Ir al contenido principal

BARRERAS


Imagínate que toda tu vida hubieras estado enferma, desde pequeña, cada día, cada minuto y cada segundo de tu vida. Imagínate que siempre hubieras tenido alguien a tu lado sano con quien compararte. Imagínate que las veces que tu vida ha arrancado ha acabado por naufragar porqué todos se han cansado de verte enferma: te abandonan los amigos, te abandona el amor, y a tu lado sólo quedan los que están unido desde el primer día por los lazos sanguíneos. Imagínate sentir esa soledad y sumarle encontrarte mal. Imagínate mirando con ojos de admiración a los que te cuidan, envidiando sus vidas, queriéndote acercar más que un poquito.
Y ahora sal fuera y ponte en el otro lado. Imagínate tu vida perfecta rodeada de vidas imperfectas. Imagínate cada día viendo el dolor, el sufrimiento, la desesperación. Imagínate luchando contra molinos que cada vez aparecen más fuertes y altos. Imagínate recordando que hay que tratar de aliviar al que no puede encontrar ningún consuelo. Imagínate queriendo olvidar cada día esa misma parte oscura que muchas veces nos negamos.

Sábado y son las cinco de la tarde, una tarde tranquila porqué la mayoría se han marchado de permiso y en el hospital quedamos cuatro gatos. Tecleo por curiosidad la entrada que abre mi correo, leo un nombre, un nombre que tengo bien presente en una ficha, en una lista. Lo vuelvo a leer: quiere ser mi amiga.
Me muerdo el labio y me quedo pensando en que se acaba de plantear un debate ético antes mis ojos. Sin quererlo, por culpa de la revolución tecnológica. Reconozco que le tengo un cariño especial a esa niña, tengo ganas de que todo le empiece a salir bien, de que salga adelante porqué ya son demasiados años de enfermedad. Pero el hecho de que me haya buscado a través de la red me preocupa, es como si alguien hubiera pasado mi barrera, esa que estaba tan clara que era casi increbantable, y por sorpresa hubiera derribado a toda mi guardia defensiva y ahora aturdida por la sorpesa no supiera preparar el contrataque. Supongo que me he hecho más publica de lo que pretendía.
Sigo pensando ¿qué hago?, no quiero herir sus sentimientos, pero sólo el limite, la barrera consigue que me olvide cada día al llegar a casa de todo el horror que he visto.

Comentarios

  1. complicado. Si te implicas demasiado, sufrirás con ella más de lo que ya te toca sufrir pos cuestiones laborales. Pero ¿cómo no implicarte, cómo decirle a alguien que tú no quieres ser su amiga?
    En cualqueir caso, si se trata de un facebook, es fácil, puedes aceptar como uno más y no hacer demasiado caso del tema. Si puedes, claro.
    A esas cosas estamos expuestos cuando nos metemos en estas "internetes"...

    ResponderEliminar
  2. Los niños no entienden de barreras, aún no saben lo que es poner en compromiso y lo políticamente correcto.

    Puede que para ella solo seas una luz, puede que solo te ha encontrado y que ni siquiera le haya dado importancia.

    En cualquier caso, creo que deberías romper la barrera, solo con los niños, los niños que te caigan bien... :S ¿Cuántos pueden ser...?

    Espero que te ayude.

    Saludos,
    YoMisma

    ResponderEliminar
  3. En los tiempos que corren la comunicación supuestamente es mucho más fácil, aunque luego se dé la paradoja de que encuentras demasiados casos en los que ves que en los seres humanos no hay comunicación.
    Un rampybeso

    ResponderEliminar
  4. Dificil situación....Creo que en este caso tienes que ser un poco egoísta, aunque seguramente yo tendría unos remordimientos de conciencia horribles....Haz lo que tu creas que es mejor para ti, nadie lo sabe mejor que tu.

    ResponderEliminar
  5. Yo haría lo que me dictara mi corazón. Es lo único que sé que haría si estuviera en tu situación. Y tomes la decisión que tomes, será la correcta. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Pienso como Claire. Lo que decidas estará bien. Porque también podría decirse que lo que decidas será un error...cualquiera de las dos decisiones puede hacerte bien y daño.
    Tu misma (menuda ayuda, no sé como no me da vergüenza)

    ResponderEliminar
  7. supongo k me será muy útil poner antención a tus anécdotas, pues puede k dentro de algunos años a mí se me pase por la cabeza la misma duda.
    Supongo k es importante ser afectuoso y agradable en el trabajo pero... la imparcialidad y el no implicarte demasiado harán que ayudes, sin exponerte al dolor :) (parezco un muermazo hablándote así xDDD) jaja en fin :D ya sabes como son los niños... jeje un beso!!

    ResponderEliminar
  8. la de arriba soy yo jajaj lo siento! me colé de cuenta :D

    ResponderEliminar
  9. buff, entre la espada y la pared... en estos casos creo que hay que dejarse llevar por el corazon... dicen que nunca se equivoca...

    bsos, y suerte!

    ResponderEliminar
  10. El consuelo es que te dejes llevar por la razón o por el corazón ninguna de las dos te garantiza que aciertes o te equivoques.

    A mi me podría el corazón, mi pepito grillo emocional es más cabrón que el racional en estos casos.

    Menos mal que ya me he borrado el facebook ;O)

    ResponderEliminar
  11. Puff, vaya dilema moral.
    Yo no sabría que hacer pero seguramente sería incapaz de decir que 'no'.
    Tomes la decisión que tomes, estamos contigo.

    ResponderEliminar
  12. Rebe, HOY si me dejas sin palabras... Honestamente, YO tampoco sabria que hacer...

    =S

    ResponderEliminar
  13. Es díficil no implicarse, solo en ti está la respuesta.

    ResponderEliminar
  14. Hagas lo que hagas,haras lo correcto.
    Si aceptas,seguro que la haras muy feliz,enferme o no,esté mucho tiempo aquí o no.
    Y lo más seguro,que tú también te sentiras muy feliz y completa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Pues al final he hecho caso de todos vuestros consejos y como siempre me puede el corazón ahí que me he lanzado, he pensado que al fin y al cabo, a pesar de la cantidad de información que uno va desperdigando por estos espacios uno es dueño de lo que quiere no quiere decir de una misma y que en realidad al facebook lo tengo bastante, bastante olvidado!

    Claro que pienso que tal vez èticamente este actuando mal y traicionando los principios de la profesionales pero ¡qué diablos! al fin y al cabo todos somos humanos, así que creo que en este caso puedo bajar la barrera.

    ResponderEliminar
  16. Ahi esta!! eso te iba a decir..haz lo que en tu interior creas y el resto se unira solo para que tu lo empujes hacia donde desees!!

    ResponderEliminar
  17. Pues yo conociendo mi conciencia hubiera hecho lo mismo que tu. Me hubiera costado much´simo decir que no.

    Besitos!

    P.D: Ya he vuelto...ahora me toca ponerme al día.

    ResponderEliminar
  18. Me parece que en el fondo no somos tan distintas, nos mueve el corazón y esa irremediable manía de no saber decir que no! ay!

    Gabi bienvenida de nuevo!!!

    ResponderEliminar
  19. Bienaventurados los poseedores de grandes y conmovidos corazones, porque ellos heredaran la tierra y los..Tekilas gratis de por vida.

    ResponderEliminar
  20. ja,ja! me quedo sobretodo con lo último: TE-QUI-LA, uummm!!!

    ResponderEliminar
  21. creo que todos te lo han dicho ya.. el corazón puede más que la cabeza...

    besos

    ResponderEliminar
  22. Pues menos mal que te has decidido porque hoy no tendría consejos que darte, es algo un poco complicado.
    Y mira que es raro que yo no tenga algo que decir eh? Estoy en baja forma
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Cuando vas dejando un pedacito de ti en cada entrada del blog es inevitable que alguien vaya recogiendo esos trocitos sobre una mesa y termine por solucionar el rompecabezas que sirve para llegar a la persona que está detrás. Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Pues sí, lo que el corazón te diga.

    Ai que peligroso es el facebook... que nos trae a gente del pasado que no queremos ver...

    ResponderEliminar
  25. Ah, yo estoy en el facebook pero me da miedo entrar, cada día tengo alguna sorpresa con gente que no quiero ni ver. Así que entro poquísimo y solucionado.

    ResponderEliminar
  26. Pues todo mi apoyo vecina con la elección tomada. No era nada fácil. ¡VALIENTE!

    ResponderEliminar
  27. KPA por lo menos en mi caso ¡maldito corazón!

    YANDROS ¡no, no me lo puedo creer que no tengas nada que decir!

    RALPH tienes toda la razón del mundo, debería haberlo pensado antes de meterme en estos lugares, aunque en el caso de la paciente fue mucho más fácil sólo tuvo que leer mi nombre y apellidos en mi tarjeta de identificación.

    MARGARITA yo tampoco lo uso mucho, y tal vez debería tomar la decisión de NADIA y borrarlo, no sé...

    NADIA gracias por el apoyo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …