Ir al contenido principal

ESENCIAS


Toto observaba a las mujeres de 50 con un físico espectacular mientras yo me afanaba en meter barriga y procurar que mi bañador negro me convirtiera por arte de magia en delgada.
La penumbra que reinaba en aquel sitio hizo que a penas le vislumbrara mientras sostenía una taza de té que acababa de servirse de una tetera de cobre. Después de todo este tiempo todavía no había captado su esencia, y me parecía extraño, porqué sé bien que la costumbre provoca que no sean necesarios los rostros sino que los movimientos y sonidos identifican a las personas. El ejemplo lo tenía las veces que visitaba a mis padres, el simple repiqueteo de las llaves en la cerradura era suficiente para saber que inquilino entraba en casa.
Al notar el peso de mi mirada volvió la cara, los dos nos quedamos observando tratando de echar a un lado la oscuridad. Y fue él el que se levantó, y pensé que mi esencia debía ser mucho más clara y mucho más nítida.
Ese día se trataba de olvidar el mundo sumergidos en aguas medicinales, bajo la caricia de miles de velas y esencias que habían sido especialmente reconstituidas para transportarte a la época en que los árabes vivían entremezclados con los cristianos sin que nadie, todavía pensara en expulsarlos.
Chapoteé en el agua salada notando como me ardía una pequeña herida que tenía en el pie por culpa de los zapatos, las heridas pequeñas son normalmente las que causan más dolor porqué cuando menos te lo esperas te recuerdan que existen. Me sumergí en agua hirviendo reconfortada por esa subida de la temperatura y aguanté en el agua helada un minuto, dos minutos...diez.
Un fuerte olor a menta me hizo volver a pensar en las esencias. Toto y yo estábamos rodeados de humo tumbados sobre una losa caliente, mire sus contornos, sin duda seguían difuminados, no se lo había dicho, pero estaba triste otra vez.
Acerqué una mano temblorosa, él tenía los ojos cerrados, seguía sin ver.
Al salir de aquellos baños árabes untados en jabón y con la piel renovada, pero con el alma igual de diluida por el agua, empezó a notar mi tristeza y entonces hizo una concesión, una sola concesión: “¿quieres venir en Navidades a Nueva York? ¿tal vez una semana a pasarlas con mi familia?” No pude evitar la sonrisa, aunque la esencia seguía sin estar: “hay muchas cosas que no sabes de mí” “Rebeca, también hay muchas cosas que tú no sabes de mí” “sí, pero en tu caso es porqué no te apetece conocerlas y en el mío porqué tú no quieres que las sepa”. Esencia interrumpida. Y a pesar de seguir siendo dos sombras que nunca se alcanzan nada pude hacer por evitar volverme a sentir contenta, recrimino a mi lado emocional el hecho de ser tan sumamente variable y dejarse llevar tantas veces por el chantaje.

Comentarios

  1. qué chantajista está hechooooooo
    Nooooooooo dale de espaldas a tu lado emocional ahora mismo!
    Rebeca,en serio,haz las cosas que te pida el corazón porque aunque te arrepientas luego,porque así las habrá hecho con toda su esencia y eso siempre,al menos durante un segundo,serás feliz.

    ResponderEliminar
  2. Necesito un baño de esos, para alma y espíritu, y con olor a naranjas.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo te recuerdo que hay varias cosas que no tienen arreglo: una es la palabra dicha, sobretodo si hiere. Pero, tu misma.

    ResponderEliminar
  4. Yo también estaría contenta ... cuando necesitas estar con él... no hay nada más.
    P.D: ¡¡Nueva York!! :-)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Rebeca:

    Que entrete poder pasar la Navidad en Nueva York, dale nomás. Yo creo que deberías ir y disfrutar de las fechas. Luego nos cuentas... ;-D

    Me dio risa lo que comentaste acerca del traje de baño negro jaja. Bueno, al menos, pudiste meter lo pies al agua ¿verdad? ;-D

    Un abrazo Rebeca. Que tengas lindos días.

    ResponderEliminar
  6. Yo estoy con s, jeje, pero creo que el lado emocional y el corazón es el mismo pero bueno...

    ResponderEliminar
  7. Las relaciones de pareja son muy muy complejas..........ese baño suena muy bien y Nueva Yotk todavía mejor.......VAlora pros y contras.....

    ResponderEliminar
  8. Relatas de maravilla vecina... En estos temas soy malísima para opinar, y más yo, que a mi corazón y razón les cuesta muchísimo ponerse de acuerdo...

    Yo también necesito un baño de esos, como el capitán.

    Un besazo vecina!

    ResponderEliminar
  9. Estoy con Nadia, hay temas que para comprenderlos hay que estar en el lugar y en el momento y en la mente de la persona. Tú sabrás decidir lo que creas más conveniente. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Menuda oferta!! Y encima nueva York, con lo que me encanta!! Bueno está claro que tienes que hacer lo que relamente te apetezca, si tienes ganas de ir ves y si no no, pero no hagas nada de loq ue luego te puedas arrepentir o quedarte luego con las ganas...
    Oye y porque esa tristeza de la que hablas? que te pasa? es debido a por algo de Toto??

    ResponderEliminar
  11. A lo mejor, no estabas contenta, por que habia algo que tenias que decir y lo hiciste..

    Me ha encantado muuuuuuuuuuuuuuuucho!! lo de que las heridas pequeñas son las que mas duelen..menuda verdad!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo con S. Haz lo que te diga el corazón que los "Y si..." son muy molestos con el tiempo...a veces diría que son hasta torturadores.

    Besitos!

    P.D: Porfa, no estés triste.

    ResponderEliminar
  13. Intentar conocer totalmente a alguien, es un ejercicio inutil..es preferible conocer lo que cada uno te deja, la cuestión es si es suficiente o no.
    La vida son dos días y no todos existe la oportunidad de ir a New York..a veces hace falta poner corchetes o paréntesis para poder disfrutar, a al vuelta..otra vez a la rueda.

    ResponderEliminar
  14. Rebe... Aunque digas que es chantaje!!!

    Ve y pasala Genial!!!! =D

    Apapachos!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  15. es curioso esto de las esencias de cada persona...los pequeños sonidos, gestos, tics, que nos definen a cada uno. Muy interesante...
    bss

    ResponderEliminar
  16. S.reconozco que al final ese tipo de chantaje tiene su gracia y es verdad si uno hace lo que quiera aunque sea con un pero acaba por ser feliz en algún momento.

    CAPITÁN esos baños están geniales, realmente sale más renovada, ¡parecía hasta más joven!

    MARIAJESUS como se suele decir uno olvida pero no perdona ¿no? pero a mí no me han soltado ninguna mala palabra, sólo que pase de no ser nadie a ser algo, pero a veces se el olvida que ya no soy ese nadie del principio.

    CLAIRE realmente no debería haber nada más, no sé porqué demonios se me olvida.

    JAVI ¡en eso tienes razón! ¡Nueva York es Nueva York! aunque seguro que en Navidades hace mucho frío.
    Casi no meto tampoco los pies en el agua ¡sobretodo en la que estaba helada! ¡el primer contacto es una verdadera tortura!

    LEINAD al final yo creo que siempre vence ese ¿por qué será?

    ARTABRIA sí, voy a tener que ponerlo todo en una balanza porqué el baño estuvo riquisimo y esa promesa de volver a cruzar el charco para ver la misma ciudad en otra estación ¡Ay!...

    NADIA pues los tienes bien cerquita: aires del Borne, son unos baños arabes que han reformado y han abierto hace poco, te puedes ir sirviendo té mientras te bañas, seguro que has oido hablar de ellos, están justo enfrente de la Ciudadela.

    RALPH claro, como también pasa los consejos son sólo consejos, y nadie puede tomar la decisión por otros. Yo sabré, cierto.


    TRASTO nada grave, a veces me pongo triste cuando pienso que mi vida no es como yo quisiera, pero eso nos pasa absolutamente a todos.

    PALMOBA creo que eso también contribuye, a veces me quedo cositas que quiero decir, pero que no quieren escuchar y entonces salen esas heriditas chiquititas.

    GABI pues nada, voy a ir un rato a hablar con él, aunque creo que lo tengo todo muy claro, aunque de vez en cuando no pueda evitar quejarme.

    ARKANGEL supongo que a veces el damos demasiadas vueltas inútiles a las cosas, debería estar más pendiente de vivir.

    SRTA MUENGANTIA bueno un chantaje al que una cede con gusto, ja, ja!

    YOPOPOLIN eso siempre ha despertado mi curiosidad, ver como un ruido puede ayudarte a identificar a alguien, realmente nos componemos de muchas cosas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …