión que a ciertas alturas a uno le acaba dando todo un poco igual.
La ventaja de cumplir años es que uno aprende a quitarle importancia a ciertas cosas y a centrarse en lo relevante. Se adquiere esa mirada condescendiente de al que le cuenta los errores y responde con esa frase de: “¡qué me vas a contar que yo no sepa! ¡si yo ya soy gato viejo en esas cosas!”.
Así que me he convertido yo en esa gata vieja que se va lamiendo las patitas porqué tengo una nueva amiga, bueno yo la llamaría conocida, pero la gente inundada por la ilusión de la juventud pronto hace amigos a los que le son desconocidos. Y en una semana me he visto sorprendida por sus llamadas de preocupación y sus secretos inconfesables.
Como gata vieja la escucho con paciencia, sé que esto es de lo más inquietante para ella y que por tanto debo respetar sus devaneos, por otro lado sé a donde nos lleva todo esto y donde acabara, pero claro, no estaría bien desvelarle el misterio, es mejor que sea ella quien se equivoque y aprenda.
También sé que la misma ilusión que la desborda pronto se acabará. A menudo idealizamos y buscamos aquello que no tenemos en otras personas buscando una salida y una vía de escape a nuestros problemas.
Yo gatita vieja soy menos ilusa y más consciente, voy dando saltitos con el vello erizado y la espalda arqueada, vigilando por si acaso tengo que sacar las uñas, a veces pienso que uno pierde parte de la emoción al frotarse con los años, pero que goza de mayor entereza. Como Fito ya he probado la carne de cañón y he grabado mi nombre a bala, y si acaso cambia el viento quiero seguir siendo yo quien lleve el timón, así que nada por lo que alterarse demasiado, sólo la preocupación de que por mucho que uno corra el destino le alcanza y al final uno no puede contar hasta diez y la historia se ha acabado (aunque eso ya lo sabíamos todos ¿no?).
Pero bueno, poquito a poco, pasito a paso. A mi amiga le toca ser ratoncito en un mundo de gatos, con el tiempo ya hará también su metamorfosis, mientras tanto ¡la adoro!, me recuerda cuales fueron mis orígenes y retrasaría el momento en que las orejas se le pongan puntiagudas y le salgan más bigotes, recorridos ciertos caminos uno ya no puede volver atrás, así que más vale conservar la ilusión el mayor tiempo posible.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola...
Rebeca ha dicho que…
Hola niña ¿sabes que eres la Anónima más conocida para mí de toda la red, ji,ji?
Capitán Clostridium ha dicho que…
Encantadoras tus visiones, como las de Fito y como siempre.

Vengo a comentarte una cosa: la entrada http://circuloscerrados.blogspot.com/2009/09/observando-al-observador-el-tipo-del.html

la he cambiado. Me explico, añadí al final un enlace a una nueva en Circulos abiertos, para que viérais una visión más completa.
Perdona las molestias, gata vieja.
Rebeca ha dicho que…
ok! CAPITÁN, pues habrá que ver esa segunda visión de las cosas.
S. ha dicho que…
me encantan tus historias
Anónimo ha dicho que…
jajajaja.

Ya lo imaginaba jajajaja
mariajesusparadela ha dicho que…
Ventajas de la edad.
No todo van a ser inconvenientes
Acaba de llegarme un correo de un texto de Borges y la música de María Callas, en la que el poeta va exponiendo las cosas que se aprenden con el tiempo...
Arkangel ha dicho que…
Pues yo la verdad..no sé en que me estoy convirtiendo..si en angel o demonio..
Nadia ha dicho que…
Ains gatita ;o) Es genial a veces ser ver a través de los ojos de una gata adulta (que no vieja, me niego a llamarte vieja), pero si perder la ilusión también cuesta.
Me ha encantado!
Besos vecina!
Yandros ha dicho que…
Ante todo mil gracias por la referencia, es todo un honor en un blog puntero como éste jejeje.
Segundo decirte que Fito es una fuente de sabiduría popular. Y para corroborarlo te dejo esta canción, de Fito, por supuesto:
http://www.goear.com/listen/13f8f0a/Perro-viejo-fito-y-fitipaldis
No es gato, sino perro. Y ahora con tu entrada he visto el paralelismo de esta canción,tercera de su segundo disco, con la primera de su quinto que saldrá la semana que viene.
La moraleja es clara: La experiencia nos moldea y lo que antaño nos parecían ideas absurdas, cobran mayor dimensión. A costa de ilusión a veces ganamos sabiduría. Es una balanza inevitable.
Ni que decir tiene, Rebeca, que este post me ha encantado.
Claro, que pocos tuyos no lo hacen
Claire ha dicho que…
Yo el otro día también me sentí gata vieja cuando una conocida, me contaba sus dudas sentimentales, que yo ya las viví antaño...jajaja... y pensé "Ains, cuánto te queda..." jejejes...Cada cuál ha de sortear sus obstáculos en el camino y cuando alguien está más atrás que tú... tú tienes el conocimiento ó más o menos.. Un abrazo.
kpa ha dicho que…
Son cosas de la edad;cuando hecho la mirada hacia atras,hecho de menos la inocencia,la ingenuidad,la alegria,la despreocupacion de mis años adolescentes!cuánto los hecho de menos!,pero el paso del tiempo te va haciendo madurar;ahora das importancia a cosas que antes no las tenía,o ves las cosas desde perspectiva diferente;desde luego los palos y las experiencias que vas viviendo te hacen ver las cosas de otra manera....

Gato,no sé,pero perro viejo empiezo a serlo jajaaa
Duncan de Gross ha dicho que…
Buena historia Reb, Miaauus!!
MaFer ha dicho que…
Eso se llama crecer y madurar, cierto??

Siempre es duro hacerlo... Para unos mas, para otros menos, pero invariablemente sorteamos tantas cosas!!

Pfff!!!... Lo unico que hace esos momentos llevaderos, es tener AMIGOS y personas que nos AMEN de verdad... Tanto, que NO tengan miedo de señalarnos nuestros errores

Saludos Rebeeee!!!

Me encanta como escribes!!! =D
Osho Maestro ha dicho que…
Hola, Rebeca:

Muchas gracias por tu blog.

Un afectuoso abrazo,

Gonzalo
GABI ha dicho que…
Como siempre tu post me ha encantado....y me ha hecho pensar.

La experiencia es lo que tiene te hace ver con otros ojos las cosas que pasan....porque una ya ha visto unas cuantas. Es cierto. Hay cosas que se repiten aunque sean otros las que las vivan y al darnos cuenta ya sabemos como terminan....mmmmmm.....al final vamos a poder echar las cartas cuando estemos en el geriátrico, ya verás.
Trasto ha dicho que…
Te he dicho alguna vez que me gusta como escribes?
Oye pues que bonito tener una nueva amistad! La verdad es que todos hemos pasado por esa fase hasta acabar siendo un gato, dando cosejos... es genial!
Chica de Vinilo ha dicho que…
me ha pasado que quería la cosas siempre para ya, pero me di cuenta que nos las disfrutaba en toda su dimensión, claro, todavía me cuesta mucho ser paciente... soy cachorra supongo, hahaha.

me ha encantado, pasaré por acá.
Rebeca ha dicho que…
MARIAJESUS ventajas muchas: uno se toma las cosas más a risa, se siente con el poder de la experiencia, el orgullo de haberse forjado a si misma, no sé...seguro que ese texto de Borges dice muchas más cosas ciertas que lo que se me pase a mí por la cabeza, no sé por qué a veces tenemos ese miedo ridiculo a envejecer.

ARKANGEL yo diría que en un poquito de cada cosa, con la edad la tendencia es también huir de los extremos.

NADIA que sea vieja en el buen sentido: madura, experimentada, sabidilla... que carita de suficiencia se le pone a una cuando mira a uno más joven y piensa: "si yo te contara..."

YANDROS ya sabes que para mí eres una fuente de sabiduría y no estaría bien quitarle el honor a quien primero hablo de lo que dijera Fito, que me sé de buena tinta que es capaz de expresar en sus canciones todo lo que no le sale con las palabras.
Me voy a escuchar el enlace, seguro que me commueve, me encantan las buenas letras y aquí hay frases lapidarías para estremecerse y para dar y vender!!
No me importa lo inevitable, me gusta la sabiduría y los trazos de ilusión, que a pesar de que la balanza se incline, jamás dejan de existir.

CLAIRE pues igualito que tú, aunque a veces a una le entre cierta cosilla de no vaya a ser que hable una demasiado y se pase de lista, mejor lo dicho, que cada uno siga su camino y que aprenda por una misma.

KPA perro muy viejo, ja,ja! con tantas cosas que contar ¿verdad? Cada edad tiene lo suyo y uno ha de aprender a disfrutar de cada momento. De una gata vieja a un perro viejo un abrazo enormeeeeee y que sepas que en realidad no hemos perdido nada de inocencia.

DUNCAN miaaaaaauu!!! aunque yo sé que a ti nada tengo que contarte de gatas viejas.

MAFER sí, se me olvidaba lo importante que es que en el duro camino de ir para adelante uno encuentre siempre apoyos a los lados.

Gracias GONZALO, bienvenido a este espacio tan diminuto.

GABI ja,ja!! sí sobretodo tú que entre tu don para adivinar las cosas y la experiencia...¡ay, brujilla, brujilla! Eso sí, haz el favor de predicirme todo bueno, bueno, no vaya a ser que en el geriatrico te vaya a dar por hablar de mi futura osteoporis, mi protesis de cadera y la nueva y flamante dentadura postiza que adquiriré, nada de eso, tú a predecir que aunque tenga 70 años me voy a afianza un cubanito sabrosón que me dar unas clases de salsa y unos meneos que no me voy a acordar ni por casualidad del dolor de huesos.

Gracias TRASTO, sí conocer a gente nueva es muy bonito, sentir que te quieren un poquito, sobretodo porqué es de mi nuevo trabajo ¡ese donde me está costando tanto ganar mi espacio!. En fin, gatos viejos y Pepitos Grillos somos todos más de una vez en la vida.

CHICA DE VINILO a pesar de ser Gata vieja, a veces a mí también me puede la impaciencia, querer las cosas para ya y no disfrutar de ese momentito tan rico y sabrosón que me estoy perdiendo también es uno de mis defectos, pero poco a poco y con calma, si uno cree firmemente y lo dice en voz alta también llega a sus objetivos, no vale la pena preocuparse demasiado por algo que no pasara. Gracias por la visita.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …